USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
ANDY MOOR, The Ex

“Ahora sobre todo oigo música africana. Apenas entiendo alguna letra. Como oyente, nunca busco explícitamente letras políticas. Mis oídos me orientan primero a lo musical”.

 
 

ENTREVISTA (2007)

ANDY MOOR The Ex

Los holandeses The Ex son, además de una leyenda, una escuela de música y valores. Llevan más de treinta años siendo un ejemplo ético de comportamiento y se han convertido en un modelo para montones de bandas que aspiran a seguir sus enseñanzas de autogestión. Lean esta entrevista de Víctor Lenore –publicada en la antigua sección de Rockdelux Truco o Trato– con Andy Moor, su guitarrista, y se convencerán.

“Me llamo Andy Moor. Nací en Londres en 1962. Llevo veintisiete años en la banda holandesa The Ex. Creo que lo que nos ha mantenido tanto tiempo juntos es nuestra fidelidad al ‘hazlo tú mismo’. Todo lo organizamos nosotros. Siempre nos movemos con presupuestos de bajo coste. Decidimos previamente cuántos conciertos vamos a tocar cada año. Suelen ser unos sesenta o setenta porque nadie en el grupo quiere pasar dos meses enteros en una furgoneta tocando cada noche las mismas canciones. Si me atreviera a dar un consejo a una banda que comienza, sería este: no te quemes dando demasiados conciertos”.

“El problema de trabajar con una compañía multinacional es que el artista no sabe en qué se acaba gastando la mayor parte del dinero que genera. Hay mucho despilfarro. Eso vuelve loco a cualquiera. Además, ellos te imponen su idea de éxito. Te sueltan una cifra de ventas y si no la cumples, no vales. Muchas bandas jóvenes con talento se sienten fracasadas sin serlo. Nosotros vendemos, como máximo, tres o cuatro mil copias de cada álbum. Es menos de lo que la gente imagina. Vivimos de los directos. No salimos de gira a promocionar un disco, sino a compartir nuestra música. Los compactos son para quien necesita llevarse algo extra a casa. Si este modelo se impusiera, las discográficas no durarían ni un año”.

“Normalmente, tardamos dos o tres meses en crear cada nuevo repertorio de

canciones. Luego necesitamos tocarlas en directo seis meses hasta que sentimos haber aprendido lo que hemos compuesto. En cada nuevo ensayo o concierto las ajustamos, aunque sea muy poco. También nos gusta encontrar el orden perfecto para los directos”.

“Una vez pasado esto, nos metemos con la siguiente colección de canciones. No es la situación ideal para nuestros seguidores porque abandonamos el repertorio justo cuando mejor lo interpretamos. Por eso, es muy raro que el público cante en un concierto de The Ex. No le damos tiempo. En la mayoría de los directos tocamos material nuevo”.

“El último libro que me dio que pensar fue ‘Cassavetes por Cassavetes’. Es una recopilación de entrevistas con el director estadounidense. Le doy vueltas, por ejemplo, a estas frases: ‘La gente piensa que dejo hacer a cada actor lo que le da la gana. No es así. Uso un guión cuidadosamente escrito. Lo que se improvisa son las emociones. También las reacciones. Una vez que el guión está fijado, se puede improvisar con más libertad. La actuación es vital: a veces, el comportamiento de un actor me hace cambiar el guión para no aprisionar las emociones que ha expresado’. Intento imaginar cómo aplicar esto a un contexto musical. Sería genial no interpretar, sino sentir las emociones de cada pieza que tocas”.

 
 
ANDY MOOR, The Ex

“Muchas bandas jóvenes con talento se sienten fracasadas sin serlo. Nosotros vendemos, como máximo, tres o cuatro mil copias de cada álbum. Es menos de lo que la gente imagina. Vivimos de los directos”.

 

¿Qué discos tiene preparados The Ex para los próximos meses? Estamos preparando un disco que capture nuestro directo de este año y queremos hacer un álbum con canciones africanas, aunque esto nos llevará bastante tiempo.

De eso quería hablar. En las entrevistas antiguas que he leído os preguntaban bastante sobre el “hazlo tú mismo” y el hardcore, pero casi nunca sobre música africana. Lo que me interesa es cómo os metisteis y qué artistas de ese continente os engancharon primero... Llevamos veinte años escuchando música africana. Nos influyó mucho un disco de grupos sudafricanos llamado “Soweto”. También clásicos como el “Black President” de Fela Kuti, el “Juju Music” de King Sunny Ade y un disco doble de música tradicional de Malawi que encontramos en un museo de Berlín. También la serie de grabaciones de música africana que el musicólogo Hugh Tracey hizo de Michael Baird, un batería nacido en Zambia. Ahora las ha reeditado el sello Sharp Wood. Podría empezar y no parar: me vienen a la cabeza cosas de Thomas Mapfumo de Zimbabue, “Kaivaska” de la Orchestra Super Mazembe de Congo, “Umbaqanga” de los sudafricanos Zulu Jive y “Songs From Kampala”, una colección de canciones pop ugandesas de los años sesenta editadas por el increíble sello Original Music de John Storm Roberts.Además, están los conciertos. Por ejemplo, me impactaron mucho Konono Nº 1 al principio de su carrera, cuando usaban unos amplificadores de guitarra muy distorsionados, tres bailarines fantásticos, percusión con tapacubos y también engranajes de coche. Mahmoud Ahmed me noqueó varias veces, lo mismo que Franco y Ali Farka Touré. También he disfrutado con artistas como Mohammed Jimmy y con músicos azmaris desconocidos que tocan en bares pequeños de Addis Abeba. La lista es interminable...

¿Cuál es la última gran canción política que has escuchado? Ahora, sobre todo, oigo música africana. Apenas entiendo alguna letra. Como oyente, nunca busco explícitamente letras políticas. Mis oídos me orientan primero a lo musical. Si la letra es buena, es un extra (sea política o no). Disfruto mucho de canciones dancehall y de hip hop que tienen letras de vergüenza ajena. Nuestras motivaciones para tocar han cambiado mucho. La política explícita está principalmente en la sección de enlaces de nuestra web. Chumbawamba decían que su música era un medio para difundir su mensaje. Querían llegar al máximo número de gente posible y tuvieron bastante éxito. Nosotros, en cambio, intentamos comunicar energía e ideas a quien quiera escucharnos, aunque el número no sea grande. La música no es un medio, sino un fin. Mi mayor placer es ver a la gente bailando o en cualquier estado distinto de la normalidad. Esa es la razón por la que compro entradas para conciertos. Como nuestras letras tienen un mensaje fuerte, la prensa asume que somos un grupo político. Vale, nacimos ligados a los centros sociales ocupados, no somos “entertainers”, pero muchas veces se olvidan de que hacemos música.

Habéis colaborado con decenas de artistas muy diferentes. Háblame de los experimentos que hayan salido mal. Aquí no mencionaré nombres. Ha habido un par de colaboraciones que, sin salir fatal, no han cuajado. Cuando dos músicos se juntan para tocar, sienten pronto si va bien o va mal. En el segundo caso tienden a cerrase. Cuando esto pasa es complicado remontar. Hay dos tipos de cabezonería en los músicos: una que funciona y otra que cierra puertas. La que funciona es la que representa Han Bennink. Cuando toca y está concentrado, es brutal: se deja llevar, o hace círculos, o se enfrenta al sonido... Todo se convierte en un juego loco, y la música que estás generando te puede descolocar. Ser sorprendidos por nuestra propia música es uno de nuestros motores. La cabezonería mala consiste en no salirte de tu carril. Aunque, dicho esto, reconozco que gran parte de mi música preferida está hecha por artistas que jamás salieron de su tradición musical.

Como persona que se declara abiertamente de izquierdas, ¿qué conflictos y movimientos sociales te interesan más ahora mismo? Cada vez estoy menos centrado en movimientos sociales y más en comprender qué pasa realmente en el mundo. Para conseguir entenderlo de verdad, tendría que abandonar la música y dedicarme a leer y a viajar a tiempo completo. Ahora viajo para tocar; me muevo en un circuito muy cerrado, que es la escena musical de cada país que visitamos. Cuanta más información reúno, cuanto más escucho a gente diferente, más me asusta lo que descubro. Nos dirigimos a gran velocidad contra la pared. Creo que en los próximos veinte años habrá una guerra en este planeta. De un lado estarán los mil millones de personas que usan gasolina en sus coches, ya sea combustible o biocombustible. De otro lado estarán los dos mil millones que no tienen suficiente para comer. Pronto descubrirán que los campos donde cultivaban su comida están siendo explotados para producir biocombustible. En Occidente creemos estar haciendo algo ecológico, pero a la larga privaremos a mucha gente de agua y comida. También estoy obsesionado con las cifras de población. Cada año hay ochenta millones de personas más en el planeta. Es algo que no se debate suficientemente. Además, también cada año la gente quiere consumir más que el anterior. Esto solo puede acabar en lágrimas. En general, soy una persona optimista, pero no en este asunto en concreto.

JONATHAN WILSON, El espíritu del Cañón
Por Ferran Llauradó
JOHN TALABOT, La sombra acogedora

ENTREVISTA (2011)

JOHN TALABOT

La sombra acogedora

Por Juan Manuel Freire
LIDIA DAMUNT, Material desclasificado
Por Marta Pallarès
PONY BRAVO, Contra el mimetismo

ENTREVISTA (2010)

PONY BRAVO

Contra el mimetismo

Por Gabriel Núñez Hervás
MAIKA MAKOVSKI, El deseo y los sustitutos del amor
Por Miquel Botella
UNKNOWN MORTAL ORCHESTRA, La vida moderna
Por JuanP Holguera
LITTLE SIMZ, Trastornos del crecimiento
Por Víctor Trapero
YOUSSOU N'DOUR, El griot escarmentado
Por Nando Cruz
SÍLVIA PÉREZ CRUZ, Fuera de control
Por Miquel Botella
MOTÖRHEAD, La fiesta de los 10 años
Por Luis Carlos Buraya
ACTRESS, Los tipos duros no bailan
Por César Estabiel
ANOUSHKA SHANKAR, El viaje flamenco
Por Ramon Súrio
GRANT HART, Contra el narcisismo

ENTREVISTA (2011)

GRANT HART

Contra el narcisismo

Por Víctor Lenore
MAVIS STAPLES, No nos moverán

ENTREVISTA (2008)

MAVIS STAPLES

No nos moverán

Por Miquel Botella
TALK TALK, Neohippies

ENTREVISTA (1986)

TALK TALK

Neohippies

Por Tomás Fernando Flores
SIERRA, Nuevas sensaciones

ENTREVISTA (2018)

SIERRA

Nuevas sensaciones

Por David Saavedra
RHYE, Cosas del directo

ENTREVISTA (2018)

RHYE

Cosas del directo

Por Víctor Trapero
THE WAVE PICTURES, Emociones e ironías
Por Ramón Fernández Escobar
ANA BÉJAR, Rehaciendo el camino

ENTREVISTA (2016)

ANA BÉJAR

Rehaciendo el camino

Por Rubén Izquierdo
SHARON JONES, El camino difícil

ENTREVISTA (2010)

SHARON JONES

El camino difícil

Por Ramón Fernández Escobar
CRISTINA LLISO, Una sorpresa

ENTREVISTA (2012)

CRISTINA LLISO

Una sorpresa

Por César Estabiel
MARK LANEGAN, Un paseo por el abismo
Por Eduardo Guillot
JEANNE ADDED, Gran fuerza

ENTREVISTA (2016)

JEANNE ADDED

Gran fuerza

Por Juan Manuel Freire
Arriba