×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
SIMON ROY, Mi vida en rojo Kubrick
 

LIBRO (2017)

SIMON ROY Mi vida en rojo Kubrick

Alpha Decay

¿Novela confesional? ¿Teoría del cine? ¿Thriller biográfico? ¿Autoficción? Es difícil quedarse con una etiqueta que haga justicia a “Mi vida en rojo Kubrick” (“Ma vie rouge Kubrick”, 2014; Alpha Decay, 2017) de Simon Roy (Quebec, 1968), un profesor de literatura de instituto que escribió esta brevísima obra durante una huelga estudiantil. Articula el relato a partir de las fascinaciones y los temores que le genera el repetido visionado de “El resplandor” (1980): le gusta decir que ha visto el filme de Stanley Kubrick hasta cuarenta y dos veces, un número que se repite obsesivamente en la película.

A través de sus páginas analiza algunas de sus escenas más míticas –aunque omite la habitación 237, favorita de la conspiranoia, en una decisión que no parece arbitraria– mientras cuenta su trágica historia familiar, en una suerte de autopsicoanálisis que finalmente tiene espeluznantes paralelismos con lo vivido en el hotel Overlook. Lo hace desordenadamente y con un sentido de la tensión narrativa formidable.

Es en este plano más estrictamente personal donde se muestra algo irregular. Muchas veces es capaz de lo mejor, sobre todo a la hora de relatar la brutalidad de la violencia doméstica, pero tropieza en los sensibleros capítulos en los que tiene a su madre en el lecho de muerte (con canción de Sigur Rós incluida). Al apropiarse o adaptar libremente pasajes de la cinta para que encajen con su propia historia, es cuando más lúcido se muestra.

BRET EASTON ELLIS, Suites imperiales
Por Juan Cervera
DON DeLILLO, Punto omega

LIBRO (2010)

DON DeLILLO

Punto omega

Por Juan Manuel Freire
AMÉLIE NOTHOMB, Ordeno y mando
Por Juan Cervera
JAMES SALTER, Todo lo que hay
Por Juan Cervera
MARLON JAMES, Breve historia de siete asesinatos
Por David Morán
ROBERTO BOLAÑO, 2666

LIBRO (2004)

ROBERTO BOLAÑO

2666

Por Sílvia Pons
HARRY CREWS, El cantante de gospel
Por David Morán
BEN LERNER, 10:04

LIBRO (2015)

BEN LERNER

10:04

Por Juan Manuel Freire
JORDI NOPCA, Vente a casa

LIBRO (2015)

JORDI NOPCA

Vente a casa

Por David Morán
NIKOLÁI LILIN, Educación siberiana
Por David Morán
ALEKSANDR CHUDAKOV, El abuelo
Por Juan Cervera
GEORGE PLIMPTON, El hombre que estuvo allí
Por David Morán
CORMAC McCARTHY, La carretera
Por Miguel Martínez
RICHARD YATES, Vía revolucionaria
Por Sílvia Pons
JAMES ELLROY, Perfidia

LIBRO (2015)

JAMES ELLROY

Perfidia

Por David Morán
SHALOM AUSLANDER, Lamentaciones de un prepucio
Por JuanP Holguera
PHILIP ROTH, La humillación
Por Juan Cervera
CARL FRODE TILLER, Cerco

LIBRO (2016)

CARL FRODE TILLER

Cerco

Por Oriol Rodríguez
JONATHAN FRANZEN, Libertad

LIBRO (2011)

JONATHAN FRANZEN

Libertad

Por Ruben Pujol
J. R. MOEHRINGER, El bar de las grandes esperanzas
Por Gerardo Sanz
HARRY CREWS, Cuerpo

LIBRO (2011)

HARRY CREWS

Cuerpo

Por Juan Cervera
DAVE EGGERS, Zeitoun

LIBRO (2010)

DAVE EGGERS

Zeitoun

Por David Morán
Arriba