USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
ALGIERS, Une y vencerás

Lee Tesche, Franklin James
Fisher y Ryan Mahan:
plegarias revolucionarias.
Foto: Alex de Mora

 
 

ENTREVISTA (2015)

ALGIERS Une y vencerás

Con retazos de diversos movimientos culturales del pasado y una fuerte y visceral conciencia política, Algiers reformularon la música politizada y crearon un nuevo sonido que se podría definir como “protest góspel post-punk”. En su álbum homónimo de debut, el trío se mostró inteligente, feroz y muy inspirador, como también comprobó David Saavedra en esta entrevista.

Todo lo que necesitas saber sobre Algiers está contenido en su excelente página web: un exhaustivo compendio de artículos, enlaces y mixtapes que, de modo más o menos desordenado, representan un recorrido por los activistas políticos, artistas o músicos que les han influido. La idea parece clara: definir mediante el trabajo ajeno quiénes son y qué buscan, además de ofrecer herramientas para que sus seguidores investiguen más por su cuenta.

“La división entre razas y géneros, pero también entre estilos musicales, es uno de los aspectos que utiliza el poder para acrecentar las diferencias entre la clase dominante y la trabajadora”
(Ryan Mahan)

“Una de las prioridades de Algiers era, sin sonar pomposos o pretenciosos, dar voz a referencias que conforman nuestro origen. Todo lo que hacemos está acreditado en el sentido de que nada viene de la nada, y queremos mostrar eso transparentemente. Una de las cosas importantes de hacer música en nuestro período cultural es que todo se puede hiperenlazar, y seguir unos referentes a través de otros”, explica Ryan Mahan, bajista de la banda que completan Franklin James Fisher (voz y guitarra) y Lee Tesche (guitarra).

En su álbum de debut, también titulado “Algiers” (Matador-Popstock!, 2015), el trío traza un itinerario por la historia del colonialismo y la represión violenta y, en paralelo, lo hace con gran parte de la historia de la música política, comenzando en los cantos espirituales de los esclavos afroamericanos del siglo XIX y pasando por el góspel, el blues, el soul y el funk comprometidos de los años sesenta y setenta, pero también por el post-punk, la no wave, el gótico industrial, el hardcore, el hip hop y la música electrónica.

Algiers conectan elementos que casi nadie se atrevía a relacionar, creando un nuevo sonido que, por inclusivo, se vuelve completamente revolucionario. En una conversación telefónica a cuatro bandas, los miembros del grupo se alegran de oír eso: “Realmente has dado en el clavo. Nos gusta hacer que la conexión sea algo muy visible y encapsular todo eso dentro de la forma de una canción antiestablishment. La división entre razas y géneros, pero también entre estilos musicales, es uno de los aspectos que utiliza el poder para acrecentar las diferencias entre la clase dominante y la trabajadora”.

El vídeo de “Blood”, dirigido por Lamb & Sea, con el espíritu de la revuelta y plagado de iconos.

El “Une y vencerás”, pues, se presenta como una de las grandes ideas-fuerza que articula todo el discurso del grupo. Pero también hay contradicciones. A lo largo de los textos de Fisher se percibe la idea de que tantos siglos de sangre derramada en la lucha contra la esclavitud no han servido de nada. La opresión ha adoptado otras formas, pero sigue ahí. Parece una losa excesivamente determinista, ¿tal vez desesperanzada? “Nosotros intentamos ocupar espacios de la forma más estruendosa posible para que algo cambie”, reflexiona él. “Es difícil ser positivo en las canciones, porque hay demasiada mierda alrededor”. Mahan matiza que “al adentrarse en el terreno de la historia y la memoria, la experiencia puede ser realmente melancólica”, pero aboga por construir una música que busque una salida respecto a eso y “trascender el punto de vista individualista para crear una acción política real. Te remites a tu experiencia para luchar por la siguiente generación, no para buscar consecuencias inmediatas en el plano individual. Tenemos que ir más allá de esa mentalidad”, recalca.

“Nosotros intentamos ocupar espacios de la forma más estruendosa posible para que algo cambie... Es difícil ser positivo en las canciones, porque hay demasiada mierda alrededor”
(Ryan Mahan)

Los componentes de Algiers no son unos recién llegados. Sus dos miembros blancos crecieron juntos en Atlanta y tocaron en varios grupos de escasa relevancia. Mucho después conocerían a Fisher. “Los tres conectamos con muchas cosas, pero especialmente con la música, así que siempre quisimos crear y tocar juntos. Luego conocimos a Matt Tong y le propusimos incorporarse como batería en los directos. Él toca en otra banda, que todavía sigue en activo, y tiene mucha más experiencia, ha vivido el mundo del rock de otra manera”. El grupo del que ocultan el nombre, curiosamente, como jugando a que el entrevistador no lo sabe, es Bloc Party.

Por circunstancias laborales, familiares y académicas, se han visto forzados a trabajar a distancia desde el comienzo. El vocalista vive en Nueva York y el resto de miembros en Londres, aunque dicen que no les importa demasiado y que operan muy a gusto vía internet. “El elemento visual y el concepto lírico estaban establecidos previamente a que tocásemos una sola nota”, explica Tesche. “Luego imaginamos cómo crear una banda sonora para ello, para nuestros sentimientos e ideas políticas y filosóficas, y todo se fue desarrollando orgánicamente”.

Desde la formación del grupo en 2007 y durante mucho tiempo, Algiers existió solamente como ese concepto, tomando forma con mucha lentitud y sin expectativas de llegar a convertirse en una banda propiamente dicha. En 2012 publicaron su primer single con Double Phantom Records, “Blood” / “Black Eunuch”, y en 2013, “Claudette”. Sería al año siguiente cuando Matador los contrataría. “Nunca nos imaginamos que llegaríamos a grabar un álbum”, confiesan. Pues ahí está, afortunadamente, ya que es uno de los discos que marcará este año y, quién sabe, tal vez la década. 

VINICIO CAPOSSELA, En Grecia

ENTREVISTA (2015)

VINICIO CAPOSSELA

En Grecia

Por Ramon Súrio
JEFFREY LEWIS & THE JUNKYARD, Producciones animadas
Por David Morán
DEAD CAN DANCE, La estación de la cosecha
Por Jordi Bianciotto
MARK EITZEL, Nubes y claros

ENTREVISTA (2017)

MARK EITZEL

Nubes y claros

Por Eduardo Guillot
SRASRSRA, Teoría y práctica del mojo
Por Iago Martínez
LOQUILLO, Desbocado y fuera del toril
Por Miquel Botella
THE xx, El enigma no existe

ENTREVISTA (2009)

THE xx

El enigma no existe

Por Ruben Pujol
KATE TEMPEST, Vidas cruzadas

ENTREVISTA (2017)

KATE TEMPEST

Vidas cruzadas

Por Llorenç Roviras
LEÓN BENAVENTE, Juegos (premiados) de la edad tardía
Por David Saavedra
IGNACIO JULIÀ, Las tomas falsas de Sonic Youth
Por Santi Carrillo
FKA TWIGS, Personalidad y misterio
Por Pablo Gil
JUAN MONEO "EL TORTA", El cante que asusta a la gente
Por Luis Troquel
BEACH HOUSE, Mirar atrás, mirar adelante
Por Ramón Fernández Escobar
GREGORY PORTER, Be water, my friend
Por Oriol Rodríguez
MOMUS, El dedo en el ojo

ENTREVISTA (2009)

MOMUS

El dedo en el ojo

Por Víctor Lenore
KING MIDAS SOUND & FENNESZ, 3 + 1 = 1
Por Carles Novellas
TWEEDY, Asuntos de familia

ENTREVISTA (2015)

TWEEDY

Asuntos de familia

Por Eduardo Guillot
THE WEDDING PRESENT, Guitarras, fútbol y rencor
Por Joan Pons
ANOUSHKA SHANKAR, El viaje flamenco
Por Ramon Súrio
SEAN NICHOLAS SAVAGE, Club Tropicana
Por Llorenç Roviras
TIRZAH, Esa extraña devoción

ENTREVISTA (2018)

TIRZAH

Esa extraña devoción

Por Álvaro García Montoliu
SUEDE, Reflexiones de duermevela

ENTREVISTA (2016)

SUEDE

Reflexiones de duermevela

Por Marcos Gendre
Arriba