USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
RICHARD BRAUTIGAN, Un general confederado de Big Sur
 

LIBRO (2010)

RICHARD BRAUTIGAN Un general confederado de Big Sur

Blackie Books

Ocurre, en ocasiones, que uno se zambulle en un libro sin saber muy bien adónde va a ir a parar. No hay guías, ni brújula ni mucho menos migajas de pan que le ayuden a uno a encontrar el camino. Y ocurre, también en ocasiones, que aparecen autores especialmente hábiles a la hora de escatimar argumentos y empujar al lector hasta conducirlo al borde del precipicio. Si han llegado hasta aquí sin despeñarse, sabrán que Richard Brautigan (1935-1984), sobre todo el Brautigan bigotudo y prehippy de “La pesca de la trucha en América” (1967), era especialmente hábil a la hora de transformar sus libros en atropellados relatos que lo mismo se interpretaban como parodias de “En la carretera” de Kerouac que eran recibidos como soplos de bendita locura.

Aparcando por un momento ese descontrol cósmico y siguiendo el orden en que Blackie Books ha empezado a construir su Biblioteca Brautigan, si “La pesca de la trucha en América” fue el primer escalón,  “Un general confederado de Big Sur” es el rellano donde quedarse a vivir una temporada siempre que uno sea capaz de vivir y carcajearse sin parar a la vez.

Porque, más allá de la comicidad absoluta, el primer libro que publicó el de Tacoma –apareció en 1964, tres años antes de “La pesca de la trucha en América”– es también el que mejor condensa el Santo Catecismo Brautiganiano. Esto es: humor de colocón mariano, frases cortas y afiladas, estrafalarias metáforas completamente tronchantes, situaciones disparatadas que poco o nada tienen que ver con el ejército confederado y, sobre todo, personajes memorables. En este caso, el foco sigue inquieto y nervioso a Jesse, el narrador, y Lee Mellon, el presunto descendiente de un general del Ejército Confederado del Sur, mientras guían la narración a trompicones entre borracheras, disparatadas tácticas de asalto, maletines repletos de dólares y secundarios aún más disparatados. De hecho, aquí no importa tanto la trama como la sucesión de momentos desternillantes y dementes, algo de lo que, sin duda, Brautigan sabía un rato.

Etiquetas: 2010
JAVIER VALDEZ CÁRDENAS, Malayerba. La vida bajo el narco
Por Juan Cervera
ALI ESKANDARIAN, Sexo, exilio y rock and roll
Por Juan Cervera
MARLON JAMES, Breve historia de siete asesinatos
Por David Morán
DAVID VANN, Acuario

LIBRO (2016)

DAVID VANN

Acuario

Por Oriol Rodríguez
BEN LERNER, 10:04

LIBRO (2015)

BEN LERNER

10:04

Por Juan Manuel Freire
SIMON ROY, Mi vida en rojo Kubrick
Por Álvaro García Montoliu
WELLS TOWER, Todo arrasado, todo quemado
Por Juan Manuel Freire
STEPHANIE VAUGHN, Alfa, Bravo, Charlie, Delta
Por Marcos Gendre
VIRGINIE DESPENTES, Vernon Subutex 1
Por Juan Cervera
ROBERTSON DAVIES, El quinto  en discordia
Por Gerardo Sanz
BERNARD QUIRINY, Cuentos carnívoros
Por Juan Cervera
NIKOLÁI LILIN, Educación siberiana
Por David Morán
JONATHAN SHAW, Narcisa

LIBRO (2016)

JONATHAN SHAW

Narcisa

Por Juan Cervera
THOMAS PYNCHON, Vicio propio
Por Gerardo Sanz
PETER KALDHEIM, El viento idiota
Por Juan Cervera
TED LEWIS, La ley de Carter
Por Marcos Gendre
JIM HARRISON, Dalva

LIBRO (2018)

JIM HARRISON

Dalva

Por David Morán
ALICE MUNRO, Mi vida querida
Por David Morán
ROBERTO BOLAÑO, 2666

LIBRO (2004)

ROBERTO BOLAÑO

2666

Por Sílvia Pons
VICENÇ PAGÈS JORDÀ, Los jugadores de whist
Por Ruben Pujol
Arriba