USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SERIE TV (2017)

Twin Peaks La invasión de la vanguardia en el mainstream (T3/5-11)

 

(Se puede leer la primera parte aquí (episodios 1-4))

Déjenme exagerar, que esto me está volviendo loco: hay un antes y un después en la historia de la televisión tras la emisión del episodio ocho de “Twin Peaks” (Showtime, 2017; en España, Movistar Series Xtra). El acto terrorista definitivo de un autor, por otro lado, tan dado al cachondeo padre –cada entrega posee, como mínimo, un momento netamente slapstick (por ejemplo, Lucy y su incapacidad para creer en los móviles o Jerry Horne discutiendo con sus extremidades subido de ácido)– como al terror, en cualquiera de sus formas cinematográficas: violento, dramático, psicológico y psicotrónico.

Pero el episodio octavo es otra historia. A un nivel estrictamente argumental, se trataría de la representación del nacimiento del mal en la Tierra –de la misma forma que Terrence Malick representó el nacimiento de la vida en “El árbol de la vida” (2011)–. A un nivel narrativo, estaríamos ante la invasión de la vanguardia experimental cinematográfica dentro de lo que se presupone como una serie mainstream o “para todos los públicos” (aunque sea todo lo contrario). Stan Brakhage, Peter Tscherkassky, Maya Deren, Guy Maddin o el primer Luis Buñuel se cuelan en las imágenes digitales de David Lynch para mayor embolia-fascinación del espectador: minutos y minutos de texturas en disolución, fragmentos estéticos de ritmo asintótico, fugas narrativas extraterrestres. Y, a la postre, una minimal-horror-story“Got a light?”– donde se revientan cabezas y un bicho se cuela en la boca de una joven.

Mientras tanto, la historia sigue en zigzag continuo, dejándonos secuencias memorables: la dulce Candy, vestida de pin-up, intentando cazar una mosca; un camarero barre el suelo del bar en tempo Kaurismaki al ritmo de "Green Onions"; ¿y qué narices es lo que pasa en Buenos Aires? Joder, que esto no acabe nunca.

 

Más allá de la realidad: David Lynch ensanchando sus límites en la tercera entrega de “Twin Peaks”.

 
The Leftovers, El placer de la duda (T3)
Por Juan Manuel Freire
Feud, El abismo de Baby Jane (T1)
Por Quim Casas
Girls, Algunas chicas de hoy en día (T1)
Por Juan Manuel Freire
Fargo, Violencia y absurdo en tierra nevada (T1)
Por Quim Casas
Taboo, Aventura enlodada (T1)

SERIE TV (2017)

Taboo

Aventura enlodada (T1)

Por Quim Casas
Muerte en León, Donde nunca pasa nada
Por Álvaro García Montoliu
Boss, El principio del fin

SERIE TV (2012)

Boss

El principio del fin

Por Juan Manuel Freire
The Deuce, Las esquinas de América (T1)
Por Eduardo Guillot
Twin Peaks, Agárrate los huevos con cinta aislante (T3/12-18)
Por Alejandro G. Calvo
The Night Of, En el sitio equivocado
Por Álvaro García Montoliu
True Detective, Un modelo a seguir (T1)
Por Juan Manuel Freire
Bron/Broen (El puente), Intersecciones (T1)
Por Juan Manuel Freire
The Good Fight, La ley contra Trump (T1)
Por Joan Pons
Cuatro estaciones en La Habana, Policíaco tórrido
Por Marc Muñoz
The Knick, La ciencia intensa de Steven Soderbergh (T1)
Por Juan Manuel Freire
Master Of None, Desde India con amor (T2)
Por Álvaro García Montoliu
Boardwalk Empire, Gánster, gánster (T3)
Por Montse Virgili
Veep, La política como numerito (T1)
Por Juan Manuel Freire
Homeland, Brody, Mathison y el post 11-S (T1,T2)
Por Juan Manuel Freire
Treme, Ciudad herida (T1, T2)

SERIE TV (2011)

Treme

Ciudad herida (T1, T2)

Por Joan Pons
Arriba