Cargando...
MUJERES, Punk – distorsión + tarareo

Vestidos para liarla.

Foto: Inma Varandela

 
 

ENTREVISTA (2010)

MUJERES Punk – distorsión + tarareo

Debutaron en 2009 con un 7” en Discos Humeantes (“Yella”) y con un álbum en Sones (“Mujeres”). Un grupo de amigos que se abalanzó sobre el punk sin distorsión, según confesaban en esta entrevista, para liarla a lo bestia. Recordemos sus inicios en esta amistosa charla con Abel González, quien habló con ellos para tantear sus expectativas de crecimiento.

Podrían haber sido un “nugget” de lo más correoso en los sesenta, una banda de protopunk surfero de los setenta, los garageros favoritos de los psychobillys de los ochenta o un grupo revivalista del rock’n’roll añejo en los noventa. Pero cuando Martí Gallén, Yago Alcover, Pol Rodellar y Martín Gutiérrez decidieron empezar el grupo Mujeres –anteayer, como quien dice– solo tenían una premisa clara: “Queríamos hacer punk, pero sin distorsión”.

Después de agotar en un santiamén toda la edición de su maqueta y patearse en cuatro días las casillas obligatorias del circuito barcelonés más plausible (Heliogàbal, Our Favourite Club, La [2] de Apolo, Primavera Club...), acaban de grabar en los estudios de Santi García en Sant Feliu de Guíxols un debut que ha editado el sello Sones; un disco de punk sin distorsión, si ellos lo quieren así, pero que suena como un tartazo certero de rock antigüillo a piñón en toda la cara. Y concebido hoy, fresco, del día. Mujeres –añádanles ya a la lista de ingoogleables– intercambian la solera que no pueden tener por aquel brío juvenil que también era indispensable en los estatutos del rock en los sesenta. El trato es justo.

“Nos conocimos los cuatro en la universidad. Cuando vimos que aquello se acababa y que nos tendríamos que separar, tuvimos la idea de montar el grupo para seguir juntos” (Yago Alcover)

 

“Martí ya había tocado antes en grupos de rockabilly y estaba habituado a ese sonido añejo”, dice Alcover. “Luego, a partir de escuchar a Black Lips, vimos más o menos cómo podíamos tirar adelante lo que queríamos hacer desde un principio. Al ver cómo tocaban en directo nos dimos cuenta de que había grupos que enfocaban el garage de una manera nueva. Eso nos dio ánimos para probar lo nuestro”. “Después hemos conocido a The Strange Boys y otras bandas de In The Red –añade Gallén–. Sus juegos de guitarras son la hostia. Escuchas grupos nuevos y te motivan a probar cosas”.

¿Sonido oldie de inspiración reciente? A mí me cuadra: tomar energía de fuentes próximas –se contagian más fácilmente, están más cerca y vienen más llenas de vigor– para emplearla en hacer rock’n’roll del que se resiente precisamente cuando no hay cierta frescura.

Digamos que Mujeres toman la electricidad prestada de un lo-fi de hoy que busca un sonido de ayer, como un nuevo indie a la contra de las grandes bandas de indie surround, las de la parte alta de los carteles. Pero para que grupos como Crocodiles y Dum Dum Girls recuerden remotamente al arranque de “Mujeres” (Sones, 2009) hace falta el inflamable. Y la mezcla sería casi con Dead Kennedys. Punk sin distorsión. Como Los Saicos, una banda peruana a la que dedican un cover: “¡La primera banda de punk de la historia! Son de 1964”, explica Gallén.

Mujeres se juntaron para evitar una situación posterior de nostalgia. “Nos conocimos los cuatro en la universidad”, cuenta Alcover. “Cuando vimos que aquello se acababa y que nos tendríamos que separar, tuvimos la idea de montar el grupo para seguir juntos”.

 
MUJERES, Punk – distorsión + tarareo

Como Los Saicos, banda peruana a la que dedican una versión de “Come On”: “¡La primera banda de punk de la historia! Son de 1964”, explican. Foto: Inma Varandela

 

¿Cuál fue el siguiente punto de inflexión? (Alcover): Hicimos una presentación del grupo para los amigos en el Heliogàbal y para sorpresa nuestra vino bastante gente del mundillo. De ese primer bolo sacamos otro en el Our Favourite Club y a partir de aquí pillamos ritmo. (Gallén): Empezábamos a tocar casi sin repertorio. Tuvimos que tomarnos la banda más en serio porque la gente nos pedía el disco y nosotros solo habíamos tocado tres veces.

¿Y qué panorama musical habéis encontrado a vuestro alrededor? (Gallén): Una escena muy heterogénea. Cuando tocaba rockabilly la gente era más purista. Tenías que tocar con tal marca, modelos de tal año, y ahora puedes hacer lo que quieras. Tocamos con Delorean, que no se parecen nada a nosotros, y disfrutamos un montón. (Alcover): Las escenas como tal casi han desaparecido. Solo hace falta ver el cartel de un Primavera Sound. En Madrid tocamos antes que Port O’Brien y no supuso nada raro. Ahora lo que prima ya no es la técnica. Son sobre todo las ideas. Por muy fiera que seas, necesitas tener ideas que interesen o que funcionen por sí mismas.

“Componemos muy rápido y en nuestra música, al fin y al cabo, impera la melodía, el tarareo. Los juegos de acordes pueden cambiar durante el proceso, pero cuando el tarareo queda fijado y nos resulta cómodo y divertido a todos, entonces ya tenemos canción” (Yago Alcover)

Intuyo que el equipo sí es importante. Tener amplificadores vintage, de la época... (Alcover): Claro que nos interesan, pero lo nuestro no va tan por ahí. Somos más cacharreros que “vintagers”. (Gallén): Yo ni tengo ampli todavía.

¿Os daba respeto entrar a grabar en un estudio de verdad con un técnico del prestigio de Santi García? Para un grupo que busca deliberadamente un sonido maquetero debía ser el momento de tomar una decisión. (Gallén): Teníamos miedo a sonar limpio. Santi graba, al contrario de casi todos los técnicos de estudio, apretando la válvula al máximo, a toda castaña. Saca un sonido que le dará juego después. Es increíble con las guitarras y nos entendió perfectamente. (Alcover): Queríamos un sonido entre lo sucio y lo pulido, pero llegamos al estudio a lo que saliera. Le llevábamos a Santi discos para que viera cómo queríamos sonar y ni los tuvimos que sacar de la mochila.

¿Qué características debe tener una canción de Mujeres una vez el “sonido” ya se ha encontrado? (Alcover): Tenemos que pasarlo bien con ella. Componemos muy rápido y en nuestra música, al fin y al cabo, impera la melodía, el tarareo. Cuando a la canción le “vemos” el pop, tira adelante, y el tarareo es lo que marca eso. Los juegos de acordes pueden cambiar durante el proceso, pero cuando el tarareo queda fijado y nos resulta cómodo y divertido a todos, entonces ya tenemos canción.

¿Hacia dónde puede evolucionar un grupo que trabaja para sonar involutivo? (Alcover): El disco es un compendio de los temas que hemos tocado desde siempre en directo. Ahora tendremos que hacer canciones pensando en otro disco. Este no tiene ningún concepto detrás. El siguiente tendrá que ser más buscado. (Gallén): De momento, nos gustaría ser mejores músicos. Ahora que ya nos hemos podido escuchar bien, tendremos que buscar cuál es el mejor sonido de cada uno. (Alcover): No dejaremos la caña de lado, pero intuyo que bajaremos algo las revoluciones. Quizás nos metamos en terrenos algo más psicodélicos.

LEYLAND KIRBY, No future

ENTREVISTA (2010)

LEYLAND KIRBY

No future

Por Llorenç Roviras
PEGASVS, El ruido (no tan) infernal
Por David Morán
LOS LOBOS, Licántropos devoradores de raíces
Por Miquel Botella
GRUPO DE EXPERTOS SOLYNIEVE, La vida buena
Por Guillermo Z. del Águila
LOS PILOTOS, Distopía y euforia

ENTREVISTA (2014)

LOS PILOTOS

Distopía y euforia

Por Eduardo Guillot
MOMUS, Diario de un narcisista

ENTREVISTA (2004)

MOMUS

Diario de un narcisista

Por José Manuel Caturla
MAIKA MAKOVSKI, El deseo y los sustitutos del amor
Por Miquel Botella
VAMPIRE WEEKEND, Los rookies del año
Por David Saavedra
GRIMES, Alegría en el dolor

ENTREVISTA (2012)

GRIMES

Alegría en el dolor

Por Pablo Gil
SISA, El hombre que convirtió la tristeza en humo (1ª parte)
Por Santi Carrillo
XENIA RUBINOS, La aldea global

ENTREVISTA (2012)

XENIA RUBINOS

La aldea global

Por Eduardo Guillot
LA BIEN QUERIDA, Inseguridades y certezas
Por JuanP Holguera
VASHTI BUNYAN, Lo que queda del día
Por Jaime Casas
PAUS, Romper todo y empezar de nuevo
Por Gerard Casau
ACTRESS, Los tipos duros no bailan
Por César Estabiel
ALEJANDRO ESCOVEDO, Llorar, ganas de amar y colocarse
Por Ramón Fernández Escobar
JAMES BLAKE, Viaje vertical

ENTREVISTA (2011)

JAMES BLAKE

Viaje vertical

Por Juan Monge
YUCK, La inconsciencia de la juventud
Por Juan Manuel Freire
THE CRAMPS, El club de los monstruos
Por Alan Lewistone
JULIA HOLTER, Voces y visiones

ENTREVISTA (2012)

JULIA HOLTER

Voces y visiones

Por Pablo Gil
RICHMOND FONTAINE, Fantasmas errantes
Por Ramón Fernández Escobar
RYUICHI SAKAMOTO, El código del samurái
Por José Manuel Caturla
Arriba