USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
DUCKTAILS, Nostalgia accidental

Matt Mondanile: soñador y nostálgico. Foto: Giovanni Duca

 
 

ENTREVISTA (2015)

DUCKTAILS Nostalgia accidental

Aprovechando el parón de Real Estate, Matt Mondanile –aquí entrevistado por Guillermo Arenas– publicó “St. Catherine”, colección de composiciones melancólicas con su proyecto Ducktails. Pero él aseguró que es una persona mucho más feliz que lo que muestran sus canciones. ¿Será el sol de Los Ángeles, adonde llegó por su relación con Julia Holter y donde puede pasarse el día escuchando música en el coche?

Casas bajas al atardecer, césped recién cortado, hojas que se amontonan en las aceras, interminables horas muertas, una batería desvencijada en el garaje... La música de Matt Mondanile, tanto en su banda-madre Real Estate como en su proyecto personal Ducktails, está irrevocablemente ligada a un entorno concreto y suburbano. El hombre que podría pasar por un clon de Clark Kent tiene integrada en su ADN la capacidad de componer canciones frágiles y preciosistas que, sin embargo, pocas veces se escapan del influjo melancólico.

Los Ángeles es una ciudad genial para centrarte en tus propios pensamientos. No te encuentras con tanta gente como en Nueva York 
y puedes meterte en el coche e ir a trabajar cada mañana sin ver a nadie por el camino”
(Matt Mondanile)

“St. Catherine” (Domino-Music As Usual, 2015), su quinto y reciente disco, mantiene esa constante, pese a que ahora su escenario cotidiano sea distinto. “El entorno en el que vivo siempre va a cambiar de alguna manera mi música”, explica Matt. “Soy de un suburbio de la Costa Este y eso siempre lo llevaré dentro de mí, pero no creo que mi música sea específica de un lugar concreto. Definitivamente, vivir en Los Ángeles la ha cambiado en algo, pero creo que se debe, sobre todo, a la gente de la que me rodeo y por estar escuchando música todo el tiempo en el coche. Es una ciudad genial para centrarte en tus propios pensamientos. No te encuentras con tanta gente como en Nueva York 
y puedes meterte en el coche e ir a trabajar cada mañana sin ver a nadie por el camino. A veces salgo de mi casa sin camiseta a tirar las latas vacías de cerveza a la basura. Y creo que este ambiente ha cambiado mi música a mejor”.

Sin embargo, si “St. Catherine” se diferencia en algo de “The Flower Lane” (Domino, 2013), un álbum de sonido tan depurado que se acercaba al pop pluscuamperfecto de The Go-Betweens o The Chills, es en un regreso a territorios más lo-fi, cercanos a unos primeros trabajos que acabaron vinculados al pop hipnagógico. “Siempre intento hacer algo distinto con cada disco”, asegura él. “Necesito progresar, probar cosas nuevas. La inspiración detrás de ‘The Flower Lane’ era Nueva York. Por entonces vivía en Brooklyn y pasaba mucho tiempo en Manhattan, bebiendo y yendo de fiesta. Quería hacer el equivalente de una película de Woody Allen sobre Nueva York, pero en un álbum. No creo que lo lograse, pero me lo pasé muy bien”.

“Headbanging In The Mirror”, clip de Justin Kane para el primer single de “St. Catherine”: Matt Mondanile, a la búsqueda de ese pop pluscuamperfecto que siga acercando su música a The Go-Betweens o The Chills.

En esta ocasión, se ha rodeado de amigos como James Ferraro (“es un genio, una inspiración enorme para mí”, asegura) y Julia Holter. Ella pone voz a dos de los temas de su nuevo disco (“Church” y “Heaven’s Room”) y fue el desencadenante de su traslado a California. “Julia fue mi novia durante un breve período. De hecho, me fui a Los Ángeles para estar con ella”, confiesa, y la sombra de esta relación se puede rastrear en todo el álbum.

“De niño me apasionaba la música y mis amigos. Era bastante ‘nerd’, pero no me iba bien en el colegio. Era un soñador, me pasaba el día escribiendo notas sobre música en mi diario. Cosas como el equipo que utilizaban las bandas que me gustaban. Pero no tengo nostalgia de mi infancia, me sentía demasiado confuso”
(Matt Mondanile)

Porque en “St. Catherine”, de nuevo, hay un poso de nostalgia, pese a que Mondanile se defina como “una persona muy feliz”. “Casi nunca me siento desanimado o aburrido”, asegura. “Me encanta la gente. Y me encanta lo que hago. Pero sí creo que hay algo de tristeza en todo mi trabajo. ¿Será porque todos morimos? ¿Porque solo vivimos una vez? No lo sé...”. Bueno, es bastante probable que también tenga que ver con los vínculos con la infancia que tiende en cada disco. Una de sus nuevas canciones, “The Disney Afternoon”, toma su nombre de la programación televisiva que veía de niño. “De ahí viene también el nombre Ducktails”, detalla. “De verdad que intento no ser tan nostálgico, pero supongo que me gusta ponerle nombres a las canciones relacionadas con las cosas que han significado mucho para mí”. El joven Mondanile se pasó un montón de horas viendo dibujos, la MTV y series como “Aquellos maravillosos años”. “De niño era básicamente igual que ahora”, cuenta. “Me apasionaba la música y mis amigos. Era bastante ‘nerd’, pero no me iba bien en el colegio. Era un soñador, me pasaba el día escribiendo notas sobre música en mi diario. Cosas como el equipo que utilizaban las bandas que me gustaban. Pero no tengo nostalgia de mi infancia, me sentía demasiado confuso. Y a mis padres los tenía muy perdidos, se pasaban el día preguntando: ‘¿Qué vamos a hacer con Matt?’. Afortunadamente, ahora están muy orgullosos de que me gane la vida con la música”.

Ahora mismo, Matt parece más centrado en Ducktails que nunca. Los miembros de Real Estate se encuentran inmersos en sus otros proyectos: Martin Courtney prepara su debut en solitario y Alex Bleeker mantiene su otra banda, Alex Bleeker And The Freaks. Y, además, está la distancia geográfica. “Últimamente no hemos hecho nada de música, solo mandarnos mensajes de texto”, explica. Preguntado por si espera que Real Estate graben nuevo material pronto, responde con un enigmático “no lo sé, espero que sí”, aunque luego matiza: “Estar en distintos proyectos me ayuda a no aburrirme. Siempre que estoy trabajando tanto en una banda como en la otra, tengo una sensación de frescura. Si solo hiciese cosas con Ducktails, podría quedarme sin ideas”. Y nadie quiere que eso ocurra, ¿verdad?

MOMUS, El dedo en el ojo

ENTREVISTA (2009)

MOMUS

El dedo en el ojo

Por Víctor Lenore
KIM FOWLEY, Famoso en la sombra

ENTREVISTA (2012)

KIM FOWLEY

Famoso en la sombra

Por Ramón Fernández Escobar
JUNIOR BOYS, Los verdaderos Boards Of Canada
Por David Saavedra
PAOLO CONTE, Suspiros mediterráneos
Por Luis Lapuente
ELASTIC BAND, Pop total

ENTREVISTA (2018)

ELASTIC BAND

Pop total

Por JuanP Holguera
TIRZAH, Esa extraña devoción

ENTREVISTA (2018)

TIRZAH

Esa extraña devoción

Por Álvaro García Montoliu
PUMUKY, El hombre bosque en llamas
Por Esteve Farrés
THE LIMIÑANAS, Adictos a la cultura pop
Por Eduardo Guillot
ANTI, Amores alucinados

ENTREVISTA (2010)

ANTI

Amores alucinados

Por Víctor Lenore
HOLLY HERNDON, Mundo conectado

ENTREVISTA (2015)

HOLLY HERNDON

Mundo conectado

Por Juan Manuel Freire
LOS PLANETAS, Entrevista del fin del mundo
Por David Saavedra
THE GO-BETWEENS, Canciones de cuna
Por Román F. Añaños
PAULINE EN LA PLAYA, Con elegancia
Por David Saavedra
THE BAD PLUS, La extraordinaria normalidad
Por Roger Roca
XENIA RUBINOS, La aldea global

ENTREVISTA (2012)

XENIA RUBINOS

La aldea global

Por Eduardo Guillot
GEKO JONES, Fiesta global

ENTREVISTA (2014)

GEKO JONES

Fiesta global

Por Víctor Lenore
MAZONI, Disparen al profesor Keating
Por Dimas Rodríguez
THE FIELD, Miles de años luz

ENTREVISTA (2010)

THE FIELD

Miles de años luz

Por Juan Monge
CALVIN JOHNSON, Hazlo tú mismo

ENTREVISTA (2015)

CALVIN JOHNSON

Hazlo tú mismo

Por Marc Muñoz
DJ KRUSH, Beats & scratches

ENTREVISTA (1996)

DJ KRUSH

Beats & scratches

Por Bruno Galindo
CIGARETTES AFTER SEX, Al caer la noche
Por Álvaro García Montoliu
BENJAMIN CLEMENTINE, Buena historia, buen músico
Por Juan Manuel Freire
Arriba