USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
DERBY MOTORETA'S BURRITO KACHIMBA, Duende y misterio de la kinkidelia

Papi Pachuli, Gringo, Soni y Bacca (de pie) y Von Máskara y Dandy Piranha (agachados): color.
Foto: Mauri Buhigas

 
 

ENTREVISTA (RDL 385)

DERBY MOTORETA'S BURRITO KACHIMBA Duende y misterio de la kinkidelia

Un primer álbum homónimo editado por El Segell y un directo que no deja indiferente han convertido a este sexteto sevillano de alocado nombre en una de las sensaciones de la temporada. En su ADN encontramos el rock andaluz, el rock anglosajón clásico de los setenta y la psicodelia contemporánea, pero quieren ir más allá. 

Uno de los hitos del rodaje del programa de La 2 ‘Un país para escucharlo’ fue propiciar el encuentro entre Kiko Veneno, el productor Ricardo Pachón y Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (a partir de ahora, DMBK): diversas generaciones del rock sevillano con muchas cosas en común. “Estábamos en la puerta de los estudios Happy Place fumando un cigarro, llegó un coche morado y alguien dijo: ‘¡Hostia, ahí está Ricardo!’. Se hizo el silencio. Fue como ver bajar al papa del papamóvil”, rememora Gringo, guitarra y catalizador ideológico de la banda. “Para nosotros es un Dios. Nos contó cosas de los discos que había hecho con Pata Negra y era como encontrarnos a George Martin y preguntarle cómo se había grabado ‘Strawberry Fields Forever’. Y Kiko nos dijo que nuestro álbum le había molado mucho y que tenía esperanza en nosotros, que se veía algo fresco”, añade el vocalista Dandy Piranha desde una terraza de la Alameda de Hércules, epicentro rockero de la capital andaluza.

“Para nosotros, Kiko Veneno está en la misma división que Bob Dylan, Smash está en la misma que Led Zeppelin y Triana está en la misma que The Doors. Nos sentimos como si estuviésemos en Liverpool, fuésemos un grupo de allí y tuviésemos a nuestros ídolos en la misma ciudad”
(Bacca)

Los dos componentes han venido en representación de DMBK –el resto son Bacca (guitarra), Soni (bajo), Von Máskara (teclados) y Papi Pachuli (batería)– porque dicen que, de estar los seis, la entrevista sería demasiado caótica. Puntos en común entre todos ellos: que la música que les voló la cabeza en su adolescencia era el rock prepunk de los setenta y que no son unos recién llegados. “No es el primer grupo que montamos y no tenemos 20 años, sino que nos hemos equivocado ya un montón de veces”, apunta el guitarra. Otro factor fundamental es el mostrado al inicio del artículo: sus héroes están tan lejos como al lado de su casa. “En nuestro olimpo musical no hay diferencia entre alguien de Sevilla y uno que es norteamericano. Para nosotros, Kiko Veneno está en la misma división que Bob Dylan, Smash está en la misma que Led Zeppelin y Triana está en la misma que The Doors. Nos sentimos como si estuviésemos en Liverpool, fuésemos un grupo de allí y tuviésemos a nuestros ídolos en la misma ciudad”.

Es fácil pensar que nos encontramos ante un grupo retro, pero eso es lo último que busca el sexteto. De hecho, se muestra muy autocrítico con esa idea. “Nosotros teníamos un buen bagaje musical, pero también malos hábitos, de músico antiguo”, reconoce Gringo. “Descubrir a los King Gizzard And The Lizard Wizard fue un revulsivo muy grande para nosotros. Independientemente de su música, su manera de hacer ya te renueva la cabeza en cuanto a tu forma de trabajar”. Tras manifestar que su intención es sonar a un grupo que hace música de aquí y ahora, en otro momento de la conversación confesarán que “el trap nos ha refrescado mucho las orejitas, porque veníamos del mundo del rock’n’roll más reaccionario. Para todo el círculo rockero era una mierda, y personalmente sentí esa necesidad de ver qué era eso que había ahí, y al tirar del hilo me di cuenta de que hay auténticas basuras y auténticas genialidades, como Yung Beef o La Zowi. El rock se ha estabilizado como un género de señores... iba a decir de pollaviejas”, lanza el guitarra. “Y elitista también, porque ahora hay algunos que van de intelectuales porque escuchan a Led Zeppelin, pero cuando este grupo empezó no significaba eso, era una forma de despertar a la gente”, completa el vocalista, de curioso parecido al joven Robert Plant.

“El salto del gitano”, primer single estrenado por Derby Motoreta's Burrito Kachimba. Vídeo de Tera Bada.



“Si personas de 20 o 40 años, tíos y tías, se meten en un pogo, van ahí a chocar uno contra otro... Cuando salgan de ese momento de desinhibición, no van a votar a Ciudadanos, tío, así que ya hemos hecho algo bueno”
(Dandy Piranha)

La trayectoria de DMBK ha sido fulgurante. “En enero de 2018 sacamos nuestro primer single en Bandcamp –“El salto del gitano” / “La piedra de Sharon”– y a la hora y media nos mandaron un correo de El Segell. No habíamos dado ni un concierto, solo habíamos tocado veinte minutos en el fin de gira de Quentin Gas & Los Zíngaros, pero ellos ya estaban interesados desde el principio”. Ahí publicaron este año su primer álbum, “Derby Motoreta’s Burrito Kachimba” (El Segell-Universal, 2019), y no han dejado de tocar en directo en salas y festivales. Los directos son, de hecho, la clave para conectar con el grupo. Según Dandy Piranha, “ha habido conciertos guapísimos. En Santiago de Compostela había gente volando como pelotas de Nivea, cervezas por el aire, pogos... Ahí vemos una forma de libertad. Si personas de 20 o 40 años, tíos y tías, se meten en un pogo, van ahí a chocar uno contra otro... Cuando salgan de ese momento de desinhibición, no van a votar a Ciudadanos, tío, así que ya hemos hecho algo bueno”. “En el Monkey Week, la primera vez que actuamos, la gente solo conocía las dos canciones del single. Empezamos a tocar, y los veíamos con la mandíbula desencajada; al final del concierto terminamos en una comunión y una catarsis tal que ya solo nos faltó quitarnos la ropa y ponernos a follar ahí entre todos”, completa Gringo.

La cosa sigue rápida, y la banda, con las ideas claras. “Lo nuevo –revelan– va a ser continuista. Estos dos primeros discos van a ser como la parte 1 y la parte 2, pero ya llegará el momento de plantearnos dejar de tocar las guitarras”. Lo ha dicho Gringo y, tras repreguntárselo, lo repite en serio.

FERNANDO ALFARO, Crisis permanente
Por Víctor Lenore
ROSALÍA, Cantar a la muerte en la flor de la vida
Por Luis Troquel
VINICIO CAPOSSELA, En Grecia

ENTREVISTA (2015)

VINICIO CAPOSSELA

En Grecia

Por Ramon Súrio
PEOPLE LIKE US, Del Tesauro a Google
Por Anna Ramos
RICHMOND FONTAINE, Fantasmas errantes
Por Ramón Fernández Escobar
MAX RICHTER, El cielo es el límite
Por Juan Manuel Freire
DIEGO A. MANRIQUE, Opinión y conocimiento
Por Ignacio Julià
MESHELL NDEGEOCELLO, Por Nina

ENTREVISTA (2013)

MESHELL NDEGEOCELLO

Por Nina

Por Ricard Martín
JOHN CALE, Agujeros de vagabundo

ENTREVISTA (2007)

JOHN CALE

Agujeros de vagabundo

Por Adrián de Alfonso y Jaume Ribell
GRUPO DE EXPERTOS SOLYNIEVE, La vida buena
Por Guillermo Z. del Águila
JOE BOYD, La edad de oro

ENTREVISTA (2007)

JOE BOYD

La edad de oro

Por Jordi Bianciotto
MAZONI, Contra la inercia

ENTREVISTA (2016)

MAZONI

Contra la inercia

Por Borja Duñó Aixerch
JAMES BLAKE, Viaje vertical

ENTREVISTA (2011)

JAMES BLAKE

Viaje vertical

Por Juan Monge
BABY DEE, Gran circo

ENTREVISTA (2007)

BABY DEE

Gran circo

Por Víctor Lenore
MEAT PUPPETS, La inspiración no los pillará trabajando
Por Ricard Martín
SISA, El hombre que convirtió la tristeza en humo (2ª parte)
Por Santi Carrillo
BONNIE PRINCE BILLY, El cantante

ENTREVISTA (2009)

BONNIE PRINCE BILLY

El cantante

Por Juan Monge
NICK CAVE, Más vale tarde que nunca
Por Jesús Rodríguez Lenin
DON THE TIGER, Los tigres también mudan la piel
Por Carolina Velasco
SOPHIE AUSTER, Tírame piedras y haré un castillo
Por JuanP Holguera
PUMUKY, El hombre bosque en llamas
Por Esteve Farrés
ELLIOTT MURPHY, La noche americana
Por Jordi Bianciotto y Miguel Martínez
Arriba