USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
EZRA FURMAN, Con la nariz ensangrentada

“Lo que a mí me gustaba era el punk rock, darme cuenta de que podías sentirte orgulloso de ser un pringado, porque el punk rock va sobre ser un inadaptado social”. Foto: Alfredo Arias

 
 

ENTREVISTA (2015)

EZRA FURMAN Con la nariz ensangrentada

Divertido, lúcido y agridulce. Así es Ezra Furman y su adictivo cóctel de punk, folk, garage y power pop lleno de angustia posadolescente. Con estos y otros ingredientes vintage, el de Chicago volvió a agitar su outsider rock con lápiz de labios en “Perpetual Motion People”, sexto disco de una trayectoria que le ha valido comparaciones con Jonathan Richman, Violent Femmes, Jay Reatard y los New York Dolls. Borja Duñó Aixerch habló con él a su paso por el Vida Festival 2015.

Un par de horas antes de su concierto el 3 de julio en el Vida Festival de Vilanova i la Geltrú, Ezra Furman nos recibe en su camerino. La ropa que lleva puesta es la misma con la que aparecerá en el escenario: un bañador azul, medias, zapatos negros y una camiseta tuneada con cortes de arriba abajo. Le gusta vestirse así y usar lápiz de labios. De hecho, en la portada de su nuevo trabajo, “Perpetual Motion People” (Bella Union-[PIAS] Iberia & Latin America, 2015), aparece ataviado de mujer. “Me visto como me gusta y quiero dejar claro que no es un truco, es parte de mí; no quiero disfrazarme para salir al escenario”. Furman, de 29 años, nació en Chicago pero vive en Oakland, California, donde tiene a “alguien importante”.

“Sí, me gusta
externalizar el dolor
de alguna forma,
la sangre, los rasguños, las heridas... La música también es eso, haces ruido para externalizar
el tumulto y tratas de
convertir el mundo
en este caos”

“De pequeño fui a un campamento de verano y ahí había un niño que sabía tocar la guitarra”, cuenta sobre sus primeros pasos musicales. Por aquel entonces, su grupo favorito era Green Day y aprendió a tocar acordes en una sola posición. “Mis padres me dijeron que tocara la guitarra acústica y que aprendiera todas esas canciones de los años setenta que les gustaban, lo que fue interesante en aquel momento: Bob Dylan, Leonard Cohen, Randy Newman... grandes autores”. En su casa también se escuchaban los Beatles, Warren Zevon, Paul Simon... “Pero esa era la música de mis padres y me daba igual. Lo que a mí me gustaba era el punk rock, darme cuenta de que podías sentirte orgulloso de ser un pringado, porque el punk rock va sobre ser un inadaptado social”.

Cuando tenía 11 o 12 años, Furman se sentía jodido porque no era un chico popular, tenía problemas y... le sangraba la nariz. Su nariz ensangrentada aparece en la portada de “The Year Of No Returning” (Kinetic Family, 2012; reeditado por Bar/None en 2013) y en el vídeo de “Restless Year”. “Para mí, indica como si la persona se estuviera desmontando. Es como si su cara se cayera a pedazos y no necesariamente porque le hayan golpeado”. ¿Es la sensación de tener que salir de clase e ir al baño y tener que dar explicaciones? “Sí, me gusta externalizar el dolor de alguna forma, la sangre, los rasguños, las heridas... Me gusta ver todo esto como un problema que está en tu cabeza pero que quiere salir al mundo exterior. La música también es eso, haces ruido para externalizar el tumulto y tratas de convertir el mundo en este caos”.

 
EZRA FURMAN, Con la nariz ensangrentada

“Me visto como me gusta y quiero dejar claro que no es un truco, es parte de mí; no quiero disfrazarme para salir al escenario”.

Foto: Alfredo Arias

 

Su eclecticismo sonoro –del doo-wop al garage, del skiffle al punk pasando por el power pop...– y el carácter urgente de sus canciones evocan cierta esquizofrenia, quizá relacionada con el hecho de sentirse un outsider. “Sí, creo que hay algo que me aliena y, como soy muy callado, mi reacción es sacar la rabia, la tristeza o la emoción que sea a través de los discos y los conciertos”, cuenta. “Es el resultado de la tensión creada por las cosas de las que no puedes hablar, ya sea porque no está permitido o porque es demasiado complicado. Necesitas música y drama, y creo que de ahí es de donde viene la mejor música”.

“Antes la muerte era como mi antiguo jefe y ahora nos hemos hecho buenos amigos, porque gente a la que conocía ha muerto y sé que algun día moriré. Es como decir que no le tengo miedo. Para mí la muerte es el último miedo, pero nos hemos hecho grandes amigos, somos Tom Sawyer y yo”

Por eso su pegadiza coctelera musical recoge influencias de los años cincuenta y sesenta. “Los cincuenta, especialmente en los Estados Unidos, reflejan un tiempo de represión, y hay tantas cosas que no puedes decir en una sociedad reprimida... la represión construye la tensión dramática de la que hablábamos, una energía como de querer romper una cáscara para salir fuera”. De ahí el sonido de su última banda de acompañamiento, The Boy-Friends (antes había tenido como escuderos a The Harpoons): los coros de doo-wop, el saxo... “Me gusta el doo-wop en parte porque es un poco ridículo, es casi como de dibujos animados. De todas formas, no sonamos como las antiguas bandas de doo-wop, simplemente cogemos algunas cosas de aquí y de allá y lo convertimos en algo un poco más extraño”, admite.

Porque la música de Ezra Furman es, además, divertida. De hecho, “Perpetual Motion People” parece más jovial que su predecesor “Day Of The Dog” (Bar/None, 2013). Por lo menos, ha pasado de cantar “I Wanna Destroy Myself” a decir “I never wanna die”. “Sí que parece un poco más alegre, pero no lo sé... hay algunas canciones muy desesperadas, como ‘Watch You Go By’ y ‘Hour Of Deepest Need’, que es muy triste... Pero sí que, en general, hay más sentimientos fuertes y alegres. Creo que he ido aceptando la tristeza o el enfado en lugar de tratar de evitarlos. Este disco es más como parar el coche y poder sentirte triste durante diez minutos antes de seguir”.

De hecho, en uno de los versos que más llaman la atención, trata a la muerte como si fuera su mejor amigo: “Death is my former employer / death is my own Tom Sawyer”, dice en “Restless Year”. “Sí, antes la muerte era como mi antiguo jefe y ahora nos hemos hecho buenos amigos, porque gente a la que conocía ha muerto y sé que algun día moriré. Es como decir que no le tengo miedo. Para mí la muerte es el último miedo, pero nos hemos hecho grandes amigos, somos Tom Sawyer y yo”. ¿Tú eres Huckleberry Finn? “Sí, juntos vamos río abajo”.

 

SUEDE, Reflexiones de duermevela

ENTREVISTA (2016)

SUEDE

Reflexiones de duermevela

Por Marcos Gendre
LAWRENCE, Balada de la calle del perrito caliente
Por José Manuel Caturla
THE TELESCOPES, Más allá de la visión natural
Por David Saavedra
FIRST AID KIT, Un nuevo amanecer

ENTREVISTA (2018)

FIRST AID KIT

Un nuevo amanecer

Por Álvaro García Montoliu
BLACK YAYA, El narrador vudú

ENTREVISTA (2015)

BLACK YAYA

El narrador vudú

Por David Saavedra
ALDOUS HARDING, El salto

ENTREVISTA (2017)

ALDOUS HARDING

El salto

Por Víctor Trapero
KATE TEMPEST, Vidas cruzadas

ENTREVISTA (2017)

KATE TEMPEST

Vidas cruzadas

Por Llorenç Roviras
NUEVA VULCANO, Los mirlos negros del underground de Barcelona
Por Marta Pallarès
MARK EITZEL, Nubes y claros

ENTREVISTA (2017)

MARK EITZEL

Nubes y claros

Por Eduardo Guillot
SUPERORGANISM, El discurso del método
Por César Luquero
JANELLE MONÁE, Ha nacido una estrella
Por Juan Manuel Freire
BILL RYDER-JONES, Una caja de bombones
Por Oriol Rodríguez
LITTLE WINGS, Una compuerta secreta detrás del armario
Por Nando Cruz
OMAR SOULEYMAN, Vivan los novios

ENTREVISTA (2014)

OMAR SOULEYMAN

Vivan los novios

Por Manel Peña
KETAMA & TOUMANI DIABATÉ & DANNY THOMPSON, Cruce de razas
Por Miquel Botella y Ramon Súrio
KING CREOSOTE, Huir del cinismo sin dejarse de gaitas
Por Ramón Fernández Escobar
AINARA LeGARDON, Culturismo emocional
Por David Morán
SÍLVIA PÉREZ CRUZ, Fuera de control
Por Miquel Botella
PAOLO CONTE, Suspiros mediterráneos
Por Luis Lapuente
DANIEL JOHNSTON, Superhéroe eterno
Por Joan Pons
GAS, Efectos narcóticos

ENTREVISTA (2017)

GAS

Efectos narcóticos

Por Arnau Horta
LOQUILLO, Desbocado y fuera del toril
Por Miquel Botella
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (2ª parte)
Por Santi Carrillo
Arriba