×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
NATHY PELUSO, En el parque de atracciones

El viaje onírico de Nathy.

Foto: Adrián Trimble

 
 

ENTREVISTA (2018)

NATHY PELUSO En el parque de atracciones

Fiel a su ansiedad por enriquecer con más enclaves estilísticos sus raíces hip hop, en “La sandunguera” Nathy Peluso nos muestra un sabroso regusto a soul latino. Una nueva fase dentro de la continua metamorfosis que impulsa a esta artista de raza, siempre con la inquietud como principal fuente de sustento. Marcos Gendre la entrevistó.

 

 

 

“Me he dado cuenta de que tengo muchas cosas que decir, pero algunos tipos de música no me permiten hablar tanto. El hip hop, aparte de ser pasión pura, me ofrece la posibilidad de expresar más cosas, dentro de su métrica y su espacio”

Dentro de todas las clases de artistas existentes, si hay una categoría que últimamente no se estila en demasía es la que engloba a figuras como Nathy Peluso. De mentalidad contraria al hype, su flow, tan colorista, es totalmente ajeno a la fábrica de clones que marca la actual patente trap. Como mejor ejemplo posible, su reciente EP, “La sandunguera” (Everlasting, 2018). Un nuevo punto de partida para la argentina, cuya alianza con el productor Odd Liquor ha dado paso a una reinvención más artesanal. “El productor del disco, Peter Party, es un gran músico de jazz. Incluso hay un tema, ‘La passione’, con una banda real. En mi próximo álbum quiero grabarlo ya todo con grupo, hacer música con instrumentos orgánicos y capturar ese ‘feeling’ que a veces se pierde con la computadora”.

A este deseo hay que sumar su intención de adaptar la semántica de la edad de oro del hip hop en la estructuración de su discurso. “Mi próximo trabajo será un LP que quiero hacer en modo ‘old school’: extenso y con un concepto. Esto es algo que ya he pretendido con ‘La sandunguera’, que, por duración, es un EP, pero donde el concepto que planteo, de principio a fin, tiene más que ver con un álbum”. Aunque desde formas más alejadas de las características del hip hop. “En ‘La sandunguera’ me he acercado más a lo que pretendo hacer. Me adentro en un estilo más neosoul. Canto más que rapeo. Todo va derivando. Empecé hace mucho tiempo, cuando tenía un gran contacto con la música tradicional argentina. He ido evolucionando, y me he dado cuenta de que tengo muchas cosas que decir, pero algunos tipos de música no me permiten hablar tanto. El hip hop, aparte de ser pasión pura, me ofrece la posibilidad de expresar más cosas, dentro de su métrica y su espacio. Además, me identifico mucho con este estilo”.

“En ‘La sandunguera’ me he acercado más a lo que pretendo hacer. Me adentro en un estilo más neosoul. Canto más que rapeo. Todo va derivando. Empecé hace mucho tiempo, cuando tenía un gran contacto con la música tradicional argentina. He ido evolucionando”. Aquí, el clip dirigido por Javier Díaz.






“Estoy abierta a todo: Whitney Houston, Alberto Spinetta, Caetano Veloso, João Gilberto, D’Angelo, Erykah Badu o Frank Sinatra. Hay tanta riqueza... Hoy me he pasado la mañana escuchando a Stevie Wonder. Estamos la mayor parte del tiempo en contacto con la variedad. Lo que pretendo es nutrirme de esta diversidad, llevarla a mi terreno y hacerla mía

Más allá de la materia hip hop, su paleta musical ofrece un crisol de tonos sin límites geográficos que parte de su naturaleza: “Soy una mujer latina a la que le gusta el soul. Es una intromisión de ambos géneros que no se ha dado mucho”. De dicha integración, aflora un horizonte: “Hacer que mi música sea un género nuevo”. Algo tan original como contemplar la influencia de The Notorious B.I.G. bajo la perspectiva del rey del bolero Armando Manzanero, o adaptar su devoción por Etta James y Nina Simone con el pulso latino de Gloria Estefan. “La cuestión es fusionar el conjunto, porque lo que escuchamos nos involucra, nos pertenece y nos afecta. Lo que oigo a día de hoy me hace ser quien soy, me hace componer como compongo. Estoy abierta a todo: Whitney Houston, Alberto Spinetta, Caetano Veloso, João Gilberto, D’Angelo, Erykah Badu o Frank Sinatra. Hay tanta riqueza... Hoy me he pasado la mañana escuchando a Stevie Wonder. Estamos la mayor parte del tiempo en contacto con la variedad. Lo que pretendo es nutrirme de esta diversidad, llevarla a mi terreno y hacerla mía. Desde pequeña, siempre he fusionado todo lo que escuchaba y, haciéndolo, me salían mezclas muy raras”.

“Creo que la música es un viaje onírico. Nos habla, nos transporta y nos puede causar sensaciones. Se trata de jugar con esto. Me gusta plantear varias situaciones en una sola canción. La música es como un parque de atracciones. Siempre pretendo escribir a partir de esa idea”. De esta forma de enfocar el proceso creativo, “La sandunguera” se ha visto enriquecida con ejemplos tan lúdicos como “Give Me Some Pizza”, soul de terciopelo raso, perfilado con palabras que funcionan por estímulos y sensaciones, hasta el punto de crear imágenes que, en este caso, son incluso masticables. “Siempre compongo pensando en un guion mínimo; es algo que resulta esencial. He estudiado teatro durante muchos años. Debido a esto, tuve que desarrollar mucho mi sensibilidad ante el mundo y ante todos los estímulos a los que estamos expuestos continuamente. A la hora de componer, me gusta prestar atención a las cosas pequeñas que nos rodean y poder extraer algo de ahí”. También ayuda la percepción global que tiene de sí misma. “Me considero más una artista que una compositora. En mi show, intento expresar un conjunto de todas mis virtudes artísticas para que la experiencia no se limite a lo musical. Mi propuesta es un cúmulo de propuestas. Entre ellas, la danza. La interacción física con la música es algo que parte de mí, y que he incorporado a mis coreografías”.

Espíritu libre al galope, Peluso divisa el futuro desde su insobornable curiosidad. “Tengo 23 años y todavía me queda mucho por evolucionar. Creo que lo que haga a los 24 no tendrá nada que ver con lo que pueda hacer a los 30, 40 o 50. Pienso que todo forma parte de un aprendizaje. Quién sabe, igual dentro de treinta años acabo grabando un disco de salsa” (risas).

BATIDA, Nuevo tropicalismo africano
Por Carlos Fuentes
FRIDA HYVÖNEN, La ciencia de la artista
Por Ferran Llauradó
ALEJANDRO ESCOVEDO, Llorar, ganas de amar y colocarse
Por Ramón Fernández Escobar
BRADIEN, Un idioma propio

ENTREVISTA (2010)

BRADIEN

Un idioma propio

Por Ruben Pujol
KING JAMMY, Un hombre y su corona

ENTREVISTA (2017)

KING JAMMY

Un hombre y su corona

Por Dr. Decker
ELSA DE ALFONSO Y LOS PRESTIGIO, Iconos
Por Marta Salicrú
SPOON, Sexy madurez

ENTREVISTA (2017)

SPOON

Sexy madurez

Por Víctor Trapero
JOAN COLOMO, La contradicción despierta
Por Marta Pallarès
FASENUOVA, Plan de fuga

ENTREVISTA (2011)

FASENUOVA

Plan de fuga

Por Carlos Barreiro
EMILIO JOSÉ, Canciones, canciones y más canciones
Por Carles Novellas
THE DRUMS, Nubes de verano

ENTREVISTA (2010)

THE DRUMS

Nubes de verano

Por Ruben Pujol
LOS PILOTOS, Distopía y euforia

ENTREVISTA (2014)

LOS PILOTOS

Distopía y euforia

Por Eduardo Guillot
MARK EITZEL, Nubes y claros

ENTREVISTA (2017)

MARK EITZEL

Nubes y claros

Por Eduardo Guillot
JÓHANN JÓHANNSSON, Tocado por la mano de Dios
Por Juan Manuel Freire
JANELLE MONÁE, Ha nacido una estrella
Por Juan Manuel Freire
PAPA WEMBA, El perfume

ENTREVISTA (1996)

PAPA WEMBA

El perfume

Por David S. Mordoh
ANNETTE PEACOCK, Eligiendo ella misma
Por Xavier Ferré
XENIA RUBINOS, La aldea global

ENTREVISTA (2012)

XENIA RUBINOS

La aldea global

Por Eduardo Guillot
GEPE, Entre el emo y el reggaetón
Por Susana Funes
KOKOSHCA, Sentimiento de pertenencia
Por David Saavedra
BENJAMIN CLEMENTINE, Buena historia, buen músico
Por Juan Manuel Freire
BOB STANLEY, Saint Etienne

ENTREVISTA (2008)

BOB STANLEY

Saint Etienne

Por Víctor Lenore
MIDLAKE, Melancolía y abandono

ENTREVISTA (2010)

MIDLAKE

Melancolía y abandono

Por David S. Mordoh
Arriba