×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
ANNA MEREDITH, Maximalismo pop entre audiolibros

Clasicismo abierto.

Foto: Kate Bones

 
 

ENTREVISTA (2017)

ANNA MEREDITH Maximalismo pop entre audiolibros

La mejor forma de acercar música culta y popular es no pensar demasiado en ello. Tras llegar a los 30 años componiendo para orquestas contemporáneas, Anna Meredith decidió empezar a colaborar con artistas de todo tipo de géneros. Y acabó publicando un disco, “Varmints”, que no tiene nada que envidiar a algunas de las obras más inspiradas del tecnopop. Vicenç Batalla la entrevistó.

La cita fue en el Transmusicales de Rennes de diciembre pasado, donde Anna Meredith actuó con su grupo un par de veces. La primera, en el parque de exposiciones que acoge los conciertos nocturnos. La segunda, en un auditorio de la ciudad bretona que ilustraba una estimulante conferencia sobre el fin de las divergencias entre músicas clásicas y actuales. El primer día, Meredith tenía delante un público de mediana edad con ganas de fiesta. En la segunda ocasión, mayoritariamente escolares.

“Mi relación con la música popular ha sido progresiva. Al principio, tenía unas ambiciones muy modestas. Me dedicaba a componer temas electrónicos para mí sola. Después, empecé a trabajar con mi grupo. Inicialmente, intentaba no tener ninguna expectativa porque no sabía a quién le iba a gustar. Ahora, estoy muy contenta por la reacción de la gente”

Entremedias, una sonriente Meredith nos habló de su primer álbum propiamente pop, “Varmints” (Moshi Moshi-[PIAS] Iberia & Latin America, 2016). Con anterioridad, había bregado con dos maxis, “Black Prince Fury” (Moshi Moshi, 2012), únicamente con sintetizadores, y “Jet Black Raider” (Moshi Moshi, 2013), ya con instrumentos. El desenlace en largo es lo que algunos han calificado como “maximalismo” porque, procediendo del circuito minimalista, la compositora británica no tiene ningún problema para elevar los descubrimientos de la música electrónica de baile a su máxima expresión. “‘Varmints’ significa ‘plagas’. Me gusta la idea de una ‘música plaga’, que se te puede llevar sin que puedas evitarlo. Y mejor que no te resistas... ¡Los insectos nunca se irán! O sea, música de insectos, música plaga”.

Con estos postulados, está claro que el mundo más hermético de las orquestas se le quedaba pequeño. “Mi relación con la música popular ha sido progresiva. Al principio tenía unas ambiciones muy modestas. Me dedicaba a componer temas electrónicos para mí sola. Después empecé a trabajar con mi grupo. Inicialmente, intentaba no tener ninguna expectativa porque no sabía a quién le iba a gustar. Ahora estoy muy contenta por la reacción de la gente”.

Algo que no impide que siga alternando su producción con la música contemporánea. “Utilizo el mismo tipo de programa informático. La verdad es que no veo ninguna diferencia entre cómo escribo para los ordenadores y cómo lo hago para una orquesta. Sigo componiendo para un grupo”. Le pregunto sobre cómo le condicionan las máquinas en su nueva etapa. “Cuando empecé a trabajar sirviéndome de un portátil buscaba música que ya estuviera definida por el software informático. Pero dejé de hacerlo. Y, ahora, escribo con el editor de partituras Sibelius, que es un programa que se utiliza para las composiciones clásicas. Así estoy segura de crear todo tipo de material. ¡Y soy yo quien controla a la máquina!”.

 
ANNA MEREDITH, Maximalismo pop entre audiolibros

“Escucho historias, todo tipo de historias: ficciones, comedias, no ficciones, una mezcla de todo”. Foto: Kate Bones

 

En el álbum hay tres temas con su voz que podrían pasar por himnos del indie pop y que sirven de contrapunto a los ritmos más marciales. Es aquí donde Meredith parece más próxima. “Cuando era más joven, cantaba en corales. Y, por eso, me resulta algo familiar. No dispongo de una voz muy potente, pero es la mía. Y es importante tener una fotografía completa de ti misma que te represente en todos los sentidos. Si buscara a otro cantante, cambiaría la identidad de la persona que soy en mis álbumes”.

“Cuando era más joven, cantaba en corales. Y, por eso, me resulta algo familiar. No dispongo de una voz muy potente, pero es la mía. Y es importante tener una fotografía completa de ti misma que te represente en todos los sentidos. Si buscara a otro cantante, cambiaría la identidad de la persona que soy en mis álbumes”

Tanto en estudio como en directo, ha trabajado con los mismos músicos. Ella se encarga de la electrónica, los teclados y el clarinete, Jack Ross de la guitarra, Sam Wilson de la batería, Gemma Kost del violonchelo y, la única diferencia con respecto al álbum, Tom Kelly de la tuba en las actuaciones. “Todos ellos son instrumentistas clásicos, que se interesan por nuevos proyectos. Los encontré en diferentes escenarios y orquestas. Trabajamos juntos y nos ayudamos en la composición... Tengo mucha suerte de contar con unos músicos tan creativos y talentosos”.

Sobre el escenario, la energía del disco pasa a ser más orgánica. A veces incluso atronadora, por las percusiones de la propia Meredith. Su gira recaló también en octubre pasado en el festival Tónal de Valladolid y en el Villamanuela de Madrid. “Mi concierto en Madrid fue realmente salvaje... La gente estaba bastante borracha y tenía ganas de pasárselo bien. Nos divertimos con ellos”.

Y cuando toca empezar a repasar sus influencias y artistas preferidos, nos topamos con una de sus principales singularidades: Meredith casi no escucha música, prácticamente solo audiolibros. “Escucho historias, todo tipo de historias: ficciones, comedias, no ficciones, una mezcla de todo”.

Si citamos a Mogwai, por lo del origen escocés (ella nació en Londres, pero a los dos años se mudó con su familia a Escocia) y las colaboraciones instrumentales con la BBC, Meredith –que fue compositora residente en la BBC Scottish Symphony Orchestra– responde que no sabe si los ha oído. Si hablamos de Max Richter y su reintepretación de “Las cuatro estaciones” de Vivaldi, como ella ha hecho con visuales de su hermana Eleanor, se limita a explicar que le parece interesante. Y no es hasta que cito a los maestros del minimalismo cuando confiesa su apego por la generación posminimalista del colectivo neoyorquino Bang On A Can (Michael Gordon, Julia Wolfe...) y el veterano holandés Louis Andriessen. Más ejemplos de falta de prejuicios.

THOMAS KÖNER, Borroso

ENTREVISTA (2012)

THOMAS KÖNER

Borroso

Por Llorenç Roviras
IGNACIO JULIÀ, Las tomas falsas de Sonic Youth
Por Santi Carrillo
JENNY HVAL, La fascinación por el tabú
Por Aïda Camprubí
JUNIP, Los límites sin límites

ENTREVISTA (2010)

JUNIP

Los límites sin límites

Por David Saavedra
MARIE DAVIDSON, El alma de la máquina
Por Álvaro García Montoliu
GRANT HART, Contra viento y marea

ENTREVISTA (1996)

GRANT HART

Contra viento y marea

Por Ramon Llubià
CANCER MOON, Veneno en la piel

ENTREVISTA (1995)

CANCER MOON

Veneno en la piel

Por Roberto Herreros y Blas Fernández
MARIA RODÉS, Hace lo que le da la gana
Por Ruben Pujol
MESHELL NDEGEOCELLO, Por Nina

ENTREVISTA (2013)

MESHELL NDEGEOCELLO

Por Nina

Por Ricard Martín
MARIA DEL MAR BONET, La aventura sin fin
Por Jordi Bianciotto
LA ESTRELLA DE DAVID, El Nota

ENTREVISTA (2011)

LA ESTRELLA DE DAVID

El Nota

Por Pablo Gil
DANIEL HIGGS, El jardinero de las imágenes religiosas
Por Manel Peña
JÓHANN JÓHANNSSON, Tocado por la mano de Dios
Por Juan Manuel Freire
MARK EITZEL, American Music Club

ENTREVISTA (2009)

MARK EITZEL

American Music Club

Por Víctor Lenore
ALA.NI, Las cuatro estaciones

ENTREVISTA (2016)

ALA.NI

Las cuatro estaciones

Por David Saavedra
EEF BARZELAY, Hiperactivo en tránsito
Por Ramón Fernández Escobar
RHYE, Cosas del directo

ENTREVISTA (2018)

RHYE

Cosas del directo

Por Víctor Trapero
JOHN GRANT, Vida real

ENTREVISTA (2011)

JOHN GRANT

Vida real

Por Ferran Llauradó
JESÚS ORDOVÁS, Pop diario

ENTREVISTA (2007)

JESÚS ORDOVÁS

Pop diario

Por Víctor Lenore
KATE TEMPEST, Vidas cruzadas

ENTREVISTA (2017)

KATE TEMPEST

Vidas cruzadas

Por Llorenç Roviras
THE NEW RAEMON, Un contador de canciones
Por Dimas Rodríguez
BURRUEZO & BOHEMIA CAMERATA, Mística moderna
Por Ramon Súrio
JUVENTUD JUCHÉ, Esa extraña inercia
Por César Luquero
Arriba