USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
VIRGINIE DESPENTES, Vernon Subutex 2
 

LIBRO (2017)

VIRGINIE DESPENTES Vernon Subutex 2

Literatura Random House

Más allá de ese equilibrismo constante entre la provocación y el activismo, entre la incontinencia deslenguada y la literatura de combate, si algo ha conseguido Virginie Despentes (Nancy, 1969) con su serie protagonizada por el calamitoso Vernon Subutex, eco lejano de aquellos noventa hoy revisitados con nostálgica fruición, es convertir el rock’n’roll y sus alrededores en una inmejorable excusa para ofrecer un afilado y demoledor retrato de la alienación social, la desintegración de las expectativas y, en fin, la precariedad emocional y económica como desesperante way of life. Esto, para entendernos, es como si la francesa hubiese arrojado una granada dentro del “Alta fidelidad” de Nick Hornby y anduviese la mar de entretenida recogiendo los restos humeantes mientras las víctimas de la onda expansiva intentan averiguar qué diablos ha pasado.

En esta ocasión, y después de estrenar la trilogía capturando el momento exacto en que la vida de Vernon, ese antiguo vendedor de discos con un imán para las desgracias, empieza a ir de mal en peor, la autora francesa abre plano en “Vernon Subutex 2” (“Vernon Subutex 2”, 2015; Literatura Random House, 2017) y aprovecha que más bajo no se puede caer –Vernon, desahuciado, sobrevive en la calle como buenamente puede– para retorcer un poco más las miserias de esa realidad que se empeña en abatirse a plomo sobre Subutex y su orquesta de coristas.

Una intriga secundaria –dónde están las cintas personales que grabó el fallecido rockero Alex Bleach y, más importante aún, qué diantres dice en ellas– ayuda a tensar la trama, pero lo realmente valioso aquí es ese elenco de personajes repletos de taras que Despentes doblega aún más mientras ahonda con sorna y claridad quirúrgica en las desigualdades de clase, la tiranía de lo digital, el auge de la extrema derecha y el egoísmo como mecanismo definitivo de supervivencia.

STEPHANIE VAUGHN, Alfa, Bravo, Charlie, Delta
Por Marcos Gendre
JAMES ELLROY, Perfidia

LIBRO (2015)

JAMES ELLROY

Perfidia

Por David Morán
DAVID VANN, Acuario

LIBRO (2016)

DAVID VANN

Acuario

Por Oriol Rodríguez
KATE TEMPEST, Cuando la vida te da un martillo
Por David Morán
CARLOS ZANÓN, Yo fui Johnny Thunders
Por Kiko Amat
THOMAS PYNCHON, Vicio propio
Por Gerardo Sanz
ANNE WIAZEMSKY, La joven

LIBRO (2008)

ANNE WIAZEMSKY

La joven

Por Juan Cervera
NAMI MUN, Lejos de ninguna parte
Por Juan Cervera
STEWART HOME, Memphis Underground
Por Laura Sangrà
NACHO CARRETERO, Fariña

LIBRO (2015)

NACHO CARRETERO

Fariña

Por Oriol Rodríguez
ALEKSANDR CHUDAKOV, El abuelo
Por Juan Cervera
ROBERTO BOLAÑO, 2666

LIBRO (2004)

ROBERTO BOLAÑO

2666

Por Sílvia Pons
JOE PERNICE, Esta canción me recuerda a mí
Por David Morán
RICHARD BRAUTIGAN, Un general confederado de Big Sur
Por David Morán
JAVIER VALDEZ CÁRDENAS, Malayerba. La vida bajo el narco
Por Juan Cervera
ZADIE SMITH, Tiempos de swing
Por David Morán
OWEN JONES, Chavs: La demonización de la clase obrera
Por Víctor Lenore
DON DeLILLO, Punto omega

LIBRO (2010)

DON DeLILLO

Punto omega

Por Juan Manuel Freire
KIKO AMAT, Antes del huracán
Por David Morán
VIRGINIE DESPENTES, Vernon Subutex 3
Por David Morán
WILLIAM FINNEGAN, Años salvajes
Por David Morán
JUNOT DÍAZ, Así es como la pierdes
Por David Morán
AMÉLIE NOTHOMB, Ordeno y mando
Por Juan Cervera
Arriba