USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
ROLLING BLACKOUTS C.F., Australia, a contracorriente

El sonido de la nueva Australia. Foto: Warwick Baker

 
 

ENTREVISTA (2018)

ROLLING BLACKOUTS C.F. Australia, a contracorriente

Melbourne al rescate. Mientras la tendencia global gira la espalda al pop y mira hacia las corrientes urbanas, un reducto local formado por un entramado de grupos, sellos, radios independientes y clubes planta cara a las nuevas directrices del gusto, preservando las esencias del territorio. Rolling Blackouts C.F. es la gran esperanza del pop clásico de guitarras. Cesc Guimerà los entrevista.

Son la Resistencia. La aldea gala. Rolling Blackouts C.F., desde la efervescente y excitante Melbourne, reivindican el pop más clásico de guitarras en sus tiempos más adversos. Fran Keaney y Joe White esperan en una terraza de un hotel de Barcelona horas antes de dejar pequeño el escenario adidas del Primavera Sound 2018. Junto con Tom Russo integran el trío de cantantes, guitarristas y compositores de una particular formación que completan Joe Russo (bajo) y Marcel Tussie (batería).

“The Go-Betweens son uno de los grupos más importantes de mi vida y creo que para el resto de la banda también. Pusieron el pop en la escena australiana. Sus composiciones son pequeñas joyas, novelas, retratos”
(Fran Keaney)

El punto de partida. Uno no pude más que entregarse en cuerpo y alma a quien menciona a The Go-Betweens como referente inmediato. “Son uno de los grupos más importantes de mi vida y creo que para el resto de la banda también. Pusieron el pop en la escena australiana. Sus composiciones son pequeñas joyas, novelas, retratos. Poesía. No teníamos una tradición de pop literario, como en Europa o Estados Unidos. Fueron únicos. Sus canciones hablaban de los sitios donde ellos vivían. Nosotros siempre quisimos hacer algo así, temas sobre lo que pasa a nuestro alrededor”, comenta Keaney. Y White añade: “Musicalmente, muchos grupos de los ochenta, especialmente en Nueva Zelanda, como los del Dunedin Sound y del sello Flying Nun, tocaban post-punk o punk-pop, pero muy melódico. También tenemos algo de eso”.

Reconocen que, como trío, no eran lo suficientemente buenos. Replantearon el camino y le dieron un nuevo empuje. En esa etapa, el resultado fue un primer EP, “Talk Tight” (2015), editado por Ivy League y relanzado por Sub Pop un año después. Le siguió “The French Press” (Sub Pop, 2017), y ahora RBCF acaba de estrenar su primer LP, “Hope Downs” (Ivy League-Sub Pop-Popstock!, 2018). “Suena más compacto. Los EPs eran más bien una colección de canciones. El álbum es más temático: habla sobre personajes y situaciones que nos rodean” (FK). “También es más expansivo. Hay muchos momentos en los que hemos intentado incorporar la idea de algo grande, espacioso y abierto. El concepto de la mina (que da nombre al disco) es una metáfora de esto” (JW).

El vídeo de Matt Sav para “Talking Straight”, uno de los temas de “Hope Downs”.

A contracorriente, el grupo colecciona elogios mientras la tendencia global solo mira hacia la música urbana, el R&B y el hip hop. “Hay una nueva generación en Australia con un gran conocimiento de lo que se hizo en los ochenta. La cultura global del momento se aleja de esto y quizá exista algún tipo de reacción. Contra la globalización, reivindicando lo nuestro, para preservarlo. Las bandas cantan sobre lo que pasa en Melbourne. Suenan distintas a todo lo que venga de cualquier otro sitio” (FK). Un escenario que puede asimilarse al que describe Robert Forster en sus memorias, “Grant & I” (2016), en las que recuerda su lucha por encontrar un espacio en una escena también adversa al pop más clásico y delicado. “Ahora es mucho más fácil para alguien sonar como ellos, como The Church o como The Triffids. Antes las bandas hacían las maletas, iban a Londres para probar suerte, pero nadie les aseguraba nada. Nosotros podemos decir que nos escucha gente en México, aquí en Barcelona, en Rusia o en la República Checa” (FK). ¿Y la ola psicodélica australiana? ¿Fue otra piedra en el camino o un empujón? “Creo que nos ha ayudado. Tame Impala han hecho cosas increíbles. Están ellos, King Gizzard & The Lizard Wizard, pero también Courtney Barnett y muchos otros. Todos formamos parte del mismo círculo” (JW).

“La música de los grupos de chicos blancos ya no es atractiva, pero ahora hay una chispa y mucha gente está haciendo cosas interesantes y animando a otros a hacerlas”
(Joe White)

Es inevitable. Courtney aparece en cualquier conversación. “Lo que ha hecho con Jen Cloher en Milk! Records, demostrar al mundo que dos personas que ponen en marcha un sello independiente pueden conseguir grandes cosas, ha sido una reafirmación para la escena” (FK). El hervidero que es Melbourne no para de dar salida a grupos. ¿Qué es lo siguiente que viene? “Particularmente me gustan RVG. El año pasado sacaron su disco ‘A Quality Of Mercy’. Pop de guitarras con grandes letras. Es un álbum muy potente” (JW). Bandas salidas de este entramado de locales, sellos y emisoras que dan forma a la escena a la antigua usanza. “Hay muchos pequeños locales, para doscientos o trescientos espectadores, con música en directo cada noche. Son centros sociales, no solo un sitio donde vas con tus amigos. También tenemos dos emisoras de radio independientes, la 3RRR y la PBS, que están desempeñando un gran papel” (JW). “Sin ellas sería complicado. Los grupos graban las canciones, las dejan en sus buzones y, al cabo de unos días, pueden recibir un mensaje de alguien que les dice: ‘¡Ahora estáis sonando en la 3RRR!’. Son un gran catalizador. Además, en otras zonas de Australia las normativas son muy estrictas. Solo se puede poner música a través de ‘jukeboxes’ y mierdas así. Nosotros tenemos mucha suerte” (FK).

En las letras de Barnett o Camp Cope se puede encontrar, además, aquella implicación social de la que, por su ausencia, tanto se acusa al pop. “Es una escena muy sana, inclusiva y respetuosa. No se está dando a esto la suficiente atención mediática. La música de los grupos de chicos blancos ya no es atractiva, pero ahora hay una chispa y mucha gente está haciendo cosas interesantes y anima a otros a hacerlas” (JW).

FATHER JOHN MISTY, Verdad y melodía
Por Ramón Fernández Escobar
ARCTIC MONKEYS, Lo que somos y lo que no somos
Por David S. Mordoh
EVARISTO, De La Polla Records a Gatillazo
Por Víctor Lenore
IAN SVENONIUS, Combat Rock

ENTREVISTA (2010)

IAN SVENONIUS

Combat Rock

Por Víctor Lenore
ADRIÀ PUNTÍ, Un pura sangre

ENTREVISTA (2015)

ADRIÀ PUNTÍ

Un pura sangre

Por Alicia Rodríguez
THE MOUNTAIN GOATS, El rock que se hizo novela
Por David Morán
FINO OYONARTE, La mirada interior

ENTREVISTA (2018)

FINO OYONARTE

La mirada interior

Por David Saavedra
THE DRUMS, Nubes de verano

ENTREVISTA (2010)

THE DRUMS

Nubes de verano

Por Ruben Pujol
PAPERHOUSE, Romper una lanza

ENTREVISTA (1996)

PAPERHOUSE

Romper una lanza

Por Anna Ramos
ESPANTO, Una libertad conquistada

ENTREVISTA (2016)

ESPANTO

Una libertad conquistada

Por David Saavedra
MARIE DAVIDSON, El alma de la máquina
Por Álvaro García Montoliu
SENIOR I EL COR BRUTAL, De la depresión a la piscina
Por Nando Cruz
MOMUS, Diario de un narcisista

ENTREVISTA (2004)

MOMUS

Diario de un narcisista

Por José Manuel Caturla
EMILIO JOSÉ, Canciones, canciones y más canciones
Por Carles Novellas
MAD PROFESSOR, The Spanish Dub Invasion
Por Dr. Decker
THE GO-BETWEENS, Canciones de cuna
Por Román F. Añaños
SMOG / PALACE, Magia cotidiana

ENTREVISTA (1996)

SMOG / PALACE

Magia cotidiana

Por Jesús Llorente
RYUICHI SAKAMOTO, El código del samurái
Por José Manuel Caturla
OKKERVIL RIVER, La otra cara de Texas
Por Vicenç Batalla
KEVIN SHIELDS, El buscador de túneles
Por Juan Manuel Freire
REMIGI PALMERO, Canciones para días de fiesta
Por César Estabiel
ANOUSHKA SHANKAR, El viaje flamenco
Por Ramon Súrio
ANNA CALVI, A veces veo canciones

ENTREVISTA (2011)

ANNA CALVI

A veces veo canciones

Por Pablo Gil
Arriba