USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
PUBLIC ENEMY, Black & Brain

Flavor Flav, marcando el tiempo.

Foto: Ernie Paniccioli

 
 

PORTADA ROCKDELUX (RDL 89)

PUBLIC ENEMY Black & Brain

Aquí presentamos un documento histórico de nuestros archivos. Public Enemy estuvieron actuando en España por segunda vez en junio de 1992, circunstancia que aprovechamos para hablar con ellos cara a cara. Pioneros del hip hop más combativo, estrellas mundiales de un género en constante renovación, Chuck D, Flavor Flav, Terminator X y compañía accedieron a esta larga entrevista en exclusiva con Miquel Botella. Así pues, Public Enemy fueron portada del Rockdelux 89 (septiembre 1992) cuando su canónica tetralogía inicial ya los situaba en lo alto del podio como mejor grupo de hip hop de la historia. Por aquel entonces, anunciaban su LP de remezclas “Greatest Misses”, disco que, en cierta manera, cerraba una época irrepetible. No se pierdan las palabras de Public Enemy y tampoco el vídeo de su actuación en el programa de variedades de Jesús Hermida.

Public Enemy lo han conseguido. Con sus cuatro bombas –“Yo! Bum Rush The Show” (1987), “It Takes A Nation Of Millions To Hold Us Back” (1988), “Fear Of A Black Planet” (1990) y “Apocalypse 91… The Enemy Strikes Black” (1991)–, han dinamitado los cimientos del rap, dando credibilidad a un estilo atacado por políticos racistas o neofascistas, por periodistas analfabetos (como los que afirman que Ice-T es blanco) y por puristas de la “buena música” que siguen defendiendo a Dire Straits y Bruce Springsteen como “the real thing”.

Muchos los critican por sus supuestas arengas antiblancas, por su utilización de parafernalia militar o por sus métodos expeditivos de disuasión de espontáneos. Pero, chico, la vida es dura. Ya lo dijo Malcolm X: “No estoy en contra de usar la violencia para la autodefensa. En ese caso, no lo llamo violencia, sino inteligencia”. Una frase memorable que los “enemigos públicos” parecen haber aplicado con tesón a lo largo de su carrera.

Durante los sesenta la música estaba bastante comprometida socialmente; luego vino la época disco y lo arrinconó a un segundo término. Pero cuando el rap surgió, empezó dando un mensaje desde el punto de vista callejero, de la vida cotidiana. Al ganar importancia el rap, el mensaje se hizo más fuerte
(Brother James I)

Y eso que, según afirman los promocioneros de su discográfica, los Public Enemy han suavizado su actitud hostil hacia la prensa para dignarse a ofrecer entrevistas, eso sí, contadas y muy seleccionadas. Pero ¿tanto habrán cambiado como para rebajarse a aparecer en el programa dominical de Hermida?

Con el miedo metido en el cuerpo por las posibles reacciones de las huestes de Chuck D ante mis preguntas de periodista blanco (dos cosas que, de entrada, creía que me descalificarían), me encontré con la primera dificultad: la entrevista sería con Flavor Flav. Eso suponía, si tenemos en cuenta las apariciones del “chico de los relojes”, arriesgarse a oír una serie de incongruencias lanzadas en un slang incomprensible. Contra todo pronóstico, me enfrenté con un Flav serio, más líder de lo que parecía hasta ahora, hasta el punto de indicar quién debía responder. Junto a él se encontraban Brother James I (Ministro de Información, código S7W), James Bomb (Zar de Educación, código S9W) y Brother Malik Farrakhan (una especie de relaciones públicas). Más tarde se incorporaría Chuck D a la charla. Rodeado por algunos de los “miembros de seguridad” de Public Enemy, y en un ambiente tan chocante como la sala de musculación de un lujoso hotel, Flavor me indicó el momento de abrir fuego con un “kick the lyrics, man”.

El año pasado estuvisteis de gira con Sisters Of Mercy y Anthrax. ¿Cómo fue esa experiencia? (Flav). Ir de gira con esos grupos y actuar solos es diferente, son dos lenguajes distintos. Estuvo muy bien viajar con esos tipos, ya que nunca antes se había mezclado el rap con el hardcore. Creo que la gira hubiera tenido más éxito de no ser por los promotores temerosos de hacerla, tenían miedo de mezclar a los dos públicos, no sabían lo que podía pasar en el concierto.

Un paradójico "Fight The Power" en 'El programa de Hermida' (Antena 3, 1992), documento televisivo impagable (a pesar del estado de las imágenes).

Ahora estáis en España. ¿Supone algún problema para vosotros el hecho de que aquí la mayoría de la gente no entiende vuestras letras? (Flav). Bueno, no es un problema para nosotros, es un problema para ellos. Nosotros entendemos lo que escribimos; si ellos no, lo que deben hacer es conseguir el álbum con las letras y llevarlo a alguien para que las traduzca. (James I). Pero no puedes tomar a la ligera el público europeo donde hay diferentes dialectos (?), porque los jóvenes se dan cuenta. Si los miras durante nuestros conciertos, verás a muchos de ellos recitando las letras incluso mejor que Flavor. Así es que no hay problema, porque la música es un lenguaje universal. Una vez entras en el ritmo, las palabras son secundarias.

¿Os consideráis pioneros en introducir temas políticos y sociales en el rap? (James I). Creo que los hemos vuelto a introducir, porque Bob Marley y The Last Poets lo hicieron antes. Durante los sesenta la música estaba bastante comprometida socialmente; luego vino la época disco y arrinconó este aspecto a un segundo término. Pero cuando el rap surgió, empezó dando un mensaje desde el punto de vista callejero, de la vida cotidiana. Al ganar importancia el rap, el mensaje se hizo cada vez más fuerte. No creo que seamos los pioneros, solo hemos contribuido a su difusión.

¿Y no es una contradicción el hablar de temas políticos con ritmos bailables? (James I). No. Los jóvenes no prestan atención a los políticos. El presidente Bush no puede ponerse frente a treinta mil jóvenes y hablarles, y hacerles entender lo que pasa en el mundo. Por eso, utilizamos un formato que ellos puedan entender: la música. Primero captas su atención con el ritmo, y luego lanzas el mensaje. Cuando lo han recogido, eso les hace ser más conscientes de lo que pasa a su alrededor, y hace que el mundo sea mejor.

“Somos organizadores de la comunidad, intentamos construirla, y planeamos cómo hacerlo. También intentamos influir a la gente para que lleven sus vidas en la dirección adecuada, porque ese es el camino de la perfección. Si cometen errores, intentamos corregirlos. Eso es lo que nos hace ser más que un grupo”
(Flavor Flav)

¿Sois una especie de maestros de los jóvenes? (Flav). Pienso que somos más que maestros, somos líderes, porque influimos en la gente para que haga lo correcto. Me siento orgulloso cuando alguien viene y me dice: “Hey, Flav, tío, mi vida iba por el mal camino, tío, you know what I’m sayin’?, y empecé a escuchar vuestra música, y ahora mírame, tío: estoy en la universidad, a punto de graduarme y obtener mi título de abogado. Tío, quiero agradeceros la información que me disteis”. Veo a muchos que visten como yo, que llevan relojes como los míos… Me siento bien al saber que puedo influir en la gente para hacer cosas que no les ocasionen problemas. Eso es lo que se llama ser un líder, cuando tienes a gente siguiéndote porque eres una buena influencia, un modelo o un rol fuerte. Enseñamos al mundo muchas cosas aunque no siempre tenemos la razón sobre todo.

¿Decís en vuestras canciones lo que otros no se atreven a decir? (Flav).Creo que decimos muchas cosas que muchos desearían decir, pero que no saben cómo hacerlo. Hay mucha gente que tiene miedo de hablar por sí misma. Intentamos ser la voz de esas personas.

Por vuestras charlas en las prisiones, por vuestra participación en el movimiento “Stop The Violence”, ¿os consideráis una organización más que un grupo musical? (Flav). Sí, somos organizadores de la comunidad, intentamos construirla, y planeamos cómo hacerlo. También intentamos influir a la gente para que lleven sus vidas en la dirección adecuada, porque ese es el camino de la perfección. Si cometen errores, intentamos corregirlos. Eso es lo que nos hace ser más que un grupo. Intentamos hacer saber a la gente –sobre todo a nuestro pueblo negro– quiénes son, de dónde proceden y por qué se encuentran en la situación actual. Y lo estamos consiguiendo. Tenemos un problema en nuestros barrios, en nuestras comunidades: el pueblo negro está confuso y mezclado, y además se autodestruye. Queremos construir un mundo de unidad en los barrios y llevar un poco de conocimiento. Intentamos que nuestros hermanos dejen de vender drogas en las esquinas, dejen el alcohol y dejen de robarse y matarse unos a otros. Pretendemos que la gente se una para que nuestros chicos puedan mirar el futuro con ilusión.

Decís que queréis influir en la gente, pero ¿quién os ha influido a vosotros? (James I). Estamos influidos por gente distinta. Muchos de nosotros crecimos escuchando a James Brown y Brass Connection, la época funk, los rapers pioneros, o la música concienciada como la de Bob Marley y The Last Poets. Los O’Jays, la época Motown, todo eso fue muy importante en nuestras vidas, por la forma en que estructuraban la música. Esa fue la mejor etapa de la música negra: lo que se hace ahora no es nada comparado con lo que pasaba durante la era Motown. Y además de la música, tenemos a los líderes que realmente nos importaban, como Elizah Mohammed, de la Nation Of Islam, Malcolm X, Louis Farrakhan, Martin Luther King… (James Bomb). La mayoría de los que nos influyeron fueron lo bastante valientes, atrevidos y fuertes para alzarse ante nosotros y guiarnos hacia el camino que necesitábamos seguir. (James I). Y por eso intentamos recoger lo que aprendimos de ellos. Como Flav decía, somos líderes que te señalan a los líderes reales. Enseñamos a la gente quién nos influyó, alguien que sabe exactamente cómo nosotros –los negros– podemos salir de nuestra terrible situación.

 
PUBLIC ENEMY, Black & Brain

Rockdelux 89 (Septiembre 1992)

Foto: Ernie Paniccioli

Diseño: Joan M. Jubany

 

He leído que a Chuck D no le gusta el estereotipo de deportista negro sin cerebro, y en cambio reivindica la educación… (Nota: Flav entendió mal la pregunta, solo oyó “negro sin cerebro”, lo que desencadenó una cierta tensión ambiental). (James I; conciliador, pidiendo permiso a Flav para responder). Hay muchos atletas realmente inteligentes. La mayoría lo son, porque van a la universidad. No creo que Chuck dijera que hay muchos atletas negros sin cerebro, no es de esa clase de personas. (Flav; encendido). Chuck NUNCA lo diría. Déjame decir solo esto. Hay mucha gente en los medios que piensa que los hermanos negros que hacen deportes no tienen cerebro. Recuerdo hace tiempo, cuando los deportes estaban dominados por los blancos... Entonces llegaron los negros con su fuerza y relanzaron el mundo deportivo. Pero la gente no sabía que esos hermanos TIENEN cerebro, y no solo lo utilizan para obtener un diploma. Para mí eso es discriminación. Todo el que dice mierdas como esa me puede besar el culo. (James I). Creo que los artistas, atletas o cualquiera que esté en una posición donde el público le observa debe vigilar cuidadosamente lo que dice y lo que hace. Los jóvenes son como arcilla, puedes moldearlos y dirigirlos hasta donde quieras. Por ejemplo, pongamos a Michael Jordan: en los USA, aparece saltando y encestando en un anuncio donde se dice “Si pudiera ser como Mike…”. Pero ¿por qué no se muestra la otra cara de Michael Jordan, su inteligencia para los negocios, una imagen negra más positiva? No todo consiste en lanzar el balón: muestra los pasos, porque no todos pueden saltar como Jordan, es un sueño imposible para muchos. Yo soy muy alto, y no puedo encestar como él. Así es que debes mostrar los pasos: no puedes saltar como él, pero así es como puedes conseguirlo. A menudo los medios lo exageran todo.

Lo siento si os he ofendido, no era mi intención… (Flav). No, no lo sientas por pedir información. (James I). Tal vez después de este discurso encuentres la respuesta a tu pregunta. (Flav). Es que tu pregunta me ha encendido, porque me he dado cuenta de lo que piensa mucha gente. Estoy orgulloso de decir que hay muchos deportistas profesionales negros con cerebro. Los que digan lo contrario, están locos, y pueden estrellar sus jodidos aviones, tío.

“La situación política en América es muy hipócrita. Tienes al presidente Bush hablando sobre los derechos humanos en todas partes, siendo la fuerza policial mundial, y no puede cuidarse de su propio país. Eso es hipócrita”
(Chuck D)

En vuestro último disco dais consejos a los futuros rapers y destacáis la importancia de la educación… (Flav). La importancia de la educación es tener la habilidad de aprender para asegurar tu futuro. No lo decimos a los rapers, sino a futuros cantantes y músicos en general. Hagas lo que hagas, escribas lo que escribas, asegúrate de que es real y viene del corazón. Escribe sobre cosas que puedan influir a la gente para tener una vida y un futuro mejores. Escribe las cosas que puedan pasar de generación en generación, y cada vez la capacidad de aprender será más fuerte.

¿Cómo veis la situación política y social en América hoy en día? (En ese momento se incorporó Chuck D). (Flav). Jodida. (Chuck). Sí, la situación política en América es muy hipócrita. Tienes al presidente Bush hablando sobre los derechos humanos en todas partes, siendo la fuerza policial mundial, y no puede cuidarse de su propio país. Eso es hipócrita.

¿Cuál será el futuro? (Chuck). No lo sé, no lo puedo predecir. Pero si las cosas no se arreglan, dando a la gente lo que necesita, asegurándose de que el entorno no esté contra nosotros, veremos muchas cosas que no hemos visto en mucho tiempo o quizá nunca. (Flav). ¿Sabes lo que pensamos del futuro? No future!

¿Son culpables los medios de comunicación de todo esto? (James Bomb). Por supuesto. Los medios deberían contribuir a reparar esta situación, pero no lo hacen. Solo ayudan a quienes quieren ayudar, pero no se preocupan de los problemas sociales o políticos. (Brother Malik). Y para darte un buen ejemplo, ahora que estás en el buen camino… Vimos cómo golpeaban a Rodney King durante noventa y un segundos, pero nunca hubo un primer plano. En cambio, la cámara que rodó a un blanco siendo golpeado por cuatro negros ofreció un plano detalle de ese encuadre, un encuadre hecho con el mismo tipo de cámara. ¿Quién rodó ese incidente, y por qué hizo ese plano detalle? Convierten a un jugador de fútbol en un criminal cuando no ha sido acusado de nada. Es ese tipo de cosas. En todos los lugares adonde vamos la gente nos pregunta si este problema llegará a su ciudad, como si nos siguiera porque somos grandes rapers. Pero la injusticia es la que ha creado el problema, y la única forma de solucionarlo es la justicia, no solo los rapers. Estamos dictando la verdad, y esta hará que la gente despierte. No solo en Los Ángeles, quizá también aquí. La verdad hará que la gente tenga fuerza para parar las cosas.

¿La solución sería controlar los medios, como proponéis en algunos vídeos con vuestra PETV? (Chuck). No puedes echar la culpa a todos los medios por crear o perpetuar todos los problemas. Pero es un modo de ganar dinero tan importante que todas las empresas quieren capitalizarlo. En nuestro caso, las perspectivas negras nunca han sido contadas porque no tenemos control sobre los medios. El rap es sólo un aspecto, y es necesario llevarlo a un nivel más alto para que la gente tenga la visión total de toda la historia.

 
PUBLIC ENEMY, Black & Brain

Terminator X, Chuck D y Flavor Flav, escoltados por los miembros de Security Of The First World.

Foto: Ernie Paniccioli

 

Chuck, tú empezaste a trabajar en una emisora de radio, y también creaste un sound system llamado Spectrum City. ¿Cómo surgió la idea de Public Enemy? (Chuck). Decidimos crear Public Enemy a partir de los cambios que vimos que tanto la emisora como el sound system provocaban localmente. Los discos están en todo el mundo, así es que afronté el reto de hacerlo en un disco porque había funcionado bastante en Nueva York, en el área de Long Island. Era un medio para hacer llegar mi mensaje, para que todos entendieran de dónde procedía.

Hablemos de música. Una de las cosas que más sorprende de Public Enemy es el sonido. ¿Cómo trabajáis con los samplers y los ritmos? (Chuck). La música es un arreglo de sonidos. The Bomb Squad –Hank Shocklee, Keith Shocklee, Gary G-Wiz, Eric Vietnam Sadler– y yo mismo tenemos conocimientos para mezclar sonidos y arreglarlos. Puedes tomar cualquier sonido –por ejemplo, el metal golpeando metal–, y arreglarlo para convertirlo en música. Y The Bomb Squad son capaces de arreglar cualquier tipo de sonido: lo hacemos, ponemos la letra encima, y surgen las canciones.

Músicos como Vernon Reid y Branford Marsalis han colaborado con vosotros, pero ¿qué hay de vuestro trabajo con Miles Davis? (Flavor). Estuve a punto de hacer dos canciones para el álbum de Davis, antes de que muriera. Pero el proyecto nunca se acabó porque en la época prevista estábamos de gira en Europa con Anthrax. Cuando regresamos y podía hacerlo, fue cuando Davis viajó al extranjero para ser homenajeado y recibir honores. Y cuando volvió, estábamos otra vez de gira. Luego murió, así es que el proyecto no se acabó.

“Hagas lo que hagas, si es música… debes trascender todo para llegar a la cima de tu categoría particular y estar siempre en la mejor posición como profesional. Mucha gente dice que hacemos rock and roll…”
(Chuck D)

Mucha gente cree que no sois un grupo de rap, sino de rock, e incluso aparecéis en revistas de heavy metal. ¿Qué os parece esta situación? (Chuck). Hagas lo que hagas, si es música… debes trascender todo para llegar a la cima de tu categoría particular y estar siempre en la mejor posición como profesional. Mucha gente dice que hacemos rock and roll… (Flav;riéndose). We’ll be rocking and we’ll be rolling… (Chuck). Debes tomarte lo que haces seriamente: así, serán incapaces de etiquetarte. Solo dicen: “Hacen esto, y lo hacen bastante bien, aunque no tengo palabras para ello”. Lo tomamos como una ciencia, como algo altamente competitivo, hay mucha gente involucrada. Pero esperamos poder romper todas las barreras y hacer entender nuestra música y nuestras palabras. Los negros siempre son etiquetados como “cabezas huecas”, y nosotros no somos así, somos inteligentes.

¿Cuál es vuestra relación con el cine? (Chuck). Las bandas sonoras. Bueno, Brother Malik ha estado en el mundo del cine desde los años setenta, en anuncios y en unas treinta y seis o treinta y siete películas, así que probablemente es nuestra mejor conexión con el campo del cine. Flavor ha aparecido en “New Jack City”. Y yo he hecho bandas sonoras con Spike Lee, porque es un colega de Brooklyn. Hicimos “Fight The Power” para “Haz lo que debas”, y también “Can’t Do Nuttin’ For Ya Man” para otro film, aunque apareció en dos. (Flav). Uno fue el film de Kid’N Play. (Chuck). “House Party”. Y también apareció en “Fiebre salvaje”. E hicimos “Bring The Noise” para “Golpe al sueño americano”, y “Terminator X To The Edge Of Panic” para “Tougher Than Leather”. Este año participaremos en dos bandas sonoras, probablemente tres. Cuando veamos la película de Malcolm X, si es bastante correcta, tenemos una canción para ella. Pero las dos definitivas son para el film de Ice-T e Ice Cube, “El tiempo de los intrusos”, y el de Damon Wayan, “Más pelas”.

¿También escribís los guiones de vuestros vídeos? (Chuck). Sí, porque siento que puedo contar toda una historia en cuatro o cinco minutos. Uno de nuestros últimos vídeos, “By The Time I Get To Arizona”, ha causado un gran revuelo en los USA. El vídeo puede ser efectivo si lo haces bien. No puedes hacerlo solo porque tienes una canción y quieres verla en televisión. Debes tomártelo seriamente, y nosotros lo hacemos: tenemos por lo menos siete vídeos “serios”, de esos que la gente dice: “Es muy bueno”.

¿Estáis preparando nuevo álbum? (Chuck). Tenemos un proyecto llamado “Public Enemy’s Greatest Misses” –no “Greatests Hits”, sino “Greatest Misses” (grandes fracasos)–. Se trata de seis canciones que la gente ignoró en el pasado y están remezcladas por varios amigos nuestros. Y tenemos seis nuevas canciones, tres probablemente en bandas sonoras, y otras cosas que no sé si estoy cualificado para contar. Estás hablando con un grupo de catorce hombres adultos, y todos tenemos categorías profesionales en toda clase de campos. Así es que Public Enemy siempre parecen estar haciendo algo, porque estamos juntos, somos uña y carne, y nuestras exigencias son muy altas.

KENDRICK LAMAR, Chico de barrio

PORTADA ROCKDELUX (RDL 339)

KENDRICK LAMAR

Chico de barrio

Por Luis Lles
ALELA DIANE, La ruta natural

PORTADA ROCKDELUX (RDL 275)

ALELA DIANE

La ruta natural

Por Juan Manuel Freire
PONY BRAVO, Porque su rumba está buena

PORTADA ROCKDELUX (RDL 316)

PONY BRAVO

Porque su rumba está buena

Por Joan Pons
ANOHNI, Zoon Politikón

PORTADA ROCKDELUX (RDL 350)

ANOHNI

Zoon Politikón

Por Ramón Fernández Escobar
LCD SOUNDSYSTEM, Pasado, presente y futuro

PORTADA ROCKDELUX (RDL 226)

LCD SOUNDSYSTEM

Pasado, presente y futuro

Por Joan Pons
LEONARD COHEN, El burgués juglar

PORTADA ROCKDELUX (RDL 276)

LEONARD COHEN

El burgués juglar

Por Alberto Manzano
ARCADE FIRE, El mundo en sus manos

PORTADA ROCKDELUX (RDL 328)

ARCADE FIRE

El mundo en sus manos

Por David Saavedra
LOQUILLO, El niño grande apuesta fuerte

PORTADA ROCKDELUX (RDL 77)

LOQUILLO

El niño grande apuesta fuerte

Por Diego A. Manrique
(SMOG), Vuelve la gárgola

PORTADA ROCKDELUX (RDL 210)

(SMOG)

Vuelve la gárgola

Por Víctor Lenore y Joan Pons
NOSOTRÄSH, Cuatro de las grandes

PORTADA ROCKDELUX (RDL 196)

NOSOTRÄSH

Cuatro de las grandes

Por Nando Cruz
ANIMAL COLLECTIVE, A 20.000 leguas

PORTADA ROCKDELUX (RDL 269)

ANIMAL COLLECTIVE

A 20.000 leguas

Por Eduardo Guillot
JOANNA NEWSOM, Etérea ambición

PORTADA ROCKDELUX (RDL 248)

JOANNA NEWSOM

Etérea ambición

Por Ramón Fernández Escobar
BOB DYLAN, Rebelde sin causa

PORTADA ROCKDELUX (RDL 241)

BOB DYLAN

Rebelde sin causa

Por Tom Doyle y Miguel Martínez
CHRISTINA ROSENVINGE & NACHO VEGAS, Reunión (vampírica) en la cumbre
Por David Saavedra
LA BUENA VIDA, En mi jardín

PORTADA ROCKDELUX (RDL 189)

LA BUENA VIDA

En mi jardín

Por Laura Sales
LEONARD COHEN, Un hombre de verdad

PORTADA ROCKDELUX (RDL 41)

LEONARD COHEN

Un hombre de verdad

Por Alberto Manzano
NICK CAVE, La búsqueda interminable

PORTADA ROCKDELUX (RDL 133)

NICK CAVE

La búsqueda interminable

Por Jordi Bianciotto
NIRVANA, Generación X

PORTADA ROCKDELUX (RDL 102)

NIRVANA

Generación X

Por Amy Raphael
THE MAGNETIC FIELDS, L.A. & Psychocandy

PORTADA ROCKDELUX (RDL 258)

THE MAGNETIC FIELDS

L.A. & Psychocandy

Por Ferran Llauradó
FLEET FOXES, La calma

PORTADA ROCKDELUX (RDL 295)

FLEET FOXES

La calma

Por David Saavedra
ARCADE FIRE, Cantando después del entierro

PORTADA ROCKDELUX (RDL 228)

ARCADE FIRE

Cantando después del entierro

Por David S. Mordoh
R.E.M., Shiny happy people

PORTADA ROCKDELUX (RDL 90)

R.E.M.

Shiny happy people

Por David S. Mordoh
EL GUINCHO, El gran salto

PORTADA ROCKDELUX (RDL 265)

EL GUINCHO

El gran salto

Por Jaime Casas
Arriba