×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
PEGASVS, El ruido (no tan) infernal

Luciana y Sergio: amor analógico. Foto: Òscar Giralt

 
 

ENTREVISTA (2012)

PEGASVS El ruido (no tan) infernal

Tras agitar el subsuelo barcelonés con bandas como Sibyl Vane y Thelemáticos, Luciana Della Villa y Sergio Pérez se aliaron en Pegasvs, proyecto de comedor y alcoba con el que supieron desempolvar sintetizadores para catapultarse hacia un exquisito y vibrante pop retrofuturista. Lean esta entrevista con David Morán para saber de qué están hechos los sueños de este dúo (desde 2013, conocido como Svper) de electropop analógico.

Sergio Pérez y Luciana Della Villa no tienen nada que ver con esos otros Pegasus que en la década de los ochenta servían generosas raciones de jazz-fusión y demás zarandajas progresivas tirando del hilo de la onda layetana. Tampoco lucen alas como el animal mitológico que les da nombre, aunque de tenerlas no serían injertos de pelaje sedoso, sino uno de esos ingenios mecánicos y robóticos que permiten transformar el vuelo (y con él las alturas) en una hazaña al alcance de cualquier mano. Bueno, quizá no de las de cualquiera, pero sí de las de este dúo-pareja fogueado en infinidad de proyectos gestados en el subsuelo barcelonés que acaba de salir propulsado como por arte de magia de un condensador de flujo retrofuturista y made in Düsseldorf.

“No queremos pillar el libro de estilo del krautrock y copiarlo. Ni queremos ni creo que lo hagamos, aunque sí que es cierto que nos fijamos en cosas viejas, y no solo alemanas, y las ponemos en el pop, enterrándolo todo en un ruido infernal”
(Sergio Pérez)

Un cohete de retropop regado con polvo de estrellas, krautrock de siderurgia alemana y, como desliza Sergio en cuanto puede, “ruido infernal”, que acaba de despegar de la mano de “Pegasvs” (Canada, 2012), radiante e hipnótico debut con el que Sergio y Luciana colocan a un lado sus aventuras junto a Sibyl Vane, Anticonceptivas o Thelemáticos para dar rienda suelta a este proyecto de comedor y alcoba. “Queríamos que fuera una cosa de los dos y que fuera con sintetizadores, porque los teníamos en casa y nos apetecía dejar un poco de lado el tema de bajo y guitarra, que era lo que veníamos haciendo hasta ahora”, explica Luciana, al tiempo que relata cómo el proyecto surgió un poco por casualidad, durante unas vacaciones de un mes en Asturias, adonde se encaminaron con el coche repleto de cacharros y cachivaches varios. “No teníamos claro el qué, pero sabíamos que queríamos hacer algo”, añade Luciana. “Más que ensayar música, lo que queríamos era inventarla”, remata Sergio.

Y lo que inventan, música “portátil”, para gozo de los oídos y alivio de los brazos y la espalda de Luciana –“ya me veo el titular: ‘Luciana odia cargar con el equipo’”, bromea Sergio–, es como una bomba de fragmentación de la que salen disparados pedazos de electrónica alada y sintetizadores de reconfortante aliento humano. “Quizá lo que se entiende por sintetizador está asociado a toda una música que suena de un modo muy determinado, pero también lo puedes hacer crujir como una guitarra pegada a un amplificador. Así, a bote pronto, quizá esperas otra cosa, un sonido más electrónico, pero a nosotros nos gusta esto, que todo parezca que está a punto de romperse”, explica Sergio sobre un disco que, con el espinazo casi partido, se arrima al krautrock sin renunciar al pop y, esencialmente, sin dejar de hurgar en ese “ruido infernal” al que vuelve a hacer referencia Sergio.

“El final de la noche” (junio 2011), dirigido por Canada, primer clip de Pegasvs, y avance del LP, aunque ya habían mostrado en Soundcloud “La melodía del afilador” (septiembre 2010) y “Atlántico” (abril 2011).

Y todo, apuntan, sin ánimo de revival ni mucho menos de convertirse en la franquicia barcelonesa del rock experimental alemán. “A menos que hablemos algo de versiones, no creo que nada de lo que he hecho fuese una cosa muy de estilo; siempre he intentado hacer algo más personal –explica–. Y ahora tampoco queremos hacer un ‘revival’ ni un manual. No queremos pillar el libro de estilo del krautrock y copiarlo. Ni queremos ni creo que lo hagamos, aunque sí que es cierto que nos fijamos en cosas viejas, y no solo alemanas, y las ponemos en el pop, enterrándolo todo en un ruido infernal”.

“Los sintetizadores ya estaban en casa. Los nuestros son muy normales. Bueno, tenemos uno soviético que no es muy conocido, pero que aquí en Barcelona lo tiene también Genís de Hidrogenesse, así que tampoco es tan exclusivo”
(Sergio Pérez)

Lo de ruido infernal, en realidad, tampoco es para tanto, ya que “Pegasvs” desempolva sintetizadores y los sumerge en una solución de plata líquida por la que bucean letras hipnóticas, melodías de las que sacuden todas las terminaciones nerviosas y guiños a Neu!, Can o, como dicen por ahí, Broadcast. “Me parece que Franco Battiato es mucho más referencia que Broadcast”, puntualiza Luciana, para quien este proyecto es “mucho más premeditado y reflexivo” de lo que fue Sibyl Vane. “Cuando tienes 15 años, lo único que quieres es hacer mucho ruido e insultar al alcalde, y eso es algo que sí que ha cambiado”, reconoce Sergio, quien, sin embargo, asegura haberse vaciado más con el último trabajo de Thelemáticos que con el estreno de Pegasvs. “Ahí puse cosas que no había hecho nunca, con letras en las que hablaba de mí sin insultar a nadie ni hacer cosas de broma. Emocionalmente, quizá puse más en ese disco”, explica.

Otra cosa es que la unión no solo haga la fuerza, sino que también redoble la intensidad de una banda que cogió carrerilla desde “La melodía del afilador” para plantarse en un nuevo planeta habitado por proto-hits como “El final de la noche” y, sobre todo, por todos esos cacharros polvorientos por los que la gente les pregunta entre signos de admiración y caras de extrañeza. “Los sintetizadores ya estaban en casa, así que no es una gran novedad; aunque sí llama la atención que, por ejemplo, con las guitarras nadie se lo plantee, y las hay mucho más caras y más difíciles de conseguir que cualquier sintetizador. Los nuestros son muy normales. Bueno, tenemos uno soviético que no es muy conocido, pero que aquí en Barcelona lo tiene también Genís (Segarra, de Hidrogenesse y Astrud), así que tampoco es tan exclusivo”, explica Sergio, para quien al final todo se resume en dos palabras mágicas. “Simple y machacón”. Así sea.

DIEGO A. MANRIQUE, Opinión y conocimiento
Por Ignacio Julià
DANIEL HIGGS, El jardinero de las imágenes religiosas
Por Manel Peña
JOSÉ GONZÁLEZ, Un sueco en la procesión silenciosa
Por Miguel Martínez
CARLES SANTOS, Disparen al pianista
Por Víctor Lenore
EMMY THE GREAT, La guerra tranquila
Por Juan Manuel Freire
LA BIEN QUERIDA, Inseguridades y certezas
Por JuanP Holguera
LÜGER, Krautrock con torreznos

ENTREVISTA (2010)

LÜGER

Krautrock con torreznos

Por César Estabiel
THE TELESCOPES, Más allá de la visión natural
Por David Saavedra
FUCKED UP, Pero jodiendo

ENTREVISTA (2009)

FUCKED UP

Pero jodiendo

Por Ruben Pujol
PEOPLE LIKE US, Del Tesauro a Google
Por Anna Ramos
JULIO BUSTAMANTE, Brisa vespertina
Por Eduardo Guillot
XENIA RUBINOS, La aldea global

ENTREVISTA (2012)

XENIA RUBINOS

La aldea global

Por Eduardo Guillot
DON THE TIGER, Sabotaje

ENTREVISTA (2013)

DON THE TIGER

Sabotaje

Por Ruben Pujol
BLACK YAYA, El narrador vudú

ENTREVISTA (2015)

BLACK YAYA

El narrador vudú

Por David Saavedra
CHUCHO VALDÉS, Sinfonía afrocubana
Por Barracuda
MANOS DE TOPO, Inteligencia emocional
Por David Saavedra
WEYES BLOOD, Un trono para la dama
Por Álvaro García Montoliu
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (1ª parte)
Por Santi Carrillo
BON IVER, La fortaleza de la soledad
Por Miquel Botella
BEACH HOUSE, Tapar el sol con los dedos
Por Juan Monge
VAN DYKE PARKS, ¡Música, maestro!
Por Ferran Llauradó
JANELLE MONÁE, Ha nacido una estrella
Por Juan Manuel Freire
PONY BRAVO, Contra el mimetismo

ENTREVISTA (2010)

PONY BRAVO

Contra el mimetismo

Por Gabriel Núñez Hervás
Arriba