USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (3ª parte)

“Lo del Primavera Sound Touring Party va a ser un experimento para ver si hay nuevas formas de promoción. En realidad, la gente no va a los conciertos; queremos probar nuevas fórmulas”.

Foto: Óscar García

 
 

ENTREVISTA (2013)

GABI RUIZ El ideólogo del Primavera Sound (3ª parte)

Tercera y última parte de la entrevista de Santi Carrillo a Gabi Ruiz, director del Primavera Sound. En esta ocasión: su relación histórica con el FIB, la constatación de que el público del Primavera es cada vez más adulto, su sello discográfico y tienda de discos, la gira itinerante Primavera Sound Touring Party y la manera de presentarla en internet... 

(Se puede leer la segunda parte aquí)

Como consecuencia del éxito del Nitsa, ¿cómo viviste aquellos años, entre 1997 y  2001, cuando os encargasteis de la programación de la carpa dance en el FIB? ¿Fue de aquel modelo original del FIB, para lo bueno y para lo malo, de donde aprendiste todo lo que después utilizaste en el Primavera? Sí, claro. Nos vinieron a buscar por nuestra experiencia en el Nitsa y porque nos necesitaban. Para ellos significó poner el sello de calidad al festival con una programación electrónica. Se llevaban al Nitsa y, con él, sabían también que arrastraban a un montón de catalanes que irían al festival a bailar. Como tampoco es que nos pagasen mucho, aproveché el tiempo para empezar a aprender cosas. Llegó un momento en que yo ya había completado la formación y, en consecuencia, lo que les podía ofrecer, así que me planteé hacer otra cosa, que acabaría siendo el Primavera Sound.

“Nosotros decidimos en su día no hacer un festival en verano, optamos por un festival que no tuviese zona de acampada porque eso acaba, finalmente, atrayendo a un turismo relativamente barato que viene a consumir playa, sexo y alcohol. A nuestro festival, con lo que cuesta la entrada y con lo que vale alojarse en Barcelona, para bien o para mal, viene otro tipo de público. Más que de una clase social más elevada, sí, quizá, de una edad superior“

Para variar, también te peleaste repetidas veces con el FIB, gran rival del Primavera Sound durante unos años. No es verdad. Es que me persigue esa fama. Yo me fui relativamente bien del FIB. Ellos se pelearon conmigo. Es el momento de aclararlo. A ver… Cuando se llama a una revista y se le dice que si colabora con el Primavera Sound no le van a poner más publicidad desde el FIB, o cuando llaman a una agencia y le explican que si colocan una banda suya en el Primavera ninguno de sus grupos podrá tocar nunca más en el FIB… En fin, que nos hicieron un marcaje bien fuerte. Y, aun así, cuando nos encontrábamos por ahí, yo les seguía dando la mano.

Ahora que ha pasado el tiempo, ¿sientes pena al comprobar en qué se ha convertido el FIB? En su momento, mítico; ahora, vendido al “hooliganismo” británico. Claro que sí. Yo sigo siendo muy amigo de Miguel (Miguel Morán; exdirector del FIB) y recuerdo todavía que me llevó a ver los terrenos donde ahora se hace el festival, que era un naranjal, justo cuando había tenido la reunión para que se decidiese la nueva ubicación. Aquel día nos estábamos imaginando el FIB del futuro. Lo digo para aclarar que me siento parte de aquel FIB. Y cuando veo que todas aquellas ideas, toda aquella ilusión… Claro que me da pena. Todavía tengo amigos en la organización. Me da pena porque es un festival que debería funcionar.

¿Crees que hay diferencia, de nivel cultural o social, de gustos, entre el público extranjero del FIB y el, cada vez más numeroso, que acude de otros países al Primavera Sound? Sí. Habrá una horquilla que pueda coincidir, pero la diferencia es muy clara. Nosotros decidimos en su día no hacer un festival en verano, optamos por un festival que no tuviese zona de acampada porque eso acaba, finalmente, atrayendo a un turismo relativamente barato que viene a consumir playa, sexo y alcohol. A nuestro festival, con lo que cuesta la entrada y con lo que vale alojarse en Barcelona, para bien o para mal, viene otro tipo de público. Más que de una clase social más elevada, sí, quizá, de una edad superior. De hecho, cuando he comparado estadísticas de los festivales que se hacen en España, el Primavera es el que tiene la media de edad más alta.

Eso es un problema para el festival, ¿no? Porque en este tipo de eventos el público se va renovando, pero, ahora mismo, tal como está la música en España, es difícil que un público joven, nuevo, entre para dar el testigo a esos espectadores más veteranos. Sí. Y en la época previa a Vince Power (director actual del FIB) en Benicàssim, en los últimos años de Miguel Morán, hablábamos de que aquel público, más joven, acabaría en el Primavera cuando se hiciese más mayor. Aquello ya no es posible. Ahora, miro hacia el Arenal y, con todos mis respetos, no veo a la gente que va allí viniendo al Primavera. Así que no sé si vamos a poder conectar con esta nueva generación. No lo sé.

¿Qué tanto por ciento hay de público español y de público de fuera actualmente? 55-60%, español, y el resto, público extranjero. Pero es que de ese 55-60% la gran mayoría es público catalán. Público español de fuera de Cataluña tenemos un 17%, que es el mismo porcentaje que viene de Inglaterra…

 
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (3ª parte)

“Nos llegó la sugerencia de Refree, que quería romper. Así que convinimos que la mejor manera de romper era salir en el sello del Primavera. La gente podía pensar: ‘¿Qué coño hace Refree ahí?’”. Foto: Alicia Aguilera

 

Así pues, parece inevitable orientar las programaciones hacia el público internacional, ¿no? No parece que haya público suficiente en España para mantener un cartel de esta envergadura. ¿Te entristece eso? Nosotros no pensamos en traer tal banda porque sea muy popular en Inglaterra. Sería un error. Estamos donde estamos porque tenemos una mezcla de público de muchos sitios. Cuando en la oficina me dicen que “Esta propuesta es muy arriesgada porque nunca ha venido a España” o, al revés, que “Esta otra ya estuvo en Barcelona en octubre”, les digo: “Señores, a los espectadores de México o de Dinamarca qué coño les importa eso”. Estamos programando para gente de todo el mundo. Mi público no es de un sitio específico, y eso nos da mucha libertad.

¿Te enorgullece pensar que tu labor como promotor musical ha convertido tu trabajo en un referente generacional para muchos seguidores de la música y que algunos de sus buenos recuerdos como aficionados estarán asociados a conciertos vividos en eventos organizados por ti? Sí, claro, como otros hicieron antes. Yo recuerdo conciertos que habían montado Gay Mercader o Robert Grima, y para mí ellos eran admirables por haber tenido el valor y el coraje de hacerlo en un país donde no era fácil precisamente.

¿Sientes como si hubieras cogido el relevo de ellos? Bueno, siento que estoy en la misma senda. Cada uno tiene su línea. Pero si cuando yo empecé ya era complicado, imagínate cuando ellos lo hicieron. Sería antológico.

“Lo de El Segell del Primavera lo hacemos por rebeldía y por sentimentalismo. Todo lo que sé sobre música ha sido gracias a tiendas de vinilos, a revistas, gracias a cosas que parece que ya no tienen derecho a existir. Es gritar: “No, no me da la gana”. Vamos a intentar tirar esto adelante con grupos que nos gusten y a los que intentaremos ayudar. Compartir con muchos artistas la experiencia que hemos ido acumulando en este negocio”

Y, ahora, inesperadamente, ha llegado el nuevo sello discográfico: El Segell del Primavera. Una labor, en principio, heroica en estos tiempos de negación de los formatos físicos… ¿A qué se debe esta iniciativa, y más cuando Nitsa Recordings, hace una década, se diluyó en el olvido con los pocos 12 pulgadas sacados para la tropa familiar del clan Nitsa? Lo de Nitsa Recordings pensábamos que tenía calidad, e indudablemente la debía tener porque acabó en Kompakt. Se vendieron muchos miles de aquellos discos. Kompakt nos daba la distribución internacional que necesitábamos… Lo de ahora, con El Segell del Primavera, es diferente. Lo hacemos por rebeldía y por sentimentalismo. Todo lo que sé sobre música ha sido gracias a tiendas de vinilos, a revistas, gracias a cosas que parece que ya no tienen derecho a existir. Es gritar: “No, no me da la gana”. Vamos a intentar tirar esto adelante con grupos que nos gusten y a los que intentaremos ayudar. Compartir con muchos artistas la experiencia que hemos ido acumulando en este negocio. También podemos hacer algo de “management”, ayudarlos en la producción…Hay que invertir en escenografía y en luces, hay que llevar de gira a un técnico de sonido propio, cosas que aquí no es habitual hacer.

¿Qué línea tendrá el sello? Sorprende que la primera referencia en álbum sea un Refree más rock. A mí también me sorprendió este cambio más rock de Refree. Estábamos buscando un artista para arrancar, sin tener una línea específica. No queremos ser un sello tipo 4AD, con un enfoque muy determinado; nosotros estamos en esto para ayudar. Y, a través de Abel González (ex Corn Flakes), que trabaja en la oficina, nos llegó la sugerencia de Refree (también ex Corn Flakes). Nos dijo que Refree quería romper. Así que convinimos que la mejor manera de romper era salir en el sello del Primavera. La gente podía pensar: “¿Qué coño hace Refree ahí?”. Desde ese punto de vista, me enganchó la idea. No nos conocíamos personalmente, pero estuve en un par de reuniones con Raül y me pareció una persona superinteligente; congeniamos muy bien y todo salió rodado.

¿Qué proyectos más hay en cartera? La idea es: bandas que nos interesen, que nos gusten y que necesiten de algo nuestro. No vamos a fichar a grupos que ya estén con otros. No queremos ser un sello más grande que los demás ni con más dinero. Por ejemplo, está el caso de Paus, que, si no fuese una banda portuguesa, el ‘Pitchfork’ fliparía con su música. Pretendo sacar el disco, llevárselo a los del ‘Pitchfork’ y que les pongan un 9.4 (risas)… Bueno, y queremos darles un poco de promoción internacional, cosa que podemos hacer perfectamente llevándolos a festivales de fuera. Y también estamos preparando el disco de The Free Fall Band. El planteamiento, en general, es intentar publicar producto de aquí para moverlo fuera. A los españoles nos cuesta muchísimo que nos programen en festivales en Europa... Y después hay otras cosas, como la colaboración con los ex Sonic Youth, ya que la relación que tenemos con ellos es muy buena. Sobre todo, con Lee Ranaldo y con Steve Shelley, y también con Kim… Seguiremos ese camino. Ahora va a salir el disco que grabamos en Barcelona con Lee Ranaldo en el estudio de Refree.

O sea, que la primera referencia, que fue el maxi de Headbirds, no marcó para nada una posible senda electrónica… No, no. Habrá electrónica, habrá folk, habrá rock’n’roll. La idea es seguir la línea del festival, sin centrarnos en ningún estilo.

Háblame de la tienda de discos: La Botiga del Primavera Sound. ¿Punto de anclaje para vender entradas de los eventos organizados por la marca Primavera o apuesta romántica por preservar el formato vinilo? En este caso, es una aventura muy romántica ideada con mi socio Pablo Soler, que es un enamorado de las tiendas. Queremos que haya, que quede, una tienda de vinilos en Barcelona. Pero tengo que confesarte que no se vende. Entramos pensando que al ser una tienda del Primavera se vendería más, pero no es así.

 
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (3ª parte)

“Es una aventura muy romántica ideada con mi socio Pablo Soler, que es un enamorado de las tiendas. Queremos que haya, que quede, una tienda de vinilos en Barcelona”. Foto: Dani Cantó

 

Dato que confirma, uno más, la falsa euforia de la vuelta del vinilo. El problema no es el vinilo en sí. No se vende vinilo en tiendas debido a ese monstruo que se llama Amazon, que se lo va a comer todo. Porque, obviamente, los precios de Amazon no son los correctos. Yo ahora fabrico mis propios discos, y sé que, si los venden en Amazon, sus precios serán más baratos que los míos. Algo inaudito.

¿Y cómo se justifica esa treta comercial? Lo quieren tener todo, y cuando lo tengan todo… pues ya decidirán lo que venden y lo que no venden, lo que querrán que suene y lo que no querrán que suene. Van a acabar decidiendo los productos del futuro…

¿Cuáles son los motivos que os han llevado a idear el Primavera Sound Touring Party? La idea es muy simple: como ahora tenemos un sello, tenemos que hacer una gira del sello. Y como el festival se termina muy pronto, en mayo, ¿qué hacemos el resto del año?

“Se ha perdido el interés por ir a los conciertos. Y más, sobre todo, si es una banda nacional, entre semana. Todo el mundo dice que le gusta la música, pero luego todos se quedan en su casa sin mover el culo. Pues vamos a meternos en sus casas y vamos a recordarles que son unos gilipollas para que levanten el culo y se vayan a ver el concierto que tienen debajo de su casa. ¿Y cómo hacemos esto? Pues hablando su lenguaje y utilizando sus medios. ¿Qué es lo que se lleva ahora? ¿Los ‘realities’? Pues vamos a hacer uno, pero lo vamos a hacer bien. Para que funcione”

¿Qué pretendéis exactamente? Va a ser un experimento para ver si hay nuevas formas de promoción. En realidad, la gente no va a los conciertos; queremos probar nuevas fórmulas, saber si realmente la marca Primavera Sound funciona.

Es decir, algo acorde a esta nueva vertiente “espectáculo” que estáis incorporando en vuestros eventos: La Gala como presentación de la programación del festival, el reality en el Primavera Sound Touring Party… ¿Estrategias de marketing necesarias para generar más interés? Años después de aquella sentencia tuya, ¿sigues vendiendo solo música? Sí, lo que pasa es que, haciendo un análisis de cómo promocionar los conciertos, porque lo hemos probado todo en estos años, hemos llegado a la conclusión de que ni con 200.000 euros, por ejemplo, gastados en anuncios en televisión, vallas en el aeropuerto, “flyers” o lo que sea, tienes la seguridad de llenar una sala. Así que estamos probando otras cosas. ¿Dónde está la gente? La gente quiere que le lleves las cosas a su casa porque no sale de ahí: está viendo la tele o hipnotizado con su ordenador, pillado con el Facebook… Está ahí, es así, y no quiere ir a un concierto. Se ha perdido el interés por ir a los conciertos. Y más, sobre todo, si es una banda nacional, entre semana. Todo el mundo dice que le gusta la música, pero luego todos se quedan en su casa sin mover el culo. Pues vamos a meternos en sus casas y vamos a recordarles que son unos gilipollas para que levanten el culo y se vayan a ver el concierto que tienen debajo de su casa. ¿Y cómo hacemos esto? Pues hablando su lenguaje y utilizando sus medios. ¿Qué es lo que se lleva ahora? ¿Los “realities”? Pues vamos a hacer uno, pero lo vamos a hacer bien. Para que funcione.

¿Cómo vas a conseguir que funcione? Buscando gente que sabe hacer estas cosas y creando un nuevo formato. Es una cosa que no existe, me decía el otro día un guionista de televisión. Es un “reality”, pero no es un “reality”. Es un “reality” culto, de nivel; por lo tanto, ya casi no es “reality”. Y, sí, hemos buscado un equipo de profesionales que se dedican a esto y vamos a meter las cámaras en los autobuses, vamos a hacer ruido en cada ciudad. Será un programa diario, complicadísimo.

Que no se verá en televisión… Las televisiones en abierto no sirven para nada. Estará en nuestra web.

Y será un resumen de lo que haya ocurrido el día anterior durante la gira. Con el “décalage” de un día o un día y medio. Y el domingo, un resumen de lo que ha pasado durante la semana. Vamos a enseñar cómo funciona una gira por dentro.

Pero si eso se ve en la web del Primavera Sound, o en la de Rockdelux, que ya tienen un público especializado que sintoniza con la línea del festival, no es ese exactamente el tipo de espectador que estáis buscando para hacer esto más universal… Buscamos la viralidad de la red. A quien no le interese la música, vea esto o no lo vea, no va a ir al concierto. Eso está claro. Pero es que me conformaría con llegar a toda la gente que va a festivales en España.

¿Y crees que les hará gracia este tipo de programa? Lo veremos. ¿Hizo gracia La Gala? No lo sé, pero funcionó. Fue brutal el impacto de La Gala en redes en España. Tuvimos muchísima más actividad que la suma de los picos de mayor actividad del resto de festivales durante solo un día. Sí funcionó. Y tuvimos que jugar a reírnos de nosotros mismos.

(Se puede leer la primera parte aquí)

Publicado en la web de Rockdelux el 7/11/2013
RODRIGO AMARANTE, Vida en un país tropical
Por Jaime Casas
CHUCHO VALDÉS, Sinfonía afrocubana
Por Barracuda
DANIEL JOHNSTON, Lejos, muy lejos

ENTREVISTA (2005)

DANIEL JOHNSTON

Lejos, muy lejos

Por Jordi Bianciotto
PEOPLE LIKE US, Del Tesauro a Google
Por Anna Ramos
GREGORY PORTER, Be water, my friend
Por Oriol Rodríguez
TORTOISE, Las piezas del puzle

ENTREVISTA (2016)

TORTOISE

Las piezas del puzle

Por Eduardo Guillot
CAPULLO DE JEREZ, Persiguiendo la onda
Por Carola Guerrero
MESHELL NDEGEOCELLO, Por Nina

ENTREVISTA (2013)

MESHELL NDEGEOCELLO

Por Nina

Por Ricard Martín
MANOS DE TOPO, Inteligencia emocional
Por David Saavedra
ORNETTE COLEMAN, El sonido de la libertad
Por Roger Roca
VAN DYKE PARKS, ¡Música, maestro!
Por Ferran Llauradó
ANGELO BADALAMENTI, Terciopelo azul olímpico
Por Quim Casas
FUTURE ISLANDS, El camino a casa

ENTREVISTA (2017)

FUTURE ISLANDS

El camino a casa

Por César Luquero
LLOYD COLE, Nirvana es un grupo sobrevalorado
Por Víctor Lenore
DANIEL MILLER, Perspectivas sobre una revolución
Por Jaime Casas
ROSANNE CASH, Vida plena en Manhattan
Por Joseba Martín
GRUPO DE EXPERTOS SOLYNIEVE, La vida buena
Por Guillermo Z. del Águila
ACTRESS, Los tipos duros no bailan
Por César Estabiel
FERRAN PALAU, La muerte y la rima

ENTREVISTA (2012)

FERRAN PALAU

La muerte y la rima

Por Nando Cruz
EINSTÜRZENDE NEUBAUTEN, La voz clama contra la nueva Alemania
Por Jesús Rodríguez Lenin
ELSA DE ALFONSO Y LOS PRESTIGIO, Iconos
Por Marta Salicrú
LEONARD COHEN, El arte del susurro
Por Diego A. Manrique
DAVID CARABÉN, Mishima

ENTREVISTA (2012)

DAVID CARABÉN

Mishima

Por Víctor Lenore
Arriba