×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
JESÚS ARIAS, El carácter explosivo de TNT

El rayo de Granada.
Foto: Joan Tomás

 
 

ARTÍCULO (2016)

JESÚS ARIAS El carácter explosivo de TNT

Jesús Arias (1963-2015) fue el líder visible de TNT, banda que abrió la gatera por la que se colaron 
el resto de grupos granadinos de los ochenta en la incipiente escena nuevaolera, aportando la parte alícuota de las propuestas que venían de provincias a eso que se llamó movida madrileña cuando ya empezaba a languidecer. Pero, además, sobre todo, Jesús fue el ideólogo en la sombra del proyecto “Omega” que unió a Enrique Morente con los Lagartija Nick de su hermano Antonio. Enrique Novi despidió con este artículo al que durante treinta y cinco años fue un referente para los músicos de su ciudad.

Líder de los seminales TNT y pieza fundamental del rock granadino, corría el principio de la década de los ochenta cuando Jesús Arias emergía como un pionero del punk con su sempiterna gorra y sus tirantes, emulando a Alex DeLarge, el personaje de “La naranja mecánica” (Stanley Kubrick, 1971), mientras la música estridente y transgresora de TNT se hacía legendaria en la incipiente escena granadina. Al frente del grupo, abrió caminos que transitarían después muchos otros; no todos positivos. Fueron los primeros de la moderna escena local en obtener un contrato discográfico, con DRO, sello para el que grabaron en 1982 el single “Cucarachas” / “1984 (Euroshima)” y, en la misma sesión, el tema “Ra ta ta ta”, incluido en el recopilatorio “Navidades radioactivas” (1982). Quien debía haber sido cantante en esas sesiones, José Antonio García, estaba cedido temporalmente a 091, y ya no volvería a pertenecer a TNT hasta 2008.

“Él abrió la puerta de mi destino. Y a veces me sentí viviendo el de otro, mi hermano”
(Antonio Arias)

Todo sucedía de manera apresurada y el trío de músicos sin voz que eran TNT por esos días se vio, de repente, con las horas de estudio contratadas, por lo que Arias se erigió en vocalista sobrevenido y acabó cantando todo el material publicado por la banda. En 1983 se consolidan con el maxisingle compartido con Magic “Rimado de ciudad”, disco sobre poemas de Luis García Montero, y con “Manifiesto Guernika” (DRO, 1983), su álbum de debut y también de despedida, pues en enero de 1984 el grupo anuncia su disolución.

La mili de entonces lastró sus inicios, propiciando la marcha de García a 091, durante el servicio militar del bajista, Ángel Doblas, y acabó por terminar con sus anhelos, cuando en plena eclosión fue el batería, Joaquín Vílchez, el que tuvo que atender a la patria. Por un instante Jesús valoró la posibilidad de ingresar, junto a José Antonio, en 091. Su intuición debió indicarle que no era ese su puesto, porque propuso a su hermano Antonio en su lugar: “Él abrió la puerta de mi destino. Y a veces me sentí viviendo el de otro, mi hermano”, asegura hoy el menor de los Arias.

Jesús haría varios intentos, casi siempre infructuosos, de resucitar a TNT, pero al margen del grupo aún le quedaban gloriosos momentos por vivir. Cuando Joe Strummer comenzó a frecuentar los bares de rock de la ciudad, fue él quien con más entusiasmo y devoción le hizo de cicerone, fabulando con más fantasía que rigor anécdotas que han quedado como ciertas, y, cuando el Ayuntamiento bautizó un rincón del Realejo con su nombre, Arias lo vivió como un triunfo personal; el líder de The Clash quedó asociado a 091 en los créditos del disco “Más de cien lobos” (1986).

 
JESÚS ARIAS, El carácter explosivo de TNT

Líder de los seminales TNT y pieza fundamental del rock granadino. Foto: Juan Jesús García

 

Como alguno antes y bastantes después, quedó embrujado por el flamenco que se oía por el Albaicín. En los créditos del totémico “Omega” (1996) de Morente y Lagartija Nick, su nombre aparece en los agradecimientos, pero los implicados saben que es uno de los ideólogos de un proyecto que desgranó en un extenso dossier entregado al cantaor.

Luego ejerció el periodismo, aunque nunca rompió el vínculo con la música. Además de los intentos de reactivar TNT, acometió nuevos proyectos, cada uno más ambicioso que el anterior. En 2012 montó Quäsar y grabó “Eclipse parcial de lunas”, un disco con formación rock, cuarteto de cuerda y cuadro flamenco encabezado por Estrella Morente. Las doce canciones del álbum solo eran el primer paso de un proyecto de cuarenta. En 2015 llegaría “Mater Lux”, una cantata para coro y cantaora flamenca, que presentó con Soleá Morente en el festival Tendencias de Salobreña. Ninguna de estas aventuras obtuvo la repercusión que esperaba y, como era habitual, culpó al mundo de confabularse contra él antes de dejarse vencer por la depresión.

“Jesús era una persona muy frágil; muy brillante, pero muy inseguro”
(Ángel Doblas)

Apasionado y entusiasta ante los nuevos retos, con similar facilidad caía en la apatía y el desencanto si el mundo no giraba en sintonía. En palabras de Doblas, el compañero que lo mantuvo a flote y verdadero amigo, “Jesús era una persona muy frágil; muy brillante, pero muy inseguro. Buscaba siempre un culpable para justificar cada paso en falso o cada contratiempo que sufría. La noche antes de su muerte recibí la buena noticia de que querían incluir una versión de ‘Cucarachas’ que habíamos grabado en 2008 en un recopilatorio con bandas punk de entonces... y no me saco de la cabeza que, tal vez, si hubiera logrado transmitírsela, nada de esto habría sucedido”. O tal vez sí. Porque la noche anterior a su muerte envió un último email a Eric Jiménez y al cantaor Juan Pinilla, con quienes planeaba abordar un nuevo proyecto, “Los cielos cabizbajos”, poema sinfónico para coro, orquesta y cante flamenco, “absolutamente brillante”, en palabras de Pinilla.

Arias pasaba de la vehemencia a la depresión en un segundo, y se tomaba cada fracaso como una afrenta personal. El 1 de diciembre su familia lo esperaba a la hora del almuerzo. Probablemente era su única comida decente del día. No se presentó y su padre decidió acudir a su casa para ver qué ocurría. Jesús parecía plácidamente dormido acurrucado sobre el sofá. Descanse en paz.

PJ HARVEY, Viuda de guerra

ARTÍCULO (2011)

PJ HARVEY

Viuda de guerra

Por Jordi Bianciotto
TOM JONES, ¿Cómo soy de bueno?

ARTÍCULO (2016)

TOM JONES

¿Cómo soy de bueno?

Por Miguel Martínez
JOHN CAGE, El gran inventor

ARTÍCULO (2008)

JOHN CAGE

El gran inventor

Por Roc Jiménez de Cisneros
DEATH GRIPS, Drapetomanía

ARTÍCULO (2012)

DEATH GRIPS

Drapetomanía

Por Ruben Pujol
FELT, La última morada del arca

ARTÍCULO (1990)

FELT

La última morada del arca

Por Ricardo Aldarondo
LEAD BELLY, Rompiendo el grillete
Por Miguel Martínez
TRES, El apagón definitivo

ARTÍCULO (2016)

TRES

El apagón definitivo

Por Jaime Gonzalo
THE BEATLES, 40 años de “Sgt. Pepper” (y 2ª parte)
Por John Harris
MALANDRÓMEDA, Fight For Your Right (To Party)
Por Fernando Fernández Rego
THE STONE ROSES, Un solo dios, un solo amor... y una sola piedra
Por Jorge Albi, Ramón Noguera y Ximo Bonet
BUDDY HOLLY, Para acabar de una vez con la adolescencia
Por Marcos Ordóñez
JOHN HIATT, Una esperanza lenta

ARTÍCULO (1989)

JOHN HIATT

Una esperanza lenta

Por David S. Mordoh
FELA KUTI, La biblia del afrobeat
Por Diego A. Manrique
MORENTE, Esa curiosidad inacabable
Por Luis Clemente
KANYE WEST, Yes, Sir

ARTÍCULO (2005)

KANYE WEST

Yes, Sir

Por Roc Jiménez de Cisneros
FRANK OCEAN, Striptease emocional
Por Luis Lles
THE BEATLES, 40 años de “Sgt. Pepper” (1ª parte)
Por John Harris
MORRISSEY, Primero como tragedia, después como farsa
Por Fruela Fernández
MARIO PACHECO, Enamorado de la vida (aunque a veces duele)
Por Carlos Fuentes
LABORDETA, La voz de tierra adentro
Por Jordi Bianciotto
BJÖRK, Violentamente infeliz

ARTÍCULO (2015)

BJÖRK

Violentamente infeliz

Por Javier Blánquez
FRANK ZAPPA, De entre los muertos
Por Quim Casas
BOB MARLEY, El Rey León (1ª parte)
Por Lloyd Bradley
Arriba