USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
Tributo a Family, Un regalo de corazón

“Un soplo en el corazón. Homenaje a Family” (diciembre 2003).

 
 

CD ROCKDELUX (RDL 213)

Tributo a Family Un regalo de corazón

Regalo muy especial en el Rockdelux 213 (diciembre 2003), un CD muy exclusivo en formato digipack: el homenaje sincero a las canciones del único álbum de Family, el mítico “Un soplo en el corazón” (1994), disco que se ha quedado eternamente grabado en el recuerdo de muchos oyentes. Para conmemorar su décimo aniversario, desde el sello Elefant se ensambló un tributo con grupos afines al espíritu del dúo donostiarra y el resultado fue este emocionante compact (del que debajo se pueden escuchar tres muestras). Canción a canción, en el mismo orden que en la obra original, los 14 temas fueron versionados por grupos españoles fans de Family. Rockdelux ofreció este manjar para sibaritas. Nando Cruz lo explicó aquí.

Lo que tenéis entre manos es una de las muchas ideas que Luis Calvo barajó para celebrar el décimo aniversario del álbum de Family, “Un soplo en el corazón” (Elefant, 1994). Hace más de un año que daba vueltas a la posibilidad de grabar un disco de versiones –en la misma secuencia del original– y al final se ha consumado como el CD que regala Rockdelux en su número de diciembre. “No queríamos venderlo ni que la gente lo viese como un acto oportunista. Queríamos que fuese algo íntimo para los fans. Pero también lo hago por Javier (Aramburu) e Iñaki (Gametxogoikoetxea), aclara Luis Calvo, director de Elefant, el sello que publicó el disco original. “La idea de que salga un mes con Rockdelux y luego desaparezca me parece perfecta”.

Catorce grupos participan en el homenaje porque catorce canciones formaban “Un soplo en el corazón”. El único requisito exigido, que admirasen al dúo donostiarra. Casi la mitad pertenecen a Elefant. No es casualidad: “Aunque a unos les ha influido más el disco que a otros, a todos los grupos de Elefant les gusta Family y conocen las canciones”, asegura Calvo, quien explica que se le propuso participar a Sr. Chinarro... pero no conocía el disco. Nosoträsh, en cambio, han grabado dos versiones. La no incluida, una “Nadadora” cantada en bable, saldrá próximamente en el Club del Single de Elefant.


LA PREGUNTA DEL MILLÓN

¿Qué opina Javier Aramburu de todo esto? “Estoy seguro de que cuando vea el disco le hará ilusión”, intuye Calvo. No obstante, y como era de esperar, el misterioso autor ha preferido mantenerse al margen. “Estas cosas le sobrepasan y yo lo entiendo. Es muy tímido y todo lo que ha ocurrido con el disco le parece demasiado”. Lo que ha ocurrido es, ni más ni menos, que se ha convertido en el álbum de culto por excelencia de la generación del pop independiente español de los años noventa.

“Es un álbum muy bueno, con unas canciones muy buenas, unas melodías muy buenas y unas letras muy buenas, que salió en un momento que significó mucho para mucha gente”
(Luis Calvo)

“Un soplo en el corazón” no es una obra maestra, pero sí es un disco VITAL para muchísimas personas. Entre ellas, el propio Luis Calvo, quien reconoce que no se trata de un disco fundamental en la historia de la música y hasta comprende que el mismísimo Aramburu lo considere sobrevalorado. “Yo opino como él si me pongo en su lugar. Es un disco importante por las circunstancias en que se hizo, por la época en que salió y por la influencia que ha tenido, pero si te paras a analizarlo musicalmente no puedes decir que sea una obra maestra”. En efecto, solo es “un álbum muy bueno, con unas canciones muy buenas, unas melodías muy buenas y unas letras muy buenas, que salió en un momento que significó mucho para mucha gente”.

A “Un soplo en el corazón” no lo ha convertido en clásico el rigor histórico, sino las diez mil personas que lo compraron entonces y las tres mil que tienen la reedición. No es un disco para enciclopedias y listas, sino para corazones y habitaciones. Es más fundamental por lo que significa que por lo que es; y no es poco. Es un clásico íntimo, el más grande de los pequeños discos domésticos. Un objeto de primera necesidad que caló muy hondo en Elefant, pero que Luis Calvo se resiste a considerar el más importante del sello. “No lo es porque el disco de Vainica Doble y el de Carlos Berlanga también son discos clave. Y Le Mans, en su conjunto, es el grupo clave de Elefant”.

 
Tributo a Family, Un regalo de corazón

Javier Aramburu e Ikaki Gametxogoikoetxea (Family), foto para la historia.

 

... PERO EL SOPLO SE LO DIO IBON ERRAZKIN

Ibon Errazkin, ex Aventuras de Kirlian y ya entonces mentor de Le Mans, era el contacto de Luis Calvo en San Sebastián: colocaba cintas recopilatorias de Elefant en tiendas de la ciudad y le mantenía informado sobre nuevos grupos. Él fue quien le hizo llegar la maqueta de El Joven Lagarto. Y allí estaban todas las canciones del futuro debut de Family, más dos temas instrumentales y “Su mal humor”, canción que nunca publicarían. Todas tienen un tratamiento muy pop y acústico.

“Al final del primer o segundo concierto que Family dieron en Madrid, Javier repartió copias de la maqueta azul entre las primeras filas”, recuerda Calvo, que estaba allí. En ella el dúo ya daba un virado electrónico a los catorce títulos que formarían “Un soplo en el corazón”. También, a “Sentimental”, otra canción perdida que años después repescarían Fangoria. “Nos recordaba a New Order y, sobre todo la voz de Javier, a Décima Víctima”, explica Calvo. “Un soplo en el corazón” sería “una mezcla del carácter pop de la primera maqueta y el toque electrónico de la segunda”.

“Javier nos tocó en casa con una guitarra acústica cuatro canciones para un maxi sobre el viaje de un astronauta desde que despega de la Tierra hasta que vuelve. Luego la cosa se fue enfriando, y cuanto más se ha hablado de Family y mejor se ha puesto el disco más ha ido dificultando que Javier se enfrentara a otro álbum”
(Luis Calvo)

Otra de las personas que escuchó la maqueta azul en 1992 fue Alaska, y desde entonces se convirtió en fan del grupo e incluso lo invitó a telonear a Fangoria. “Por medio de ella, Family y Le Mans grabaron sus discos en los estudios Vulcano”. Una vez registrado, empezaron a buscar compañía. Fichar a Family ya era entonces una obsesión para Luis Calvo. “Nunca les perseguimos, pero Javier sabía que éramos fans del grupo y que si nos lo pedía diríamos que sí. Aunque era un grupo totalmente desconocido, para nosotros era como si fuese Robert Smith o Morrissey. Éramos muy tímidos”.

Cuando “Un soplo en el corazón” salió a la venta, en Elefant llevaban tres años oyendo esas canciones. Quizá por eso Luis percibe cierta demora en su reconocimiento público. “La gente no entendió el disco en esa época, como no entendió a Le Mans y a tantos otros grupos de pop”. Fechado en 1993, aunque se editó en 1994, el disco fue comentado y elogiado por Rockdelux en el número de julio-agosto del 94. “Al principio pasó desapercibido. Muchos medios no valoraron en su día lo que significó”, insiste. En su opinión, fue su incorporación a una radiofórmula matinal de Radio 3 y la elección como mejor disco del año 1994 (empatado con “Moor Room” de Cancer Moon) por parte de Rockdelux lo que empezó a construir la leyenda del disco.

Hoy circulan tres o cuatro discos piratas de Family que completan la famosa “maqueta azul” con grabaciones de La Insidia (el grupo anterior de Javier Aramburu), directos o intervenciones de este con Teresa Iturrioz en una fiesta de Juan de Pablos. Tantas chapuzas corren por ahí que Luis Calvo se planteó adjuntar la maqueta en la reciente reedición de “Un soplo en el corazón”. Pero no. “A Javier no le apetece, y tampoco era muy justo para la gente que compró el disco tener que volver a comprarlo para tenerla. Como táctica para una multinacional es muy buena, pero para Elefant no”.


UNO Y NO MÁS

Hace ocho años hubo un amago de nuevo disco de Family. “Javier nos tocó en casa con una guitarra acústica cuatro canciones para un maxi sobre el viaje de un astronauta desde que despega de la Tierra hasta que vuelve”, revela hoy Luis Calvo. “Luego la cosa se fue enfriando, y cuanto más se ha hablado de Family y mejor se ha puesto el disco más ha ido dificultando que Javier se enfrentara a otro álbum. Eso es una opinión mía: igual le ha dado un poco de miedo, entre comillas, y eso es algo que me quema bastante porque creo que entre determinada gente y ciertos medios hemos sido responsables de que no haya habido otro disco de Family. A lo mejor es una tontería y él te dice que no tiene nada que ver, pero yo creo que sí”.

Ante la duda y, también, frente a la certeza de que nunca habrá otro disco de Family, mejor disfrutar con lo que quedó y no especular con lo que nunca llegará. Este regalo no conjura el maleficio, pero ayuda a mantener vivo el recuerdo de “Un soplo en el corazón”. Feliz Navidad.

 

Homenaje a Family

01 KAMAURI: ANA DLa noche inventada”

Minimal y casi ingrávida, la madrileña y su compañero Kamamuri abren el disco con una nana espectral sobre un punteo de guitarra en paños menores alrededor del cual flotan los demás instrumentos como en una escultura móvil. Estamos ante una noche inventada de corte intimista; en las antípodas del expansivo original.


02
LA BUENA VIDANadadora”

El sueño secreto de muchos melómanos cautivados por el Donosti Sound de escuchar a Irantzu Valencia cantando “Nadadora” se ha visto por fin cumplido. El guión de la canción permitía también la presencia vocal de Mikel Aguirre y, ya de paso, abría la puerta al uso de burbujeos electrónicos que cosquillean ligeramente esta relectura cálida y amable.


03
PARADEComo un aviador” 

El más cercano a Family de todos los artistas invitados al homenaje firma una de las versiones más distintas sin ser precisamente distante. Antonio Galvañ sobrevuela el original con mimo, pero lo desdibuja inyectando clicks’n’cuts y reinventando parte de la melodía. El de Albacete se mete en la piel de Aramburu y moldea una reproducción 100% Parade.


04
CHUCHOEn el rascacielos” 

Fernando Alfaro no necesita reinventar ninguna versión. Siendo él mismo siempre será distinto. Aquí la melodía está sumergida en un universo casi opuesto, y con su voz herida añade una estrofa para acabar diciendo: “Las ilusiones y algún recuerdo van dibujando en el firmamento un caminito de tumbas multicolor”.

Chucho: “En el rascacielos”.

05 ASTRUDEl bello verano” 

Decididos a dar la nota, Manolo y Genís se desmarcan con una acelerada y cruda versión cuya melodía es sustituida por la de la sintonía de “La pantera rosa”. Un chiste extraído de un concierto y que, incluso en un entorno tan sobrio como el de este homenaje, tiene su gracia. Quizá porque solo dura cuarenta segundos.


06
NOSOTRÄSHPortugal” 

Solas (sin Ibon Errazkin), las asturianas ponen todo su amor y todo su empeño en una revisión muy ajustada al molde de Family. En este caso, el ritmo ralentizado por Cova, el macramé de guitarras y el aroma casero que impregna la interpretación marcan la diferencia respecto al misterioso y frío lienzo de Family. También el nananá final.


07
APENINOEl buen vigía” 

Podría ser Mikel Erentxun, pero es Marco A. Maril Pardo (ex Dar Ful Ful) quien, desde su nuevo proyecto, reduce a cenizas acústicas “El buen vigía”. Guitarra acústica, bajo y voz toman las riendas de una versión a la que en su lento discurrir se incorporan cascabeles y una melódica. Otro fan de Family que transforma el original en una canción para irse a dormir.

Apenino: “El buen vigía”.

08 LA CASA AZULViaje a los sueños polares” 

Otra versión con guasa. El viaje a los sueños polares que imaginaron Javier Aramburu e Iñaki Gametxogoikoetxea tenía ritmo de grupo vocal de los años cincuenta, pero La Casa Azul desvía su rumbo hacia la Costa Azul francesa de los años sesenta en una carrera chiripitifláutica y ciertamente divertida.


09
LA MONJA ENANAAl otro lado” 

Inspirada base electrónica que encaja a la perfección en la estructura de “Al otro lado” y acentúa el componente bailable del original. La interpretación vocal de Ana Vaquero (muy aniñada) y el teclado que marca la melodía del estribillo instrumental (muy Aviador Dro) restan trascendencia a los versos de Aramburu.


10
FANGORIACarlos baila” 

Un par de recursos típicos de Pet Shop Boys bastan para que Nacho Canut y Alaska se apropien de otra composición ajena. Especialistas consumados en versiones, Fangoria dan un emocionante sentido a sus versos: “Carlos baila tan delgado siempre atento a su mirada. El color de un día triste no consigue apagar nada”. Porque ese Carlos no puede ser otro que Carlos Berlanga.


11
AMAYo te perdí una tarde de abril” 

Otra versión adormecida con guitarra acústica, piano y sobria voz. La segunda estrofa ya da entrada a la batería y a ese bajo tan New Order como el que marcaba el pulso del original. El virado final, con ese oscuro coro de voces que repiten la frase del título, desconcierta, hace pensar que, en realidad, el grupo donostiarra ha grabado dos versiones en una.

AMA: “Yo te perdí una tarde de abril”.

12 NIZADame estrellas o limones” 

Silvia perfecciona su registro Jeanette en esta versión que empieza con un fondo de teclado oscuro y a la que se incorpora una base pregrabada lúgubre y fría que contrasta con la soleada y enamoradiza toma de Family. Cuando apenas ha dicho eso de “qué vida tan tonta y qué grande es tu amor”, la canción muere sin más explicación.


13
LOS PLANETASEl mapa” 

Esto de las versiones en realidad no tiene tanto misterio. Si el grupo que las firma tiene personalidad, ya hay más de la mitad del trabajo hecho. A Los Planetas, por ejemplo, les sobra identidad, así que cuando “El mapa” se adentra en su particular bosque de niebla, automáticamente se sabe que nunca volverá a los brazos de Family. Con esa melodía tan clara, ya se ha convertido en una de las mejores canciones de Los Planetas.


14
CORAZÓNMartín se ha ido para siempre” 

No, no cantan Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán ni Neil Halstead. No, tampoco son los hijos de Vainica Doble. Pero también cuesta creer que esta sea la primera canción que publica este dúo andaluz afincado en Madrid. La autoridad y delicadeza con que reinventan la melodía pone un broche exquisito al disco y te hincha los pulmones con renovada alegría.

(Se puede escuchar el disco completo aquí)

Soundway, Añejas joyas sonoras de tres continentes
Por Carlos Fuentes
LITTLE WINGS, Surfin' Bird

CD ROCKDELUX (RDL 310)

LITTLE WINGS

Surfin' Bird

Por Borja Barbesà
Foehn, La resistencia silenciosa

CD ROCKDELUX (RDL 289)

Foehn

La resistencia silenciosa

Por David Morán
Tributo a Julio Bustamante, Mediterráneo

CD ROCKDELUX (RDL 320)

Tributo a Julio Bustamante

Mediterráneo

Por Xesc Cabot y Julio Bustamante
LA MUÑECA DE SAL, Versiones sin culpa

CD ROCKDELUX (RDL 317)

LA MUÑECA DE SAL

Versiones sin culpa

Por Eduardo Guillot
PSM Festival, Un lugar donde quedarse con Pedro San Martín
Por Asier Leoz
JOSH ROUSE, Vacaciones en el mar

CD ROCKDELUX (RDL 301)

JOSH ROUSE

Vacaciones en el mar

Por Eduardo Guillot
Munster, Treinta años alumbrando criaturas y desenterrando engendros
Por Luis Lapuente
REMATE, Yo no pinto un cuadro en blanco antes de que la luz me ciegue
Por Remate
MANTA RAY, A 24 fotogramas por segundo

CD ROCKDELUX (RDL 162)

MANTA RAY

A 24 fotogramas por segundo

Por Joan Pons y Quim Casas
THE WAVE PICTURES, Pop de letras

CD ROCKDELUX (RDL 298)

THE WAVE PICTURES

Pop de letras

Por Kiko Amat
MICAH P. HINSON, El hombre orquesta

CD ROCKDELUX (RDL 311)

MICAH P. HINSON

El hombre orquesta

Por Micah P. Hinson
Quemasucabeza, El pulso pop de Chile que atravesó el Atlántico
Por Susana Funes
Bankrobber, La guerrilla ampurdanesa

CD ROCKDELUX (RDL 299)

Bankrobber

La guerrilla ampurdanesa

Por Jordi Bianciotto
NACHO VEGAS, Mirar una canción

CD ROCKDELUX (RDL 312)

NACHO VEGAS

Mirar una canción

Por Ramón Lluís Bande
REFREE, La revolución silenciosa

CD ROCKDELUX (RDL 306)

REFREE

La revolución silenciosa

Por Jordi Bianciotto
Arriba