USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
BOB DYLAN, Canciones-novela y Nobel

Son los “tiempos modernos” de Bob Dylan, en los que ha sido aupado al estrellato del firmamento de las letras sin él pretenderlo. Foto: William Claxton

 
 

BIBLIOTECA POP (2016)

BOB DYLAN Canciones-novela y Nobel

Por Bob Dylan

A raíz de la designación de Bob Dylan como Premio Nobel de Literatura se reeditó, ampliado, el volumen “Letras completas” (Malpaso, 2016) a partir del original “Letras 1962-2001” (Global Rhythm-Alfaguara, 2007). Este nuevo tomo incluye también los textos de los tres últimos discos compuestos por Dylan, posteriores al primer libro, que en inglés vio la luz en 2004. Son “Modern Times”, “Together Through Life” y “Tempest”, y de cada uno de ellos presentamos una pieza. También ofrecemos la posibilidad de escucharlas mientras se leen las letras (que pueden sufrir alguna variación respecto a lo que suena; son las versiones aceptadas por Dylan para ser impresas). La traducción de este anexo corresponde a Bernardo Domínguez Reyes y las cortas notas introductorias pertenecen a Diego A. Manrique. Atención a la epopeya de “Tempest”: sublime; qué novela.

 
BOB DYLAN, Canciones-novela y Nobel

Canción de su disco de 2006 “Modern Times”, otra joya en su edad dorada a la altura de los precedentes “Time Out Of Mind” (1997) y “Love And Theft” (2001), tres de sus grandes obras de siempre.

 

“When The Deal Goes Down”. Hay similitudes con “Where The Blue Of The Night (Meets The Gold Of The Day)”, canción a la que recurría Bing Crosby en sus programas de radio.

“When The Deal Goes Down”.

 

When the Deal Goes Down

In the still of the night, in the world’s ancient light
Where wisdom grows up in strife
My bewildering brain, toils in vain
Through the darkness on the pathways of life
Each invisible prayer is like a cloud in the air
Tomorrow keeps turning around
We live and we die, we know not why
But I’ll be with you when the deal goes down

We eat and we drink, we feel and we think
Far down the street we stray
I laugh and I cry and I’m haunted by
Things I never meant nor wished to say
The midnight rain follows the train
We all wear the same thorny crown
Soul to soul, our shadows roll
And I’ll be with you when the deal goes down

The moon gives light and shines by night
I scarcely feel the glow
We learn to live and then we forgive
O’er the road we’re bound to go
More frailer than the flowers, these precious hours
That keep us so tightly bound
You come to my eyes like a vision from the skies
And I’ll be with you when the deal goes down

I picked up a rose and it poked through my clothes
I followed the winding stream
I heard the deafening noise, I felt transient joys
I know they’re not what they seem
In this earthly domain, full of disappointment and pain
You’ll never see me frown
I owe my heart to you, and that’s sayin’ it true
And I’ll be with you when the deal goes down

 

Cuando se cierre el Trato

En el silencio de la noche, en la antigua luz del mundo
Donde el saber crece en combate
Mi cerebro turbador se esfuerza en vano
Por las oscuras sendas de la vida
Cada plegaria invisible es una nube en el aire
El mañana no deja de desviarse
Vivimos, morimos e ignoramos por qué
Pero estaré contigo cuando se cierre el trato

Comemos y bebemos, sentimos y pensamos
Vamos sin rumbo calle abajo
Río y lloro, me obsesionan cosas
Que nunca pensé o quise decir
La lluvia de medianoche va a la zaga del tren
Todos llevamos la misma corona de espinas
Alma con alma ruedan nuestras sombras
Y estaré contigo cuando se cierre el trato

La luz que da la luna brilla en la noche
Apenas noto el resplandor
Aprendemos a vivir y luego perdonamos
Estamos obligados a recorrer el camino
Más delicadas que flores son las preciadas horas
Que estrechamente nos unen
Viniste a mis ojos como una visión celeste
Y estaré contigo cuando se cierre el trato

Tomé una rosa y se hincó en mi ropa
Seguí la corriente sinuosa
Oí el estruendo, sentí alegrías fugaces
Sé que no son lo que parecen
En este reino terrestre preñado de dolor y decepción
Jamás me verás ceñudo
Te debo mi corazón, esa es la pura verdad
Y estaré contigo cuando se cierre el trato

 
 
BOB DYLAN, Canciones-novela y Nobel

Canción de su disco de 2009 “Together Through Life”, donde todas las letras –excepto esta que presentamos: “This Dream Of You”– están compuestas con la ayuda de Robert Hunter.

 

“This Dream Of You”. Una excepción en “Together Through Life”: firmada exclusivamente por Dylan, tiene resonancias religiosas en un disco donde dominan los asuntos del corazón. Metida en la trituradora, la letra podría revelar ecos bíblicos y de poetas como Anthony F. Neiland, Henry Timrod y Coleridge.

“This Dream Of You”.

 

This Dream of You

How long can I stay in this nowhere café
’Fore night turns into day
I wonder why I’m so frightened of dawn
All I have and all I know
Is this dream of you
Which keeps me living on

There’s a moment when all old things
Become new again
But that moment might have been here and gone
All I have and all I know
Is this dream of you
Which keeps me living on

I look away, but I keep seeing it
I don’t want to believe, but I keep believing it
Shadows dance upon the wall
Shadows that seem to know it all

Am I too blind to see?
Is my heart playing tricks on me?
Too late to stop now even though all my friends are gone
All I have and all I know
Is this dream of you
Which keeps me living on

Everything I touch seems to disappear
Everywhere I turn you are always here
I’ll run this race until my earthly death
I’ll defend this place with my dying breath

From a cheerless room in a curtained gloom
I saw a star from heaven fall
I turned and looked again but it was gone
All I have and all I know
Is this dream of you
Which keeps me living on

Este sueño tuyo

¿Cuánto tiempo puedo estar en este café perdido
Antes de que la noche dé paso al día?
Me preguntó por qué me asusta la aurora
Todo lo que tengo y todo lo que sé
Es este sueño tuyo
Que me mantiene con vida

Hay un punto en que lo viejo
Se vuelve nuevo otra vez
Pero ese instante puede haberse esfumado aquí
Todo lo que tengo y todo lo que sé
Es este sueño tuyo
Que me mantiene con vida

Miro hacia otro lado, pero sigo viéndolo
No quiero creer, pero sigo creyéndolo
Danzan sombras en el muro
Sombras que todo parecen saberlo

¿Estoy ciego para ver?
¿Me toma el pelo mi corazón?
Ya es tarde para parar aunque todos mis amigos se hayan ido
Todo lo que tengo y todo lo que sé
Es este sueño tuyo
Que me mantiene con vida

Todo lo que toco parece borrarse
Siempre que me vuelvo estás ahí
Seguiré en la carrera hasta mi muerte terrenal
Defenderé este lugar con mi último aliento

Desde la penumbra encortinada de un cuarto sombrío
Vi caer una estrella del cielo
Me volví a mirar de nuevo, pero ya no estaba
Todo lo que tengo y todo lo que sé
Es este sueño tuyo
Que me mantiene con vida


 
 
BOB DYLAN, Canciones-novela y Nobel

Canción de su disco de 2012 “Tempest”, esta es la cumbre del Dylan adulto: soberbia composición en cuarenta y cinco estrofas, sin estribillo.

 

“Tempest”. La tragedia del Titanic, hundido en 1912, ha servido como materia prima para numerosos compositores que tendían a extraer las obvias lecciones morales. Cien años después, Dylan conectó con ese repertorio a través de “The Titanic”, canción de la sureña Carter Family (nada que ver con la familia Carter que sobrevivió al naufragio). Y se permite libertades como citar a un tal Leo (trasunto de Leonardo DiCaprio, protagonista de la película de James Cameron).

“Tempest”.

 

Tempest

The pale moon rose in its glory
Out on the western town
She told a sad, sad story
Of the great ship that went down

’Twas the fourteen day of April
Over the waves she rode
Sailing into tomorrow
To a golden age foretold

The night was bright with starlight
The seas were sharp and clear
Moving through the shadows
The promised hour was near

Lights were holding steady
Gliding over the foam
All the lords and ladies
Heading for their eternal home

The chandeliers were swaying
From the balustrades above
The orchestra was playing
Songs of faded love

The watchman he lay dreaming
As the ballroom dancers twirled
He dreamed the Titanic was sinking
Into the underworld

Leo took his sketchbook
He was often so inclined
He closed his eyes and painted
The scenery in his mind

Cupid struck his bosom
And broke it with a snap
The closest woman to him
He fell into her lap

He heard a loud commotion
Something sounded wrong
His inner spirit was saying
That he couldn’t stand here long

He staggered to the quarterdeck
No time now to sleep
Water on the quarterdeck
Already three foot deep

Smokestack leaning sideways
Heavy feet began to pound
He walked into the whirlwind
Sky spinning all around

The ship was going under
The universe opened wide
The roll was called up yonder
The angels turned aside

Lights down in the hallway
Flickering dim and dull
Dead bodies already floating
In the double bottomed hull

The engines then exploded
Propellers they failed to start
The boilers overloaded
The ship’s bow split apart

Passengers were flying
Backward, forward, far and fast
They mumbled, fumbled, tumbled
Each one more weary than the last

The veil was torn asunder
’Tween the hours of twelve and one
No change, no sudden wonder
Could undo what had been done

The watchman lay there dreaming
At forty-five degrees
He dreamed the Titanic was sinking
Dropping to her knees

Wellington, he was sleeping
His bed began to slide
His valiant heart was beating
He pushed the tables aside

Glass of shattered crystal
Lay scattered ’round about
He strapped on both his pistols
How long could he hold out?

His men and his companions
Were nowhere to be seen
In silence there he waited for
Time and space to intervene

The passageway was narrow
There was blackness in the air
He saw every kind of sorrow
Heard voices everywhere

Alarm bells were ringing
To hold back the swelling tide
Friends and lovers clinging
To each other side by side

Mothers and their daughters
Descending down the stairs
Jumped into the icy waters
Love and pity sent their prayers

The rich man, Mr. Astor
Kissed his darling wife
He had no way of knowing
Be the last trip of his life

Calvin, Blake and Wilson
Gambled in the dark
Not one of them would ever live to
Tell the tale of disembark

Brother rose up against brother
In every circumstance
They fought and slaughtered each other
In a deadly dance

They lowered down the lifeboats
From the sinking wreck
There were traitors, there were turncoats
Broken backs and broken necks

The bishop left his cabin
To help all those in need
Turned his eyes up to the heavens
Said, “The poor are yours to feed”

Davey the brothel keeper
Came out, dismissed his girls
Saw the water getting deeper
Saw the changing of his world

Jim Dandy smiled
He’d never learned to swim
Saw the little crippled child
And he gave his seat to him

He saw the starlight shining
Streaming from the East
Death was on the rampage
But his heart was now at peace

They battened down the hatches
But the hatches wouldn’t hold
They drowned upon the staircase
Of brass and polished gold

Leo said to Cleo
“I think I’m going mad”
But he’d lost his mind already
Whatever mind he had

He tried to block the doorway
To save all those from harm
Blood from an open wound
Pouring down his arm

Petals fell from flowers
’Til all of them were gone
In the long and dreadful hours
The wizard’s curse played on

The host was pouring brandy
He was going down slow
He stayed right ’til the end
He was the last to go

There were many, many others
Nameless here forevermore
They’d never sailed the ocean
Or left their homes before

The watchman, he lay dreaming
The damage had been done
He dreamed the Titanic was sinking
And he tried to tell someone

The captain, barely breathing
Kneeling at the wheel
Above him and beneath him
Fifty thousand tons of steel

He looked over at his compass
And he gazed into its face
Needle pointing downward
He knew he lost the race

In the dark illumination
He remembered bygone years
He read the Book of Revelation
And he filled his cup with tears

When the Reaper’s task had ended
Sixteen hundred had gone to rest
The good, the bad, the rich, the poor
The loveliest and the best

They waited at the landing
And they tried to understand
But there is no understanding
On the judgment of God’s hand

News came over the wires
And struck with deadly force
Love had lost its fires
All things had run their course

The watchman he lay dreaming
Of all things that can be
He dreamed the Titanic was sinking
Into the deep blue sea

TEMPESTAD

La pálida luna se alzó esplendorosa
Sobre una ciudad del oeste
Nos contó la muy triste historia
Del gran barco que se hundió

Era un catorce de abril
Surcaba el mar sobre las olas
Navegaba hacia el mañana
Hacia la edad de oro anunciada

Brillaban las estrellas en la noche
Chispeaban las aguas cristalinas
Moviéndose entre las sombras
Se acercaba la hora aciaga

Aún alumbraban las luces
Resbalando sobre la espuma
Los caballeros y damas
Iban a su eterna morada

Las lámparas se mecían
Colgando de las barandas
La orquesta entonaba canciones
De amores desvanecidos

El vigía se entregaba al sueño
Mientras danzaban los bailarines
Soñaba que el Titanic se hundía
Camino del inframundo

Leo tomó su cuaderno
Como a menudo solía
Plasmó con ojos cerrados
Lo que su mente veía

Cupido apuntó a su pecho
Y lo horadó con un chasquido
De la mujer más cercana
En el regazo cayó

Escuchó un enorme estruendo
Algo sin duda iba mal
Su espíritu le decía
Que allí no podía seguir

Trastabilló hasta el alcázar
No hay tiempo para dormir
El alcázar se ha inundado
El agua llega a tres pies

La chimenea se ladea
Chocan los pies contra el suelo
Se adentra en el remolino
Mientras el cielo da vueltas

El barco se iba a pique
El universo estallaba
Arriba pasaban lista
Los ángeles volvían la cara

Hay luces en el pasillo
Parpadean tenues y opacas
Ya flotan los cuerpos muertos
En el buque de doble casco

Ya revientan los motores
Las hélices no giran más
No resisten las calderas
La proa se parte en dos

Volaban los pasajeros
Muy lejos aquí y allá
Murmuraban, balbucían, tropezaban
Exhaustos uno tras otro

El velo fue desgarrado
Entre las doce y la una
Nada cambia, no hay milagro
Que remedie lo ocurrido

El vigía se entregaba al sueño
A cuarenta y cinco grados de escora
Soñó que el Titanic se hundía
Hincándose de rodillas

Wellington dormía
Su cama empezó a deslizarse
Su valiente corazón latía
Echó las mesas a un lado

Vidrios de cristal roto
Esparcidos por el suelo
Se enfundó ambas pistolas
¿Cuánto tiempo aguantará?

Sus hombres y compañeros
No estaban por ningún lado
En silencio esperaba
El momento de actuar

El corredor era angosto
Había negrura en el aire
Vio todo tipo de pena
Oyó voces por doquier

Sonaban campanas de alarma
Para detener la marea
Amigos y amantes se aferraban
Hombro a hombro unos a otros

Las madres y sus hijas
Descendían por las escaleras
Saltaban al agua helada
El amor y la piedad enviaban sus plegarias

El rico señor Astor
Besó a su mujer querida
Nunca pudo imaginar
Que sería el último viaje de su vida

Calvin, Blake y Wilson
Apostaban en la penumbra
Ninguno llegará a contar
La historia del desembarco

El hermano atacó a su hermano
En todas las circunstancias
Lucharon hasta la muerte
En una danza mortal

Bajaron los botes salvavidas
Del buque que naufragaba
Eran traidores y chaqueteros
Espaldas rotas y cuellos quebrados

El obispo salió de su cabina
Para ayudar a los necesitados
Alzó la vista a los cielos
Y dijo: “Da de comer al hambriento”

Davey, el guarda del burdel
Salió y echó a sus chicas
Vio que el agua subía
Vio que su mundo cambiaba

Jim Dandy sonrió
Nunca ha sabido nadar
Vio al pobre niño lisiado
Y le cedió su lugar

Vio el brillo de las estrellas
Derramarse desde el este
La muerte andaba furiosa
Pero su corazón estaba en paz

Cerraron las escotillas
Pero estas no aguantaban
Se ahogaron en la escalera
De bronce y oro pulido

Leo le dijo a Cleo:
“Creo que pierdo el juicio”
Pero ya estaba perdido
Lo que en su juicio hubiera

Quiso bloquear la entrada
Para salvar a la gente
La sangre de una herida abierta
Le corría por el brazo

Los pétalos caían de las flores
Hasta que todos perecieron
En largas y horribles horas
Siguió la maldición del mago

El barman servía brandi
Descendía lentamente
Se quedó hasta el final
Fue el último en marcharse

Hubo muchos, muchos otros
De nombres por siempre olvidados
Nunca antes habían navegado
O salido de sus hogares

El vigía se entregaba al sueño
El daño ya estaba hecho
Soñaba que el Titanic se hundía
E intentaba decírselo a alguien

El capitán apenas respiraba
Postrado sobre el timón
Por encima y por debajo
Cincuenta mil toneladas de acero

Se volvió hacia la brújula
Y miró atento su esfera
La aguja apuntaba hacia abajo
Había perdido la carrera

En la luz tenebrosa
Recordó años pasados
Leyó el Apocalipsis
Y llenó su copa de lágrimas

Cuando la Parca acabó su labor
Mil seiscientos descansaban en paz
Los buenos y los malos, los ricos y los pobres
Los más hermosos y los mejores

Los esperaban en el puerto
E intentaban comprender
Mas no hay comprensión posible
Para el arbitrio de Dios

La noticia fue por los cables
Y golpeó con fuerza letal
El amor perdió sus llamas
Llegaba el punto final

El vigía se entregó al sueño
De todo lo que pudo ser
Soñó que el Titanic se hundía
En el hondo mar azul

 
Publicado en la web de Rockdelux el 4/1/2017
Jamaica sound systems, El principio del reggae
Por Lloyd Bradley
NICK DRAKE, El espíritu de “Pink Moon”
Por Amanda Petrusich
THE DOORS, Días extraños

BIBLIOTECA POP (2012)

THE DOORS

Días extraños

Por Greil Marcus
MECANO, Mecanosound: los herederos

BIBLIOTECA POP (2013)

MECANO

Mecanosound: los herederos

Por Grace Morales
BJÖRK, El pulso interior

BIBLIOTECA POP (2004)

BJÖRK

El pulso interior

Por Pablo Gil
LOU REED, Sad Song

BIBLIOTECA POP (2012)

LOU REED

Sad Song

Por Carlos Zanón
MORENTE & LAGARTIJA NICK, Punto Omega

BIBLIOTECA POP (2011)

MORENTE & LAGARTIJA NICK

Punto Omega

Por Bruno Galindo
MICHAEL JACKSON, Fuera de nuestras vidas
Por Barney Hoskyns
PHILIP GLASS, Anécdotas a golpe de tecla
Por Philip Glass
THE BEACH BOYS, La grabación de “Pet Sounds”
Por Charles L. Granata
DOMINIQUE ANÉ, Vuelta a los orígenes

BIBLIOTECA POP (2013)

DOMINIQUE ANÉ

Vuelta a los orígenes

Por Dominique Ané
IAN CURTIS, El desgarro

BIBLIOTECA POP (2015)

IAN CURTIS

El desgarro

Por Deborah Curtis
PEDRO SAN MARTÍN, Mi buena vida contigo
Por Rosa Martí
YO LA TENGO, La historia de Yo La Tango

BIBLIOTECA POP (2014)

YO LA TENGO

La historia de Yo La Tango

Por Jesse Jarnow
El espíritu del pop, La música nos hará libres
Por Bob Stanley
DAVID BOWIE, El glam como estado de ánimo
Por Simon Reynolds
MORRISSEY, El escapista

BIBLIOTECA POP (2014)

MORRISSEY

El escapista

Por Jon Savage
KIM GORDON, This is the end

BIBLIOTECA POP (2015)

KIM GORDON

This is the end

Por Kim Gordon
THE KLF, El futuro ya está aquí

BIBLIOTECA POP (2017)

THE KLF

El futuro ya está aquí

Por The Justified Ancients Of Mu Mu
WILL OLDHAM, Nadie cuidará de ti

BIBLIOTECA POP (2012)

WILL OLDHAM

Nadie cuidará de ti

Por Alan Licht
JOHN DARNIELLE, Marginado desfigurado

BIBLIOTECA POP (2015)

JOHN DARNIELLE

Marginado desfigurado

Por John Darnielle
SISA, El galáctico autodidacta

BIBLIOTECA POP (2011)

SISA

El galáctico autodidacta

Por Jabier Muguruza
Streaming musical, Negocio opaco

BIBLIOTECA POP (2017)

Streaming musical

Negocio opaco

Por Ainara LeGardon y David García Aristegui
Arriba