×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
RYUICHI SAKAMOTO, La música os hará libres. Apuntes de una vida
 

LIBRO (2011)

RYUICHI SAKAMOTO La música os hará libres. Apuntes de una vida

Altaïr

Aunque no utiliza esa palabra, Ryuichi Sakamoto (Tokio, 1952) se describe, por sus actos, como un rebelde: estudiante revolucionario ávido de manifestaciones, creador inadaptado en los formatos comerciales, sensibilidad desligada de todo compromiso sobre lo que se espera de él. “La música os hará libres” (“Ongaku wa Jiyuu ni Suru”, 2009; en España, 2011), sustancioso libro de memorias fruto de sus entrevistas para la revista japonesa ‘Engine’, describe a un individualista con brotes egocéntricos y en permanente desarrollo que ha contribuido a reducir distancias entre occidente y oriente; ancestros y modernidad; cultura popular y elitista.

Sakamoto realza sus años infantiles, a los que dedica un tercio del volumen. Ya en el bachillerato se enganchó a John Cage y Fluxus, y sintió tal identificación con Debussy que llegó a creerse su reencarnación. La senda de las vanguardias lo llevó a La Monte Young, Terry Riley y Steve Reich (de quienes destaca sus incursiones en músicas no europeas), y por eso, cuando cofundó la Yellow Magic Orchestra en 1978, estaba poco familiarizado con la tradición pop. Pero vio en el grupo una oportunidad para incorporar ideas avanzadas “a la corriente común”. Como cuando aceptó musicar la ceremonia inaugural de Barcelona ‘92.

La fama pop lo violentó. Le apetecía más operar en solitario y reflexionar, por ejemplo, sobre la música y la neurociencia, si bien la llamada de Nagisa Oshima lo encarriló en el cine, medio que le suministró frustraciones: las mutilaciones de su partitura para “El último emperador” (1987), de Bertolucci. El Sakamoto maduro tiene un aspecto de figura zen que, después del 11-S, hurga en el lado oscuro de occidente y busca la pureza entre los bloques de hielo de Groenlandia. Sorprende verlo tan empequeñecido, situando la Naturaleza (en mayúsculas) por encima del hombre. Quizá sea el punto de partida de una nueva música de Sakamoto.

MILES DAVIS, Miles. La autobiografía
Por Ramon Súrio
NEIL YOUNG, Special Deluxe. Mi vida al volante
Por Jordi Bianciotto
CARLOS REGO, Nuevo Rock Americano, años 80
Por Quim Casas
MIGUEL RÍOS, Cosas que siempre quise contarte
Por JuanP Holguera
TOM WAITS / ANTON CORBIJN, Waits/Corbijn.’77-’11
Por Oriol Rodríguez
VIV ALBERTINE, Ropa música chicos
Por David Morán
IAN CURTIS, En cuerpo y alma. Cancionero de Joy Division
Por Juan Manuel Freire
CARLOS PRIETO, Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas
Por Santi Carrillo
RICARDO MOYANO GARCÍA Y CARLOS RODRÍGUEZ DUQUE, Burning. Veneno del rock
Por JuanP Holguera
DANIEL JOHNSTON, Visiones simbólicas
Por Quim Casas
IGNACIO JULIÀ, Estragos de una juventud sónica
Por David Morán
BOB DYLAN, Crónicas. Volumen 1
Por Miguel Martínez
DIEGO A. MANRIQUE, Jinetes en la tormenta
Por Santi Carrillo
SAM SHEPARD, Rolling Thunder: con Bob Dylan en la carretera
Por Juan Manuel Freire
Arriba