USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
BUNBURY, Mundo de los atormentados

“Prefiero mis álbumes en solitario, pero tampoco los veo como algo separado de Héroes del Silencio. Morrissey ya lo dijo todo en el primer álbum de The Smiths. A día de hoy no es mucho mejor de lo que era entonces. Creo que mi caso es el opuesto: he mejorado con los años”. Foto: José Girl

 
 

ENTREVISTA (2006)

BUNBURY Mundo de los atormentados

Entrevista de Víctor Lenore para la antigua sección de Rockdelux Truco o Trato, cuando Bunbury publicó el recopilatorio “Canciones 1996-2006” (2006). En ella nos avanzó detalles sobre su trabajo con Nacho Vegas meses antes de su edición y afirmó sentirse en un estado de mejora artística constante. Se declaró fan de Elvis Costello, entre otros grandes (Presley, Bowie, Cohen, Walker y Cave), pero cuestionó a Morrissey, Beatles, Beach Boys, Dylan y Madonna como quien no quiere la cosa. Polémico y temperamental, Bunbury separó política de arte y defendió a Raphael. Lean.

“Me llamo Enrique Bunbury. Nací en 1967. Mi último disco es un recopilatorio –se refiere a “Canciones 1996-2006”. Hay una versión de un solo CD, más cerca de los cánones de la discográfica, que me parece menos interesante que la versión doble, que es más mía. Ahí he metido canciones desconocidas que son curiosidades que sirven para entender el camino que llevo. No me gusta todo lo que he grabado: mi recopilatorio ideal sería mucho más corto que estos. Pero mucho. Me gustaría tener más talento. Sé que en ocasiones he querido llegar más allá de lo que podía, pero esa pretensión me resulta muy difícil quitármela”.

“Prefiero mis álbumes en solitario, pero tampoco los veo como algo separado de Héroes del Silencio. Morrissey ya lo dijo todo en el primer álbum de The Smiths. A día de hoy no es mucho mejor de lo que era entonces. Creo que mi caso es el opuesto: he mejorado con los años. Hay otros, como Elvis Costello, que hicieron un buen primer disco pero que se han ido haciendo más grandes. También hay discos míos recientes que no me gustan. ¿Un ejemplo? El del proyecto Bushido”.

“Lo que tengo claro es que no estoy en el dique seco. Acabo de grabar un disco con Nacho Vegas que creo que contiene alguna de mis mejores canciones. Este es un momento tenso y complicado en mi vida: además, estoy preparando otro futuro álbum en solitario y pienso que las canciones que he hecho son especialmente

buenas. Lo empecé hace una semana. No, no se trata de ‘Judas’; ese álbum lo tenía previsto, pero estaba pensado para un equipo de trabajo con el que he cortado. El álbum con Nacho, como todos, es un disco de transición. Pero es una transición clara hacia lo que quiero hacer. Mis mejores discos están por llegar”.

“Para mí son muy importantes las letras, e incluso me planteo la validez de algunas canciones de The Beatles que tienen textos tan pobres como ‘she loves you / yeah yeah yeah’. Ahí podemos meternos en un terreno pantanoso que es el de The Beach Boys. Me parecen un grupo bastante hortera. Pero, bueno, todos hemos escrito textos malos. De sus letras solo salvo las de ‘Pet Sounds’ y no todas. Y no sigo hablando porque la música es algo hermoso y no me gusta hablar mal de ningún disco”.

“Ahora estoy escuchando el disco de Mark Lanegan con Isobel Campbell y el último de Dayna Kurtz. Me gustan mucho las canciones tortuosas y el mundo de los atormentados. Mis canciones tienen el color de la tragedia. Todo lo que hago tiene ese dramatismo. Determinados artistas que son importantes en mi vida –Elvis Presley, David Bowie, Leonard Cohen– tienen carreras basadas en eso. También otros que me llegan mucho como Scott Walker o Nick Cave. Ese sentirse bien en el abismo es una característica de todas mis canciones”.

 
 
BUNBURY, Mundo de los atormentados

“Desconozco la ideología de Raphael. La ideas políticas son una parte de la vida en la que se puede estar equivocado. Hay amigos míos que tampoco aceptan que defienda a Castro, Hugo Chávez y Evo Morales. Yo no sé lo que es luchar contra Franco. Tenía 8 años cuando murió. Además, con Raphael no hablo de política, como con mi padre no hablo de religión”.

Foto: José Girl

 

Nada más deshacer tu banda, El Huracán Ambulante, te fuiste una temporada a Cuba. ¿Qué tal por allí? Muy bien. Me gusta y me hace gracia esa chulería que tienen. Por ejemplo: cuando el Katrina arrasó Nueva Orleans, rápidamente Fidel Castro convocó a mil médicos en un aula magna y se los ofreció gratis a George W. Bush. Cada día, en el diario ‘Juventud Rebelde’, salía una foto de los doctores en sus pupitres con el titular “Seguimos esperando respuesta de Estados Unidos a nuestra oferta de ayuda”. Gracias al periodista Carlos Tena, que vive allí y me hizo de cicerone, pude mezclarme un poco con la vida de la isla. Iba al cine, al mercado... Por cierto, encendías la tele y te encontrabas con que estrenaban cosas como “El señor y la señora Smith” al mismo tiempo que en los cines de Estados Unidos. Meten cámaras en las salas norteamericanas y las graban. Su actitud es: “Si vosotros nos tenéis bloqueados, nosotros os pirateamos las películas”. Yo creo que el tiempo de Castro ha pasado, que ya ha hecho lo que tenía que hacer, pero la revolución ha traído muchas cosas buenas. Cuando viajas por Sudamérica, y yo he viajado de formas muy diferentes, te das cuenta de que hay unos problemas muy fuertes de hambre y falta de educación. Esos mínimos en Cuba están cubiertos. Hay que respetar sus logros. Cuando vuelves a España, te das cuenta de que no hay tanta diferencia entre ‘El Mundo’ y ‘El País’. Para mí, ‘El País’ es un periódico de derechas. Ellos tienen dos periódicos comunistas y nosotros media docena de periódicos neoliberales. No es que podamos escoger mucho más. Si has visto cómo viven y lees que Bolivia nacionaliza los hidrocarburos, es normal pensar “que se joda Repsol”. Es otro nivel económico muy inferior al de aquí. Se defienden como pueden. Además, hay cosas de las que en España no se habla, como la Ley del Ajuste Cubano. A Estados Unidos todo el mundo llega con permiso de turista y tiene que ganarse el permiso de residencia. Pero si llegas en patera desde Cuba, te lo dan automáticamente. Un cubano que consiga salir de la isla en avión no obtiene automáticamente la residencia. Parece que les interesa esa imagen de las pateras. Pero, por lo que yo he visto, la mayoría de los cubanos no huyen de la isla porque no quieren.

Decías en una entrevista reciente: “Nadie me ha preguntado nunca por las púas que uso ni por las dificultades de hacer una gran canción”. ¿Me contestas a lo segundo? Lo más difícil es llegar a un acuerdo sobre lo que es una gran canción. Mucha gente considera que tiene que ver exclusivamente con una buena melodía. Hay millones de personas –Rockdelux incluido– que te dirán que “Hung Up” de Madonna es una gran canción. A mí me parece una chorrada como una catedral. Me pueden gustar cosas de Destiny’s Child o Missy Elliott, pero a Madonna ni siquiera la considero música. Me importa la sensibilidad de la letra y el grado de urgencia. Esto último lo veo cada vez más esencial. Alguien puede escuchar hoy “Anarchy In The UK” de Sex Pistols y pensar que es simplemente simpática o graciosa. Pero a mí me interesa más la urgencia de una canción que la capacidad para aguantar el paso del tiempo. El pop es algo efímero. La recontrahostia es Jacques Brel: sus canciones son urgentes y aguantan lo que sea. Creo que Andrés Calamaro, Nacho Vegas o yo no componemos pensando en la posteridad, sino en lo cotidiano y lo contemporáneo. Con que una canción le diga algo a alguien en un momento determinado, ya hemos logrado toda la grandeza a que podíamos aspirar. Otro ejemplo: “Blowin’ In The Wind” es una de las canciones que más detesto de Bob Dylan, pero en el año de su edición se hicieron doscientas versiones. Aunque no me guste, eso es urgencia...

¿Qué más nos puedes contar del disco con Nacho Vegas? Es doble, y las canciones las hemos compuesto por separado. Bueno, acabamos haciendo juntos una que se llama “Látex”. Le mostré algo que había escrito y fuimos montando la canción con fragmentos de uno y otro. La terminamos mientras la banda esperaba en el estudio. Reto a cualquiera a que adivine qué parte es de Nacho y qué parte es mía. Es un poco lo que pretendíamos. Hay canciones suyas que canto yo y canciones mías que canta Nacho. Intentamos confundir un poco al oyente.

Conozco a gente que piensa que eres mejor intérprete que compositor. ¿Te ves tú a la par en ambos campos? Pues sí. Creo que el nivel es cercano. De hecho, lo que me toca más profundamente es la composición, pero no soy quien para juzgar. Nunca me he visto encima de un escenario. De hecho, cada vez que sale un videoclip mío, apago la tele. Pero, vamos, me parece agradable cualquier cosa que se valore de mi trabajo. Un halago es un halago, aunque sea sobre el corte de pelo.

Has dicho hace poco que Serge Gainsbourg te gusta especialmente por la manera en que mezcla vida y obra. Me pregunto si también te pasa al contrario: por ejemplo, ver a Raphael en un mitin del PP alabando la época de Franco y que eso te estropee el disfrute de sus canciones. Desconozco la ideología de Raphael. No sé, Charly García también grabó un disco con Menem que tituló “Charly & Charly en vivo en Olivos” (1999). La ideas políticas son una parte de la vida en la que se puede estar equivocado. Hay amigos míos que tampoco aceptan que defienda a Castro, Hugo Chávez y Evo Morales. Yo no sé lo que es luchar contra Franco. Tenía 8 años cuando murió. Además, con Raphael no hablo de política, como con mi padre no hablo de religión.

IDLES, Una felicidad violenta

ENTREVISTA (2019)

IDLES

Una felicidad violenta

Por Juan Manuel Freire
ANDREW BIRD, Se pone serio

ENTREVISTA (2016)

ANDREW BIRD

Se pone serio

Por Xavier Gaillard
DANIEL AVERY, El paciente inglés

ENTREVISTA (2018)

DANIEL AVERY

El paciente inglés

Por Álvaro García Montoliu
ELSA DE ALFONSO Y LOS PRESTIGIO, Iconos
Por Marta Salicrú
NACHO VEGAS, Hablando del asunto (y 3ª parte)
Por Santi Carrillo
LEE FIELDS, Siempre estuvo ahí

ENTREVISTA (2012)

LEE FIELDS

Siempre estuvo ahí

Por Ramón Fernández Escobar
SCOTT WALKER, El genio paciente

ENTREVISTA (2006)

SCOTT WALKER

El genio paciente

Por Ian Harrison
BURRUEZO & BOHEMIA CAMERATA, Mística moderna
Por Ramon Súrio
GABINETE CALIGARI, El diseño de la soledad
Por Diego A. Manrique
TINDERSTICKS, Pura medicina

ENTREVISTA (2012)

TINDERSTICKS

Pura medicina

Por Gabriel Núñez Hervás
ESCUELAS PÍAS, Juego de luces

ENTREVISTA (2017)

ESCUELAS PÍAS

Juego de luces

Por Rubén Izquierdo
GREGORY PORTER, Be water, my friend
Por Oriol Rodríguez
GREIL MARCUS, Seis minutos para el fin de la historia
Por Ruben Pujol
FUCKED UP, Pero jodiendo

ENTREVISTA (2009)

FUCKED UP

Pero jodiendo

Por Ruben Pujol
FIRST AID KIT, Un nuevo amanecer

ENTREVISTA (2018)

FIRST AID KIT

Un nuevo amanecer

Por Álvaro García Montoliu
PUTOCHINOMARICÓN, Yo y nuestras circunstancias
Por Víctor Trapero
ARCTIC MONKEYS, Lo que somos y lo que no somos
Por David S. Mordoh
PSYCHIC TV/PTV3, Tesis, antítesis
Por José Manuel Caturla
JOE BOYD, La edad de oro

ENTREVISTA (2007)

JOE BOYD

La edad de oro

Por Jordi Bianciotto
JOSH T. PEARSON, Maldito amor, gloriosa obsesión
Por Ramón Fernández Escobar
ANNETTE PEACOCK, Eligiendo ella misma
Por Xavier Ferré
CHRISTINA ROSENVINGE, La novia era él (y 3ª parte)
Por Pepo Pérez
ANNA MEREDITH, Maximalismo pop entre audiolibros
Por Vicenç Batalla
Arriba