USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
ANA BÉJAR, Rehaciendo el camino

Retomando lo andado.
Foto: Marine de Lafregeyre

 
 

ENTREVISTA (2016)

ANA BÉJAR Rehaciendo el camino

Con una extensa carrera a sus espaldas –formó parte de Usura y Orlando–, Ana Béjar se estrenó en solitario con “The Good Man” (2016), trabajo con el que sacó partido a su faceta de compositora y letrista –al margen de su trayectoria musical, ha destacado como poetisa– para entregar un EP con el que volvió a empezar, fijando su mirada en algún lugar entre la vanguardia y el pop. Rubén Izquierdo la entrevistó.

Que la coletilla “primer disco en solitario” no lleve a confusiones: la enjundia del EP de cinco temas “The Good Man” (Luscinia, 2016) va más allá de la anécdota y funciona como un preciso “volver a empezar” para la artista jerezana. “He seguido escribiendo y llevando canciones al directo en solitario o acompañada por algún músico, por lo que al final era inevitable darle una salida física”, apunta sobre este, para muchos, inesperado debut en solitario.

“He seguido escribiendo y llevando canciones al directo en solitario o acompañada por algún músico, por lo que al final era inevitable darle una salida física”

El resultado es “The Good Man”, trabajo con el que arranca el periplo de Ana Béjar en Luscinia, sello al que llegó casi por casualidad a través del músico Carlos Suero. “Me habló del sello y envié las canciones por probar. Mi sorpresa vino cuando Sarah Vacher, su principal responsable, me contestó diciéndome que conocía muy bien mi obra; años atrás, en la etapa de Orlando, habíamos hablado largo y tendido en una entrevista que me realizó”. Una señal halagüeña de la cálida acogida conseguida aquí.

Superada la época de Orlando, “The Good Man” llega como un trabajo sincero en el que cada tema ocupa su propio espacio en la grabación. “No creo que ninguno de los cortes defina la esencia del disco: cada uno aporta diferencias de contenido, de estructura o de temática”, lo que lo convierte en un bonito abanico de sensaciones que abrigan su retorno. En esta nueva aventura han acompañado a Ana músicos próximos a su universo como Jesús Martínez, Pablo Zúñiga y Alfonso H. Trancón. “Jesús es, de hecho, una parte importantísima en el disco. Sus arreglos son exquisitos y ha participado en la composición de ‘In The Parlour’”, la canción con la que retomaba su carrera.

"In The Parlour" es la canción que abre el disco de Ana Béjar "The Good Man" (Luscinia Discos, 2016; aunque figura 2015 en el copyright): cinco canciones que recuperan el rock narcótico de Mazzy Star.

El EP llega con las expectativas propias de quien firmó en el pasado capítulos apasionantes dentro del indie estatal. “La acogida ha sido muy cálida, sobre todo teniendo en cuenta que era la primera vez que firmaba con mi nombre. Para ser la primera vez que hago las cosas por mi cuenta estoy percibiendo curiosidad y respeto por mi trabajo”, algo a lo que se ha enfrentado con el feedback adquirido de sus años en Orlando y Usura. “En Usura tenía solo 18 años y de golpe me vi editando en un sello como Elefant”, rememora sobre sus primeros pasos en la música, con los que contribuyó a sentar las bases del indie estatal. “Recuerdo el entusiasmo, la energía y la ingenuidad del momento, las ganas de hacer cosas con las que contrarrestábamos la inexperiencia que teníamos por entonces”, a lo que sumaron empuje y determinación. “Teníamos ganas de romper con el tedio musical que nos envolvía en aquel momento (posterior al fin de la movida). Aquello dejó tras de sí varios años de sequía y pocos grupos que fueran de mi interés, salvo contadas excepciones como Vancouvers, El Pecho de Andy o Cancer Moon”.

“Teníamos ganas de romper con el tedio musical que nos envolvía en aquel momento. Aquello dejó tras de sí varios años de sequía y pocos grupos que fueran de mi interés, salvo contadas excepciones como Vancouvers, El Pecho de Andy o Cancer Moon”

De aquella época se queda con el espíritu pionero. “Construimos una escena, de eso no teníamos ninguna duda. Éramos conscientes de ello cada vez que llamábamos a una sala para tocar, acudíamos a una emisora de radio o contactábamos con otras bandas interesantes para compartir escenario”. Una consciencia que provenía, en parte, del solar con el que se encontraron al llegar. “Nos sentimos como el hermano mayor que tiene que comenzar a abrir el camino, para derribar prejuicios y para que se confiase en las bandas con el fin de programar conciertos y festivales”. De aquella rutina surgió el Noise Pop, festival itinerante con el que se consiguió reunir a cuatro grupos alternativos (El Regalo de Silvia, Penelope Trip, Usura y Bach Is Dead), “la antesala de muchas cosas que llegarían luego”. Para Béjar, de hecho, aquel festival fue “la semilla de la que germinó lo que vendría después”, poniendo como ejemplo el concierto que montaron en Sevilla, al que acudieron J y Florent “cuando todavía no tenían ni siquiera nombre para su banda recién formada, Los Planetas”.

“Parece que ahora tu recorrido vital o profesional importa menos”, reflexiona sobre los nuevos hábitos de consumo en la música surgidos entre la década del adiós de Orlando y la publicación de “The Good Man”. “Como consumidores de información en internet, hemos dejado de confiar en la rigurosidad en la información”. Una losa que afecta tanto al periodismo, “que pierde credibilidad”, como al músico, “que necesita un periodismo de buena calidad que divulgue nuestro trabajo”. Los rituales de antaño –alude a las cintas de casete, “que reparaba con celofán”– generaban “una relación profunda, de amor ciego, en la que te entregabas al crítico y su reseña”. Aquello, a pesar de todo, te daba una proximidad mayor. “Sentías de cerca a las bandas, cumplías un ritual”, perdido ahora ante el clic virtual. “Es probable que se haya devaluado la música grabada en favor de las actuaciones en vivo”, un cambio de tendencia inevitable en el que sobreviven, en fin, canciones como las aquí interpretadas.

SRASRSRA, Teoría y práctica del mojo
Por Iago Martínez
BLACK YAYA, El narrador vudú

ENTREVISTA (2015)

BLACK YAYA

El narrador vudú

Por David Saavedra
ELLIOTT MURPHY, La noche americana
Por Jordi Bianciotto y Miguel Martínez
BALAGO, Humanos frente al precipicio
Por Donat Putx
ANDREW BIRD, Se pone serio

ENTREVISTA (2016)

ANDREW BIRD

Se pone serio

Por Xavier Gaillard
LOS LOBOS, Licántropos devoradores de raíces
Por Miquel Botella
RON SEXSMITH, La presión financiera existe
Por Nando Cruz
THOMAS KÖNER, Borroso

ENTREVISTA (2012)

THOMAS KÖNER

Borroso

Por Llorenç Roviras
FLAMARADAS, Mira a tu alrededor

ENTREVISTA (2015)

FLAMARADAS

Mira a tu alrededor

Por César Luquero
PXXR GVNG, Arriba las manos

ENTREVISTA (2015)

PXXR GVNG

Arriba las manos

Por Jesús Llorente
COLA JET SET, ¿Apocalipsis pop?

ENTREVISTA (2016)

COLA JET SET

¿Apocalipsis pop?

Por Marcos Gendre
GABINETE CALIGARI, El diseño de la soledad
Por Diego A. Manrique
ELSA DE ALFONSO Y LOS PRESTIGIO, Iconos
Por Marta Salicrú
JULIO BUSTAMANTE, Brisa vespertina
Por Eduardo Guillot
SUNN O))), El ministerio del drone
Por Ruben Pujol
NACHO VEGAS, Hablando del asunto (y 3ª parte)
Por Santi Carrillo
LORENA ÁLVAREZ, Ella quiere su rumba
Por Víctor Lenore
WILD BEASTS, Hacia la oscuridad

ENTREVISTA (2016)

WILD BEASTS

Hacia la oscuridad

Por JuanP Holguera
LEONARD COHEN, El arte del susurro
Por Diego A. Manrique
SAMPHA, A solas consigo mismo

ENTREVISTA (2017)

SAMPHA

A solas consigo mismo

Por Víctor Trapero
MAX RICHTER, El cielo es el límite
Por Juan Manuel Freire
KING CREOSOTE, Huir del cinismo sin dejarse de gaitas
Por Ramón Fernández Escobar
PONY BRAVO, Contra el mimetismo

ENTREVISTA (2010)

PONY BRAVO

Contra el mimetismo

Por Gabriel Núñez Hervás
Arriba