USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
DUOT, Compartiendo experiencias

Ramon y Albert, en el aeropuerto de El Prat, a punto de despegar. Destino: primera gira por Europa.

 
 

EN LA CARRETERA (2013)

DUOT Compartiendo experiencias

Por Duot

En mayo de 2013, el grupo catalán Duot, el proyecto improvisador de Albert Cirera (saxo tenor y soprano) y Ramon Prats (batería) que nació a partir de las enseñanzas de maestros como Peter Brötzmann o Agustí Fernández, realizó su primera gira europea con paradas en diversas ciudades de Bélgica y una breve escapada a Ámsterdam. Nos lo explicaron aquí y nos ofrececieron un vídeo del viaje ambientado con su propia música, grabada en el concierto de Brujas. Free jazz de altura.

Bruselas. Hace buen tiempo. Después de unos momentos de duda cogemos el autobús correcto y llegamos al centro. A pesar del viento, nos perdemos en una larga caminata por las calles de la ciudad. Ante la entrada del Studio Grez nadie nos contesta, hasta que una familia que entra por la puerta de al lado nos invita a su casa. Es el apartamento de unos artistas. El acceso del fondo conecta con el Studio Grez, y en pocos segundos, nos damos cuenta de que se trata de un lugar totalmente envidiable. Una nave industrial muy grande, con muchas salas pequeñas donde hay pintores, bailarines, músicos... Cuidado y mimado por los propios artistas, sin visión empresarial ni ambiciones que supongan concesión alguna al gran público.

“La Gran Place, la tienda de Sofie, el mejor kebab de Bruselas, los pósteres de la historia del jazz. A las siete de la tarde volvemos al Studio Grez. Nos encontramos con el pianista Giovanni Di Domenico, nuestro contacto”

La gente que nos ha abierto vive en una parte de la vieja nave industrial; tienen un gato muy juguetón. Dejamos los trastos porque aún faltan horas para el concierto. Nos disponemos a volver a pasear por la ciudad. La Gran Place, la tienda de Sofie, el mejor kebab de Bruselas, los pósteres de la historia del jazz. A las siete de la tarde volvemos al Studio Grez. Nos encontramos con el pianista Giovanni Di Domenico, nuestro contacto. Nos explica cómo funciona el estudio: ensayos, creación, conciertos. Él también participará en el concierto de esta noche. Conocemos al trío local que tocará después de nosotros. Hacemos una pequeña prueba de sonido y pedimos unas pizzas turcas.

Tras esperar un buen rato, solo hay una persona de público, pero decidimos empezar. El primer concierto es de Giovanni a piano solo. Despliega una improvisación muy melódica y tranquila, entre Steve Reich y música de meditación, pero con muy buen gusto y muy buena conducción. Llega el turno de Duot. No estamos del todo cómodos, la música no suena como estamos acostumbrados. El concierto de piano nos ha afectado más de lo que pensábamos. El poco público, cinco personas entre músicos y espontáneos, nos pide un bis. Nos sale una de las cosas más feas que habremos hecho jamás. Se estropea el saxo y parece que no se puede arreglar. Continúa el trío local: guitarra, batería y clarinete bajo, ni frío ni calor. A doscientos metros se celebra un festival donde actúa una cantante amiga de los músicos, así que vamos allí. Una vez más, ni frío ni calor. Volvemos al Studio a dormir. Mañana será otro día.

Corto con imágenes del viaje. El audio pertenece al concierto de Duot en el Parazzar de Brujas.

Cogemos el tren hacia Amberes. Christel nos recoge en la estación. Ella y Koen nos guían por la ciudad y nos abren las puertas de su casa, un lugar de paso de muchos músicos con muy buenas vibraciones (Mats Gustafsson, Paal Nilssen-Love, Ken Vandermark, Kim Gordon…). Comemos algo y arreglamos el saxo con la ayuda de Koen. Llegan Christopher y Gino, los músicos con quienes tocaremos por la noche.

“El recibimiento en Amberes es mucho más cálido que en Bruselas. La gente con quien hemos coincidido es mucho más abierta, con ganas de compartir experiencias y de interesarse por la manera de hacer las cosas de los demás. Aquí nos damos cuenta de que en Bruselas todo había sido un poco frío”

Vamos hacia el Studio Plan, fuera de la ciudad, en medio de un prado, cerca del río. Se trata de una casa que una gente encontró abandonada con una nota que decía “if you find it, you can use it”, y así lo hicieron. Ahora es un espacio muy potente, con dormitorios para los músicos, un escenario muy bien acondicionado, comedor para público y artistas, y una barra. Están montados todos los trastos del grupo que toca primero. El amo del bar no nos deja hacer prueba de sonido. En realidad, nos echa de buenas maneras. Tomamos una cerveza cerca del río con Koen, Christopher y Gino. Son muy buenos tipos. Vamos a cenar a las siete: nos preparan un plato vegetariano muy rico. Cabe decir que el recibimiento en Amberes es mucho más cálido que en Bruselas. La gente con quien hemos coincidido es mucho más abierta, con ganas de compartir experiencias y de interesarse por la manera de hacer las cosas de los demás. Aquí nos damos cuenta de que en Bruselas todo había sido un poco frío.

Empieza a tocar el primer grupo. Rollo indie (no recordamos el nombre...). Los primeros temas nos sorprenden, después la cosa se enfría. Nos toca. Hacemos un set a dúo y esta vez tocamos más como estamos acostumbrados, aun sin brillar del todo. Al menos nos sirve para sacarnos la espina del día anterior. Justo después nos juntamos con dos músicos locales, Gino al chelo y Chris a la guitarra y al bajo. Es una buena experiencia, aunque hay momentos en los que dudamos con respecto a la dirección y las conducciones, pero nos lo pasamos muy bien. La atmósfera del local, el recibimiento del público (con bastante expectación por nosotros), el buen rollo de Gino y Chris, el friquismo del amo del local y la diversidad de personal hace que todo sea muy especial. Es  fantástico encontrar un espacio tan agradable y unos espectadores de todas las edades con gran variedad de talantes.

 
  • En Ámsterdam, en el estudio de Raoul van der Weide, para una sesión privada.

  • Con Raoul en su local: unos hangares, de alquileres muy bajos, que comparte con otros artistas.

  • En Amberes, arreglando el saxo en casa de Christel y Koen, lugar de paso de muchos músicos.

 

El día siguiente, nos levantamos muy temprano y vamos a coger un autobús que nos lleva a Ámsterdam, donde haremos una sesión privada con Raoul van der Weide. Después de comer y pasear por el barrio Rojo, cogemos el tranvía que nos ha indicado Raoul. Nos bajamos en la parada y esperamos a que nos venga a buscar alguien. Momentos después, aparece un hombre de unos 50-60 años con una bicicleta que nos mira con cierta complicidad. Es Raoul. Nos da la bienvenida y nos acompaña a su local: unos hangares que comparte con otros artistas de alquileres muy bajos. Es la manera que tiene el Ayuntamiento de Ámsterdam de que los artistas se queden a vivir en la ciudad.

“Es Raoul van der Weide. Nos da la bienvenida y nos acompaña a su local: unos hangares que comparte con otros artistas de alquileres muy bajos. Es la manera que tiene el Ayuntamiento de Ámsterdam de que los artistas se queden a vivir en la ciudad”

El hombre es encantador y hablamos un buen rato sobre cómo relacionarse entre músicos, establecer vínculos con gente de otros países, buscar nuevos espacios donde tocar... Es un músico muy interesado en tocar con artistas que no conoce, nos dice. Lo tiene clarísimo: compartir y tener una actitud positiva. Tocando nos sentimos todos muy cómodos, es cojonudo. Después volvemos al centro y matamos el rato tomando unas cervezas.

Después de coger trenes y autobuses, llegamos a Brujas, al famoso Parazzar. Nos recoge en la estación Nico Roig y nos lleva al local, donde él también tocará con otro grupo. Mientras ellos prueban sonido, nosotros hacemos una pequeña excursión en bici por el centro de la ciudad. De hecho, no probamos sonido y vamos a cenar directamente al club. El Parazzar es un local más convencional que los otros, pero con la peculiaridad de que el amo cierra la puerta con llave justo antes de empezar el concierto. Nadie puede entrar ni salir si hay música en vivo. Genial. El concierto nos va muy bien, acabamos muy contentos. Se nota que teníamos ganas de concluir bien nuestra expedición, y el local y el público nos lo ponen muy fácil. Nos quedamos a dormir en el mismo local, que tiene un apartamento en el piso de arriba y, al día siguiente, para casa.

Con ganas de volver...

Publicado en la web de Rockdelux el 10/9/2013
EL COLUMPIO ASESINO, Terremoto en México

EN LA CARRETERA (2012)

EL COLUMPIO ASESINO

Terremoto en México

Por Albaro Arizaleta
THE BLACK BAGS, Con Daniel Johnston en Nimes
Por Xavi Caparrós
DORIAN, Una gira por Latinoamérica

EN LA CARRETERA (2012)

DORIAN

Una gira por Latinoamérica

Por Marc Gili
SANJOSEX, En el festival del desierto

EN LA CARRETERA (2011)

SANJOSEX

En el festival del desierto

Por Carles Sanjosé
FURGUSON / ALIMENT, Una gira para dos

EN LA CARRETERA (2011)

FURGUSON / ALIMENT

Una gira para dos

Por Edu Vila y Pol Huedo
PUMUKY, La “mala buena suerte” en México
Por Jaír Ramírez
OCELLOT, Visiones de China

EN LA CARRETERA (2016)

OCELLOT

Visiones de China

Por Marc Fernández
REMATE, A 1.250 millas de Omaha

EN LA CARRETERA (2013)

REMATE

A 1.250 millas de Omaha

Por Remate
MANEL, Tres conciertos, dos universidades y un quiste sacro
Por Guillem Gisbert
MARGARITA, Quince conciertos, quince ciudades
Por Margarita
THE SUICIDE OF WESTERN CULTURE, Para protegerte a ti, a tu familia y a tu comunidad
Por The Suicide Of Western Culture
LITORAL, Perder el norte

EN LA CARRETERA (2011)

LITORAL

Perder el norte

Por Pau Roca
ROBERT FORSTER, Lluvia de primavera

EN LA CARRETERA (2013)

ROBERT FORSTER

Lluvia de primavera

Por Adrián de Alfonso
BEACH BEACH, Sobrevivir con ceviche y pisco
Por Tomeu Mulet
MAZONI, Zumo de canción

EN LA CARRETERA (2015)

MAZONI

Zumo de canción

Por Jaume Pla
TACHENKO, Con Micah P. Hinson, un “maldito” que no lo es tanto
Por Sebas Puente
HANS LAGUNA, Un indie en la India

EN LA CARRETERA (2015)

HANS LAGUNA

Un indie en la India

Por Hans Laguna
ZA!, Ponencias australianas

EN LA CARRETERA (2015)

ZA!

Ponencias australianas

Por Za!
ARIES, De ruta por Europa con Calvin Johnson
Por Isabel Fernández Reviriego
BETUNIZER, En compañía de Daniel Johnston
Por Marcos Junquera
DEPEDRO, Pedacitos de vértigo

EN LA CARRETERA (2011)

DEPEDRO

Pedacitos de vértigo

Por Jairo Zavala
EXTRAPERLO, Viaje relámpago a Londres

EN LA CARRETERA (2013)

EXTRAPERLO

Viaje relámpago a Londres

Por Borja Rosal
HIDROGENESSE, De costa a costa

EN LA CARRETERA (2009)

HIDROGENESSE

De costa a costa

Por Hidrogenesse
Arriba