USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
PAUL AUSTER, 4 3 2 1
 

LIBRO (2017)

PAUL AUSTER 4 3 2 1

Seix Barral

La vuelta de Paul Autser con “4 3 2 1” ha conseguido el premio a mejor libro de 2017 en la votación de los colaboradores de la revista, como queda reflejado en la lista aparecida en el resumen del Rockdelux 368. Se trata de una inmensa y abrumadora novela de iniciación, un millar de páginas que dejan vía libre a cuatro posibilidades “austerianas” en la América de la segunda mitad del siglo XX. David Morán escribió la crítica.

Llevaba años haciéndose el remolón y escurriendo el bulto entre inventarios de cicatrices externas y novelas tirando a convencionales con las que se asomaba a los abismos de la crisis económica, pero basta con zambullirse en las primeras páginas páginas de “4 3 2 1” (“4 3 2 1”, 2017; Seix Barral) para convenir que, en realidad, Paul Auster (Newark, 1947) llevaba años jugando a no ser Paul Auster. Quizá todo obedezca a un plan largamente estudiado o, quién sabe, quizá necesitaba estos siete años de retiro novelesco para reinventarse a lo grande y presentarse en gloriosa versión expansiva, pero lo cierto es que la pirueta es de las que hacen época: un millar de páginas para una novela que, en realidad, son cuatro y con la que el autor de “La trilogía de Nueva York” (1985-1986) sublima su obsesión por el azar y la imprevisibilidad del destino. Dos de los temas sobre los que ha edificado toda su carrera, pero que adquieren aquí tintes épicos: el muy socorrido argumento de “¿qué hubiese pasado si en vez de a) hubiese elegido b) o c) o d)?” transformado en turbina narrativa de una obra con la que el estadounidense se acerca más que nunca a la Gran Novela Americana.

Armado no ya con un bisturí, sino con una cubertería completa, y aparcando la precisión de sus anteriores novelas en pos de una escritura frondosa y envolvente, Auster se multiplica por cuatro para presentar otras tantas versiones de Archibald Isaac “Archie” Ferguson, aspirante a periodista (o a escritor torrencial, o a cinéfilo empedernido, o a autor de best sellers, según el caso y el cauce del relato), en las que el norteamericano se proyecta desde múltiples frentes para centrifugar y reordenar todas las claves de su universo literario. Un entuerto que en realidad no lo es tanto, ya que todo este juego de planos existenciales y multiversos narrativos no es más que un recurso para exhibirse de nuevo como contador de historias mayúsculo y atravesar con cuatro pares de ojos abiertos como platos la América de mediados del siglo XX.

No es casual que Archie, igual que Auster, haya nacido en 1947 y que su periplo avance en paralelo a algunos de los acontecimientos capitales de los cincuenta y los sesenta, anclaje histórico con momentos clave –de las revueltas estudiantiles al asesinato de Kennedy– y con no pocos ecos en este presente generoso en turbulencias y tensiones. Episodios que el autor de “La invención de la soledad” (1982) también vivió de cerca y con los que va moldeando a cada uno de los “Archies” a la espera de que el destino y el juego de personajes repetidos, ecos que viajan de una línea temporal a otra y tramas que desbordan su propio marco espacial, hagan el resto. O, dicho de otro modo, a la espera de que lo que parecen cuatro afluentes que avanzan en paralelo se acaben fundiendo en una inmensa y abrumadora novela de iniciación a cuatro bandas.

VIRGINIE DESPENTES, Vernon Subutex 3
Por David Morán
MARLON JAMES, Breve historia de siete asesinatos
Por David Morán
OSAMU DAZAI, Indigno de ser humano
Por Juan Cervera
BRET EASTON ELLIS, Suites imperiales
Por Juan Cervera
JIM DODGE, No se desvanece

LIBRO (2017)

JIM DODGE

No se desvanece

Por Luis Costa
ALEKSANDR CHUDAKOV, El abuelo
Por Juan Cervera
NICK HORNBY, Juliet, desnuda
Por David Morán
KIKO AMAT, Antes del huracán
Por David Morán
VICENÇ PAGÈS JORDÀ, Los jugadores de whist
Por Ruben Pujol
STEWART HOME, Memphis Underground
Por Laura Sangrà
DONALD RAY POLLOCK, El banquete celestial
Por David Morán
W.G. SEBALD, Austerlitz

LIBRO (2002)

W.G. SEBALD

Austerlitz

Por Ferran Llauradó
SIMON ROY, Mi vida en rojo Kubrick
Por Álvaro García Montoliu
JONATHAN FRANZEN, Libertad

LIBRO (2011)

JONATHAN FRANZEN

Libertad

Por Ruben Pujol
HARRY CREWS, El cantante de gospel
Por David Morán
EDITH PEARLMAN, Visión binocular
Por David Morán
DAVE EGGERS, Zeitoun

LIBRO (2010)

DAVE EGGERS

Zeitoun

Por David Morán
ANNE WIAZEMSKY, La joven

LIBRO (2008)

ANNE WIAZEMSKY

La joven

Por Juan Cervera
EMMETT GROGAN, Ringolevio

LIBRO (2017)

EMMETT GROGAN

Ringolevio

Por Aïda Camprubí
HARRY CREWS, Cuerpo

LIBRO (2011)

HARRY CREWS

Cuerpo

Por Juan Cervera
NAM LE, El barco

LIBRO (2010)

NAM LE

El barco

Por David Morán
WELLS TOWER, Todo arrasado, todo quemado
Por Juan Manuel Freire
TIM O'BRIEN, Persiguiendo a Cacciato
Por Marcos Gendre
Arriba