×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
JULIA HOLTER, Voces y visiones

Sonidos, texturas y poesía.

Foto: Rick Bahto

 
 

ENTREVISTA (2012)

JULIA HOLTER Voces y visiones

Por Pablo Gil

Pop artístico, música clásica y electrónica cinemática se combinan en las arquitecturas líquidas de esta teclista y cantante que, en solo siete meses, publicó dos originales álbumes aplaudidos por la crítica internacional: “Tragedy” (2011) y “Ekstasis” (2012). Sus canciones sinuosas se caracterizan por un sinfín de voces y unos ambientes llenos de misterio. Pablo Gil la entrevistó... y sacó las siguientes conclusiones.

En el año 428 antes de Cristo, se estrenó en Atenas la obra de teatro “Hipólito”, escrita por Eurípides, el tercer gran poeta griego trágico de la antigüedad tras Esquilo y Sófocles. Fue un enorme éxito, al parecer. En su argumento había incesto, desesperación, celos, virtud, lujuria, la ira de los dioses, un suicidio, un destierro, bastante violencia y un final de aúpa. “Hipólito” es la base argumental de “Tragedy” (RVNG Intl., 2011), el primer disco de Julia Holter.

En el año 2005, la poetisa y profesora Anne Carson publicó “Decreation. Poetry, Essays, Opera”, un ensayo escrito con múltiples estilos sobre la “decreación”. La autora canadiense, experta en literatura clásica griega, comparaba ese concepto con el éxtasis y lo describía como llegar a sentirse muy dentro de uno mismo saliendo fuera de sí mismo, “una condición que los griegos consideraban típica de los locos, los genios y los amantes”. “Decreation” es la base argumental de “Ekstasis” (RVNG Intl., 2012), el segundo disco de Julia Holter, editado solo siete meses después que el primero.

“Adoro la voz humana. Y siempre pienso en términos de voces. ‘Oigo’ voces en cosas que no son voces, como en una estatua preciosa o en una pintura”

“Me apasiona escribir letras y poesía y melodías”, explica la joven autora, “pero no me interesa crear mis propias tramas, al menos no ahora, de manera que las robo. Por ejemplo, en el caso de ‘Tragedy’ me agradaba partir de algo tan lejano en el tiempo. Me proveía de una distancia con la que me siento a gusto trabajando”.

Mucha gente en muy corto intervalo ha quedado completamente seducida por ambos conjuntos de canciones, y eso es algo que, en parte, tiene que ver con la presumible dificultad u originalidad de haber adaptado sus respectivos orígenes. Sin embargo, la causa más profunda de esa fascinación reside en una música recóndita y secreta en la que se confunden armoniosamente pop, clásica y minimalismo. Y más aún en la forma en que las líricas letras y los sonidos angulosos modelan ambientes muy especiales.

Para ello, utiliza órgano, harpiscordio, piano, armonio, sintetizador o percusiones junto con una cascada interminable de voces dobladas; ni una guitarra y solo un saxo ocasional. “Estoy obsesionada con la voz”, afirma esta mujer que siempre compone al piano mientras va improvisando melodías. “Adoro la voz humana. Y siempre pienso en términos de voces. ‘Oigo’ voces en cosas que no son voces, como en una estatua preciosa o en una pintura”.

Ha habido quien ha considerado que “Ekstasis” es más sencillo y accesible que “Tragedy”, como si uno fuese la versión depurada y mejorada del anterior. Por el contrario, su autora explica, vía e-mail (tras un auténtico sinfín de gestiones durante casi un mes), que no hubo ninguna transición entre ambos, pues los compuso y grabó en su casa durante el mismo período de tiempo, que calcula en varios años, después de terminar la universidad.

“Sentí que debía retratar la composición como una secuencia de un día de ensueño y usar paisajes soleados mezclados con planos interiores. La canción trata de intentar recordar a alguien, así que las diferentes capas, los colores y los planos de la naturaleza representan el flujo de todos los recuerdos de una vida”, dijo Hilary Walsh, la directora del clip de “In The Same Room”, tema de “Ekstasis” (2012).

“Estoy absolutamente influida por el movimiento en una película y en las texturas visuales. El aspecto visual que tiene mi música, particularmente la de ‘Tragedy’, proviene de ese raro deseo de hacer ‘películas sin visuales’... Como series de cosas que ocurren y tú las oyes ocurrir, y los sonidos son tan distintos e intensos que evocan una película en la imaginación de alguien. Eso es exactamente lo que intenté en ‘Tragedy’”.

“En ‘Ekstasis’ me inspiré en ese ensayo de Anne Carson. Cuenta que hay varios místicos a lo largo de la Historia que se han concentrado en el estado de sentirse simultáneamente abatido y extático. Me pareció interesante. Además pensé, porque este disco fue un gran paso para mí en muchos aspectos, que yo estaba lanzándome fuera de mí misma; y eso es, en general, lo que significa ‘éxtasis’”.

“Estoy absolutamente influida por el movimiento en una película y en las texturas visuales. El aspecto visual que tiene mi música, particularmente la de ‘Tragedy’, proviene de ese raro deseo de hacer ‘películas sin visuales’. Eso es exactamente lo que intenté en ‘Tragedy’

 

De las preguntas del cuestionario, hay algunas generosamente respondidas, pero hay otras resueltas con una concisión radical que, pese a ello, pueden resultar igualmente reveladoras.

¿Tú música es de vanguardia? No.

¿Cuál dirías que es tu mejor destreza como música? Quizá mi tendencia a esforzarme.

Trabajas prácticamente sola. ¿Es porque valoras la ética hazlo-tú-misma o porque buscas la intimidad? Creo que es bueno trabajar solo y sentirse libre para probar cosas. Y sí, adoro la intimidad.

¿Te preocupa ser accesible, fácil, para la gente? No.

En tu caso, ¿el acto creativo es una forma de escapismo de la realidad? No sé lo que es, pero sé que necesito hacerlo.

¿Concibes la música como una forma de poesía? Sí.

Su padre es guitarrista y su abuelo también lo fue, aunque no de manera profesional. Julia Holter nació, ha crecido y ha vivido toda su vida en el área de Los Ángeles, pues al contrario que la mayoría de adolescentes de Estados Unidos se mudó solo a unas decenas de kilómetros al comenzar la universidad, ya que estudió en CalArts (California Institute Of The Arts), una muy prestigiosa institución especializada en artes escénicas y visuales. Tiene 27 años. En su perfil de Linkedin (tiene perfil en Linkedin) se describe profesionalmente como “Writer/Composer/Teacher”, porque hasta hace poco su forma de vida era enseñar música en un instituto a chavales con problemas.

Tras foguearse en varias colaboraciones y grabaciones indies (Ramona Gonzalez, de Nite Jewel, es amiga suya y copartícipe en algunas de esas pocas experiencias previas), ideó y grabó los dos discos que hoy conocemos. Su estilo ha sido comparado con los de Laurie Anderson, Kate Bush, Robert Wyatt y Björk; en cualquier caso, muestra una indudable originalidad, motivada por un largo conflicto personal proveniente de la formación musical clásica que recibió desde la infancia.

 
JULIA HOLTER, Voces y visiones

“Una vez que me liberé de tener que preocuparme de si mi música debía ser considerada clásica o pop, no solo empecé a ser mucho más feliz, sino a avanzar mucho más”. Foto: Rick Bahto

 

“No fui capaz de tomarme en serio a mí misma hasta que realmente hice música que me gustó; es algo que sufrí mucho durante la adolescencia”, recuerda. “Era confuso, porque yo no era una virtuosa del piano, pese a que había estudiado piano clásico durante muchos años. De modo que sabía que nunca lo lograría. Todo mi ambiente parecía reducido a blanco y negro: si no eres un virtuoso, ¿por qué deberías seguir tomándotelo en serio y estudiando? Como amaba la teoría musical, decidí intentar componer. Y me encantó. Bueno, lo odiaba también, pero sobre todo lo amaba”.

Después de años leyendo música anotada e intentado ejecutarla con la mayor destreza, se descargó un programa gratuito de grabación y edición, Audacity, y decidió que tenía que hacer una canción (“Easter Time”). “Era Semana Santa y no sabía sobre qué cantar, así que usé una letra muy extraña relacionada con esa época que saqué de internet como una manera de justificarme de que estaba haciendo una canción”.

“Siempre hay un elemento de misterio en las mejores obras: si no hay misterio, entonces me parecen simplemente aburridas. Yo no tengo ni idea de cómo explicar cuál era mi propósito con cualquiera de estas canciones; solo sé que tuve un fuerte instinto, una necesidad de hacer cada una de ellas”

Ingresar en la universidad, donde siguió formándose en música, no solucionó inmediatamente el problema. “Pasé la mayor parte de mi tiempo en CalArts leyendo y siendo una reclusa, sin colaborar con nadie”. La cuestión que angustiaba a Julia Holter, explica, es que sus composiciones se encontraban en una tradición difícil de definir, entre el terreno clásico y el pop. Se sentía fatalmente insegura. “En la universidad sentía que se esperaba de mí que pudiera explicar cada aspecto de mi trabajo. Una vez que me liberé de hacer eso, es decir, de tener que preocuparme de si mi música debía ser considerada clásica o pop, no solo empecé a ser mucho más feliz, sino a avanzar mucho más”.

Eso explica que se muestre incómoda ante las preguntas relacionadas con la arquitectura de sus canciones. Una arquitectura líquida y preciosista, conformada por capas de sonido que interactúan y se enriquecen unas a otras, de modo que resulta difícil precisar cuáles son estructurales y cuáles ornamentales. “Muchas personas me han dicho que no saben qué pensar sobre ‘Ekstasis’, pero que les provoca un montón de sentimientos. A mí me parece gracioso que la gente se esfuerce tan duramente en intentar ‘comprender’ la música”, dice.

Y se lanza a definirse. “Para mí, básicamente, siempre hay un elemento de misterio en las mejores obras: si no hay misterio, entonces me parecen simplemente aburridas. Y pienso que incluso el autor está un poco en la sombra sobre ese misterio. Yo no tengo ni idea de cómo explicar cuál era mi propósito con cualquiera de estas canciones; solo sé que tuve un fuerte instinto, una necesidad de hacer cada una de ellas. Sentí la fuerza de ellas llegando desde alguna otra parte y fui sincera con esa visión, fuera cual fuese”. Y Julia Holter insiste otra vez: “Debería ser imposible para cualquier artista explicar cuál es su visión”.

BORED NOTHING, Las antípodas. Lo contrario
Por David Saavedra
OS RESENTIDOS, Consignas irónicas para una revolución
Por Emilio Alonso
THE FIELD, Miles de años luz

ENTREVISTA (2010)

THE FIELD

Miles de años luz

Por Juan Monge
TOM ZÉ, Cosquillas en el sobaco del hastío
Por Víctor Lenore
MARIE DAVIDSON, El alma de la máquina
Por Álvaro García Montoliu
JOHN LYDON, Esto es un bosque

ENTREVISTA (2015)

JOHN LYDON

Esto es un bosque

Por Kiko Amat
MOMUS, El dedo en el ojo

ENTREVISTA (2009)

MOMUS

El dedo en el ojo

Por Víctor Lenore
MARTIRIO, La timidez es el reino de la carne
Por Víctor Lenore
CHUCHO VALDÉS, Sinfonía afrocubana
Por Barracuda
MIDLAKE, Melancolía y abandono

ENTREVISTA (2010)

MIDLAKE

Melancolía y abandono

Por David S. Mordoh
JOSELE SANTIAGO, Absurdo sin dramatismos
Por David Saavedra
NICK GARRIE, Barroco por accidente
Por Víctor Lenore
PAPERHOUSE, Romper una lanza

ENTREVISTA (1996)

PAPERHOUSE

Romper una lanza

Por Anna Ramos
RODRIGO AMARANTE, Vida en un país tropical
Por Jaime Casas
ALA.NI, Las cuatro estaciones

ENTREVISTA (2016)

ALA.NI

Las cuatro estaciones

Por David Saavedra
GRUPO DE EXPERTOS SOLYNIEVE, La vida buena
Por Guillermo Z. del Águila
ROSANNE CASH, Vida plena en Manhattan
Por Joseba Martín
LA ESTRELLA DE DAVID, El Nota

ENTREVISTA (2011)

LA ESTRELLA DE DAVID

El Nota

Por Pablo Gil
LOW, Lo dicho: C'mon

ENTREVISTA (2011)

LOW

Lo dicho: C'mon

Por Alejandro G. Calvo
GEKO JONES, Fiesta global

ENTREVISTA (2014)

GEKO JONES

Fiesta global

Por Víctor Lenore
PUMUKY, El hombre bosque en llamas
Por Esteve Farrés
SUNN O))), El ministerio del drone
Por Ruben Pujol
PAUL HAIG, Nanorobótica independiente
Por José Manuel Caturla
Arriba