USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
OS RESENTIDOS, Consignas irónicas para una revolución

“Con isto da movida haiche moito ye-yé que, de noite e de día, usa jafas de sol: ¡Fai un sol de carallo!”.

 
 

ENTREVISTA (1986)

OS RESENTIDOS Consignas irónicas para una revolución

Documento Rockdelux: Os Resentidos, entrevistados por Emilio Alonso, en 1986, después de publicar su célebre “Fai un sol de carallo”. Entonces, su nombre sonaba entre los entendidos, aunque pocos eran los extragallegos capaces de recitar cuatro versos seguidos de alguno de sus temas. Os Resentidos cantaban en gallego y nunca fueron, como algunos creyeron, una banda paralela de Siniestro Total. Su personalidad estaba bien definida y se caracterizaba por el uso –casi abuso deshonesto– de consignas delirantes. Con “Vigo capital Lisboa” (1984) reconvirtieron la impecable imagen de una etérea movida viguesa; con su segundo trabajo, “Fai un sol de carallo” (1986), consiguieron enrojecer a más de un locutor, que pedían disculpas cuando presentaban el disco. Aquí, Antón Reixa en su máxima expresión.

La aventura resentida comenzó hace casi cuatro años, cuando Antón Reixa, cansado de su dedicación exclusiva a la poesía, decidió convertirse en showman. Agitador incansable en varios campos, une sus fuerzas con las de Javier Soto, Alberto Torrado (ambos miembros de Siniestro Total), Rubén Losada (profesor de Geografía e Historia) y, más esporádicamente, otros poco recomendables personajes. Conociendo como conozco sus alarmantes reacciones, no me extrañó que me citasen en un antiguo establecimiento hostelero vigués frecuentado por la penecracia y gerontocracia locales. Tanto en el escenario como en estas ocasiones, es Reixa la voz cantante. La conversación tiene, desde el primer momento, un tono un tanto surrealista. Antón decía no hace mucho en una entrevista: “Mi mundo es difícil de comprender para la gente que no vive en un barrio de pensionistas como el mío”.

Comenzasteis copiando descaradamente nombre y resonancias a los Residents. (Reixa): Al principio teníamos una serie de referencias muy “cult”, de grupos casi no comercializados en España. Había incluso como una bibliografía particular del grupo que servía para, por ejemplo, poner al día a Soto. ¡El pobre hombre es un afásico musical y… sacándolo del rollo negro…!

“Nuestra ideología es una mezcla del cristianismo de Soto, el anarcosindicalismo de Alberto, Rubén y su maoísmo de arroz con leche, y yo abarcando un amplio espectro que va desde el centro derecha al marxismo leninismo más esotérico. Pero, en el fondo, nosotros lo que queremos es, como Pablo González Mariñas de Coalición Galega, ‘Unha Galicia máis nosa’”
(Antón Reixa)

¿Qué incluía esa discografía? (Reixa): Pues siete LPs de Residents, Cabaret Voltaire, D.A.F., Throbbing Gristle, Psychic TV... Curiosamente, controlábamos también dos colecciones de “hits & soul”, la de Atlantic y la de Tamla Motown. Fue por ahí precisamente por donde pudimos enganchar a Soto.

¿Cuáles eran las intenciones al montar la banda? (Reixa): Éramos, realmente, gente sin aspiraciones, bastante dejados de nuestra mano. Montamos el grupo para olvidarnos del asco que sentimos por nosotros mismos. Lo bueno es que, después de tres años y pico, vamos de sorpresa en sorpresa: tenemos varias cosas grabadas… incluso tocamos en directo. El asunto va bien.

¿Teníais planeada de antemano vuestra evolución musical? (Reixa): Al principio todo sonaba más experimental porque tocábamos realmente mal. La evolución se debe a un pacto con Soto, ¡je, je, je,…! Mezclando negros con blancos siempre acaba resultando un pop baboso que, para ser veraces, por ahora nos está dando un poco de cuartelillo. (Soto): Sí, realmente el responsable de nuestra precaria situación actual soy yo…. (Reixa): Una vez actuó con la guitarra desenchufada. Fue durante los Encuentros Europeos en el Camino de Santiago, que se marcaron tres días de modernidad en Sargadelos, provincia de Lugo. El último día, un filósofo de esos que escriben en ‘La Luna’ me comentó que el desenchufe de Soto fue lo que más le había impresionado de nuestra actuación. Yo le dije que sí a todo y le juré que seguiríamos por esa línea. Si un día nos veis actuar desconectados es debido a ese compromiso.

Música “cult”, negra, versiones… ¿Por qué lado vais a tirar? (Reixa): Por nosotros estaríamos continuamente haciendo versiones; lo que pasa es que hay canciones verdaderamente difíciles de versionar. ¿Qué línea vamos a seguir? La verdad, no lo sé. Ten en cuenta que, además de las ya mencionadas taras de Soto, existen los problemas de Losada con las programaciones que mandan los fabricantes de sintetizadores. A medida que supera ese contencioso, vamos incorporando nuevos sonidos. Alberto complica más las cosas: después de tantos años de profesionalidad forzada dejó de lavarse las manos y, paradójicamente, eso produce un sonido mucho más limpio del que quisiéramos.

Los textos que escribe Antón Reixa están cargados de crítica social, ironía furibunda y consignas delirantes. Si a eso le sumamos que cantan en gallego (con incursiones puramente literarias en otros idiomas), Os Resentidos se vuelven sospechosos y molestos para ciertos individuos.

¿Qué ideología se oculta tras Os Resentidos? (Reixa): Nuestra ideología es una mezcla del cristianismo de Soto, el anarcosindicalismo de Alberto, Rubén y su maoísmo de arroz con leche, y yo abarcando un amplio espectro que va desde el centro derecha al marxismo leninismo más esotérico. Pero, en el fondo, nosotros lo que queremos es, como Pablo González Mariñas de Coalición Galega, “Unha Galicia máis nosa”. (Todos): ¡Ja, ja, ja ,ja,…! (Reixa): Coñas aparte, lo bueno que tenemos es que las canciones se elaboran entre todos, cosa poco habitual. Normalmente hay un listillo que compone, otros que arreglan y todos se pelean por ver quién las firma. Únicamente en las letras es donde meto yo más mano.

 
OS RESENTIDOS, Consignas irónicas para una revolución

Con “Fai un sol de carallo” (1986), consiguieron trascender más allá de Galicia. Fueron (casi) masivos.

 

¿Participan los demás? (Reixa): Cuando logran superar su habitual balbuceo, puedo aprovechar algo….

¿Aportas tú algo a la elaboración musical? (Reixa): No, más bien pongo el límite de las posibilidades de mi garganta.

Volvamos a la cuestión ideológica. Publicasteis con Siniestro Total un single cuyos beneficios iban a ir a parar a los afectados por la reconversión naval… (Reixa): No, no… Lo hicimos con esa intención, pero, cuando salió a la calle, lo del fondo de desempleo estaba totalmente jodido, así que se perdió el aliciente de promocionarlo por esa causa. Ahora se repartirán los “royalties” y veremos lo que se hace con ellos. Algo habrá que pensar.

Hubo quienes pensaron en una hábil campaña publicitaria. (Reixa): Esa gente tendría que fijarse en toda nuestra trayectoria para comprender que la cosa no iba por ahí: cantamos en gallego, a las minorías… Estoy seguro que lo de USA For Africa lo hicieron porque se olieron lo nuestro… Fuera bromas, hay ya pocas causas nobles que merezcan la pena. Y el Sector Naval es una.

La mayoría de la población gallega vive en zonas rurales, pero vuestras referencias sociales son urbanas… (Reixa): Para nosotros, gente de ciudad, ver una vaca a dos metros es realmente fascinante. Por eso hay ciertas referencias agropecuarias en nuestras canciones… De todas formas, el desgarro lírico del grupo está condicionado por el contacto cotidiano con tribus urbanas como sijs, esquimales y otros desarrapados.

Lo que ocurrió es que Siniestro Total utilizó algunas de mis letras, aunque yo no las había escrito expresamente para ellos. Los que piensan que somos la misma cosa deberían saber que el público de Siniestro Total es básicamente infantil; el nuestro es posmenstrual, alcanzando incluso a la tercera edad. Como la gente que compra discos suele tener entre siete y quince años, nosotros queremos que los viejos llenen con nuestra música el tiempo de ocio que no ocupan con las Aulas de la Tercera Edad”
(Antón Reixa)

Además de grabar discos y actuar en directo, el grupo ha realizado ya varios vídeos. “Sector Naval” fue premiado en la última Encuesta Mundial del ‘Diario Pop’ de RNE 3; “Salvamento y Socorrismo” obtuvo galardón en el Festival Internacional de Gijón. Algún tiempo antes, este último había sido un montaje teatral multimedia con decorados y vestuario de Antón Patiño y Menchu Lamas, afamados e internacionales pintores locales. Os Resentidos los utilizaron en muchas de sus actuaciones e incluso desarrollaron algunos de los sketchs del montaje.

(Reixa): Utilizábamos vestuario y decorados para reaprovecharlos de alguna manera. Renunciamos a ello tras los primeros mamoneos de calificarnos como ‘arte total’ o ‘integración multimedia’. Preferimos que se nos conozca por la sobriedad de nuestras canciones”.

De todas formas, no habéis renunciado totalmente al show escénico. En la presentación de vuestro último disco actuó ese curioso personaje que es John Balan. (Reixa): Eso fue para joder a los de Siniestro Total, que andaban de vacile codeándose con el pintor San Luis. Como se trataba de rescatar viejas glorias locales, elegimos a John Balan, que es mucho menos artificial. ¡Lo de San Luis sí que es una maniobra publicitaria y no lo del Sector Naval!

A nadie es ajena la interacción Siniestro-Resentidos. Los hay que hablan de “brazo armado y brazo político” de algo un tanto oscuro y misterioso. Ya en el primer LP de Siniestro Total aparecía alguna canción donde colaboraba Reixa. Posteriormente, este y Manolo Ramón (excompañero de andanzas poéticas en el colectivo Rompente) actuaban como Las Toilettes en elegidas, y ya históricas, actuaciones de los Siniestro. Ahora, la mitad de Os Resentidos es también la mitad de Siniestro Total.

(Reixa): Lo que ocurrió es que Siniestro Total utilizó algunas de mis letras, aunque yo no las había escrito expresamente para ellos. Los que piensan que somos la misma cosa deberían saber que el público de Siniestro Total es básicamente infantil; el nuestro es posmenstrual, alcanzando incluso a la tercera edad. Como la gente que compra discos suele tener entre siete y quince años, nosotros queremos que los viejos llenen con nuestra música el tiempo de ocio que no ocupan con las Aulas de la Tercera Edad”.

Gente de la tercera edad. ¿Gallegos? ¿Madrileños? (Reixa): En nuestra primera actuación en Madrid había mucha gente, pero pocos jubilados… El personal estaba muy serio, tanto que solo les faltó hacer un coloquio al final. Lo que nos salvó fue que entre el público había mucho emigrado. Siempre se emborrachan y montan bronca y alivian la tensión.

El primer larga duración de Os Resentidos fue grabado en Lisboa. Hay que decir que la crítica lusitana (no tanto el público) sigue muy de cerca la carrera del grupo. Paula Joyce escribía en el semanario musical ‘Blitz’ después de su actuación en Oporto en marzo del 85: “Su música se debería llamar industrial: cíclica, fuerte, paranoica… Las letras, irónicas e incluso crueles, son parte fundamental del trabajo… Hasta las composiciones más suaves y bailables tienen un tono amargo…”.

(Reixa): Después de aquel primer superlanzamiento nos dimos cuenta que la pasta no está precisamente en Portugal. Fuimos allí también para que Soto conociese mundo… para que saliese de su limitado ecosistema”. (Rubén): De paso, hicimos una serie de actividades culturales y formativas paralelas a la grabación: visita al Planetarium, a la Fundación Gulbenkian, aprender a distinguir la ‘espetada’ mixta de la que no es mixta”.

 
OS RESENTIDOS, Consignas irónicas para una revolución

Antón Reixa: “Mi mundo es difícil de comprender para la gente que no vive en un barrio de pensionistas como el mío”.

Foto: Francesc Fàbregas

 

Decíais antes de empezar la entrevista que os molestaba que algunos locutores hiciesen estúpidos comentarios y pidiesen disculpas al presentar vuestro nuevo disco… Hasta hablabais de que no os haría gracia entrar en los ‘40 Principales’. (Reixa): ¡Hombre! ¿Cómo vamos a decir eso en una revista como esta? Nosotros no nos metemos en un local de ensayo a fabricar superventas. “Fai un sol de carallo” simplemente nos salió bien. Si persisten los tabúes y pasan cosas como las que decías, quiere decir que la tolerancia en este país tiene un límite.

Contadme la historia de ese título. (Reixa): Resulta que una noche nos echó de un local moderno un tipo con gafas de sol. Asombrados ante el hecho de que para algunos haga sol a las tantas de la madrugada, nos limitamos a manifestar nuestro estupor y dar fe de algo hasta el momento desconocido para nosotros.

¿Es, pues, un alegato contra la modernidad? (Reixa): Somos bastante escépticos ante ella. No nos queda más remedio, puesto que tipos con gafas de sol nos expulsan de los bares considerados como templos de la movida.

¿Y la movida? (Reixa): Con la movida de Vigo hay un gran despiste. Con respecto a eso, lo último que me está pasando es que vienen periodistas de fuera a entrevistarme porque creen que mi último libro de poemas (“Historia do Rock and Roll”, 1985) es una historia o un ensayo sobre el rock en Galicia.

“Resulta que una noche nos echó de un local moderno un tipo con gafas de sol. Asombrados ante el hecho de que para algunos haga sol a las tantas de la madrugada, nos limitamos a manifestar nuestro estupor y dar fe de algo hasta el momento desconocido para nosotros... Somos bastante escépticos ante la modernidad. No nos queda más remedio, puesto que tipos con gafas de sol nos expulsan de los bares considerados como templos de la movida
(Antón Reixa)

Lo que sí tendréis claro es que este disco es mucho más asequible que el primero. (Reixa): Yo creo que no. Las letras son más largas y tocan temas mucho más localistas. Tanto es así que en alguna emisora madrileña es ahora cuando se dan cuenta de que cantamos en gallego. Además, hay referencias folclóricas, como “A saia da Carolina”, que quien las desconozca no entenderá nada. Ese toque comercial que de hecho existe lo produce la clara definición de la base rítmica, que en el otro era casi inaudible.

¿No teméis quedar maniatados por la vorágine comercial? (Reixa): No estamos metidos en un tinglado tan grande como para que eso ocurra. Nuestra compañía la forman cuatro colegas con buena voluntad y una secretaria que atiende al teléfono. Además, necesitamos la independencia para hacer lo que hacemos.

No cabe duda de que el nuevo trabajo del grupo les va a dar un buen empujón. Todas las emisoras gallegas, bastantes en Euskadi y Cataluña y algunas madrileñas y de otros puntos emiten el single “Galicia caníbal” con mucha frecuencia. También en Portugal está despertando interés y raro es el luso que en su visita a Vigo no elija como souvenir el último trabajo de Os Resentidos. Se están haciendo famosos de verdad.

Ahora solo falta hacerles justicia y estimar su trabajo en lo que vale, cuestión esta última nada ajena a ciertos entes públicos e institucionales (asombrosamente, la TV gallega es la única de las autonómicas que todavía no ha comprado sus vídeos).

¿La fama os está haciendo inaccesibles? (Reixa): En absoluto. Mira, ¿ves esas niñas que entran por la puerta? (Efectivamente, cuatro quinceañeras con uniforme de las monjas del Niño Jesús de Praga acaban de entrar en la cafetería) Vienen a hacerme una entrevista para un trabajo del colegio. De este tipo de entrevistas tengo dos a la semana. Más facilidades, imposible….

Antón tiene que atender a las niñas y Julián Hernández irrumpe con intenciones de arrastrar a sus compinches hasta el ensayo siniestro. Aún tengo tiempo de plantearles unas breves cuestiones.

¿Es cierto que un locutor vigués os preguntó por qué no cantabais en gallego? (Rubén): Sí, pero no era un locutor. Era un híbrido de Gengis Kan y Tarás Bulba…. (Reixa): … con un toque de Boney M.

Tras el adelanto de las elecciones, ¿os habéis planteado convertiros en asociación política? (Reixa): Todo depende de si Cantarero del Castillo vuelve a la política activa y de que la Ley Electoral sea reformada para poder presentarse por el Tercio de Cabezas de Familia.

Siempre abogasteis por la necesidad de defender Vigo con misiles de fabricación soviética. ¿Pensáis lo mismo después del fracasado ataque libio a Lampedusa? (Reixa): Vigo ahora, en todo caso, se tiene que defender de sí misma. Lo que ahora nos preocupa es la defensa de Trípoli y del Golfo de Sidra. A ver si le acaban llamando Golfo do Ribeiro.

Vuestro próximo LP, ¿podría tener una fuerte carga erótica y titularse “El Imperio de Os Resentidos”? (Reixa): No sería mala idea. La peor parte la tendría Soto, porque seguro que le caía lo de la amputación.

¿Otro café? ¿Unas gotas de coñac? (Reixa): No, no… La coña, aparte.

JAMBINAI, El nuevo chamanismo

ENTREVISTA (2016)

JAMBINAI

El nuevo chamanismo

Por Aïda Camprubí
JÓHANN JÓHANNSSON, Tocado por la mano de Dios
Por Juan Manuel Freire
LUMP, Surrealista aquelarre folk

ENTREVISTA (2018)

LUMP

Surrealista aquelarre folk

Por Beatriz G. Aranda
BERT JANSCH, Vivir

ENTREVISTA (2006)

BERT JANSCH

Vivir

Por Ferran Llauradó
VAMPIRE WEEKEND, Los rookies del año
Por David Saavedra
MAD PROFESSOR, The Spanish Dub Invasion
Por Dr. Decker
LEÓN BENAVENTE, Bocados de realidad
Por JuanP Holguera
BEACH HOUSE, Tapar el sol con los dedos
Por Juan Monge
MARONDA, Artesanía pop

ENTREVISTA (2013)

MARONDA

Artesanía pop

Por Eduardo Guillot
ELLIOTT MURPHY, La noche americana
Por Jordi Bianciotto y Miguel Martínez
PAPERHOUSE, Romper una lanza

ENTREVISTA (1996)

PAPERHOUSE

Romper una lanza

Por Anna Ramos
ORNETTE COLEMAN, El sonido de la libertad
Por Roger Roca
!!! (Chk Chk Chk), Sin etiquetas

ENTREVISTA (2015)

!!! (Chk Chk Chk)

Sin etiquetas

Por José Fajardo
DEXYS, Puro teatro

ENTREVISTA (2012)

DEXYS

Puro teatro

Por Marta Salicrú
YO LA TENGO, Así que pasen otros veinte años
Por César Estabiel
COWBOY JUNKIES, Todas las cenas de Nochebuena
Por Nando Cruz
BURRITO PANZA, Especialistas secundarios
Por David Morán
ROBERT FORSTER, Música clásica

ENTREVISTA (2008)

ROBERT FORSTER

Música clásica

Por Kiko Amat
GAS, Efectos narcóticos

ENTREVISTA (2017)

GAS

Efectos narcóticos

Por Arnau Horta
BOOKER T. JONES, Un sonido cálido y gordo
Por Pablo Gil
JAMES RHODES, Las teclas de la vida
Por Javier Blánquez
SISA, El hombre que convirtió la tristeza en humo (1ª parte)
Por Santi Carrillo
SRASRSRA, Teoría y práctica del mojo
Por Iago Martínez
Arriba