USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
NIKOLÁI LILIN, Educación siberiana
 

LIBRO (2010)

NIKOLÁI LILIN Educación siberiana

Salamandra

Es un tópico manoseado, pero a veces no hay más remedio que reconocer que, en efecto, la realidad puede acabar pateándole el culo a la más ingeniosa de las ficciones. Sobre todo si perteneces a una extinta casta de criminales siberianos, tu familia tiene por costumbre tener la casa repleta de armas y llevar su historial delictivo tatuado en el cuerpo y antes incluso de presenciar la primera violación en el reformatorio ya manejas mejor la navaja que el yoyó. La ficción, en este caso, se convierte en un musical de Walt Disney y la realidad adquiere la consistencia de un gigantesco témpano de hielo arrojado de cualquier manera sobre Transnistria, un territorio perdido entre Moldavia y Ucrania al que Stalin deportó a los urkas siberianos, una comunidad de criminales “honestos” marcados por un estricto código ético.

Ahí creció Nikolái Lilin (Bender, 1980) y ahí regresa para mezclar sus propias experiencias con las de los ancianos del lugar y derribar a mazazos el muro que separa el bien del mal. Porque, a pesar de todo, los urkas no se consideraban criminales ni terroristas, sino guerrilleros de la libertad. “Unos gozan la vida; otros la sufren. Nosotros la combatimos”, escribe un Lilin que pasó de niño delincuente a soldado en la guerra de Chechenia y de ahí a tatuador profesional, asesor de seguridad y, finalmente, escritor. La literatura fue su coraza ante la violencia, y quizás para devolverle el favor ha querido rescatar la memoria de un pueblo olvidado –de todo lo anterior no queda ya ni rastro– y subrayar con pasmosa naturalidad y toneladas de realismo la importancia de un código criminal en el que tan importante era la venganza como el respeto hacia los mayores.

No faltan en “Educación siberiana” (publicado originalmente en italiano en 2009) escenas escabrosas y momentos espeluznantes, pero lo que aquí tenemos no es un simple inventario de palizas y violaciones, sino un implacable relato de lo que ocurre cuando la violencia se convierte, más que en un medio, en una forma de comunicación idealizada. Al fin y al cabo, un criminal es un criminal. ¿O no?

Etiquetas: 2010
JOE PERNICE, Esta canción me recuerda a mí
Por David Morán
AMÉLIE NOTHOMB, Ordeno y mando
Por Juan Cervera
PAUL AUSTER, 4 3 2 1

LIBRO (2017)

PAUL AUSTER

4 3 2 1

Por David Morán
MARIANA ENRIQUEZ, Los peligros de fumar en la cama
Por Juan Cervera
ALEKSANDR CHUDAKOV, El abuelo
Por Juan Cervera
JIM HARRISON, Dalva

LIBRO (2018)

JIM HARRISON

Dalva

Por David Morán
PATRICK MODIANO, La hierba de las noches
Por Juan Cervera
JAMES SALTER, Todo lo que hay
Por Juan Cervera
DOMINICK DUNNE, Una temporada en el purgatorio
Por Juan Cervera
WELLS TOWER, Todo arrasado, todo quemado
Por Juan Manuel Freire
NACHO CARRETERO, Fariña

LIBRO (2015)

NACHO CARRETERO

Fariña

Por Oriol Rodríguez
KIKO AMAT, Antes del huracán
Por David Morán
FÉLIX ROMEO, Amarillo

LIBRO (2008)

FÉLIX ROMEO

Amarillo

Por Jesús Llorente
HARUKI MURAKAMI, Tokio Blues
Por Sílvia Pons
ALICE MUNRO, Mi vida querida
Por David Morán
VICENÇ PAGÈS JORDÀ, Los jugadores de whist
Por Ruben Pujol
DON WINSLOW, El poder del perro
Por Juan Cervera
CARL FRODE TILLER, Cerco

LIBRO (2016)

CARL FRODE TILLER

Cerco

Por Oriol Rodríguez
JAMES ELLROY, Perfidia

LIBRO (2015)

JAMES ELLROY

Perfidia

Por David Morán
RICHARD FORD, Acción de Gracias
Por Sílvia Pons
TOM PERROTTA, La señora Fletcher
Por Juan Manuel Freire
WILLIAM FINNEGAN, Años salvajes
Por David Morán
Arriba