USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
12TWELVE, Nuevo cuarteto catártico

“Nos hemos dado cuenta de que la mejor forma para trabajar es bajo presión, porque el ‘ya se hará’ no nos funciona”, decían los 12twelve en su momento de gloria.

Foto: Misha Kominek

 
 

PORTADA ROCKDELUX (RDL 238)

12TWELVE Nuevo cuarteto catártico

Revisamos el momento en que los barceloneses 12twelve consiguieron ser la portada del Rockdelux 238 (marzo 2006) con esta entrevista de Adrián de Alfonso. Publicaban su tercer álbum, “L'univers”, respaldado de nuevo por Steve Albini. 12twelve volvieron de los estudios Electrical Audio de Chicago con un disco bajo el brazo que miraba a sus predecesores desde una altura difícilmente predecible. 12twelve habían cambiado mucho, más de lo que nadie podía imaginar, y por fin sonaban tan personales, clásicos y experimentales como la música que ellos siempre habían admirado. 12twelve tocaron en todos los festivales de aquel 2006 y parecía que iban a asentarse como banda, pero fue su última obra antes de separarse, final que llegó dos años después.

La publicación del maravilloso “L’univers” (Acuarela, 2006) marca un punto y aparte en la trayectoria del cuarteto barcelonés 12twelve. Atrás queda su debut, “Tears, Complaints And Spaces” (BOA, 2001), y aquel “Speritismo” (BOA, 2003) que grabaron en Chicago junto a un Steve Albini que repite en “L’univers”. El enorme crecimiento musical que Jaume L. Pantaleón (guitarra), José Roselló (batería), Javi García (bajo) y Jens Neumayer (teclados y saxo) vienen experimentando de un tiempo a esta parte bien vale las casi tres horas de animadísima charla que mantuvimos en una chocolatería del centro de Barcelona.

¿Cuánto tiempo habéis invertido en hacer “L’univers”? (Jaume): Nos fuimos con Sole a Estados Unidos en marzo del año pasado, volvimos en abril y en junio salimos de gira por Europa. El disco tenía que estar para septiembre, así que nos quedaban un par de meses y solo teníamos dos o tres canciones. Nos vino bien porque nos dio disciplina para decir: “Tenemos una fecha que cumplir; hay que trabajar”. (Javi): Nos hemos dado cuenta de que la mejor forma para trabajar es bajo presión, porque el “ya se hará” no nos funciona.

“El reto que nos planteamos: queríamos saber si éramos capaces de crear canciones de verdad, de condensar una idea en dos minutos, sin sobras, y acabar cuando no hubiese nada más que decir. En general, ese suele ser el problema de los temas muy largos”
(Jaume)

Cada vez sonáis un poco más accesibles, ¿no creéis? (José): Los conceptos que se barajan en este disco son más radicales que nunca; lo que pasa es que tienen un formato más asequible. Ya no hay desarrollos larguísimos de diez minutos. En cambio, hay temas durísimos como “9è 4º”, que es free jazz a muerte.

Ese tema parece de Derek Bailey. (Jaume): Es totalmente Derek Bailey, sí, sí. (Javi): En el disco hay temas increíblemente radicales, pero no hay distorsión. Hay mucho espacio entre los instrumentos; un espacio gigante, a veces muy denso. (Jaume): Temas como “R2 chapa” o “9è 4º” son lo más radical que hemos hecho en nuestra vida, efectivamente, pero su formato es más digerible porque ese era precisamente el reto que nos planteamos: queríamos saber si éramos capaces de crear canciones de verdad, de condensar una idea en dos minutos, sin sobras, y acabar cuando no hubiese nada más que decir. En general, ese suele ser el problema de los temas muy largos. (José): Siempre en general, ojo... Cuando antes me refería al formato, en ningún momento quería que pareciera que renegaba de haber hecho temas de diez minutos; al contrario. Además, todo es un camino. (Jens): Bueno, yo creo que el primer disco habría sido muy diferente si lo hubiéramos grabado con Steve Albini.

Dirty Three me decían hace poco que, a pesar de ser instrumentales, se consideraban una banda narrativa. Creo que con vuestro último disco ocurre un poco lo mismo. (Jaume): Ese siempre ha sido nuestro reto: ver cómo nos apañamos sin voz. En este disco ha sido más fácil porque todo era más concreto. Y creo que el hecho de que cada vez haya más saxo también tiene mucho que ver con eso. (José): Le hemos dado un planteamiento muy de banda sonora. Por lo menos yo me he volcado mucho en ello, y creo que los demás también. (Jaume): Yo creo que la idea del disco era hacer un “soundtrack”. (José): De tu vida, de la mía, de una situación... El disco tiene muchos trozos evocadores. (Jaume): La gracia de los “soundtracks” son esos pequeños minutos que condensan una emoción o describen muy bien una situación. (José): Entre Jean-Luc Godard y “Harry el sucio”. (Jaume): Sí, una emoción a la que le pones música. Nosotros queríamos que fuera al revés: plantear una situación y un “feeling” muy marcados a partir de nuestra música. Con el primer álbum todo era emotividad y pura energía hacia fuera. Luego, con “Speritismo” fue un poco como mezclarlo todo, juntar partes de miedo con partes más ruidosas... El último disco es como más de viñetas. (José): Hay más planos. (Jaume): Es parecido a una historia. (José): Y el anterior es más de secuencias.

 
12TWELVE, Nuevo cuarteto catártico

Rockdelux 238 (Marzo 2006)

Foto: Misha Kominek

Diseño: Nacho Antolín

 

Las melodías son algo más mediterráneas en cuanto a calidez… (Jaume): Es la primera vez que hacemos un disco en acordes mayores. (José): Tampoco los ritmos y los tempos son los mismos de siempre. (Jaume): No, y quizá suena un poco más… no mediterráneo, pero sí más… (José): Más latino. (Javi): A mí me suena más africano, por cadencias. (Jens): ¡Afro-latino! (Jaume): No sé, pero es verdad que no suena tan sajón y que es más cercano. (Jens): Tiene un punto “laietà” fantástico. (Jaume): Sí, por el saxo. Tiene ese punto de jazz progresivo de los setenta, desde luego. (José): Y estaba totalmente buscado. (Jaume): Hombre, yo no sé si será influencia o no, pero es verdad que con la edad escuchas más cosas de aquí y yo, por ejemplo, he estado muy pillado con Sisa, con Máquina!... y, bueno, pues pensar que son de aquí y que no tienes que ir siempre fuera, pues, hombre…

¿Os cansaréis de Albini alguna vez? (José): En mi caso se me plantea un problema con este tema porque mi sonido ahora mismo es el sonido de batería de Steve Albini. Y, claro, ¿qué hago yo ahora si no podemos grabar con él? (Jaume): Para esta segunda vez queríamos cambiar, por probar un poco. La idea era grabar con Jim O’Rourke, porque somos muy fans, pero cuando nos pusimos en contacto con él nos dijo que estaba hasta las narices de las producciones.

“Yo no sé si será influencia o no, pero es verdad que con la edad escuchas más cosas de aquí y yo, por ejemplo, he estado muy pillado con Sisa, con Máquina!... y, bueno, pues pensar que son de aquí y que no tienes que ir siempre fuera, pues, hombre…”
(Jaume)

¿Qué le explicasteis, que erais una banda de rock haciendo jazz o una banda de jazz haciendo rock? (Jaume): Creo que siempre vamos a ser una puta banda de rock. (José): Pero eso ya por actitud… Tenemos una actitud muy marcada desde siempre, que no es ni chulesca ni tiene nada que ver con ir de estrellas, porque somos la mar de accesibles; somos de la cultura del bolo, de ir a los sitios, de tocar todos juntos, sin monitores. (Jaume): Creo que la actitud está en el escenario, pero, evidentemente, toda la música que se precie tiene ese punto en que los músicos se encuentran y juegan entre ellos. Eso pasa en el rock, en el jazz, en la clásica y hasta en el techno decente.

Si tuviera que definiros actualmente, yo diría que sois más intuitivos que otra cosa… (Jaume): Sí, estoy de acuerdo. O sea, es que el tema no es decir: “Voy a practicar una escala que leí en el ‘Guitar Player’”. No. El tema es: “Voy a meter aquí el dedo a ver cómo suena”… ¡Y suena bien! (risas). ¡Adelante, claro que sí! (José): Además, escuchas mucha música... Todos tenemos o hemos tenido otros proyectos. Hemos ido de gira de aquí para allá, hemos colaborado con un montón de músicos diferentes… Son una serie de cosas que, quieras que no, te hacen aprender. A mí, por ejemplo, si me das una partitura de batería, no tocaré directamente. Tardaré un poquito, pero al final te la sacaré. (Jens): ¡Pues vas a ser el único! (Jaume): Eso a mí de momento no me interesa. Yo me imagino que con los años, cuando esté muy limitado, entonces quizá sí... Pero es que leer música solo sirve para poder tocar algo sin tenerlo que aprender. (José): Sí, lo único que te ahorras son veinte minutos de disciplina. (Jens): Hombre, tampoco es eso… (Jaume): La armonía, por ejemplo, es preciosa. (José): La armonía es importante, sí. (Jaume): ¿Pero quién le decía a Jimi Hendrix que no sabía armonía? El tío no tenía ni puta idea de notas… Yo creo que la armonía la buscas. (José): Claro. Mira las armonías de John Coltrane: son armonías como la copa de un pino, pero completamente personales.

Hablando de John Coltrane, creo que en este disco a veces sonáis mucho a él… (Javi): Yo no lo creo, pero, bueno...

Me refiero a la época anterior a “A Love Supreme” (1965). (Jaume): ¿Tú crees? (Jens): Sí que tiene algo… (Jaume): ¿Dices “Blue Train” y cosas así? Sí, la verdad es que sí. Javi, tú dices que no… (Javi): Hay mucho Coltrane escuchado, pero… (Jaume): Desde luego, yo soy muy fan del Coltrane de “A Love Supreme” para arriba. Lo que pasa es que cuando compones no puedes plantearte hacer algo así porque es imposible. (José): No, pero puedes coger elementos… Esto ya es una cosa personal de cada uno. Igual Javi ha tenido otros referentes, pero yo sí he tenido en mente a John Coltrane en el planteamiento de los ritmos. Bueno, a John Coltrane exactamente no, a Elvin Jones.

 
12TWELVE, Nuevo cuarteto catártico

José Roselló, Jaume L. Pantaleón, Javi García y Jens Neumayer.

Foto: Misha Kominek

 

Al final del disco hay un homenaje encubierto al “Freedom” de Charles Mingus, ese gran blues vocal. ¿Algún día os lanzaréis a cantar? (Javi): Hombre, nosotros empezamos teniendo voz. (José): De todas maneras, creo que nuestro objetivo principal es expandir las posibilidades del grupo a partir de cada uno de nuestros instrumentos. (Jens): Yo espero que algún día llegue… (Jaume): Hombre, no estaría mal hacer algo con un cantante, pero no sé... (Javi): Hace mucho hicimos una versión del tema de la película “Emmanuelle” con Suzette de Les Très Bien Ensemble y la cosa funcionó (fue incluido en el recopilatorio “Aberraciones Telescópicas Vol. 2”, 2003). (Jaume): Quedó muy bien, sí. Recuerdo que allí metimos el saxo por primera vez... Nos encantó. (José): De hecho, aquel fue el primer tema donde incorporamos elementos puramente jazzísticos.

Después de hacer cosas tan poco previsibles como colaborar con Rosa en el disco “De Benidorm a Benicàssim” o tocar junto a un coro de gospel en el ciclo BCM-mp7 del CCCB de Barcelona, se me plantea una duda: ¿qué no haríais nunca? (Javi): Cualquier cosa que no veamos que sea seria. Y, bueno, hay que decir que dentro de la freakada que fue hacer lo de Rosa, la verdad es que quedó muy bien. (Jaume): Quedó lindo, sí. Claro que ahí nos la jugamos un poco. (José): Eso también fue un poco reivindicativo. (Javi): Y nos creó esa expectativa de decir: “¿Vamos a ser capaces de hacer algo bueno?”. (Jaume): Lo importante es romper prejuicios.

“Lo que realmente nos hace pensar que ya vamos controlando los tiempos y sabiendo cómo manejar nuestra música es que casi siempre que estamos ahí arriba con la catarsis sabemos salir del trance todos a la vez. Antes a veces había alguien que se quedaba a su bola y el resto ahí esperando”
(José)

Y tener en cuenta que no todo lo mainstream es una mierda… (Javi): Ni todo lo “underground” es bueno. (Jaume): Claro, no puedes tener dogmas. Todo vale cuando se hace con el corazón y con ganas.

Me da la impresión de que después de tres álbumes por fin sonáis realmente integrados. (Jens): Los temas están más cerrados. (Jaume): Javi mantiene más el ritmo con el contrabajo y marca más las líneas. Ya no es tan explosivo como antes, cosa que nos deja a Jens y a mí un poquito más de libertad. Gracias a él podemos desfasar (risas). (José): Lo de Javi lo he agradecido muchísimo porque la batería y el bajo ahora son mucho más base rítmica que antes. Considero que así aportamos más matices y relieves; es mucho más positivo. (Javi): Bueno, es diferente. (Jaume): Pero, cuidado, porque cuando Javi se pone a hacer ruido sigue siendo una bestia. (José): Antes, aunque todo era muy orgánico y todo fluía, la batería estaba más desnuda. Ahora todo es más compacto, está más empastado. Pero lo que realmente nos hace pensar que ya vamos controlando los tiempos y sabiendo cómo manejar nuestra música es que casi siempre que estamos ahí arriba con la catarsis sabemos salir del trance todos a la vez. Antes, a veces, había alguien que se quedaba a su bola y el resto ahí esperando… Eso ya pasó a la historia. Ahora casi siempre es: “¡Venga!”. Y eso es acojonante. La verdad es que sentirlo es increíble, y todo un lujo del que no disponen todos los grupos.

¿Estáis agotando el ruido como posibilidad? (Javi): Para nada, para nada. A mí me encanta el ruido. (Jaume): Yo ahora ya no hago barreras sónicas de “fuzz”… Como distorsión en plan My Bloody Valentine sí que ha desaparecido, pero creo que ahora estamos entrando en otro tipo de texturas muy diferentes que quizá sean más bestias. (Javi): Yo creo que en este disco se le ha dado mucho respeto al silencio. O sea, el ruido y el silencio van unidos. (Jaume): Exacto. (Javi): En “R2 chapa”, por ejemplo, puedes ver muchos planos, planos con muchos sonidos. Pero siempre hay un espacio. Un espacio lleno de silencio. (Jaume): Y en ese sentido, creo que cada vez nos acercamos más al ruido. (José): Sí, al ruido en su significado más puro. (Javi): Como algo aleatorio. (José): Ya no nos preocupa el efecto, sino el ruido en sí.

Spotify, ¿Universo musical o agujero negro?

PORTADA ROCKDELUX (RDL 321)

Spotify

¿Universo musical o agujero negro?

Por JuanP Holguera
ANOHNI, Zoon Politikón

PORTADA ROCKDELUX (RDL 350)

ANOHNI

Zoon Politikón

Por Ramón Fernández Escobar
ANTONY AND THE JOHNSONS, Just like a woman

PORTADA ROCKDELUX (RDL 270)

ANTONY AND THE JOHNSONS

Just like a woman

Por Pablo Gil
IGGY POP vs. THE WHITE STRIPES, Memorias de Detroit
Por Keith Cameron
NOSOTRÄSH, Cuatro de las grandes

PORTADA ROCKDELUX (RDL 196)

NOSOTRÄSH

Cuatro de las grandes

Por Nando Cruz
NACHO VEGAS, Verdad, moral, fe y otras paradojas

PORTADA ROCKDELUX (RDL 236)

NACHO VEGAS

Verdad, moral, fe y otras paradojas

Por Pablo Gil
THE MAGNETIC FIELDS, L.A. & Psychocandy

PORTADA ROCKDELUX (RDL 258)

THE MAGNETIC FIELDS

L.A. & Psychocandy

Por Ferran Llauradó
ANIMAL COLLECTIVE, A 20.000 leguas

PORTADA ROCKDELUX (RDL 269)

ANIMAL COLLECTIVE

A 20.000 leguas

Por Eduardo Guillot
U2, Eno-rabuena

PORTADA ROCKDELUX (RDL 87)

U2

Eno-rabuena

Por Ricard Robles
LOS PUNSETES, Los buenos salvajes

PORTADA ROCKDELUX (RDL 282)

LOS PUNSETES

Los buenos salvajes

Por Pablo Gil
MERCURY REV, La amistad es lo primero

PORTADA ROCKDELUX (RDL 160)

MERCURY REV

La amistad es lo primero

Por Nando Cruz
EL GUINCHO, El gran salto

PORTADA ROCKDELUX (RDL 265)

EL GUINCHO

El gran salto

Por Jaime Casas
JOANNA NEWSOM, Etérea ambición

PORTADA ROCKDELUX (RDL 248)

JOANNA NEWSOM

Etérea ambición

Por Ramón Fernández Escobar
CHRISTINA ROSENVINGE & NACHO VEGAS, Reunión (vampírica) en la cumbre
Por David Saavedra
APHEX TWIN, ¡Monstruo!

PORTADA ROCKDELUX (RDL 191)

APHEX TWIN

¡Monstruo!

Por Piers Martin
ARCADE FIRE, Cantando después del entierro

PORTADA ROCKDELUX (RDL 228)

ARCADE FIRE

Cantando después del entierro

Por David S. Mordoh
PUBLIC ENEMY, Black & Brain

PORTADA ROCKDELUX (RDL 89)

PUBLIC ENEMY

Black & Brain

Por Miquel Botella
SUFJAN STEVENS, Una nueva era

PORTADA ROCKDELUX (RDL 289)

SUFJAN STEVENS

Una nueva era

Por Ruben Pujol
LEE RANALDO, El tercer nombre

PORTADA ROCKDELUX (RDL 314)

LEE RANALDO

El tercer nombre

Por Jesús Llorente
SURFIN' BICHOS, Posdata de una quimera

PORTADA ROCKDELUX (RDL 240)

SURFIN' BICHOS

Posdata de una quimera

Por Víctor Lenore
TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO, Resistencia

PORTADA ROCKDELUX (RDL 317)

TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO

Resistencia

Por Iago Martínez
R.E.M., Shiny happy people

PORTADA ROCKDELUX (RDL 90)

R.E.M.

Shiny happy people

Por David S. Mordoh
BENJAMIN BIOLAY, Confidencial

PORTADA ROCKDELUX (RDL 279)

BENJAMIN BIOLAY

Confidencial

Por Pablo Gil
Arriba