×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
SIMON ROY, Mi vida en rojo Kubrick
 

LIBRO (2017)

SIMON ROY Mi vida en rojo Kubrick

Alpha Decay

¿Novela confesional? ¿Teoría del cine? ¿Thriller biográfico? ¿Autoficción? Es difícil quedarse con una etiqueta que haga justicia a “Mi vida en rojo Kubrick” (“Ma vie rouge Kubrick”, 2014; Alpha Decay, 2017) de Simon Roy (Quebec, 1968), un profesor de literatura de instituto que escribió esta brevísima obra durante una huelga estudiantil. Articula el relato a partir de las fascinaciones y los temores que le genera el repetido visionado de “El resplandor” (1980): le gusta decir que ha visto el filme de Stanley Kubrick hasta cuarenta y dos veces, un número que se repite obsesivamente en la película.

A través de sus páginas analiza algunas de sus escenas más míticas –aunque omite la habitación 237, favorita de la conspiranoia, en una decisión que no parece arbitraria– mientras cuenta su trágica historia familiar, en una suerte de autopsicoanálisis que finalmente tiene espeluznantes paralelismos con lo vivido en el hotel Overlook. Lo hace desordenadamente y con un sentido de la tensión narrativa formidable.

Es en este plano más estrictamente personal donde se muestra algo irregular. Muchas veces es capaz de lo mejor, sobre todo a la hora de relatar la brutalidad de la violencia doméstica, pero tropieza en los sensibleros capítulos en los que tiene a su madre en el lecho de muerte (con canción de Sigur Rós incluida). Al apropiarse o adaptar libremente pasajes de la cinta para que encajen con su propia historia, es cuando más lúcido se muestra.

JAMES SALTER, Todo lo que hay
Por Juan Cervera
ROBERTSON DAVIES, El quinto  en discordia
Por Gerardo Sanz
DONALD RAY POLLOCK, El banquete celestial
Por David Morán
NACHO VEGAS, Reanudación de las hostilidades
Por Juan Cervera
ANNE WIAZEMSKY, La joven

LIBRO (2008)

ANNE WIAZEMSKY

La joven

Por Juan Cervera
GEORGE PLIMPTON, El hombre que estuvo allí
Por David Morán
BRET EASTON ELLIS, Suites imperiales
Por Juan Cervera
JONATHAN FRANZEN, Libertad

LIBRO (2011)

JONATHAN FRANZEN

Libertad

Por Ruben Pujol
JIM DODGE, No se desvanece

LIBRO (2017)

JIM DODGE

No se desvanece

Por Luis Costa
TOM PERROTTA, La señora Fletcher
Por Juan Manuel Freire
COLSON WHITEHEAD, El ferrocarril subterráneo
Por David Morán
PATRICK MODIANO, La hierba de las noches
Por Juan Cervera
MARIANA ENRIQUEZ, Los peligros de fumar en la cama
Por Juan Cervera
OWEN JONES, Chavs: La demonización de la clase obrera
Por Víctor Lenore
MATTHEW WEINER, Absolutamente Heather
Por Quim Casas
TED LEWIS, Carter

LIBRO (2017)

TED LEWIS

Carter

Por Marcos Gendre
AMÉLIE NOTHOMB, Ordeno y mando
Por Juan Cervera
ROBERTO BOLAÑO, 2666

LIBRO (2004)

ROBERTO BOLAÑO

2666

Por Sílvia Pons
CARLOS ZANÓN, Yo fui Johnny Thunders
Por Kiko Amat
STEWART HOME, Memphis Underground
Por Laura Sangrà
J. R. MOEHRINGER, El bar de las grandes esperanzas
Por Gerardo Sanz
Arriba