USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
BORED NOTHING, Las antípodas. Lo contrario

“Las canciones son muy simples, los arreglos se mantienen similares, pero a veces cambian según si hay teclados o más voces, o más guitarras”, confiesa Fergus Miller.

 
 

ENTREVISTA (2015)

BORED NOTHING Las antípodas. Lo contrario

El australiano Fergus Miller entregó “Some Songs” (2014): un acercamiento sin pretensiones, pero plagado de autenticidad y encanto, al indie pop en baja fidelidad de aroma clásico. Aunque él no se reconoció en ello y afirmó que ni Bored Nothing era su proyecto principal ni esto era lo más representativo de su aproximación a diferentes géneros. Un chico dispuesto a romper preconcepciones con quien David Saavedra mantuvo una interesante charla.

Al joven Fergus Miller (24 años) hay algunas cosas que le ponen particularmente enfermo. Por ejemplo: Encuentro muy frustrante que la gente empiece a definirte con un género y, al final, para todo el mundo seas esa cosa. ‘Vienen de Australia, tocan slacker indie rock. ‘El Elliott Smith australiano. Odio eso mucho. La gente no debería hacer ese tipo de comparaciones, me entristece. Me encanta Elliott Smith, era genial, todo lo que hacía era muy intencionado, pero yo nunca he querido parecerme a él. Además, esta es solo una faceta minúscula de todo lo que hago.

“Me encanta Elliott Smith, era genial, todo lo que hacía era muy intencionado, pero yo nunca he querido parecerme a él. Además, esta es solo una faceta minúscula de todo lo que hago
(Fergus Miller)

Mantuve esta conversación con Miller horas antes de su actuación en el Festival VillaManuela, en Madrid, el pasado octubre. Y, desde luego, lo suyo está en las antípodas del típico discurso promocional o de lo esperable en un artista novel que empieza a despuntar: “Mis sueños se empiezan a cumplir” y todo eso. En la minisala bautizada como El Cielo de TClub, con la prueba de sonido recién finalizada, lo único que le importaba era conseguir una cerveza. En realidad, no disfruto demasiado de viajar y tocar en directo; prefiero estar en mi habitación, confiesa sin atisbo de impostura. Para mí, esto es como trabajar en una oficina, me siento obligado a hacerlo. Durante el día, que para nosotros es la noche, tocamos música y lo considero como un trabajo; intento ser profesional, aunque no lo disfrute. Al preguntarle si puede haber algo de miedo escénico detrás, él responde que para nada. Llevo tocando delante de público desde niño. No son nervios, es que encuentro bastante aburrido interpretar las mismas canciones cada noche. Sé que es gente diferente, diferentes reacciones, pero me canso pronto de mi música. Entonces, advierto, transmitirá ese tedio al público. Pues tampoco: Paradójicamente, solo me he dado cuenta de que lo encontraba aburrido hace poco, así que he empezado a tocar mis canciones de modo diferente cada noche y creo que ahora es más divertido para la gente.

Comenzó cantando en un coro de iglesia, en latín, con órganos gigantescos, a los 9 años. Aprendí la técnica de soprano, luego a tocar el piano y desde entonces he estado haciendo muy diferentes tipos de música por mí mismo. En bandas –añade– solo he tocado propiamente en una, llamada Milkshake, realmente encantadora. Por mí mismo he hecho electrónica, folk y muchas cosas diferentes bajo seudónimos como Splintered Oar y Mexico (Freedom From Occult Practices). Me resulta extraño que esta sea la que más gusta a la gente.

“La canción ‘Ice-Cream Dreams’ la escribí viendo la televisión. También me gusta componer en bares, cuando bebo. Y nunca he pensado en las letras”, asegura Fergus Miller.

Bored Nothing, de hecho, parece haber nacido sin ninguna pretensión, algo que se desprende tanto del nombre del proyecto (“Nadería aburrida”) como del título de su nuevo álbum, Some Songs(Spunk-Caroline-Music As Usual, 2014). Él lo corrobora: No tenía ningún nombre hasta que la gente empezó a llamarlo así, porque yo hacía a mano la cubierta de cada CD-R con un collage en un trozo de papel, y ponía las palabras ‘Bored y ‘Nothing, pero no elegí yo ese nombre, ni para la banda ni para el disco –se refiere a su primer largo, Bored Nothing (Cooperative, 2012)–. Supongo que los sellos discográficos se hubieran sentido decepcionados conmigo si hubiese vuelto a poner lo mismo, así que el nuevo lo he titulado ‘Some Songs, que tampoco es un título.

¿Conoces al pintor Jean-Michel Basquiat? Me gusta pensar que me inspiran las cosas de la misma manera que le inspiraban a él. Gran parte de mi vida es completamente anodina, así que cuando necesito ser creativo me gusta sacudirme con todos los medios que pueda: radio, televisión, libros, revistas...”
(Fergus Miller)

También desmiente lo que dice el texto promocional de su compañía. En contraposición a su debut, más bien una compilación de diferentes grabaciones caseras en cuatro pistas esparcidas en épocas diferentes, este sería un álbum con un concepto claro y producido en un estudio. Pues no. Este es el tipo de cosas que a los medios y a los sellos les gustaría que hubiesen sido así, pero es completamente falso. El nuevo es una compilación que he hecho con amigos de diferentes ciudades. He grabado trozos de canciones en diferentes estudios y el resto en mi casa.

Para seguir con las prácticas poco ortodoxas, me habla de su banda de directo. Cambia un poco todo el tiempo. Nunca están los mismos músicos, son todos amigos míos y voy pillando a quien esté disponible. Si no tengo suficientes, busco a otros amigos. Las canciones son muy simples, los arreglos se mantienen similares, pero a veces cambian según si hay teclados o más voces o más guitarras. Y también de las cosas que le influyen a la hora de componer. ¿Conoces al pintor Jean-Michel Basquiat? Me gusta pensar que me inspiran las cosas de la misma manera que le inspiraban a él. Gran parte de mi vida es completamente anodina, así que cuando necesito ser creativo me gusta sacudirme con todos los medios que pueda: radio, televisión, libros, revistas... Cuando hay tanto ruido, encuentro más fácil que fluyan las cosas que están escondidas en el subconsciente. La canción ‘Ice-Cream Dreams, por ejemplo, la escribí viendo la televisión. También me gusta componer en bares, cuando bebo. Y nunca he pensado en las letras, honestamente, aunque puede que cada caso sea diferente.

Poco después, en el mismo lugar, y ya inmediatamente antes de su actuación, me lo volví a cruzar y me saludó efusivamente. Mira, ya tenemos cervezas. ¿Te saco una para ti?. El concierto, a todo esto, fue magnífico, y no dio, para nada, sensación de que él se aburriera.

Publicado en la web de Rockdelux el 26/1/2015
DJ KRUSH, Beats & scratches

ENTREVISTA (1996)

DJ KRUSH

Beats & scratches

Por Bruno Galindo
YOUSSOU N'DOUR, El griot escarmentado
Por Nando Cruz
THE TELESCOPES, Más allá de la visión natural
Por David Saavedra
LOQUILLO, Desbocado y fuera del toril
Por Miquel Botella
LOS HERMANOS CUBERO, Jota para Bill Monroe
Por Nando Cruz
ASHLEY KAHN, Salvado por el jazz

ENTREVISTA (2006)

ASHLEY KAHN

Salvado por el jazz

Por Roger Roca
XENIA RUBINOS, La aldea global

ENTREVISTA (2012)

XENIA RUBINOS

La aldea global

Por Eduardo Guillot
RODRIGO AMARANTE, Vida en un país tropical
Por Jaime Casas
CHRISTINA ROSENVINGE, La novia era él (2ª parte)
Por Pepo Pérez
BABY DEE, Gran circo

ENTREVISTA (2007)

BABY DEE

Gran circo

Por Víctor Lenore
SONIC YOUTH, Arte joven

ENTREVISTA (2010)

SONIC YOUTH

Arte joven

Por David Saavedra
LA ESTRELLA DE DAVID, El Nota

ENTREVISTA (2011)

LA ESTRELLA DE DAVID

El Nota

Por Pablo Gil
NATALIE PRASS, El empleo del tiempo
Por Eduardo Guillot
JOHN GRANT, Vida real

ENTREVISTA (2011)

JOHN GRANT

Vida real

Por Ferran Llauradó
RICHMOND FONTAINE, Fantasmas errantes
Por Ramón Fernández Escobar
MARK LANEGAN, Un paseo por el abismo
Por Eduardo Guillot
JÓHANN JÓHANNSSON, Tocado por la mano de Dios
Por Juan Manuel Freire
ROBERT FORSTER, Tiempo de asentamiento
Por David Saavedra
PAUL WELLER, Mirando hacia delante sin ira
Por David Saavedra
GAZ COOMBES, La vida es extraña y rara
Por César Luquero
DANIEL AVERY, El paciente inglés

ENTREVISTA (2018)

DANIEL AVERY

El paciente inglés

Por Álvaro García Montoliu
LLOYD COLE, Nirvana es un grupo sobrevalorado
Por Víctor Lenore
MESHELL NDEGEOCELLO, Por Nina

ENTREVISTA (2013)

MESHELL NDEGEOCELLO

Por Nina

Por Ricard Martín
Arriba