×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
BOB DYLAN, Canciones-novela y Nobel

BIBLIOTECA POP (2016)

BOB DYLAN

Canciones-novela y Nobel

Por Bob Dylan
JERRY LEE LEWIS, Ardiendo en el infierno
Por Nick Tosches
El espíritu del pop, La música nos hará libres
Por Bob Stanley
JOHN DARNIELLE, Marginado desfigurado

BIBLIOTECA POP (2015)

JOHN DARNIELLE

Marginado desfigurado

Por John Darnielle
IAN CURTIS, El desgarro

BIBLIOTECA POP (2015)

IAN CURTIS

El desgarro

Por Deborah Curtis
KIM GORDON, This is the end

BIBLIOTECA POP (2015)

KIM GORDON

This is the end

Por Kim Gordon
Generación hip hop, La evolución del estilo
Por Jeff Chang
VAINICA DOBLE, A contracorriente

BIBLIOTECA POP (2014)

VAINICA DOBLE

A contracorriente

Por Jesús Ordovás
MICHAEL JACKSON, Fuera de nuestras vidas
Por Barney Hoskyns
YO LA TENGO, La historia de Yo La Tango

BIBLIOTECA POP (2014)

YO LA TENGO

La historia de Yo La Tango

Por Jesse Jarnow
MORRISSEY, El escapista

BIBLIOTECA POP (2014)

MORRISSEY

El escapista

Por Jon Savage
Jamaica sound systems, El principio del reggae
Por Lloyd Bradley
PEDRO SAN MARTÍN, Mi buena vida contigo
Por Rosa Martí
Post-punk, La revolución inconclusa

BIBLIOTECA POP (2013)

Post-punk

La revolución inconclusa

Por Simon Reynolds
MECANO, Mecanosound: los herederos

BIBLIOTECA POP (2013)

MECANO

Mecanosound: los herederos

Por Grace Morales
PINK FLOYD, Soñando música con Syd Barrett
Por John Cavanagh
NICK DRAKE, El espíritu de “Pink Moon”
Por Amanda Petrusich
BOB MARLEY, La historia secreta

BIBLIOTECA POP (2013)

BOB MARLEY

La historia secreta

Por Diego A. Manrique
THE BEACH BOYS, La grabación de “Pet Sounds”
Por Charles L. Granata
DOMINIQUE ANÉ, Vuelta a los orígenes

"Hubo un tiempo en el que se suponía que me iba a llamar Didier, pero mis padres se echaron atrás debido a los consejos de una enfermera, prendada de su sobrino Dominique. Me hubiera gustado conocer a esa mujer para darle un abrazo".

Foto: Òscar Giralt

 
 

BIBLIOTECA POP (2013)

DOMINIQUE ANÉ

Vuelta a los orígenes

La editorial Alpha Decay publicó en España “Regresar”, reflexión autobiográfica de Dominique A(né) en la que el cantautor francés rememora su relación con su ciudad natal (Provins, en el departamento de Seine-et-Marne), donde vivió hasta su adolescencia. Un texto de sensaciones e imágenes evocadoras, aparecido originalmente en Francia en 2012 (bajo el título original de “Y revenir”), que puede disfrutarse en esta edición en castellano con la traducción a cargo de Mercedes Cebrián y el prólogo del escritor y editor Julián Rodríguez. Dominique dio a conocer el libro en Barcelona el 21 de febrero de 2013. Unos días antes, aquí presentamos un avance del texto en primicia.

Nazco una tarde de octubre. Es domingo. Mi padre espera en casa viendo un partido de fútbol en la tele. Hubo un tiempo en el que se suponía que me iba a llamar Didier, pero mis padres se echaron atrás debido a los consejos de una enfermera, prendada de su sobrino Dominique. Me hubiera gustado conocer a esa mujer para darle un abrazo.

Vivimos en la rue des Marais, encima de un colegio. La calle está atravesada por numerosos canales que protegen la zona de las inundaciones. Las paredes se hunden en el agua y las algas se pegan a ellas. Aquí ondea la añoranza de otra época, que brota de las series de televisión que suelo ver. Sin entenderlas todas, me gustan las que transcurren en “tiempos pasados”, porque me hablan de cosas que conozco. Estos tiempos son mi presente, cubierto por el halo del “nunca jamás”. Dejo que tiren de mí hacia atrás sin resistirme, otorgándoles toda mi confianza de niño: no puedo creer que puedan dañarme.

Falta muy poco para que lo vea todo en blanco y negro.

Con un tintineo de campanillas, un polvo de estrellas se disemina sobre una cama de la que sobresalen dos cabezas infantiles. Después, el oso de peluche trepa por la escalera que le lleva a la nube donde le espera el hombre de la arena, y la nube tuerce hacia el fondo de la pantalla como teledirigida sobre unos raíles. Entonces se eleva la melodía compungida de una flauta. Yo me bajo de mi silla y me precipito hacia la cocina, donde le informo a mi madre, que está preparando la cena, de que “ya se ha terminado”.

No hay manera de pasar el mal trago: las cosas terminan. Enseguida fui consciente de ello. Apenas comienza uno a sacarle partido, hay que renunciar. Cuando se produce lo que estaba esperando, anticipo la experiencia del final; adelanto la decepción que trae consigo para así atenuar los efectos. La música de los seriales, con sus acordes menores y sus armonías quejumbrosas, me alienta a hacerlo. Todo es solemne: la piedra de alrededor también me dice que he llegado a un momento en el que “ya se ha terminado”, y en este ambiente debo crecer.

Quizá haya que ser astuto para poner el tiempo a los pies de uno; como ese chico hijo de un carpintero que, tras ser títere, se volvió niño por mediación de un hada, y cuyas aventuras catódicas sigo con pasión. Al no obedecer sino a su instinto, se consagra solo al momento presente; no anticipa nada, el pasado le es indiferente, es libre. Lo paga caro y se vuelve a convertir en pedazo de madera por haber desafiado las prohibiciones del mundo de los adultos. Tras innumerables pruebas, consigue recobrar la forma humana, y en la última imagen del último episodio se le ve correr por una playa, arrastrando a su padre, que apenas puede seguirlo. Un niño entonces puede ser quien dirija la marcha, tirando del viejo mundo tras él. Para eso se requiere mucho valor y yo no estoy seguro de tener tanto. Pero sea cual sea el precio que hay que pagar, parece preferible ser un niño antes que un pedazo de madera.

 
DOMINIQUE ANÉ, Vuelta a los orígenes

Dominique A echa la vista atrás y, con imaginación, evoca su infancia en provincias en este libro reflexivo. Ilustración: Jeff Depner

 

Donde quiera que vaya, desde el momento en que pongo un pie fuera, camino entre los pasos de mi madre. Mi padre está en el colegio, o encorvado por las tardes corrigiendo ejercicios sobre la mesa del comedor. Mamá no trabaja; le ofrecieron dar clases de costura pero tiene miedo de no saber hacerlo. Y además, me tendría que dejar al cuidado de alguien. Ella me lleva por la mañana a la mal llamada escuela maternal, una aflicción cotidiana cuya razón de ser nadie me ha explicado. No acude a mi rescate hasta la tarde, y también acompaña a mi vecino Olivier, cuya madre es profesora de primaria en las clases silenciosas que hay bajo nuestra casa.

De vez en cuando, mi madre me lleva hasta un parque de juegos habilitado alrededor de un caserón antiguo; a uno no le sorprendería ver allí a mujeres de tez pálida bajándose de tiovivos con una sombrilla en la mano. En un estanque flotan dos cisnes: son ellos, estoy seguro, los que figuran en la carátula de un disco propiedad de mis padres. Observo intimidado sus rodeos sobre el agua turbia. Después volvemos a casa; en la escalera, el sonido de nuestros pasos retumba contra las paredes con mosaicos en un eco de iglesia.

Aquí hay iglesias por todas partes. Son viejas, algunas están inclinadas. Al entrar hay que callarse, aunque Dios no exista. Y al salir, una vez fuera, esta todo casi igual de silencioso. La vida muestra un perfil bajo.

La gente parece deberse a este silencio, encerrados como isleños. Provins se les parece: es la ciudad de lo inmutable, de la mermelada de rosas y del lanzamiento de halcones al pie de las murallas durante las fiestas medievales de julio. El alcalde es de los que nos gobiernan desde la noche de los tiempos, como si se tratase de una maldición cuyo final nunca llegásemos a ver. Mis padres votan a los comunistas, como todos los de la familia, y desde muy pronto no puedo concebir que sea de otro modo. En Provins mucha gente es de derechas; incluso el aire que se respira es de derechas.

Durante una jornada de huelga en Francia, acompaño a mi madre a hacer compras. Mientras trabajaba, la charcutera lanzaba comentarios ácidos hacia los huelguistas, galvanizada por su clientela. Entonces oigo la voz de mi madre, febril e impregnada de una cólera que va ascendiendo por momentos. Es una voz que no conozco. Por la tarde, cuando mi madre le cuenta el incidente a mi padre, la cólera sigue intacta. Ese día me doy cuenta de que vivimos en territorio hostil.

Más tarde, durante una tarde electoral, el país cambia de bando. En la calle solo suena el claxon de un coche. Salimos al balcón a saludarlo. Después, nada más. La ciudad hierve de impaciencia.

(Se puede leer la crítica del libro aquí)

Publicado en la web de Rockdelux el 12/2/2013
LOU REED, Sad Song

BIBLIOTECA POP (2012)

LOU REED

Sad Song

Por Carlos Zanón
HARRY CREWS, Gospel y mentiras

BIBLIOTECA POP (2012)

HARRY CREWS

Gospel y mentiras

Por Harry Crews
NACHO VEGAS, El personaje

BIBLIOTECA POP (2012)

NACHO VEGAS

El personaje

Por Carlos Prieto
WILL OLDHAM, Nadie cuidará de ti

BIBLIOTECA POP (2012)

WILL OLDHAM

Nadie cuidará de ti

Por Alan Licht
DEAN WAREHAM, Back In Your Life

BIBLIOTECA POP (2012)

DEAN WAREHAM

Back In Your Life

Por Dean Wareham
THE DOORS, Días extraños

BIBLIOTECA POP (2012)

THE DOORS

Días extraños

Por Greil Marcus
HARRY CREWS, Culto al cuerpo

BIBLIOTECA POP (2011)

HARRY CREWS

Culto al cuerpo

Por Harry Crews
BILL CALLAHAN, Cartas y boxeo

BIBLIOTECA POP (2011)

BILL CALLAHAN

Cartas y boxeo

Por Bill Callahan
SISA, El galáctico autodidacta

BIBLIOTECA POP (2011)

SISA

El galáctico autodidacta

Por Jabier Muguruza
LOS PLANETAS, Un poco de psicodélico

BIBLIOTECA POP (2011)

LOS PLANETAS

Un poco de psicodélico

Por Nando Cruz
MORENTE & LAGARTIJA NICK, Punto Omega

BIBLIOTECA POP (2011)

MORENTE & LAGARTIJA NICK

Punto Omega

Por Bruno Galindo
THE ROLLING STONES, Exilio reeditado

BIBLIOTECA POP (2010)

THE ROLLING STONES

Exilio reeditado

Por Bill Janovitz
THOM YORKE, La encrucijada

BIBLIOTECA POP (2004)

THOM YORKE

La encrucijada

Por Pablo Gil
BJÖRK, El pulso interior

BIBLIOTECA POP (2004)

BJÖRK

El pulso interior

Por Pablo Gil
Arriba