×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
JÓHANN JÓHANNSSON, Tocado por la mano de Dios

Máquinas, naturaleza y cine.

 
 

ENTREVISTA (2009)

JÓHANN JÓHANNSSON Tocado por la mano de Dios

La inesperada muerte de Jóhann Jóhannsson (ver aquí) fue una de las noticias –referidas al mundo de la música– más impactantes de los últimos tiempos. No solo por la edad del islandés –falleció con solo 48 años–, sino también porque nueve días antes, el 31 de enero, había celebrado su último concierto, y este había sido en Barcelona, en L'Auditori. De hecho, era uno de los nombre anunciados para la edición de este año del Primavera Sound. Javier Blánquez despide a Jóhannsson en el nuevo Rockdelux (ver aquí). Aquí, recuperamos esta entrevista de Juan Manuel Freire con el que fuera uno de los mejores compositores contemporáneos del siglo XXI. Habló sobre su disco “Fordlandia”.

Hace siete años, Jóhann Jóhannsson se convirtió instantáneamente en deidad de melancólicos. La culpa fue de “Englabörn” (Touch, 2002; reeditado en 2007 por 4AD), un debut en solitario tocado por la gracia, una obra maestra de una belleza sublime, cuyos majestuosos brazos se extendían hacia la música contemporánea, el ambient y la IDM. También hacia la música de cine, como los responsables de “Obsesión (Wicker Park)” (Paul McGuigan, 2004) quisieron aprovechar utilizando tres temas con la intención de salvar lo insalvable. Visto lo visto, Jóhannsson casi prefiere no recibir demasiadas llamadas de Hollywood. “En principio aquella película parecía ser una cosa, pero resultó ser otra bien distinta”, cuenta el músico islandés con diplomacia. “Tampoco me prodigo demasiado en el cine de mi propio país. Tan solo me dejo caer en algunas producciones pequeñas, cuando me apetece. Trabajar en cine quita mucho tiempo y tienes que pensártelo bien; son tres meses de tu vida, como mínimo, invertidos en algo que te pertenece a medias”.

“Empecé a leer sobre Fordlandia y a reunir toda clase de información sobre el proyecto, esa especie de ciudad utópica creada por Ford en el centro de la jungla. Me atraía la idea de la utopía fracasada. Sí, trata sobre eso. Sobre la belleza del colapso, del fracaso de la soberbia. Y personalmente pienso que hay una belleza extraña en ver fracasar los grandes proyectos de la humanidad”

A día de hoy, el ex Apparat Organ Quartet prefiere concentrarse en sus proyectos propios, en concreto en la trilogía sobre tecnología y marcas estadounidenses icónicas que inició con su primer disco para 4AD, “IBM 1401, A User’s Manual” (2006), y ha continuado con el complejo e intenso “Fordlandia” (4AD-¡Pop Stock!, 2008), cuyo nombre e inspiración primera responden al proyecto de Henry Ford de crear una fábrica para producir caucho en el Amazonas. “Me marcó una imagen de un automóvil Ford de los años cuarenta atrapado en la jungla amazónica, cubierto de barro”, dice Jóhannsson. Y revela cómo empiezan sus discos: “En mis proyectos, una imagen o una idea, un impulso ocasional, dispara todo lo demás. Esa revelación me arrastra consigo. En el caso de ‘IBM 1401, A User’s Manual’ fueron aquellas cintas de un antiguo ordenador IBM 1401 que encontré en el ático de mi padre. En ‘Fordlandia’ todo empezó con esa foto"

Al principio fue esa foto. ¿Y después? Empecé a leer sobre Fordlandia y a reunir toda clase de información sobre el proyecto, esa especie de ciudad utópica creada por Ford en el centro de la jungla. Me atraía la idea de la utopía fracasada.

¿Podríamos ver el disco como una celebración del gran fracaso, una apreciación de la belleza del desastre? Sí, trata sobre eso. Sobre la belleza del colapso, del fracaso de la soberbia. Estuve leyendo tragedias griegas y todas tenían que ver con esta idea del intento fallido de ponerse por encima de la divinidad. La gente no deja de hacerlo. Y personalmente pienso que hay una belleza extraña en ver fracasar los grandes proyectos de la humanidad.

Entre las referencias de la obra hablas de la película “Fitzcarraldo”(1982) de Werner Herzog. ¿Me crees si te digo que pensé en esta relación antes de leer tus notas? Me gusta saberlo. De hecho, es un halago. Las películas me inspiran más que nada en el mundo; bueno, junto con los libros. Puedo citar poca música que me haya empujado a componer. Sin embargo, me resulta sencillo hablar de filmes y directores capaces de motivarme. Desde luego, Herzog es un autor al que le debo mucho. Y podría seguir la lista con Tarkovsky, Jodorowsky, Kubrick, Dreyer, Bresson...

 
JÓHANN JÓHANNSSON, Tocado por la mano de Dios

“Las películas me inspiran más que nada en el mundo; bueno, junto con los libros”.

 





“Me gusta la idea de casar opuestos de algún modo, hacer poesía visual, comparar metafísicamente una cosa con otra. Eso es lo que hacía Kenneth Anger, su magia personal. Me inspira su forma poética de acercarse al cine, que no está restringida a la lógica del realismo. Es una forma también ritualista, hay un cierto elemento de ritual”

Pero en “Fordlandia” no hay solo una influencia generadora: también están el lamento por la muerte de Pan de Elizabeth Barrett Browning –un coro entona su poema al respecto en “The Great God Pan Is Dead”–, la historia del científico de cohetes John Parsons y la teoría cuántica de Burkhard Heim. Has escrito que para organizarlo todo te inspiraste en la técnica alquímica de montaje de Kenneth Anger. ¿Puedes desarrollar este último punto? Me gusta la idea de casar opuestos de algún modo, hacer poesía visual, comparar metafísicamente una cosa con otra. Eso es lo que hacía Anger, su magia personal. Me inspira su forma poética de acercarse al cine, que no está restringida a la lógica del realismo. Es una forma también ritualista, hay un cierto elemento de ritual.

 

 

 

¿Te gustaría pensar que con este disco la gente recuperará el viejo ritual de sentarse a escuchar un disco de cabo a rabo? Hice este álbum pensando en que la gente lo escuchara de esa manera; me gusta la idea de alguien sentándose para escucharlo en profundidad. ¡Y que saque algo de ello, con suerte! Quiero que el disco resuene en sus interiores, se instale en sus almas. Me interesa que la música llegue a lo más profundo de la gente, de sus pensamientos y de sus sentimientos. Y luego, me gusta conocer sus reacciones. Es algo fascinante.

¿Sabes ya sobre qué tratará la tercera parte de esta trilogía? Bueno, tengo algunas ideas, pero todavía no estoy seguro del todo. Debo sentarme a desarrollar bocetos. Mis discos tienen siempre un proceso largo de realización; sin embargo, me gusta hacer estas obras de concepto, me gusta tener un marco de acción. La música es una cosa tan abstracta... Y yo creo que en las buenas obras de arte hay siempre un propósito. Puedes reunir algunas canciones sueltas y eso está muy bien, pero yo considero mejores los discos con una estructura.

¿Habrá disco de la música del corto “Varmints” (Marc Craste, 2008; premio del jurado joven al mejor cortometraje en el último Festival de Gijón)? Sí, ese es el principal proyecto que tengo ahora mismo. Y a continuación, si todo va bien, me pondré con un nuevo álbum.

GRAVENHURST, Sonidos de una cartografía imaginada
Por Óscar García
MARK EITZEL, Nubes y claros

ENTREVISTA (2017)

MARK EITZEL

Nubes y claros

Por Eduardo Guillot
EINSTÜRZENDE NEUBAUTEN, La voz clama contra la nueva Alemania
Por Jesús Rodríguez Lenin
ROBERT FORSTER, Música clásica

ENTREVISTA (2008)

ROBERT FORSTER

Música clásica

Por Kiko Amat
LOQUILLO vs. J PLANETAS, El mito y la leyenda
Por David Saavedra
MARIE DAVIDSON, El alma de la máquina
Por Álvaro García Montoliu
THE xx, El enigma no existe

ENTREVISTA (2009)

THE xx

El enigma no existe

Por Ruben Pujol
LORENA ÁLVAREZ, Ella quiere su rumba
Por Víctor Lenore
GEKO JONES, Fiesta global

ENTREVISTA (2014)

GEKO JONES

Fiesta global

Por Víctor Lenore
MUJERES, Punk – distorsión + tarareo
Por Abel González
FANTASTIC NEGRITO, Llegó la hora de romper las cadenas
Por Xavier Gaillard
TIM HECKER, Escala infinita

ENTREVISTA (2011)

TIM HECKER

Escala infinita

Por Juan Monge
MARIA ARNAL I MARCEL BAGÉS, Compartir la voz
Por Gerard Casau
IGGY AND THE STOOGES, Miami Punk Machine
Por Eduardo Guillot
MARK EITZEL, American Music Club

ENTREVISTA (2009)

MARK EITZEL

American Music Club

Por Víctor Lenore
BATTLES, Huida hacia delante

ENTREVISTA (2011)

BATTLES

Huida hacia delante

Por JuanP Holguera
RICHMOND FONTAINE, Fantasmas errantes
Por Ramón Fernández Escobar
PROTOMARTYR, Descendientes de la ciudad caída
Por Xavier Gaillard
FUTURE ISLANDS, El camino a casa

ENTREVISTA (2017)

FUTURE ISLANDS

El camino a casa

Por César Luquero
NACHO CASADO, El cambio tranquilo

ENTREVISTA (2018)

NACHO CASADO

El cambio tranquilo

Por Rubén Izquierdo
ADRIÀ PUNTÍ, Un pura sangre

ENTREVISTA (2015)

ADRIÀ PUNTÍ

Un pura sangre

Por Alicia Rodríguez
ROCÍO MÁRQUEZ, Entre dos aguas

ENTREVISTA (2014)

ROCÍO MÁRQUEZ

Entre dos aguas

Por Luis Troquel
MBONGWANA STAR, Afrofuturismo

ENTREVISTA (2016)

MBONGWANA STAR

Afrofuturismo

Por Ramon Súrio
Arriba