USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
JESÚS ORDOVÁS, Pop diario

“A mí el pop me ha hecho libre”, nos confesaba Jesús Ordovás en 2007, cuando puso fin a su extensa y productiva etapa en RTVE. Foto: Alfredo Arias

 
 

ENTREVISTA (2007)

JESÚS ORDOVÁS Pop diario

Jesús Ordovás es un mito de la radio (pop). Sin sus programas, quizá habrían pasado desapercibidos muchos de los grupos que han alimentado la música de las últimas generaciones en España. Su ‘Diario Pop’ ha quedado en el recuerdo para siempre. Víctor Lenore habló con él cuando firmó el finiquito del expediente de regulación que puso fin a su trayectoria en RTVE para esta entrevista publicada en la antigua sección de Rockdelux Truco o Trato.

“Me llamo Jesús Ordovás Blasco. Nací en El Ferrol (A Coruña) en 1947. He dirigido y presentado ‘Diario Pop’ de Radio 3 durante veinticinco años. ¿Qué me hizo querer dedicarme a esto? Bob Dylan. Recuerdo escuchar ‘Blowin’ In The Wind’ en ‘Caravana Musical’ de Ángel Álvarez. Sería el año 1963. Después de aquello, cada día me ponía el programa, que es el que me educó musicalmente. Bueno, a mí y a todo el mundo: a Diego A. Manrique, Julio Ruiz, Ramón Trecet...”.

“Mi primer artículo lo escribí desde Ámsterdam para ‘Disco Expres’ en 1969. Trataba sobre los discos piratas que circulaban por allí de Bob Dylan, Pink Floyd y Soft Machine. Cuando yo empezaba me tenía que ir fuera porque en España solo había un single de Dylan publicado”.

“En 1968 me fui a vivir a París. Trabajaba limpiando el Banco Rothschild. Me levantaba a las seis de la mañana y trabajaba hasta las ocho de la noche. Así me pagaba la habitación y aprendía el idioma en la Alianza Francesa. El primer dinero que gané me lo gasté en comprar la discografía completa de Bob Dylan hasta

ese momento. Allí, por cierto, también conseguí el primer disco de Leonard Cohen”.

“Reconozco que soy un músico frustrado. Con mi guitarra hacía adaptaciones al castellano de The Beatles, The Rolling Stones y Bob Dylan. Las grababa en un magnetófono. Incluso me compré una armónica. También tocaba de Los Brincos y Los Salvajes. Una vez actué en directo con Herminio Molero (fundador de Radio Futura) en un colegio de curas del barrio de Quintana. Hicimos un show con sonidos que grabábamos por la calle. No cantábamos; era música concreta. Ahora, a veces cojo la guitarra en casa”.

“No creo que tengamos saturación de festivales. Me parece estupendo que en cada pueblo esté el chico indie o creativo que va al ayuntamiento y consigue sacarle dinero para montar algo. Me gusta hacer de DJ en festivales y quiero que la gente se divierta. Intento poner buenas canciones, como haría John Peel; en la radio ha sido mi modelo. Salvando las distancias, intenté hacer lo que él hacía en Inglaterra”.

 
 
JESÚS ORDOVÁS, Pop diario

“Intento poner buenas canciones, como haría John Peel; en la radio ha sido mi modelo. Salvando las distancias, intenté hacer lo que él hacía en Inglaterra”.

Foto: Alfredo Arias

 

¿Te sorprendió el plan de jubilaciones anticipadas en RTVE? Yo quería quedarme en Radio 3 hasta los 100 años. Es maravilloso hacer un programa en libertad en una emisora nacional. Además, teníamos también ‘iPop’ en La 2, que fue histórico porque nunca se había hecho en España un programa televisivo diario de esas características. En la última etapa se emitía también los fines de semana. Habíamos conseguido ya medio millón de espectadores cuando nos lo quitaron sin dar explicaciones. Ahí vimos venir lo que ha ocurrido: el cambio en El Ente.

Explica ese cambio. Creo que hay una especie de desmantelamiento de RTVE. Quieren dejarla como algo marginal. Se va a quedar como la radio y la televisión públicas en Estados Unidos, que pueden ser de calidad pero no tienen un gran poder de comunicación. RTVE ya no se puede comparar a Antena 3 o a Telecinco. No puede crear corrientes culturales. En la década de los ochenta, La 2 creaba eso y ahora no. Solo ha estado ahí ‘Metrópolis’. Hay un cambio del que forma parte ese expediente de regulación de empleo que ha afectado a cuatro mil personas en toda España.

¿A quién beneficia esto? Sobre todo a las nuevas televisiones. Directamente a laSexta. También a los canales digitales musicales del grupo PRISA y a otros que no son de PRISA. Es inexplicable que La 2 no tenga programas de música o de tendencias. Solo están ‘Los Conciertos de Radio 3’ a altas horas de la madrugada. Eso es lo peor que le ha podido ocurrir a La 2. La nueva directiva busca audiencia comprando series de éxito estadounidenses. Para enganchar a gente joven han metido algún programa “friki” como ‘Muchachada Nui’, que es gracioso, está bien, pero creo que se necesitan también cosas más serias. ¿Dónde está el jazz o la música pop? Es incomprensible que Televisión Española se vuelque en publicitar el Rock In Rio cuando ignora otros festivales españoles como Benicàssim, Primavera Sound, Summercase y otros. Es el medio oficial del Rock In Rio. No apoya a festivales españoles con más calidad y sí a una empresa extranjera que solo busca audiencia.

¿A quién interesa el desmantelamiento? Casual no es. Cuando se hace un expediente de regulación de empleo para echar a más de la mitad de la plantilla es por algo. Hay varias teorías. De momento estoy recopilando información. En todo caso, es una decisión nefasta por los despidos y por cómo ha quedado la televisión pública. La televisión pública aprovechó muy bien sus posibilidades en los ochenta, pero luego...

¿Tú crees que desde los noventa RTVE no cumple su función de servicio público? No cumple, sobre todo La 2, que se ha dedicado a sobrevivir.

¿En ‘iPop’ os pusieron unos mínimos de audiencia? No, aunque sí nos dieron toques por poner grupos que ellos consideraban marcianos. Nosotros respondimos que queríamos apoyar a grupos que se estaban dando a conocer, que para los conocidos ya había un programa en la primera, ‘Músicauno’, que ahora tampoco existe. Cuando llevábamos cincuenta emisiones, comenzaron a presionar. Nos pidieron cambiar la línea, yo me negué y fuimos ganando audiencia hasta los 500.000. Lo único que conocían de lo que trajimos era Amaral y los hermanos Auserón.

¿Subía la audiencia cuando sacabais un superventas? No, creo que tuvimos los mismos espectadores con Amaral que con Refree. Poner a Lou Reed o a Depeche Mode tampoco subía nada. Lo que importa es que el programa llame la atención y guste en su integridad.

¿Con 500.000 espectadores estabais en el share de La 2? Sí, la media estaba entre el cuatro y el cinco por ciento, que eran 500.000 espectadores aproximadamente. No nos quitaron por eso, sino por la gran maniobra que también se llevó por delante a la directora y a toda la cúpula.

Desde algunos sectores se críticó mucho a La China Patino, presentadora de ‘iPop’. Se la veía muy ‘40 Principales’. Yo creo que tenía un punto provocativo y de chulería que no gustó a mucha gente. Me temo que algunos hubieran preferido a Christina Rosenvinge, un tono más “cool” y chic. Supuestamente, Christina es más culta; bueno, supuestamente no: es más culta. Tuvimos muchas críticas por la presentadora; era el mayor handicap del programa. Le dimos muchas vueltas a la actitud de La China: cómo se sentaba, cómo actuaba, qué decía. Yo hubiera preferido a Christina Rosenvinge, pero eso sería repetir lo que hizo Diego Manrique en ‘F.M. 2’. Buscamos a alguien con fuerza, gancho, actualidad y que fuera cantante de un grupo. Hicimos un casting por donde pasaron Cristina de Clovis y Diana de Meteosat, entre otras. Al final escogimos a La China.

¿Estas complicaciones para encontrar presentadora revelan la falta de carisma en el pop español? Pues sí, yo creo que falta... Nosotros queríamos poner a Alaska, pero era una imagen de los ochenta. Es una pena porque sabe estar. Para mí es la presentadora perfecta. Quizá no acertamos con La China, pero era lo que había. Lo que sí tuvo mérito en ‘iPop’ fue abrir el abanico, cubrir todos los festivales, fueran del estilo que fueran. Así subimos la audiencia. Algo haríamos bien cuando los lectores de Rockdelux nos eligieron mejor programa de televisión en 2006.

¿Quién ha sido el mejor director de Radio 3? ¿Y el peor? Buff... El peor diría que José Antonio Visuña –director entre 1991 y 1994–. Quiso comercializar Radio 3. Nos decía: “Tenéis que poner Bruce Springsteen y Rosario porque son los objetivos de Sony y BMG”. Yo me negué. Él me reprochaba que ponía “música minoritaria como Prince o Miles Davis”. Nos quitó el programa diario y lo pasó al fin de semana. Con el que mejor me llevo es con el actual, Javier Díez; nos conocemos desde los años setenta, cuando íbamos a colegios mayores o, después, a Rock-Ola a ver grupos. Se puede hablar con él.

¿Y ahora qué? Mi etapa de radio y televisión se ha acabado. He firmado eso en un finiquito del expediente de regulación. En prensa puedo trabajar si pido permiso. Tengo que preguntar a una empresa semipública cuyo nombre no recuerdo. He recibido propuestas de periódicos y revistas, pero aún no me he decidido. Sí que estoy muy metido en internet. ‘Diario Pop’ sigue vivo en www.myspace.com/ordovas. Allí cuelgo canciones y tengo dos mil amigos. No cobro nada, pero tampoco lo necesito. También tengo mi web: www.jesusordovas.com.

Siempre te veo con la misma camiseta de “Pop Will Make Us Free”. ¿Cuántas tienes? Diez. Las llevo porque a mí el pop me ha hecho libre.

BOOKER T. JONES, Un sonido cálido y gordo
Por Pablo Gil
THE WAVE PICTURES, Emociones e ironías
Por Ramón Fernández Escobar
LOS BONSÁIS, Buena pesca

ENTREVISTA (2013)

LOS BONSÁIS

Buena pesca

Por JuanP Holguera
JULIAN COPE, Los clichés son valiosos
Por Víctor Lenore
JONATHAN WILSON, El espíritu del Cañón
Por Ferran Llauradó
TELEVISION PERSONALITIES, No llores… solo es un disco
Por César Estabiel
MARIE DAVIDSON, El alma de la máquina
Por Álvaro García Montoliu
ULTIMATE PAINTING, Menos es todo

ENTREVISTA (2015)

ULTIMATE PAINTING

Menos es todo

Por Juan Manuel Freire
SISA, El hombre que convirtió la tristeza en humo (3ª parte)
Por Santi Carrillo
ARCÁNGEL, De Huelva a la heterodoxia
Por Silvia Cruz Lapeña
TINARIWEN, Desierto azul eléctrico
Por Carlos Fuentes
JOAN MIQUEL OLIVER, El gran juego

ENTREVISTA (2015)

JOAN MIQUEL OLIVER

El gran juego

Por Donat Putx
PETER PERRETT, Último tren fuera de la burbuja
Por Ramón Fernández Escobar
JAVIER DÍEZ ENA, La ceremonia del éter
Por César Luquero
YO LA TENGO, Así que pasen otros veinte años
Por César Estabiel
LEÓN BENAVENTE, Juegos (premiados) de la edad tardía
Por David Saavedra
EEF BARZELAY, Hiperactivo en tránsito
Por Ramón Fernández Escobar
ANNA MEREDITH, Maximalismo pop entre audiolibros
Por Vicenç Batalla
NACHO VEGAS, Hablando del asunto (2ª parte)
Por Santi Carrillo
NEKO CASE, Cuentos de hadas

ENTREVISTA (2006)

NEKO CASE

Cuentos de hadas

Por Miquel Botella
SHARON JONES, El camino difícil

ENTREVISTA (2010)

SHARON JONES

El camino difícil

Por Ramón Fernández Escobar
VASHTI BUNYAN, Lo que queda del día
Por Jaime Casas
CATE LE BON, La música es una elección
Por Juan Manuel Freire
Arriba