USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
FASENUOVA, Plan de fuga

Avelino & Lobo: el ruido es bello. Foto: Alfredo Arias

 
 

ENTREVISTA (2011)

FASENUOVA Plan de fuga

El renovado poder musical de la cuenca minera asturiana. Los componentes de Fasenuova han estado operando en diversos proyectos en las dos últimas décadas hasta conseguir dotar de contenido rompedor a su folk industrial. Entre el posruidismo y el baile, este dúo de Mieres ha seguido la escuela de Esplendor Geométrico para perseverar y hacerse con un discurso propio. Lo presentaron en los muy recomendables siete temas de “A la quinta hoguera” (2011), disco en el que se confirmaron como una de las sorpresas más inesperadas de la escena nacional. Carlos Barreiro habló con ellos.

Ernesto Avelino y Roberto Lobo forman Fasenuova, un grupo de Mieres que envuelve el primitivismo y la crudeza del primer rock’n’roll con los sonidos de la música industrial. Llevan trabajando juntos desde hace casi quince años sin preocuparse demasiado por mostrar sus grabaciones al mundo, centrados en desarrollar ese método intuitivo de comunicación que es el géiser del que brota su música. Quizás por eso charlar con ellos es una experiencia tan agradable, donde descubres a dos personas con un nivel de pasión por lo que hacen y unas ganas de explicarse que no son comunes.

Hace unas semanas publicaron “A la quinta hoguera” (Discos Humeantes, 2011), un álbum editado exclusivamente en vinilo que además se puede escuchar aquí, y que es la mejor puerta de entrada a un grupo que no deja a nadie indiferente. Sobre todo en sus contados directos, donde las múltiples formas que tienen de plantearlos, la tensión que transmiten y la naturalidad con la que la crean, fascina incluso al que no tiene interés por la música experimental. Aquí van algunos extractos de una conversación durante su última visita a Madrid para tocar en el club Montaña Sagrada.


EL ORIGEN

“Roberto tocaba en un grupo y se quedaba después de los ensayos haciendo retroalimentaciones con los amplificadores y metiendo ruido”
(Ernesto Avelino)

(Roberto): “A mí me cambió la vida cruzar esa línea imaginaria que separa al público del escenario. Darme cuenta de que no necesito ser Eric Clapton para hacer música. Además, cuando lo haces, también quitas mucho hierro a los discos de los demás. Algo que nos diferencia de cualquier otro grupo es que nunca hicimos una versión. Aprendimos a tocar juntos, podía haber sido con una gaita y un tambor o con una guitarra, pero fue utilizando un teclado y cajas de ritmos”.

(Ernesto): “Con 14 años descubrí a Kraftwerk y a Esplendor Geométrico. ‘El acero del partido’ me cambió la vida, pero también fue muy importante empezar a interesarme por el arte y la pintura. Roberto tocaba en un grupo y se quedaba después de los ensayos haciendo retroalimentaciones con los amplificadores y metiendo ruido. Me enteré y me llamó la atención. Un día estábamos en el mismo bar y nos conocimos”.

(Roberto): “La forma de trabajar es encontrarnos partiendo de la improvisación en la mayoría de los casos. Utilizamos el Korg MS-20, un sintetizador monofónico con montones de controladores. Al principio, tocábamos y no apuntábamos nada. Tuvimos que hacer unas plantillas porque no podíamos volver a los sitios después de horas de ensayos moviéndolo todo. Estuvimos así durante años sin que nos importara”.

 
FASENUOVA, Plan de fuga

“Estamos dando vueltas a otro disco. Llevamos desde comienzos de año grabando ensayos. Una parte importante de nuestro trabajo es escuchar y clasificar todo el material que tenemos”.

Foto: Alfredo Arias

 

LAS MOTIVACIONES

(Ernesto): “Me acerqué a la música industrial a través del arte contemporáneo y las vanguardias. No era la Cuenca Minera, no era Mieres. Para mí es una estética, y la realidad es que trabajar en la fábrica es una puta mierda. De hecho, si hay alguna relación con las fábricas en nuestra música es por el futurismo. Nosotros, de críos, andábamos con catálogos de ropa o revistas de música, elementos totalmente ajenos al lugar donde vivimos”.

(Roberto): “El estilo de música que hacemos es un poco subversivo, va contra lo establecido”.

(Ernesto): “Queremos cambiar la realidad, lo hemos hablado muchas veces. Y es como si la música y el lenguaje fueran para nosotros elementos alquímicos que nos permiten transformarla; lo que pasa es que en el lugar de donde somos hay mucha carga política, dogmática y doctrinaria. Somos gente comprometida, pero en el arte buscamos no caer en eso. Nuestra intención es trabajar únicamente con cuestiones fantásticas, aunque en el fondo pensamos que es imposible: todo es poesía de la experiencia. Huimos de los discursos, y hablar de bailar es una de las cosas que nos hace huir a toda velocidad”.

“Queremos cambiar la realidad, lo hemos hablado muchas veces. Y es como si la música y el lenguaje fueran para nosotros elementos alquímicos que nos permiten transformarla; lo que pasa es que en el lugar de donde somos hay mucha carga política, dogmática y doctrinaria. Somos gente comprometida, pero en el arte buscamos no caer en eso”
(Ernesto Avelino)

(Roberto): “Cuando bailas no existe otra cosa, es un rincón de libertad”.

(Ernesto): “En algunas tradiciones, el baile es una herramienta de comunicación con los absolutos o con figuras religiosas. Eso nutre también el tema estético del grupo”.


LOS OBJETIVOS

(Ernesto): “¿Por qué hacemos la música que hacemos? Porque encontramos una forma de expresarnos que tampoco entendemos muy bien, pero nos estimula, nos ayuda a crear un espacio propio”.

(Roberto): “Nosotros, al escoger el ruido, con ese elemento que tiene de que no puede importarte lo que piense el oyente, no necesitamos la aceptación de nadie”.

(Ernesto): “Nacemos en el ruido y crecemos con el ruido, pero nuestra misión no es el ruido; a nosotros nos gusta la música. A veces somos más noise y a veces más rock, pero lo que queremos sobre todo es ser libres. Nunca ocultamos nuestras influencias y por la experiencia que tenemos acumulada podemos sonar como muchos grupos; siempre lo hemos dicho, aunque estamos aquí para ser nosotros. Llorenç Barber nos comentó en una ocasión que estábamos cercanos a su concepción de la música. En la educación musical tradicional de los conservatorios, según decía, se escucha muchas veces la terrible frase de ‘ese no sabe solfear’ para tirar por tierra cualquier idea que se saliese del camino académico. La enseñanza de la música por métodos decimonónicos es una de las realidades que queremos dejar atrás”.

(Roberto): “Antes de ‘A la quinta hoguera’ teníamos un disco prácticamente hecho, pero lo dejamos de lado para trabajar en cosas nuevas solo porque nos divertía más”.

(Ernesto): “Estamos dando vueltas a otro disco. Llevamos desde comienzos de año grabando ensayos. Una parte importante de nuestro trabajo es escuchar y clasificar todo el material que tenemos. Queremos utilizar parte de esas grabaciones, pero tenemos la tentación de volver a hacerlo todo de nuevo”.

DEAD CAN DANCE, La estación de la cosecha
Por Jordi Bianciotto
FERNANDO RUBIO, El sabio hacer

ENTREVISTA (2019)

FERNANDO RUBIO

El sabio hacer

Por Miguel Tébar A.
TIRZAH, Esa extraña devoción

ENTREVISTA (2018)

TIRZAH

Esa extraña devoción

Por Álvaro García Montoliu
WEYES BLOOD, Un trono para la dama
Por Álvaro García Montoliu
RYUICHI SAKAMOTO, El código del samurái
Por José Manuel Caturla
WIND ATLAS, La otredad permitida

ENTREVISTA (2018)

WIND ATLAS

La otredad permitida

Por Aïda Camprubí
LUMP, Surrealista aquelarre folk

ENTREVISTA (2018)

LUMP

Surrealista aquelarre folk

Por Beatriz G. Aranda
FKA TWIGS, Personalidad y misterio
Por Pablo Gil
GRANT HART, Contra el narcisismo

ENTREVISTA (2011)

GRANT HART

Contra el narcisismo

Por Víctor Lenore
LEONARD COHEN, El arte del susurro
Por Diego A. Manrique
KEITH RICHARDS, Veterano de las guerras químicas
Por Ricard Martín
MIDLAKE, Melancolía y abandono

ENTREVISTA (2010)

MIDLAKE

Melancolía y abandono

Por David S. Mordoh
ESCUELAS PÍAS, Juego de luces

ENTREVISTA (2017)

ESCUELAS PÍAS

Juego de luces

Por Rubén Izquierdo
WILD BEASTS, Hacia la oscuridad

ENTREVISTA (2016)

WILD BEASTS

Hacia la oscuridad

Por JuanP Holguera
GEKO JONES, Fiesta global

ENTREVISTA (2014)

GEKO JONES

Fiesta global

Por Víctor Lenore
JUVENTUD JUCHÉ, Esa extraña inercia
Por César Luquero
SR. CHINARRO, Pequeño circo

ENTREVISTA (2013)

SR. CHINARRO

Pequeño circo

Por Jesús Llorente
NICK GARRIE, Barroco por accidente
Por Víctor Lenore
LOQUILLO, Desbocado y fuera del toril
Por Miquel Botella
JOHN GRANT, Vida real

ENTREVISTA (2011)

JOHN GRANT

Vida real

Por Ferran Llauradó
SHOPPING, Cuestionarse todo, todo el tiempo
Por Juan Manuel Freire
CHRISTINA ROSENVINGE, La novia era él (y 3ª parte)
Por Pepo Pérez
MARINA HERLOP, Un lenguaje propio

ENTREVISTA (2018)

MARINA HERLOP

Un lenguaje propio

Por Aïda Camprubí
Arriba