USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
PETER CAMERON, Algún día este dolor te será útil
 

LIBRO (2012)

PETER CAMERON Algún día este dolor te será útil

Libros del Asteroide

Prepárense para abrazar, darle un buen achuchón, incluso, al bueno de James Sveck, un entrañable y atribulando jovenzuelo neoyorquino de personalidad hermética y estrambóticas ideas. Agárrenlo fuerte, porque él, con su contagiosa melancolía y su exquisita misantropía, es el guía y la brújula por esta hermosa, encantadora y divertida novela con la que Peter Cameron (Nueva Jersey, 1959) añade un nuevo interrogante, uno de los más lúcidos y entretenidos, a ese gran enigma que es la adolescencia.

Porque James, de familia adinerada y gustos refinados, se mueve por ese laberinto que son sus 18 años como quien se abre camino a trompicones en una habitación oscura y a sabiendas de que, por más que encuentre la salida, lo único que le esperan son más preguntas sin respuesta. Piensen en Holden Caulfield y acertarán, sí, aunque el cinismo de Salinger –o de su criatura, que tanto monta– queda aquí arrinconado por la habilidad de Cameron a la hora de trenzar diálogos memorables, componer personajes disfuncionales y, en fin, convertir a James en un ocioso observador de una realidad moteada de galerías de arte, hilarantes seminarios llamados  “El aula americana” y siniestros campamentos filomilitares con lemas como el que da título al libro.

Y por más que “Algún día este dolor te será útil” (“Someday This Pain Will Be Useful To You”, 2007; Libros del Asteroide, 2012) maneje con inusitada soltura y enormes sonrisas todos los mecanismos de la novela de iniciación y dé cobijo a esa desorientación propia de la edad, Cameron también consigue capturar con gran elegancia el estado mental post 11-S y, en fin, poner por escrito la confusión de nuestros días. Y todo mientras vemos a James “rebelándose” contra sus padres y diciendo que no a la universidad, le escuchamos hablar con su lúcida abuela y lo imaginamos desparramado en la entrada de la galería de arte de su madre mascullando cosas como esta: “Si bien no soy un sociópata o un bicho raro (aunque no creo que los sociópatas y los bichos raros se identifiquen a sí mismos como tales), lo cierto es que no me gusta estar con gente”. Lo dicho. Adorable.

AMY HEMPEL, Cuentos completos
Por JuanP Holguera
ANNE WIAZEMSKY, La joven

LIBRO (2008)

ANNE WIAZEMSKY

La joven

Por Juan Cervera
TIM O'BRIEN, Persiguiendo a Cacciato
Por Marcos Gendre
BEN LERNER, 10:04

LIBRO (2015)

BEN LERNER

10:04

Por Juan Manuel Freire
JOE PERNICE, Esta canción me recuerda a mí
Por David Morán
RICHARD BRAUTIGAN, Un general confederado de Big Sur
Por David Morán
PAUL AUSTER, 4 3 2 1

LIBRO (2017)

PAUL AUSTER

4 3 2 1

Por David Morán
CARL FRODE TILLER, Cerco

LIBRO (2016)

CARL FRODE TILLER

Cerco

Por Oriol Rodríguez
VICENÇ PAGÈS JORDÀ, Los jugadores de whist
Por Ruben Pujol
PETER KALDHEIM, El viento idiota
Por Juan Cervera
JUAN PABLO VILLALOBOS, No voy a pedirle a nadie que me crea
Por David Morán
DON DeLILLO, Punto omega

LIBRO (2010)

DON DeLILLO

Punto omega

Por Juan Manuel Freire
CARLOS ZANÓN, Yo fui Johnny Thunders
Por Kiko Amat
VIRGINIE DESPENTES, Vernon Subutex 1
Por Juan Cervera
NAM LE, El barco

LIBRO (2010)

NAM LE

El barco

Por David Morán
KIKO AMAT, Antes del huracán
Por David Morán
RICHARD YATES, Vía revolucionaria
Por Sílvia Pons
SIMON ROY, Mi vida en rojo Kubrick
Por Álvaro García Montoliu
WILLIAM FINNEGAN, Años salvajes
Por David Morán
Arriba