×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
ALDOUS HARDING, El salto

El segundo (gran) paso.
Foto: Alfredo Arias

 
 

ENTREVISTA (2017)

ALDOUS HARDING El salto

Por muy multitudinarias y grandiosas que sean, las mejores fiestas acaban reduciéndose a la interacción de dos personas en un espacio más o menos reducido. El segundo disco de Aldous Harding, “Party”, cumple esta norma: la neozelandesa se encerró en el estudio con John Parish, productor infalible, para crecer en todas direcciones. Una única etiqueta ya no basta con ella. Víctor Trapero la entrevistó.






“El primer disco era solo voz, guitarra y algo de violín. El segundo sale de un contexto diferente: lo he hecho teniendo mucha más confianza en mi trabajo y siendo mucho más feliz en todos los sentidos. He estado más contenta antes, durante y después, así que esta vez he querido darle un poco más de vida a las nuevas canciones. Se lo merecían, son muy importantes para mí”

Desde aquí, mirando a través de ese filtro obtuso que aporta el hemisferio norte, uno imagina Nueva Zelanda como un territorio instalado en un verano sin fin. La realidad es otra: la ciudad costera donde vive Aldous Harding, Lyttelton, resulta ser un sitio no demasiado caluroso y bastante húmedo, especialmente durante nuestra primavera. La cantautora, nacida Hannah Harding hace 27 años, parece encantada de charlar en la terraza de un bar madrileño en mangas de camisa, aunque reconoce que prefiere viajar por el mundo para cantar sus canciones en lugar de para hablar de ellas. “Esta es la peor parte, con diferencia, de sacar un disco. Pero supongo que todos te dicen lo mismo, ¿no?”, pregunta con cierto tono de culpabilidad. “Espero no ser yo la única persona horrible que odia hacer esto”. A lo que Harding se refiere con “esto” es, en realidad, una experiencia bastante novedosa para ella, consecuencia directa de la profesionalización que ha sufrido su carrera de un tiempo a esta parte. Gajes de fichar por un gigante del mundillo alternativo como 4AD. De la autoedición en su debut, “Aldous Harding” (Lyttelton, 2014), a compartir catálogo con The National o Grimes para el lanzamiento de su segundo álbum, “Party” (4AD-Popstock!, 2017). “Suelo repetirme a mí misma que nada ha cambiado, aunque en el fondo sé que sí lo ha hecho. No es algo tangible, es una presión positiva, una especie de sentido de la responsabilidad que puede ayudar a crear cosas buenas si se enfoca de la forma correcta. Supongo que muchas personas van a escucharme por primera vez ahora. En cierto modo, ‘Party’ es como un segundo debut”.

Conviene, en todo caso, reparar en los nueve cortes que componen “Aldous Harding” si no se ha hecho ya. La escucha de ambos trabajos revela un salto cualitativo espectacular. Como su madre, la canadiense Lorina Harding, Aldous hace lo que podríamos llamar folk, pero ahora es mucho más complicado colocarle una etiqueta. “El primer disco era solo voz, guitarra y algo de violín. El segundo sale de un contexto completamente diferente: lo he hecho teniendo mucha más confianza en mi trabajo y siendo mucho más feliz en todos los sentidos. He estado más contenta antes, durante y después, así que esta vez he querido darle un poco más de vida a las nuevas canciones. Se lo merecían, son muy importantes para mí”. Los arreglos orquestales, los sutiles remaches electrónicos y los coros bien poblados la sacan a empujones del carrito de cantautoras-femeninas-con-guitarra en el que podría haber quedado encasillada. Harding es bastante más que eso. “A pesar de la influencia de mi madre, nunca he escuchado solo música folk. Supongo que es normal que al principio sonara así, porque no era más que una chica joven con una guitarra acústica, pero no he dejado de crecer como compositora desde entonces. No tengo miedo de explorar mis límites. Espero retirarme pudiendo decir que las cosas que he intentado son más que las que me han quedado por intentar”.

“Imagining My Man” –clip dirigido por Charlotte Evans– es una balada sobria y grave que, de repente, sorprende con un coro como de patio de recreo: “Me pareció que podría ser interesante romper la seriedad del tema de esa forma, pero quizá nunca me hubiera atrevido sin la aprobación de John Parish”.





“John Parish fue más que un productor: ayudó a que Perfume Genius colaborara en el álbum y aportó muchísimas cosas. Fue muy fácil trabajar con él porque conectamos enseguida”

Tras esa tarea de ampliación de horizontes se eleva la figura prácticamente legendaria de John Parish, productor de “Party”. El combo, que casi podría dar el pego como abuelo y nieta, pasó un par de semanas grabando en el estudio que Parish tiene en su Bristol natal, allí donde tan a gusto se ha encontrado PJ Harvey unas cuantas veces. “John fue más que un productor: ayudó a que Perfume Genius colaborara en el álbum y aportó muchísimas cosas. Fue muy fácil trabajar con él porque conectamos enseguida. Yo llegué con muchas dudas acerca de si nos iba a dar tiempo a terminar todo a mi gusto, y al final pudimos probar muchas ideas que no estaban previstas. Me dio muchísima confianza que alguien de su experiencia me animara en todo momento”. Un buen ejemplo es el que fue uno de los singles de adelanto de “Party”, la preciosa “Imagining My Man”. Una balada sobria y grave que, de repente, sorprende con un coro como de patio de recreo. “Me pareció que podría ser interesante romper la seriedad del tema de esa forma, pero quizá nunca me hubiera atrevido sin la aprobación de John. Le encantó y acabó insistiendo más que yo en grabarlo así”.

Entre los seducidos por el resultado final está su compatriota Lorde, que compartió “Imagining My Man” en las redes sociales poco después de su estreno, con un piropo en clave millennial: “Esta canción me vuela la cabeza”. La campaña de marketing soñada. “Supongo que he ganado seguidores en Instagram después de aquello, pero no estoy muy pendiente de ese tipo de cosas. Me importa más que una chica tan talentosa como ella aprecie lo que hago; se lo agradezco mucho. Estoy deseando escuchar su nuevo disco. Si alguien fuera a hacerme caso, subiría algún tema suyo a mis perfiles”.

MUJERES, En su sitio

ENTREVISTA (2017)

MUJERES

En su sitio

Por César Luquero
ADRIÀ PUNTÍ, Un pura sangre

ENTREVISTA (2015)

ADRIÀ PUNTÍ

Un pura sangre

Por Alicia Rodríguez
CARLES SANTOS, Disparen al pianista
Por Víctor Lenore
WIND ATLAS, La otredad permitida

ENTREVISTA (2018)

WIND ATLAS

La otredad permitida

Por Aïda Camprubí
BURRITO PANZA, Especialistas secundarios
Por David Morán
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (3ª parte)
Por Santi Carrillo
MYKKI BLANCO, Como guante de seda en puño de acero
Por Aïda Camprubí
THE MOUNTAIN GOATS, El rock que se hizo novela
Por David Morán
TWEEDY, Asuntos de familia

ENTREVISTA (2015)

TWEEDY

Asuntos de familia

Por Eduardo Guillot
SUNN O))), El ministerio del drone
Por Ruben Pujol
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (2ª parte)
Por Santi Carrillo
THE LIMIÑANAS, Adictos a la cultura pop
Por Eduardo Guillot
BRUCE SPRINGSTEEN, ¿Estás hablando conmigo? (y 2ª parte)

ENTREVISTA (2006)

BRUCE SPRINGSTEEN

(y 2ª parte)

Por Phil Sutcliffe
THE WEDDING PRESENT, Guitarras, fútbol y rencor
Por Joan Pons
ZA!, Más drone y menos Prozac

ENTREVISTA (2013)

ZA!

Más drone y menos Prozac

Por Ruben Pujol
AINARA LeGARDON, Culturismo emocional
Por David Morán
LLOYD COLE, Nirvana es un grupo sobrevalorado
Por Víctor Lenore
EXPLOSIONS IN THE SKY, Lampedusianos
Por Ruben Pujol
BONNIE PRINCE BILLY, El cantante

ENTREVISTA (2009)

BONNIE PRINCE BILLY

El cantante

Por Juan Monge
BOBBY WOMACK, Fénix de alma digitalizada
Por Ramón Fernández Escobar
NACHO CASADO, El cambio tranquilo

ENTREVISTA (2018)

NACHO CASADO

El cambio tranquilo

Por Rubén Izquierdo
NATALIE PRASS, El empleo del tiempo
Por Eduardo Guillot
BLACK YAYA, El narrador vudú

ENTREVISTA (2015)

BLACK YAYA

El narrador vudú

Por David Saavedra
Arriba