USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
BURAKA SOM SISTEMA, Luanda, Londres, Lisboa

Cuarteto portugués al que debería compararse menos con Konono Nº 1 que con The Prodigy.

 
 

ENTREVISTA (2009)

BURAKA SOM SISTEMA Luanda, Londres, Lisboa

Documento Rockdelux. Los primeros pasos de los portugueses Buraka Som Sistema, la apisonadora de ritmo y melodía que conjuga diabólicamente su herencia angoleña con la argamasa de la bass music británica. Recién publicado su primer álbum, “Black Diamond” (2008), que internacionalizó su eléctrica versión del kuduro, Juan Manuel Freire habló con ellos.

Si antes solía mirarse a Londres o a Nueva York para encontrar los sonidos calientes, ahora los epicentros musicales no son uno ni otro, sino puntos dispares del planeta donde productores londinenses o neoyorquinos acuden para refrescar su paleta sonora. Y tras la invasión del baile funk, ahora es el momento, según parece, del kuduro, una versión angoleña de la música house que combina ritmos soca y rai con electrónica y rap autóctono. O mejor dicho, ahora es el momento del kuduro modificado –más sencillo de asimilar por el público de aquí– de Buraka Som Sistema, un cuarteto portugués al que podría compararse menos con Konono Nº 1 que con The Prodigy. Y, ojo, ellos tan contentos. “Tenemos muchas influencias diferentes, pero The Prodigy sería la esencial”, explica en castellano con acento cubano Andro Carvalho, aka Conductor, productor y vocalista de un proyecto todavía joven que completan João Barbosa (aka Lil’ John), el otrora productor de drum’n’bass Rui Pité (aka DJ Riot) y el MC Kalaf Ângelo. “Podemos decir que el kuduro es la esencia, pero luego también hay claras influencias de sonidos británicos como el breakbeat, el dubstep o el grime; y productores como Timbaland, Sinden, Switch...”.

“Cuando salimos, hubo quien nos llamó kuduro, pero luego alguien tuvo la idea de llamarnos progressive kuduro, para separarnos a nosotros de lo que se veía en televisión, más tradicional... Tan solo pudimos aceptar”
(Conductor)

En un principio Buraka Som Sistema fueron etiquetados, no solo por su apertura de miras, sino también por su popularidad entre el público de los politonos, como “kuduro progresivo”, una denominación genérica algo malsonante. “Los medios portugueses tienen una increíble necesidad de catalogar toda la música”, dice Carvalho, inconsciente de cómo gusta en España (y en Rockdelux en particular) esto tan necesario de las etiquetas. “Cuando salimos, hubo quien nos llamó kuduro, pero luego alguien tuvo la idea de llamarnos progressive kuduro, para separarnos a nosotros de lo que se veía en televisión, más tradicional... Tan solo pudimos aceptar. En este momento, por suerte, le hemos dado la vuelta a la situación y ahora nos suelen catalogar simplemente como un proyecto serio de electrónica”.

Y tan serio, porque su primer álbum, “Black Diamond” (Enchufada-Fabric-PIAS Spain, 2008), confirma lo prometido por el single de 2007 “Yah!” para erigirse en una apisonadora de ritmo, melodía y fiebre, conjugando diabólicamente la herencia angoleña con la argamasa de la bass music británica. Hay razones de sobra para perderse dentro, como el superbanger “Sound Of Kuduro” –con M.I.A. y el angoleño DJ Znobia–, “Kalemba (Wegue Wegue)” –que podría ser, o no, un tributo al “Yeke Yeke” de Mory Kanté en la remezcla de Hardfloor– o esa “IC19” en tributo a la carretera homónima que conecta los suburbios de Lisboa y que de noche se puebla de una fauna propia de “The Fast And The Furious”. Vrooom. Bang. Buraka Som Sistema son pura onomatopeya.

 
BURAKA SOM SISTEMA, Luanda, Londres, Lisboa

¿El equilibrio entre el orden y el caos? “Sí, lo que tratamos de hacer es un término medio”.

 

Sobre la génesis del kuduro, suele apuntarse como kilómetro cero el baile de Jean-Claude van Damme en “Kickboxer” (Mark DiSalle y David Worth, 1989). “Usamos el término kuduro, o sea, ‘culo duro’, por el baile que se daba Van Damme en una escena de la película ‘Kickboxer’, que ha sido muy inspirador en la forma de bailar el género. Es difícil definir qué fue antes, si el baile o la música, pero el caso es que el género fue conocido a partir de un baile que pegó. Y en eso Van Damme tiene mucho que ver” (risas).

Vuestros temas son implacables en sus dinámicas, pero también tienen un tacto desbocado y salvaje. ¿Buscáis el equilibrio del orden con el caos? Sí, lo que tratamos de hacer es un término medio. De entrada los temas son matemáticos, muy regulares, como suele suceder en las producciones de hip hop y drum’n’bass. Pero damos un amplio margen a la improvisación y si al mezclar surge algo nuevo y fresco, podemos darle cobijo sin problemas. Lo inesperado a veces rompe.

“De entrada los temas son matemáticos, muy regulares, como suele suceder en las producciones de hip hop y drum’n’bass. Pero damos un amplio margen a la improvisación y si al mezclar surge algo nuevo y fresco, podemos darle cobijo sin problemas”
(Conductor)

Aunque “Black Diamond” combina material reciente con temas un poco más antiguos, el álbum tiene una notable cohesión y puede escucharse gratamente de un tirón. ¿Era importante para vosotros? Es un disco pensado, más que una reunión de cortes... De todos modos, la verdad, esperamos que el próximo sea un poco más cohesivo todavía. Para nosotros era raro tener que combinar música que tiene casi un año con otra creada hace tan solo unos meses.

¿Cómo surgieron las colaboraciones con M.I.A. y Kano? En el caso de M.I.A., fue a través de Diplo. Estuvimos con él y le pasamos un disco con músicas nuestras inéditas. Le encantó y con el tiempo quiso ayudar a nuestro proyecto –por cierto, busquen su versión kuduro del “A Milli” de Lil Wayne, titulada “Um Milhao”–. Nos dejó formar parte de su círculo, donde conocimos a productores y artistas, entre ellos M.I.A., con la que surgió la posibilidad de trabajar. De hecho, la música de “Sound Of Kuduro” era para su disco, pero ella no tenía mucho tiempo y al final grabamos el tema para el nuestro.

¿A Kano también lo conocisteis a través de Diplo? Como Diplo ha sido productor suyo... Lo de Kano fue diferente. Es el tipo de MC que busca cosas diferentes y en esa búsqueda quiso inspeccionar qué hacíamos. En un viaje que hizo a Lisboa le pusimos el tema “Skank & Move” y, como le gustó, no le dejamos irse hasta que grabó su voz. Fue una víctima (risas).

¿Cómo veis la escena electrónica de Portugal? ¿De qué grupos deberíamos saber a toda costa? Ahora empiezan a salir proyectos parecidos al nuestro, uno o dos. Aquí hay bastante música alternativa y electrónica, pero del asunto “bassline” andamos escasos.

NOURA MINT SEYMALI, La heredera

ENTREVISTA (2017)

NOURA MINT SEYMALI

La heredera

Por Carlos Fuentes
GEKO JONES, Fiesta global

ENTREVISTA (2014)

GEKO JONES

Fiesta global

Por Víctor Lenore
LEÓN BENAVENTE, Bocados de realidad
Por JuanP Holguera
SISA, El hombre que convirtió la tristeza en humo (1ª parte)
Por Santi Carrillo
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (3ª parte)
Por Santi Carrillo
ROLLING BLACKOUTS C.F., Australia, a contracorriente
Por Cesc Guimerà
KIM FOWLEY, Famoso en la sombra

ENTREVISTA (2012)

KIM FOWLEY

Famoso en la sombra

Por Ramón Fernández Escobar
ANGELO BADALAMENTI, Terciopelo azul olímpico
Por Quim Casas
NUEVA VULCANO, Los mirlos negros del underground de Barcelona
Por Marta Pallarès
ESPANTO, Una libertad conquistada

ENTREVISTA (2016)

ESPANTO

Una libertad conquistada

Por David Saavedra
EEF BARZELAY, Hiperactivo en tránsito
Por Ramón Fernández Escobar
ESPLENDOR GEOMÉTRICO, Autarquía de ritmo y ruido
Por Óscar García
MBONGWANA STAR, Afrofuturismo

ENTREVISTA (2016)

MBONGWANA STAR

Afrofuturismo

Por Ramon Súrio
SAMPHA, A solas consigo mismo

ENTREVISTA (2017)

SAMPHA

A solas consigo mismo

Por Víctor Trapero
THE FALL, Manchester man (no me llames cariño)
Por José Manuel Caturla
ROSALÍA, Cantar a la muerte en la flor de la vida
Por Luis Troquel
EL LEBRIJANO, Bajarse al moro

ENTREVISTA (1998)

EL LEBRIJANO

Bajarse al moro

Por Ramon Súrio
JESÚS ORDOVÁS, Pop diario

ENTREVISTA (2007)

JESÚS ORDOVÁS

Pop diario

Por Víctor Lenore
FANTASTIC NEGRITO, Hora de romper cadenas
Por Xavier Gaillard
PAUL HAIG, Nanorobótica independiente
Por José Manuel Caturla
COWBOY JUNKIES, Todas las cenas de Nochebuena
Por Nando Cruz
DESERT, Un oasis en el pop de aquí
Por Juan Manuel Freire
JOSH T. PEARSON, Maldito amor, gloriosa obsesión
Por Ramón Fernández Escobar
Arriba