USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
MEAT PUPPETS, La inspiración no los pillará trabajando

Cris y Curt Kirkwood con Shandon Sahm: Puppets 2012.

Foto: Jaime Butler

 
 

ENTREVISTA (2012)

MEAT PUPPETS La inspiración no los pillará trabajando

Con Meat Puppets, los hermanos Kirkwood trazaron una retorcida línea entre hardcore, country-rock e indie rock primerizo. La banda, que gozó de un instante de fama a mitad de los noventa gracias a ser reivindicados por Nirvana, volvió a estar de actualidad gracias a su disco “Lollipop” (2011) y a su vinculación con All Tomorrow’s Parties. Ricard Martín entrevistó a Curt Kirkwood semanas antes de sus primeros conciertos en España, que se produjeron en diciembre de 2012.

Si me permitís el topicazo, a finales de diciembre asistiremos a una ristra de conciertos históricos: el debut de Meat Puppets en España. Casualidades de la vida, y con la excepción de los chicos de J Mascis, la banda de los hermanos Curt y Cris Kirkwood es la única de la seminal nómina de SST Records (Black Flag, Sonic Youth, Hüsker Dü, Screaming Trees) que ha permanecido en activo. Contra viento y marea: Cris, el bajista, sobrevivió a dos balazos y a un año y pico de cárcel, después de atacar en 2003 a un guardia de seguridad en Arizona. Ya limpio de heroína –que en 1998 se llevó a su mujer–, en 2006 Cris acudió a la llamada fraternal de reunión de la banda, que ha logrado estabilizar su explosiva fórmula hasta hoy.

“Tocar cualquier cosa que nos gustara era un reto. La variedad es divertida y, en cierto modo, todo me parece similar... Todo suena a Meat Puppets y las voces siempre me han parecido el elemento unificador. El objetivo es machacar esos géneros juntos y obtener un resultado que no parezca una amalgama estilística, sino más bien algo que fluya perfecto y no suene forzado”
(Curt Kirkwood)

 

Tenemos suerte: su alquímico caldero de folk, hardcore, country, psicodelia y pop juguetón se repartirá por clubes, como debe ser, y no en festivales. Hablamos con la marioneta de carne mayor, Curt Kirkwood: artífice de discos como “Meat Puppets II” (SST, 1984) y “Up On The Sun” (SST, 1985), influencias decisivas en el desarrollo del indie rock, el cowpunk y el grunge. Y compositor de un cancionero majestuoso, inclasificable como pocos los hay en el rock norteamericano.      

Con vuestra participación en el “MTV Unplugged In New York” (1994) de Nirvana, hubo una pequeña explosión de popularidad de Meat Puppets en España a mediados de los noventa. Habéis tardado dieciocho años en venir a tocar. ¿Por qué tanto tiempo? Sé que parece extraño no haber tocado nunca aquí, a pesar de haberlo hecho en otros países europeos muchas veces. Pero no tengo demasiado que ver con la contratación de los shows. ¡Mejor tarde que nunca!

Habéis tenido una vida y una carrera difíciles. “Lollipop” (Megaforce, 2011) es vuestro disco número trece en estudio. ¿Eres supersticioso? No demasiado. Los malos tiempos templan el carácter y la gira de “Lollipop” ha ido muy bien. Tenemos otro disco en la manga, todavía sin título, recién salido del horno. No saldrá hasta la primavera, pero algo tocaremos por aquí.

Power pop, hardcore, ska, psicodelia, rockabilly, folk-rock, country... La variedad de géneros es marca de la casa y el nuevo disco no lo desmiente. ¿Te obsesiona la mezcla? Para resumirlo, nos encanta tocar diferentes tipos de música. Siempre ha sido así. Desde los inicios, tocar cualquier cosa que nos gustara era un reto. La variedad es divertida y, en cierto modo, todo me parece similar... Todo suena a Meat Puppets y las voces siempre me han parecido el elemento unificador. El objetivo es machacar esos géneros juntos y obtener un resultado que no parezca una amalgama estilística, sino más bien algo que fluya perfecto y no suene forzado.

 
MEAT PUPPETS, La inspiración no los pillará trabajando

“Hemos tocado con grupos de todo tipo, de Phish a Soundgarden. Con todas esas bandas siento una conexión y Animal Collective no es una excepción”, confirma Curt.

 

En este sentido, tus mejores canciones suenan muy sueltas, como si las hubieses escrito durante una jam session. Pero tienen una estructura muy concisa, meditada. ¿Pasas mucho tiempo escribiendo una canción? Paso mucho rato esperando a que las canciones broten en mi cabeza. Soy muy malo en lo que se refiere a escritura disciplinada... Algo se bloquea cuando me siento con el propósito de escribir una canción. Mi mejor material aparece de repente, a menudo como un bosquejo, como una melodía o un correteo de notas pegajosas, y entonces tengo que trabajar para completarlo. A veces la canción aparece casi hecha, aunque la mayoría de las ocasiones tengo que ir engordando estos pedacitos. En nuestros últimos discos fui al estudio con pedazos de canciones y pasé mucho tiempo durante las sesiones escribiendo letras y acabando estructuras.

“Fue un movimiento deliberado para alejarnos de un público que quería que todo fuera rápido y ruidoso, para bailar ‘slam dance’. Si no era así, te escupían. Y me pareció que determinar tu estilo en base a los gargajos era poner barreras al arte. Me pareció que si grababa material distinto, el público disgustado dejaría de venir a los shows y causar problemas”
(Chris Kirkwood)

¿No es muy azaroso y caro trabajar de esta forma? Es algo que jamás había hecho antes, pero en esta ocasión todo funcionó así. A veces mola ponerte en un brete, creativamente hablando, y dejar que la necesidad sea la madre del invento.

En una ocasión dijiste que no confiabas en vuestros instintos como banda. ¿Confías en ellos ahora? Siempre he confiado en mi instinto musical. Si presto atención a mis sensaciones, la banda trabaja bien. Pero a veces nos hemos balanceado por influencias externas: sellos discográficos, lo que creíamos que la gente quería escuchar, músicos o bandas a las que prestábamos atención. Cuando puedo acallar todas estas influencias y confiar en mi instinto, la música sale con naturalidad y el resultado me gusta más. Desde hace una buena temporada he sido capaz de permanecer en este estado mental.

Al citar a Meat Puppets, es lugar común hablar de un cambio drástico entre “Meat Puppets” (SST, 1982) y “Meat Puppets II”. ¿Crees que es un giro tan remarcable como dicen los críticos? Fue a propósito y sí, fue muy drástico. Ya que debutamos con un disco de pegar gritos, se imponía un cambio. Jamás he querido hacer el mismo disco dos veces. También fue un movimiento deliberado para alejarnos de un público que quería que todo fuera rápido y ruidoso, para bailar ‘slam dance’. Si no era así, te escupían. Y me pareció que determinar tu estilo en base a los gargajos era poner barreras al arte. Ya entonces me encantaba hacer diferentes estilos, y me pareció que si grababa material distinto, el público disgustado dejaría de venir a los shows y causar problemas. Y así fue. Ganamos un público nuevo.

El siguiente paso que desconcertó al personal fue “Huevos” (SST, 1987), un disco que por momentos se arrima a ZZ Top. ZZ Top siempre me gustaron, así como The Allman Brothers Band y Lynyrd Skynyrd. Y de chaval escuché mucho a Hound Dog Taylor, Jimmy Reed y otros “bluesmen”. Esas influencias tenían que salir en algún momento. Ese disco estaba muy influenciado por los ZZ Top; en esa época yo también estaba muy metido en R.E.M. y algo se coló ahí.

 
MEAT PUPPETS, La inspiración no los pillará trabajando

“En esencia, sé que tocamos con Nirvana porque les encantaba nuestro grupo y querían interpretar nuestras canciones”, asegura Curt. Foto Jaime Butler

 

Siendo una banda de Phoenix, Arizona, ¿cómo llegasteis a fichar para SST Records, sita en California? Abrimos para Black Flag en Phoenix. Poco después, Greg Ginn –guitarrista de Black Flag y jefe de SST– nos preguntó si queríamos grabar para el sello. Me encantaban Black Flag, Minutemen y Hüsker Dü. Después, Sonic Youth y Soundgarden. En realidad no tenían bandas que me desagradaran. Éramos como un club musical, todos amigos. Buena época.

Animal Collective os escogieron para el All Tomorrow’s Parties que comisariaron en 2011 y os pidieron que interpretarais “Up On The Sun”. ¿Sentís alguna conexión con la escena independiente contemporánea? Es halagador cuando una gran banda te escoge para ser teloneros suyos o para tocar en un festival que comisarian. Hemos tocado con grupos de todo tipo, de Phish a Soundgarden. Con todas esas bandas siento una conexión y Animal Collective no es una excepción.

“Abrimos para Black Flag en Phoenix. Poco después, Greg Ginn nos preguntó si queríamos grabar para el sello. Me encantaban Black Flag, Minutemen y Hüsker Dü. Después, Sonic Youth y Soundgarden. En realidad no tenían bandas que me desagradaran. Éramos como un club musical, todos amigos. Buena época”
(Cris Kirkwood)

 

En tus mejores canciones late un nihilismo innegable, la sensación de que hagas lo que hagas nada va a mejorar. Esto es el blues... Tienes que sacártelo del pecho.

En su momento, algunos de tus coetáneos tuvieron mucho más éxito. ¿Crees que la atención que Nirvana atrajo sobre vosotros equilibró la balanza? En esencia, sé que tocamos con Nirvana porque les encantaba nuestro grupo y querían interpretar nuestras canciones. Había algo muy similar entre las dos bandas que era más profundo que un estilo. De algún modo, parecía algo muy acertado.

Con Kurt Cobain teníais también en común el hecho de provenir de contextos familiares muy jodidos. ¿Crees que detectó esto en vuestra música? Quizá. Pero creo que disfrutaba con la idea de la música como puro arte, y este ideal lo compartía con nosotros. Y si algo conlleva esta creencia es un alejamiento de la realidad de tu vida, a pesar de que tu arte lo hayan inspirado tus problemas. Siempre me ha gustado la idea de que el medio no sea el mensaje. Que el mensaje quede incluso más allá de tu percepción... Algo invisible, pero totalmente aparente. Para mí, Kurt fue un surrealista.

¿Crees que su muerte podría haberse evitado? No puedo decirlo. Tan solo empezaba a conocerlo y desconozco la causa de su suicidio. Todavía me pone triste pensar en ello...

Por cierto, ¿el término grunge alguna vez ha significado algo para ti? Creo que se aplicó a Neil Young por primera vez. Recuerdo que se usó este término mucho antes de los noventa para describir su trabajo eléctrico. No creo que sea un adjetivo muy apto para esa época. Las grandes bandas de la escena grunge eran únicas y con un estilo propio. Supongo que se podía decir que la cosa iba de montones de guitarras sucias y ruidosas, pero esto ha estado pasando desde The Who, Hendrix y Black Sabbath. Todo tuvo más que ver con las camisas de franela y los tejanos rotos. 

MIKE COOPER, El viajero exótico

ENTREVISTA (2015)

MIKE COOPER

El viajero exótico

Por Juan Monge
TRACEY THORN, Popstar a su pesar

ENTREVISTA (2013)

TRACEY THORN

Popstar a su pesar

Por Kiko Amat
HUDSON MOHAWKE, Siguiente pantalla
Por Juan Monge
ALLEN TOUSSAINT, Piano añejo

ENTREVISTA (2009)

ALLEN TOUSSAINT

Piano añejo

Por Ramón Fernández Escobar
MESHELL NDEGEOCELLO, Por Nina

ENTREVISTA (2013)

MESHELL NDEGEOCELLO

Por Nina

Por Ricard Martín
CATE LE BON, La música es una elección
Por Juan Manuel Freire
NINE STORIES, Más que amigos

ENTREVISTA (2013)

NINE STORIES

Más que amigos

Por José Fajardo
ANA BÉJAR, Rehaciendo el camino

ENTREVISTA (2016)

ANA BÉJAR

Rehaciendo el camino

Por Rubén Izquierdo
BUNBURY, Mundo de los atormentados
Por Víctor Lenore
BRUCE SPRINGSTEEN, ¿Estás hablando conmigo? (1ª parte)

ENTREVISTA (2006)

BRUCE SPRINGSTEEN

(1ª parte)

Por Phil Sutcliffe
SHARON JONES, El camino difícil

ENTREVISTA (2010)

SHARON JONES

El camino difícil

Por Ramón Fernández Escobar
GRAVENHURST, Sonidos de una cartografía imaginada
Por Óscar García
MOTÖRHEAD, La fiesta de los 10 años
Por Luis Carlos Buraya
DR. JOHN, Recetas criollas

ENTREVISTA (2010)

DR. JOHN

Recetas criollas

Por Ricard Martín
FANTASTIC NEGRITO, Hora de romper cadenas
Por Xavier Gaillard
BENJAMIN CLEMENTINE, Buena historia, buen músico
Por Juan Manuel Freire
BRADIEN, Un idioma propio

ENTREVISTA (2010)

BRADIEN

Un idioma propio

Por Ruben Pujol
SAMPHA, A solas consigo mismo

ENTREVISTA (2017)

SAMPHA

A solas consigo mismo

Por Víctor Trapero
MAYTE MARTÍN, Honrarás a tu padre y a tu madre
Por Silvia Cruz Lapeña
VAMPIRE WEEKEND, Los rookies del año
Por David Saavedra
WILD NOTHING, Obsesionado con el pop puro
Por Álvaro García Montoliu
LITORAL, Música de pueblo

ENTREVISTA (2011)

LITORAL

Música de pueblo

Por JuanP Holguera
ALEJANDRO ESCOVEDO, Llorar, ganas de amar y colocarse
Por Ramón Fernández Escobar
Arriba