USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

PELÍCULA (2010)

PETER WEIR Camino a la libertad

 

Siete años ha tardado Peter Weir en ofrecer algún tipo de continuación a su excelsa “Master And Commander. Al otro lado del mundo” (2003). Como entonces, lo encontramos empeñado en restituir la dignidad de un cine de aventuras en el que la peripecia externa es el apéndice visible del viaje interior de los personajes y la forma de confrontarlos con sus límites, sus contradicciones, la urgencia de concretar sus potencialidades.

Esa hondura en el retrato de paisajes humanos se concreta esta vez en la puesta en escena de la huida de un grupo de prisioneros de un gulag soviético que en 1941 cruzó cinco mil kilómetros de taiga, estepa, desierto y alta montaña para escapar de la pesadilla estalinista. La tiniebla del lugar al que fueron degradados a menos que hombres y el heroísmo de su escapada es tan evidente que Weir tiene el gusto de no resaltarlo más de lo imprescindible: adopta para ello un modo de narrar muy elíptico, un trazo impresionista aunque lleno de profundidad y un tono general neutro que permite mejor que cualesquiera otros más enfáticos el fluir de la épica.

Cierto que “Camino a la libertad” (2010) no puede plantear esos dilemas entre deberes contraídos con los ideales y deberes hacia los compañeros de travesía, leyes humanas y naturales, que hacía tan rica a su predecesora –a fin de cuentas, nadie discutirá que el gulag es uno de los sumideros definitivos de nuestra historia reciente– y que no llega a la estilización tan bella como verosímil de aquella; que incluso se recrea un poco y se arrima a lo inspiracional en su último cuarto de metraje, pero incluso así alcanza la objetividad y unidad de un gran estilo que lo acerca nuevamente a autores como Herman Melville y Joseph Conrad en vez de al escuálido e infantilizado cine de aventuras del Hollywood moderno. Y que dispongamos de un cineasta capaz de hacer filmes tan adultos y densos en valores sin pontificar ni aburrir no es decir poco.

Etiquetas: 2010
NOAH BAUMBACH, Mientras seamos jóvenes
Por Quim Casas
TODD HAYNES, Carol

PELÍCULA (2015)

TODD HAYNES

Carol

Por Ricardo Aldarondo
SIDNEY LUMET, Antes que el diablo sepa que has muerto
Por Ramón Ayala
CHRISTOPHER NOLAN, Dunkerque

PELÍCULA (2017)

CHRISTOPHER NOLAN

Dunkerque

Por Eduardo Guillot
LEE UNKRICH, Toy Story 3

PELÍCULA (2010)

LEE UNKRICH

Toy Story 3

Por Quim Casas
RUBEN ÖSTLUND, The Square

PELÍCULA (2017)

RUBEN ÖSTLUND

The Square

Por Alejandro G. Calvo
HIROKAZU KORE-EDA, El tercer asesinato
Por Manu Yáñez Murillo
BONG JOON-HO, Parásitos

PELÍCULA (2019)

BONG JOON-HO

Parásitos

Por Juan Manuel Freire
KATHRYN BIGELOW, En tierra hostil
Por Juan Manuel Freire
JACQUES AUDIARD, De óxido y hueso
Por Alejandro G. Calvo
QUENTIN TARANTINO, Django desencadenado
Por Alejandro G. Calvo
RODRIGO CORTÉS, Buried (Enterrado)
Por Xavi Serra
KEVIN MACDONALD, Whitney

PELÍCULA (2018)

KEVIN MACDONALD

Whitney

Por Ricardo Aldarondo
BIGAS LUNA, Bilbao

PELÍCULA (1978)

BIGAS LUNA

Bilbao

Por Pablo G. Polite
MATT REEVES, Déjame entrar (Let Me In)
Por Julián García
ANG LEE, Brokeback Mountain (En terreno vedado)
Por Desirée de Fez
SEBASTIÁN LELIO, Una mujer fantástica
Por Joan Pons
HARMONY KORINE, Spring Breakers

PELÍCULA (2013)

HARMONY KORINE

Spring Breakers

Por Gerard Casau
BAHMAN GHOBADI, Nadie sabe nada de gatos persas
Por Ricardo Aldarondo
ANG LEE, La vida de Pi

PELÍCULA (2012)

ANG LEE

La vida de Pi

Por Joan Pons
LEE CHANG-DONG, Burning

PELÍCULA (2018)

LEE CHANG-DONG

Burning

Por Eulàlia Iglesias
STEVEN SODERBERGH, Behind The Candelabra
Por Àlex D'Averc
ASGHAR FARHADI, Nader y Simin, una separación
Por Beatriz Martínez
Arriba