USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
JUAN MONEO "EL TORTA", El cante que asusta a la gente

Jondo y sangre.

Foto: Martín Sampedro

 
 

ENTREVISTA (2008)

JUAN MONEO "EL TORTA" El cante que asusta a la gente

El jerezano Juan Moneo “El Torta” (1952-2013) fue uno de los cantaores más profundos que ha dado el flamenco de las últimas generaciones. Lo recordamos con la recuperación de esta entrevista hecha por Luis Troquel a partir de la publicación de “Momentos” (2007), un CD + DVD que, trece años después de su último disco, “Colores morenos” (1994), volvía a mostrar en todo su esplendor la personalidad, el carisma y el talento de uno de los más grandes y puros.

Tras casi tres lustros de silencio discográfico y largas temporadas sin dejarse ver por los escenarios, vuelve Juan Moneo "El Torta". Y lo hace con uno de los discos más jondos que puedan imaginarse, donde demuestra que no es solo maestro por bulerías, sino un cantaor largo que domina no pocos palos. Atrás queda su aspecto de mesías de la heroína y la mala vida, pero no la pena. Su cante duele, quema, en nada traiciona la leyenda que para bien y para mal arrastra. Ha grabado el disco “Momentos” (Juglar, 2007) en directo, en la pequeña sala madrileña Juglar, como en aquellos cuartitos donde cantaban los cabales. Aunque si a un lugar remite su arte es a su Jerez natal.

“Si no sufres mientras cantas una seguiriya, mejor que no la hagas. O un martinete, que es un cante de galera, de cárcel. En ese momento no te importa si tienes que sangrar mientras cantas; te da igual morirte si te encuentras a gusto. Cuando te quedas en éxtasis, perdido en el tiempo, cambiarías cien años de vida por solo un segundo”

¿Es cierto que nunca utilizas la palabra palo para referirte al cante? Prefiero llamarlos estilos. Yo digo siempre que los palos los da la Guardia Civil y a mí me duele recordarlos.

¿Tantos te llevaste? Muchos, sobre todo en aquel tiempo de Paquito. Entonces hubo palos por un tubo para todo el mundo: por fumar un porro, por ser diferente, por no ser chivato.

¿Por qué te llaman “El Torta”? De muy chico me gustaban mucho las tortas. Recuerdo que venía un hombre a venderlas con un carrito. Llevaba gafas de culo de botella, y yo a la que se despistaba... Pero, bueno, sobre todo me llamaban así porque había un sargento de la Guardia Civil a quien le llamaban el sargento Torta, de los que iban a caballo y al oír que llegaba te asustabas. Recuerdo aún el cloc, cloc sobre las calles de adoquines. El caso es que yo de niño era muy malo, muy travieso, siempre tirando piedras... Me decían: eres más malo que el sargento Torta. Y se me quedó el mote.

¿Pasar fatigas es bueno o malo para un cantaor? Supongo que si yo canto así, tan bravío y salvaje, es por todas las fatigas que he pasado, pero ahora quiero vivir un poco más tranquilo. Se nace sufriendo, desde que sales de las partes de tu madre, y bastante mal lo he pasado ya.

¿Se sufre cantando una seguiriya como Dios manda? Si no sufres mientras cantas una seguiriya, mejor que no la hagas. O un martinete, que es un cante de galera, de cárcel. Ya hay una letra que dice: “Era mi pena tan grande que cuando canto mi pena la voz se me hace sangre”. Que no es “playback”, vamos. En ese momento no te importa si tienes que sangrar mientras cantas; te da igual morirte si te encuentras a gusto. Cuando te quedas en éxtasis, perdido en el tiempo, cambiarías cien años de vida por solo un segundo. Luego vuelves a tu vida y ya no, claro.

¿Qué te parece que le den un premio como el Grammy latino al mejor disco de flamenco a Ojos de Brujo? No sé quién es ese Ojos de Brujo, no lo conozco.

¿Qué opinas de la moda del flamenquito? Yo veo muy bien que cada uno haga aquello que le plazca y cante como quiera, pero que no le llamen flamenco. Tengo claro que es bueno innovar, pero el flamenco es el cante que duele, el cante que asusta a la gente, el que nadie quiere, el que no es vendible.

“Si yo canto así, tan bravío y salvaje, es por todas las fatigas que he pasado”, decía “El Torta” en esta entrevista. Aquí, imágenes del DVD “Momentos”, con muestras de “Bulería de Paula” y “Momentos”.

¿Es difícil encontrar un guitarrista que escuche al cantaor? Hoy los guitarristas se han crecido mucho; hay algunos que mientras estás cantando te hacen tantas virguerías que se te olvida hasta la letra. Que tienes que decirle: “Quiyo, que corres más que el Fernando Alonso”.

En contra de los tiempos que corren, defiendes el legado de Antonio Mairena. Es que de alguien así no se puede hablar nada más que bien. Para hablar de Antonio Mairena hay que pararse un poco.

¿Con qué otros cantores también te pararías? Terremoto, El Serna, Agujetas, Chocolate, Antonio Chacón, Manuel Moneo, Juan Talega, Manuel Torre...

¿Y Camarón? Por supuesto. Camarón es mi ídolo. Va aparte de cualquier otro. Yo lo tengo como un comodín. Están los ases, cada uno en lo suyo, y Camarón, que combina con todas las cartas.

“Ahora me están dando mi sitio y para mí es un lujo que por fin me llamen y me respeten. Me siento como el cantaor más viejo y el más joven que hay ahora en Jerez. Y si hablamos de flamenco, quien habla de Jerez habla del mundo. El más viejo porque vengo de otra época, cuando estaban todos los monstruos, y el más joven porque empiezo ahora”

Trabajaste mucho con tu paisano Terremoto... Sí, era como un niño chico, un marginado... Parece mentira que alguien pueda ser tan humilde y a la vez tan grande, y ahora, ves tú, los alcachofas...

¿Los alcachofas? Sí, los que no tienen ni idea y se creen lo máximo. El artista no quiere flores fuera del escenario; en la calle prefiere ser uno más. Aunque a los que no lo son y se lo creen sí que les gusta que les vayan detrás.

¿Hay muchos que se lo creen? Pues de cien, al menos setenta y cinco.

¿Tus letras siempre hablan de ti? Son mis vivencias, aunque las guardo en la memoria, porque yo soy analfabeto, no sé ni leer ni escribir.

Hasta en eso eres heredero de Manuel Torre. Vivió al lado de donde yo nací. Ya de muy pequeño me tiraba cantar e ir al cabaret, donde se bebía, había mujeres, se alternaba, y ahí escuché a los más grandes.

Ahora no vives en Jerez. No, pero voy más. Durante mucho tiempo, allí estuve muy desplazado. Por rebelde, como se suele decir. Pero ahora me están dando mi sitio y para mí es un lujo que por fin me llamen y me respeten. Me siento como el cantaor más viejo y el más joven que hay ahora en Jerez. Y si hablamos de flamenco, quien habla de Jerez habla del mundo. El más viejo porque vengo de otra época, cuando estaban todos los monstruos, y el más joven porque empiezo ahora.

Tu canción por bulerías “Heroína” fue casi un himno... Era mi bandera. No la quería grabar en este disco, pero ahora sí estoy contento de haberla rescatado, porque además la heroína ya ni la utilizo ni me gusta.

¿Te duelen las oportunidades perdidas? Podría paranoiarme y pensar en el lugar en que podría estar hoy, pero lo pasado, pasado está. Lo importante es el presente y ahora canto mejor que nunca. Estoy en mi mejor momento y 54 años es la edad perfecta para hacer cante por derecho, no tantas tonterías como hacía antes.

¿Hacías muchas? Sí, y eso le gustaba a la gente. Pero ahora puedo tener más morbo cantando por derecho.

SURFIN' BICHOS, Pequeñas criaturas
Por Blas Fernández
LEGS McNEIL, Fijación oral

ENTREVISTA (2009)

LEGS McNEIL

Fijación oral

Por Eduardo Guillot
ELLIOTT MURPHY, La noche americana
Por Jordi Bianciotto y Miguel Martínez
JEFF TWEEDY, No soy la flor, soy el tiesto
Por Víctor Lenore
PSYCHIC TV/PTV3, Tesis, antítesis
Por José Manuel Caturla
NATALIE PRASS, El empleo del tiempo
Por Eduardo Guillot
PAOLO CONTE, Suspiros mediterráneos
Por Luis Lapuente
EMILIO JOSÉ, Canciones, canciones y más canciones
Por Carles Novellas
BONNIE PRINCE BILLY, El cantante

ENTREVISTA (2009)

BONNIE PRINCE BILLY

El cantante

Por Juan Monge
CARLES SANTOS, Disparen al pianista
Por Víctor Lenore
RYUICHI SAKAMOTO, El código del samurái
Por José Manuel Caturla
SR. CHINARRO, Pequeño circo

ENTREVISTA (2013)

SR. CHINARRO

Pequeño circo

Por Jesús Llorente
FASENUOVA, Plan de fuga

ENTREVISTA (2011)

FASENUOVA

Plan de fuga

Por Carlos Barreiro
EINSTÜRZENDE NEUBAUTEN, La voz clama contra la nueva Alemania
Por Jesús Rodríguez Lenin
RHYE, Cosas del directo

ENTREVISTA (2018)

RHYE

Cosas del directo

Por Víctor Trapero
BOB STANLEY, Saint Etienne

ENTREVISTA (2008)

BOB STANLEY

Saint Etienne

Por Víctor Lenore
NIÑOS DEL CERRO, El fin de la inocencia
Por Javiera Tapia
SISA, El hombre que convirtió la tristeza en humo (1ª parte)
Por Santi Carrillo
TOM ZÉ, Cosquillas en el sobaco del hastío
Por Víctor Lenore
PEGASVS, El ruido (no tan) infernal
Por David Morán
LOS PILOTOS, Distopía y euforia

ENTREVISTA (2014)

LOS PILOTOS

Distopía y euforia

Por Eduardo Guillot
PAULINE EN LA PLAYA, Con elegancia
Por David Saavedra
THUNDERCAT, Funk honesto para tiempos deshonestos
Por Álvaro García Montoliu
Arriba