USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
Munster, Treinta años alumbrando criaturas y desenterrando engendros

“¡La fiesta es para todos!” (junio 2013).

 
 

CD ROCKDELUX (RDL 318)

Munster Treinta años alumbrando criaturas y desenterrando engendros

A finales de los años setenta, Robert Fripp sentenció que el futuro en la música pasaba por moverse en pequeñas unidades móviles, autónomas e inteligentes. Buena definición para entender las señas de identidad de Munster, la discográfica independiente más longeva, ecléctica, atrevida y fascinante de la historia del pop español, que presume de un catálogo envidiable. Mostramos una parte de él en el CD que acompañó el Rockdelux 318 (junio 2013): debajo puedes escuchar tres muestras de “¡La fiesta es para todos!”, heterodoxo y multiestilístico CD con 19 canciones sorprendentes que celebraron el treinta aniversario de una marca que empezó en el puro rock y desembocó en la gran música. Luis Lapuente nos introdujo aquí en el fascinante mundo Munster.

Para celebrar su aniversario, los responsables de Munster montaron una fiesta en la madrileña sala Siroco el pasado 25 de mayo, y prometen seguir fieles a su credo empresarial y musical, perfectamente resumido en esta frase: “30 años alumbrando criaturas y desenterrando engendros”. De esta fecunda filosofía vital, que ilumina la trayectoria de su compañía, charlamos con Iñigo Munster, que presume de mantenerse fiel, después de tanto tiempo, a aquel proyecto juvenil que nació a partir de un fanzine.

“Todo empezó con un fanzine en 1983. Ahora cuesta mucho trasladarse en el tiempo y valorar cómo funcionaban la comunicación y la difusión de la música en aquellos años, con mucho intercambio de casetes, fanzines e información a nivel mundial”
(Iñigo Munster)

Más de una vez has sugerido que parte del éxito de vuestra supervivencia reside en no haber disfrutado de ningún bombazo comercial, lo que os ha permitido crecer al ritmo que vosotros queréis. Pues sí, todo empezó con un fanzine en 1983. Ahora cuesta mucho trasladarse en el tiempo y valorar cómo funcionaban la comunicación y la difusión de la música en aquellos años, con mucho intercambio de casetes, fanzines e información a nivel mundial. Mi hermano Gorka y yo, en vez de gastarnos la paga en otras cosas, la empleábamos en comprar sellos de correos y en viajar hasta Burdeos o Estocolmo. Creo que la idea ha sido siempre la misma: ser auténticos fans de la música. Vivo nuestra carrera más como una sucesión de miniéxitos que nos han permitido continuar con la actividad. Muchos de los discos han generado enormes satisfacciones y nos permiten seguir haciendo lo que nos da la gana.

Tendrás una deuda personal con “La familia Monster”... Sí, el nombre del fanzine surge de la película de “The Munsters” que robamos de un videoclub en nuestro pueblo. Coincidió con la era de ‘La bola de cristal’, donde pasaban los capítulos de “La familia Monster”, y es algo con lo que nos sentimos identificados instantáneamente, y hasta la fecha.

¿Cómo se empieza abrazando el rock sucio y de garage y se evoluciona hacia tan distintos y fascinantes universos musicales? Para mí, la definición de garage es aquello que sale del espíritu adolescente, sin florituras ni permiso. Por eso, para mí garage son los Cramps, sí, y también Daniel Johnston. Y, por ejemplo, también la cumbia peruana o los singles de rhythm’n’blues del sello King... Hacerlo, hacerlo como sea, independientemente de la supuesta calidad del registro sonoro. Lo fascinante está en esa inspiración y determinación visceral, porque al final esas grabaciones transmiten algo que llega a una parte del cerebro o alma.

 
Munster, Treinta años alumbrando criaturas y desenterrando engendros

De unos buenos inicios en el rock sucio y de garage a, actualmente, tan distintos y fascinantes universos musicales. Es el sorprendente mundo Munster, muy bien representado en “¡La fiesta es para todos!”, el CD que se regala con el Rockdelux 318.

 

El Club del Single, Bang!, Vinilísssimo, Vampisoul, Beat Generation... Dime algo de cada uno de estos proyectos. ¿Cuál es el más querido, el más mimado? Todos tienen su propio sentido. Lo del Club del Single surge hace veintipico años: la idea es que los suscriptores reciben doce singles al año. Creo que muchos de los socios del Club agradecen la ingente y diversa oferta que han recibido; son más de doscientos singles y muchos de ellos valen más que la suscripción en sí, lo que justifica con creces el desembolso. Además, obtienen un descuento en la compra de productos de nuestra tienda. Vinilísssimo propone álbumes tal como fueron editados, que no están normalmente disponibles, a precios asequibles, y que además pensamos que, por su sonido e ideas, siguen aún vigentes. Vampisoul es quizá el mayor acierto, ya que por su propia definición megaecléctica conecta con muchas personas a través de diferentes géneros y descubre cosas bien extrañas. Bang! es un sello que lleva y gestiona Gorka desde su base de operaciones en Vizcaya. Beat Generation es otro proyecto paralelo que gestiona mi compañero Enano.

“Reeditamos discos que son necesarios y que, de una manera u otra, encajan en la colección de cualquier aficionado. El planteamiento es publicar y difundir esa música como si fuera una novedad, ya que no ha sido escuchada o descubierta masivamente hasta que no se reedita”
(Iñigo Munster)

¿Cómo se consigue reeditar al mismo tiempo a una banda de punk sudamericana como Los Saicos, a grandes de la cumbia y la salsa, a una cantante de rock checa semiolvidada y a artistas de soul psicodélico yanqui? Reeditamos discos que son necesarios y que, de una manera u otra, encajan en la colección de cualquier aficionado. El planteamiento es publicar y difundir esa música como si fuera una novedad, ya que no ha sido escuchada o descubierta masivamente hasta que no se reedita. Es un proceso laborioso; hay que dar con todas y cada una de las partes que intervienen: audios, imágenes, documentación y propietarios. Me gustaría pensar que hay cierta inteligencia en lo que hacemos y en cómo lo hacemos. No existe ningún manual, al menos que yo sepa, y hemos ido aprendiendo a base de batacazos y experimentación.

¿Os habéis planteado una serie tipo “Sensacional Soul” en torno al concepto radiofónico de ‘Melodías Pizarras’? Eso te lo debería contestar alguno de los señores Pizarro. Hay intención de hacer discos con ese material.

Por cierto, la serie “Sensacional Soul” es un hallazgo que continúa otros proyectos truncados en otras compañías. Sí, claro, eso sí que ha sido un puntazo. Gracias a gente como Vicente Fabuel (Discos Oldies) y su extrema generosidad y buen gusto hemos podido desarrollarla. Hay para más volúmenes, aunque parezca increíble. Son milagros sonoros que ocurrieron en nuestro país ante circunstancias más que difíciles. Tenemos otro volumen de la serie Chicas, uno de rock’n’roll pre-beat y un colosal proyecto alrededor del garage en España tipo Nuggets: hemos encontrado más de cien temas como mínimo sorprendentes.

Recuerdo la satisfacción que sentí al leer la primera (excelente) crítica de una referencia Vampisoul en ‘Mojo’. ¿Sigue existiendo fuera el mismo reconocimiento a la labor de vuestra compañía? Constantemente. Gracias a quien sea, nuestra labor allende nuestras fronteras cuenta con simpatía y aprecio tanto en medios como entre músicos y tiendas de discos. Digamos que el tejido está bien entramado.

 

FIESTA PARA TODOS

01 Los Pirañas Toma tu jabón Kapax”

Grabado en los estudios Matik Matik de Bogotá. Una pesadilla imposible en la que la cumbia se fusiona con la avanzadilla del krautrock. Guitarras distorsionadas, un bajo enfurruñado entre el afrobeat y la chicha peruana y un formidable loop ruidista, bailable y seductor. Publicado en 2011.


02 Abelardo Carbonó
Muévela”

Compinche del acordeonista Aníbal Velásquez y pionero de la champeta criolla, otro de esos ritmos intoxicantes que anidaron en Barranquilla, Abelardo Carbonó es uno de los grandes referentes de la fusión afrocolombiana, con claras influencias del soukous y el high life, y aquí, incluso, Donna Summer. Publicado originalmente en 1982.


03 Cortijo y Su Combo CON ISMAEL RIVERA
Calypso, bomba y plena”

Pura explosión de bomba y plena, ritmos primigenios facturados por la orquesta del percusionista boricua Rafael Cortijo, una de las más grandes de la historia de la música latina, el germen de El Gran Combo de Puerto Rico. Publicado originalmente en 1956.


04 Orquesta El Macabeo
Cogiendo pon”

Ellos se definen como “un corillo bien melaza de chamacos al que le gusta tripear y hacer música”. Originarios de Puerto Rico y devotos de la vieja escuela de la salsa, evocan el cuerpo y el alma de las grabaciones de Fania en títulos contundentes como “Salsa bestial”. Publicado en 2011.


05 Los Pecos
Cumbia para un viejito”

Los Pecos peruanos, uno de esos maravillosos secretos descubiertos por el sello Vampisoul en su serie “Cumbia Beat”. Twang guitar exquisita y luminosa como envoltorio de una cumbia cimbreante, esa clase de delicias tropicales que harían babear de envidia al mismísimo Ry Cooder. Publicado originalmente en 1971.

Los Pecos: “Cumbia para un viejito” (de “Cumbia Beat Volume 2. Tropical Sounds From Peru 1966-1983”, 2012).

06 Diseño Corbusier El alma de la estrella”

Todo es posible en Granada cuando se mezclan los bucles sintetizados con el pop discretamente dadaísta y la electrónica minimalista. Perdidos en el ecuador de los ochenta, Diseño Corbusier reaparecen en el Universo Munster con esta pieza repetitiva que dio título a su segundo y último trabajo. Publicado originalmente en 1986.


07 Danny And The Nightmares
Satan Don't Care”

El grito inacabado de un Daniel Johnston perdido en algún recoveco de su insania, allí donde ululan los peores fantasmas. Rock, sí, alternativo, que no busca ni quiere otros referentes que los de su propia desesperación. Casi un juguete en manos de este bendito outsider. Publicado en 2013.


08 Akron
Robot Grind”

La reencarnación de Sun Ra, Joe Meek y Moondog bajo una máscara que esconde a un músico español devoto del cine de Dario Argento y de los viejos discos de exótica y easy listening. Guitarras surf reverberantes y una inteligente recreación del space age pop instrumental de los sesenta. Publicado en 2012.


09 Los Rockets
Fuera de este mundo”

Pioneros del rock nicaragüense, Los Rockets emularon a Jimi Hendrix y Cream en “Los Rockets”, disco publicado en 1968 donde también pintaron de psicodelia a Duke Ellington y donde se atrevieron incluso a triturar a Peter, Paul & Mary y a Los Brincos. Guitarras psicodélicas y voces de ultratumba.


10 Olympic 
O púlnoci”

Rock de aires funk milagrosamente rescatado del otro lado del Telón de Acero. Leyendas del rock checoslovaco, Olympic debutaron en 1968 con un álbum legendario en el sello Supraphon, sembrado de garage y psicodelia a partes iguales e interpretado en su lengua materna. Publicado originalmente en 1969.

Olympic: “O púlnoci” (de “Everybody!”, 2013).

11 Julio Montes De África soy”

Parece increíble la casi inagotable cantera de oscuridades atesoradas por la escena jazz-soul-funk hispana de los setenta. Espléndidos músicos formados en los garitos de jazz revoloteando alrededor de un Hammond insinuante. Música de biblioteca de la mejor escuela. Publicado originalmente en 1976.


12 Lyres
How Do You Know?”

De nuevo el rock de garage que cimentó la leyenda de Munster. Leyendas semioscuras de la escena de Boston, Lyres son el proyecto personal del organista, compositor y cantante Jeff Conolly. Aquí, una pequeña gran cima del género, reedición del álbum “Lyres Lyres”, publicado originalmente en 1986.


13 Los Mockers
All The Time”

Clásicos mayores con mayúsculas del rock del Cono Sur, los Rolling Stones uruguayos grabaron en 1966 este álbum formidable, “Los Mockers”, superior en el fondo y la forma a casi todos los artistas anglos émulos de Jagger y sus compinches. Aquí, una maravillosa melodía a caballo entre el pop barroco y el rock campestre.


14 Eugene Church
Sixteen Tons”

El catálogo Munster también sabe pintarse de negro. Eugene Church, un olvidado pionero del doo wop y el soul de St. Louis, interpreta el clásico “Sixteen Tons” desde los presupuestos del rhythm’n’blues de final de los cincuenta y principios de los sesenta. Otra prueba de la ecuación country + gospel = soul. Publicado originalmente en 1963.


15 Tino Contreras
Marcha de los dioses”

Aunque grabó este incunable (el EP original se valora en 800 euros en el mercado de los discos de coleccionista) en España en 1965, el polifacético baterista Tino Contreras es una gloria del jazz mexicano, desde su debut en los años cuarenta al frente de Los Cadetes del Swing.

Tino Contreras: “Marcha de los dioses” (de “Fetén. Rare Jazz Recordings From Spain 1961-1974”, 2012).

16 Jonathan Richman “La fiesta es para todos

Los discos de Jonathan Richman son uno de los más potentes antidepresivos del Planeta Rock, más aún si predica en castellano que la fiesta es para todos, como una letanía sobre ritmo de garage naíf que rememora sus primeros gloriosos trabajos en el sello Beserkley. Publicado en 2013.


17 La Barra de Chocolate
“El divagante

Rock y beat porteños de la mejor escuela, esa que no tiene nada que envidiar a Charly García ni Litto Nebia, aunque lo tiene todo de ambos. Exmiembros de los Beatnicks y Los Náufragos reciclados en un interesante proyecto de corto recorrido (1969-1970). Publicado originalmente en 1970.


18 Las Chinas
“Chicos en la calle

¡Oh, Las Chinas! La apoteosis de los grupos de chicas en la movida, con la gran Kikí D’Akí en la voz solista. Publicaron un single en 1980 y ahora Munster redobla el homenaje al recuperar las demos de dos temas que ya habían aparecido en un recopilatorio colectivo de DRO, “El pecado original”, publicado en 1986.


19 Els Masturbadors Mongòlics
“Por aquí por allá

Lluís Miracle, dibujante de la primera hornada de la mítica ‘Star’, fue el líder y alma máter de estos militantes del protopunk más bestia facturado en Cataluña a finales de los setenta. Caos, ruido y provocación y una permanente sensación de bronca al más puro estilo Sid Vicious. Grabado en 1978.

Soundway, Añejas joyas sonoras de tres continentes
Por Carlos Fuentes
REMATE, Yo no pinto un cuadro en blanco antes de que la luz me ciegue
Por Remate
JOSH ROUSE, Vacaciones en el mar

CD ROCKDELUX (RDL 301)

JOSH ROUSE

Vacaciones en el mar

Por Eduardo Guillot
LITTLE WINGS, Surfin' Bird

CD ROCKDELUX (RDL 310)

LITTLE WINGS

Surfin' Bird

Por Borja Barbesà
NACHO VEGAS, Mirar una canción

CD ROCKDELUX (RDL 312)

NACHO VEGAS

Mirar una canción

Por Ramón Lluís Bande
MANTA RAY, A 24 fotogramas por segundo

CD ROCKDELUX (RDL 162)

MANTA RAY

A 24 fotogramas por segundo

Por Joan Pons y Quim Casas
Quemasucabeza, El pulso pop de Chile que atravesó el Atlántico
Por Susana Funes
REFREE, La revolución silenciosa

CD ROCKDELUX (RDL 306)

REFREE

La revolución silenciosa

Por Jordi Bianciotto
LA MUÑECA DE SAL, Versiones sin culpa

CD ROCKDELUX (RDL 317)

LA MUÑECA DE SAL

Versiones sin culpa

Por Eduardo Guillot
THE WAVE PICTURES, Pop de letras

CD ROCKDELUX (RDL 298)

THE WAVE PICTURES

Pop de letras

Por Kiko Amat
Tributo a Family, Un regalo de corazón

CD ROCKDELUX (RDL 213)

Tributo a Family

Un regalo de corazón

Por Nando Cruz
PSM Festival, Un lugar donde quedarse con Pedro San Martín
Por Asier Leoz
Tributo a Julio Bustamante, Mediterráneo

CD ROCKDELUX (RDL 320)

Tributo a Julio Bustamante

Mediterráneo

Por Xesc Cabot y Julio Bustamante
MICAH P. HINSON, El hombre orquesta

CD ROCKDELUX (RDL 311)

MICAH P. HINSON

El hombre orquesta

Por Micah P. Hinson
Foehn, La resistencia silenciosa

CD ROCKDELUX (RDL 289)

Foehn

La resistencia silenciosa

Por David Morán
Bankrobber, La guerrilla ampurdanesa

CD ROCKDELUX (RDL 299)

Bankrobber

La guerrilla ampurdanesa

Por Jordi Bianciotto
Arriba