USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
MORENTE & LAGARTIJA NICK, Punto Omega

Antonio Arias (Lagartija Nick) y Enrique Morente: haciendo historia en y con la grabación de “Omega”.

 
 

BIBLIOTECA POP (2011)

MORENTE & LAGARTIJA NICK Punto Omega

La editorial Lengua de Trapo lanzó en 2011 Cara B, una colección centrada en volúmenes que analizan discos esenciales de la cultura popular española. Arrancaron con “Omega. Biografía oral del álbum que unió a Enrique Morente, Lagartija Nick, Leonard Cohen y Federico García Lorca”. Ofrecemos aquí diversos extractos del libro, título escrito por Bruno Galindo a partir de la colaboración oral de más de cincuenta participantes (músicos, críticos, productores, escritores...) que dialogaron sobre uno de los discos más sobresalientes de la historia reciente de la música española: “Omega” (1996), fruto de la asociación de unos inspirados Morente y Lagartija Nick.


Los puristas

(Morente): “Hubo comentarios de que me había equivocado. La afición del flamenco, los profesionales, algunos artistas incluso, lo rechazaron muchísimo”.

(Montero Glez, escritor): “Escuché la maqueta de ‘Toma este waltz’ en el despacho de Borja Casani. Pensé para mis adentros que podrían suceder dos cosas: o a Enrique los puristas lo iban a apedrear, o todo el mundo se arrodillaría. Me alegra que con los años haya sucedido lo segundo”.

(Pedro Calvo, periodista musical): “En los ochenta hubo artículos de Ángel Álvarez Caballero, crítico de ‘El País’, en los que no le parecía bien lo que hacían Morente ni Paco de Lucía. Luego cambió porque un tío que escribe en un periódico no puede estar por detrás del público. Queda raro que la gente diga que algo tiene una grandeza y el especialista no se haya dado cuenta. Por eso tuvo que cambiar rápidamente. El público no asiste a conciertos de flamenco por simple entretenimiento, sino que es un poquitín más mirado. Ya nadie se atreve a poner ‘peros’ a este tipo de figuras. Bueno, hay algún crítico que pone pegas con fundamento, como Alfredo Grimaldos, que no ve todos los discos de Morente con buenos ojos”.

“Es el disco que he escuchado más veces en mi vida. No para mi deleite, sino en mi afán de comprenderlo. No entendía qué misterio encerraba para haber sido el álbum que lo llevó a ser conocido y reconocido por el gran público. Antes había creado verdaderas obras de arte que nunca llegaron a esa consideración fuera del ámbito flamenco. Todavía no he logrado comprender ‘Omega’”
(Mayte Martín)

(Alfredo Grimaldos, crítico flamenco, periodista y escritor): “En ‘Omega’ hay cosas que me gustan más y otras que menos. Pero, si te pones a analizarlo, todo ese disco es flamenco flamenco, menos las guitarras de Lagartija Nick. Tocan Cañizares, Vicente Amigo, Tomatito... Se habla de ‘Omega’ como si fuese una rareza, pero en todo caso es una rareza flamenca. Los antimorentianos han ido a menos. Esas polémicas siempre han sido artificiales, fruto de una época, cuando los círculos de cabales no entendían sus primeras experimentaciones. Básicamente, son los que criticaban a Camarón y a Paco de Lucía. Era una época de grupos más reducidos y poco democratizados. La crítica del flamenco eran cuatro. La cosa se abre en los años setenta, gracias a los colegios mayores y la universidad”.

(Luis Troquel, periodista musical): “Más que criticarlo, los puristas lo ningunearon. ‘Omega’ no les pareció una herejía, sino una marcianada. Incluso hubo morentianos que encontraban difícil de escuchar cosas como ‘El pastor bobo’, donde llevaba al extremo ese punto salmódico y casi atonal”.

(Miguel Poveda, cantaor): “Al principio sentí extrañeza escuchando ‘Omega’. Después me di cuenta de que es un disco de otras dimensiones. Ahora me emocionan especialmente ‘La aurora de Nueva York’, ‘Manhattan’ y ‘Omega (poema para los muertos)’”.

(Morente): “Ya antes de salir, hubo críticos de flamenco, por ejemplo en Canal Sur, que empezaron a cargárselo. Decían que adónde íbamos a llegar en el flamenco si Enrique Morente estaba haciendo un disco con un grupo que se llama... ¡¡¡Lagartija Nick!!! El problema era el nombre”.

(Mayte Martín, cantaora): “Es el disco que he escuchado más veces en mi vida. No para mi deleite, sino en mi afán de comprenderlo. No entendía qué misterio encerraba para haber sido el álbum que lo llevó a ser conocido y reconocido por el gran público. Antes había creado verdaderas obras de arte que nunca llegaron a esa consideración fuera del ámbito flamenco. Todavía no he logrado comprender ‘Omega’. En todo caso, si algo aportó, a mí entender, fue darle a Morente ese lugar que debió haber tenido hace mucho tiempo, ese reconocimiento que también le negó el ámbito flamenco castrador de la época, por culpa de la dictadura de la ortodoxia”.

 
MORENTE & LAGARTIJA NICK, Punto Omega

Tras su estreno en México, el concierto en el Primavera Sound 2008 fue el debut en España de la gira que paseó “Omega” por los escenarios a raíz de su reedición digital: únicamente siete fechas.

Foto: Óscar García

 

(Luis Clemente, periodista, crítico y escritor): “Hay dos críticos sevillanos que llevan veinticinco años peleando por Morente desde las peanas de sus periódicos. Me refiero a los dos Manolos, Bohórquez desde ‘El Correo de Andalucía’ y Martín Martín desde ‘El Mundo’. El primero, defensor, y al segundo se le puede apodar mastín-mastín. Entre las barbaridades de este último, que guardo recortadas, está una columna que en su periódico de entonces (‘Diario 16 Andalucía’) dedicó a ‘Omega’. Decía así: ‘Morente no se encuentra en los mejores momentos de su vida flamenca y su ‘Omega’ no es más que una provocación y un auténtico descenso a los infiernos, donde su expresión cantora se dispersa en el grito insustancial y queda engullida por las voces que se desdoblan, por la obsesiva instrumentación rockera, por los tiempos que se entrecruzan y los tonos que enmarañan’”.

“Durante las sesiones de grabación fallece su madre. Pero él no interrumpe la grabación. Fue grabando la misma canción, ‘Omega’; creo que el entierro fue esa mañana. Le digo: ‘Enrique, pues ya cuando quieras seguimos’. Y él dice: ‘No, esta tarde’. Y han quedado esas voces, un poco caóticas y que están mal grabadas porque están saturadas. Pero no las puedes quitar. Lo intentabas y era otra canción”
(Antonio Arias)

(Pedro Calvo): “Dentro de esa gran escolástica que es la flamencología hemos escuchado cosas absurdas como que Enrique cruzaba los cantes. Se supone que hay una manera canónica de hacer las cosas y que vale igual para todos. Enrique, por supuesto, no ha cruzado jamás los cantes, lo que sí sucede es que con la riqueza expresiva que tiene cantando por malagueñas puede hacer tal variedad de cosas que a alguien la cabeza le da vueltas. El flamenco es una cultura cateta. Me refiero a estas seudoteorías que quieren dar explicaciones. Casi siempre hay una gran incultura musical. Oímos cosas como que ‘el flamenco es la mejor música del mundo’. Habría que preguntar: ‘¿Pero cuántos géneros más ha escuchado usted?’”.

(Antonio Luque, Sr. Chinarro; cantante y compositor): “Los puristas, esos señores desconocidos de los que tanto se habla, hacen parecer el mundo de la música andaluza, andalusí, flamenca o lo que sea, un coto cerrado en el que destacan los gitanos por su asilvestramiento. Un coto de caza para señoritos. A Morente le interesaban las otras músicas. Música no hay más que una, supongo yo que él suponía”.


“Omega” (La canción)

(Morente): “En la mitad de la grabación se murió mi madre. ‘Omega’ era, en el fondo, un réquiem por mi madre. Eso es lo que yo sentí”.

(Antonio Arias, bajista, cantante de Lagartija Nick y ayudante de producción): “No sé si él te ha comentado que durante las sesiones de grabación fallece su madre. Pero él no interrumpe la grabación. Fue grabando la misma canción, ‘Omega’; creo que el entierro fue esa mañana. Le digo: ‘Enrique, pues ya cuando quieras seguimos’. Y él dice: ‘No, esta tarde’. Y han quedado esas voces, un poco caóticas y que están mal grabadas porque están saturadas. Pero no las puedes quitar. Lo intentabas y era otra canción”.

(Borja Casani, editor de ‘El Europeo’): “Es, digamos, el lugar donde Enrique plantea una conversación con los muertos. ‘Omega’ es algo... póstumo. Hace algo que está fuera del momento: está hablando con los viejos maestros. La canción ‘Omega’, que realmente da cuerpo al disco, es una canción funeraria de gran envergadura. Tiene mucho que ver con el espíritu del rock”.

(Ian Biddle, musicólogo): “En el minuto cinco y medio, la pieza se ve acechada por las voces de flamencos pasados: ‘samples’ de cantaores como Antonio Chacón, Manuel Torre y La Niña de Los Peines se superponen a la voz de Morente como si fuera un chamán invocando las voces ancestrales. Ese momento extraordinario constituye una territorialización traumática, un borrado de la sensibilidad rock y un arraigamiento del espacio flamenco”.

 
MORENTE & LAGARTIJA NICK, Punto Omega

Antonio Arias y Enrique Morente, en 2008. Foto: Alfredo Arias

 

(Negri, cantaor y percusionista): “Es un disco oscuro. No es de luz, de primavera, de qué bien está todo. Yo pienso que encierra muchas cosas y saca muchos fantasmas. Yo casi escucho un réquiem en la canción de ‘Omega’. O en ‘Ciudad sin sueño’. A mí me suena a réquiem. A réquiem moderno, pero a réquiem. Piensa que Enrique estaba en una situación especial...”.

(Pedro G. Romero, pintor, escultor y escenógrafo): “Hay un elemento de esta canción al que pocos hacen referencia. La influencia de Val del Omar, tan notoria en el tema que da nombre al disco, en ese collage de saetas procedentes de discos antiguos del flamenco, como hiciera el cineasta en ‘Aguaespejo granadino’, su primera obra maestra. Es muy evidente en el recurso técnico, superando juegos similares que ya habíamos visto, por ejemplo, en ‘Camelamos naquelar’ de Mario Maya, otro artista granadino genial. Pero también en la alquimia, en esa manera de dar la vuelta a lo nuevo para que parezca viejo y a lo viejo para que luzca como nuevo”.

(J, cantante, guitarrista y compositor de Los Planetas): “‘Omega’ no es mi disco favorito de Enrique ni de Lagartija Nick, aunque sea el más significativo de ambos. La canción ‘Omega’ sí que es de las que más impacto me han provocado en la vida”.


“Omega” después de “Omega”

“El álbum tiene pocos rivales. Hay diez o doce discos de la música española que tengan esa ambición, esa potencia vital y ese objetivo. Luego está su empuje artístico. Su ambición vanguardista. La vanguardia es meterte en un territorio insondable, en un lugar que no existe. ‘Omega’ es un producto de vanguardia por eso: porque entra en un lugar que no existe
(Borja Casani)

(Borja Casani): “‘Omega’ ha llegado a ser un clásico por dos cosas: primero por la falta de ambición de la música española. Es decir, que el álbum tiene pocos rivales. Hay diez o doce discos de la música española que tengan esa ambición, esa potencia vital y ese objetivo. Eso quita ya a todos los demás. Luego está su empuje artístico. Su ambición vanguardista, que ahora mismo tampoco es una cosa evaluable, porque todo el mundo cree que la vanguardia es un matiz; digamos que se cree que es lo convencional un poco pasadito, ¿no? La vanguardia es una cosa mucho más complicada. Es meterte en un territorio insondable, en un lugar que no existe. ‘Omega’ es un producto de vanguardia por eso: porque entra en un lugar que no existe”.

(Antonio Arias): “Pero lo más curioso de todos estos años es que, con esas ventas que teníamos desde el primer mes, es como si el público hubiera determinado las corrientes más alternativas. Esta vez fue el público en general el que determinó lo más vanguardista. Así pasó de ser un disco muy popular a convertirse en un disco de culto, lo que lo hace doblemente popular”.

(Eric Jiménez, batería de Lagartija Nick y Los Planetas): “Me quedo con el orgullo de haber hecho un disco que no va a caducar nunca. Siempre sonará actual y antiguo”.

(Luis Troquel): “En nuestra última entrevista pregunté a Morente si pensaba que se le recordaría más por su voz o por su mente. Tras pensárselo un rato, respondió que por su mente. Creo que fue Édith Piaf quien dijo que de las limitaciones nace la personalidad. Y esa frase puede aplicarse a Morente. Logró llegar a lo más alto sin tener tras de sí una tradición familiar fuerte de flamenco detrás. Le costó encontrarse como cantaor. Decía que era un artista autofabricado”.

(Paquete, guitarrista): “No sé si es el disco más complejo de la historia del flamenco, pero por lo menos es el más raro. Igual si una compañía de flamenco o alguien agrandase un poco el concepto y lo bailase gente buena se podría hacer... no sé si la palabra correcta sería un musical”.

(Antonio Carbonell, cante y palmas): “Yo recuerdo otra versión del ‘Vals vienés’ que también era una joya. Vi cosas que pasaban en el estudio que se podían haber rescatado. Yo creo que dentro de este proyecto se han quedado muchas maravillas. Lo que pasa es que los flamencos son un poco descuidados”.

(Se puede leer la crítica del libro aquí)

PHILIP GLASS, Anécdotas a golpe de tecla
Por Philip Glass
MORRISSEY, El escapista

BIBLIOTECA POP (2014)

MORRISSEY

El escapista

Por Jon Savage
THOM YORKE, La encrucijada

BIBLIOTECA POP (2004)

THOM YORKE

La encrucijada

Por Pablo Gil
MICHAEL JACKSON, Fuera de nuestras vidas
Por Barney Hoskyns
BOB DYLAN, Canciones-novela y Nobel

BIBLIOTECA POP (2016)

BOB DYLAN

Canciones-novela y Nobel

Por Bob Dylan
Jamaica sound systems, El principio del reggae
Por Lloyd Bradley
El espíritu del pop, La música nos hará libres
Por Bob Stanley
DOMINIQUE ANÉ, Vuelta a los orígenes

BIBLIOTECA POP (2013)

DOMINIQUE ANÉ

Vuelta a los orígenes

Por Dominique Ané
BOB MARLEY, La historia secreta

BIBLIOTECA POP (2013)

BOB MARLEY

La historia secreta

Por Diego A. Manrique
KIM GORDON, This is the end

BIBLIOTECA POP (2015)

KIM GORDON

This is the end

Por Kim Gordon
LOU REED, Sad Song

BIBLIOTECA POP (2012)

LOU REED

Sad Song

Por Carlos Zanón
LOS PLANETAS, Un poco de psicodélico

BIBLIOTECA POP (2011)

LOS PLANETAS

Un poco de psicodélico

Por Nando Cruz
THE KLF, El futuro ya está aquí

BIBLIOTECA POP (2017)

THE KLF

El futuro ya está aquí

Por The Justified Ancients Of Mu Mu
BILL CALLAHAN, Cartas y boxeo

BIBLIOTECA POP (2011)

BILL CALLAHAN

Cartas y boxeo

Por Bill Callahan
SISA, El galáctico autodidacta

BIBLIOTECA POP (2011)

SISA

El galáctico autodidacta

Por Jabier Muguruza
DAVID BOWIE, Station To Station

BIBLIOTECA POP (2018)

DAVID BOWIE

Station To Station

Por Lester Bangs
NICK DRAKE, El espíritu de “Pink Moon”
Por Amanda Petrusich
WILL OLDHAM, Nadie cuidará de ti

BIBLIOTECA POP (2012)

WILL OLDHAM

Nadie cuidará de ti

Por Alan Licht
PINK FLOYD, Soñando música con Syd Barrett
Por John Cavanagh
JERRY LEE LEWIS, Ardiendo en el infierno
Por Nick Tosches
BJÖRK, El pulso interior

BIBLIOTECA POP (2004)

BJÖRK

El pulso interior

Por Pablo Gil
THE DOORS, Días extraños

BIBLIOTECA POP (2012)

THE DOORS

Días extraños

Por Greil Marcus
VAINICA DOBLE, A contracorriente

BIBLIOTECA POP (2014)

VAINICA DOBLE

A contracorriente

Por Jesús Ordovás
Arriba