USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
JOSETXO EZPONDA (1963-2013)
JOSETXO EZPONDA (1963-2013)

Josetxo, degustador de fetichistas pócimas inspiradas por el reverso tenebroso de la mitomanía rock. Foto: Juan Sala

 

Conservo correspondencia de Josetxo Ezponda. Folios tomados por curvilínea caligrafía, abigarradas ilustraciones y premonitorias reflexiones sobre la fragilidad del éxito. Hechas mientras LOS BICHOS se encontraban agitando la escena independiente que medió entre la movida y el noise, destilaban las mieles que para una banda de Burlada, Pamplona, significaba consolidar un culto a nivel nacional. Ezponda no tardaría en descubrir que la vida era una sucesión de falsos destellos, y aquellos en cuyo fulgor se bañaba se secarían con el fin de Los Bichos en 1992, motivado por las tensiones resultantes de no alcanzar las expectativas despertadas. Dejaban dos álbumes en Oihuka, “Color Hits” (1989) y “In Bitter Pink” (1991), fetichistas pócimas inspiradas por el reverso tenebroso de la mitomanía rock.

Todavía en activo Los Bichos, Ezponda ya había grabado con ellos y editado a su nombre “My Deaf Pink… Love” (1991). Pero su carrera en solitario, que solo daría de más “The Glitter Cobweb” (1995), esta vez bajo el nombre de El Bicho, no resultaba como había planeado el glamouroso divo, pecando de romántico. En 2001, con motivo del fallecimiento de Alfonso Asio, su mano derecha en Los Bichos, volvía a escribirme mencionando su reciente reconciliación y unas maquetas inacabadas. “No era mi intención volver a unir la banda, colgarse del pasado es como morirse, como mentir. Nunca se me pasó por la cabeza la idea de rendirme, solo la de retirarme un ratito, temporadas en que lo único que consigue uno es darse de narices contra muros”.

Munster publicaba en 2006 la antología de Los Bichos “1991-1988”, pero el propio Ezponda frustraba otros intentos de reeditar su obra y material inédito. La última vez que lo vi fue en Pamplona, evidentes en su descuidada y mellada persona los encontronazos con esos muros a los que hacía mención en su carta. Reacio a sacarle jugo a su leyenda, sin intención de restablecer su carrera, sus últimos años los vivió en la miseria, vendiendo poco a poco su colección discográfica, cada vez más alienado de la realidad. Ayer, 16 de abril, lo encontraban muerto por causas desconocidas.

 

El mundo de Los Bichos en “Fuelled By Desire”, el tema que abre “In Bitter Pink”. Josetxo, glamouroso divo, romántico rockero.

 
Publicado en la web de Rockdelux el 17/4/2013
Arriba