USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
SISA, El hombre que convirtió la tristeza en humo (3ª parte)

“‘Qualsevol nit pot sortit el sol’ es una canción que sirve para todo. Sé que la han utilizado en bodas, en funerales… En bautizos, en cumpleaños, en fiestas okupas, en manifestaciones, en las escuelas…”.

 
 

ENTREVISTA (2014)

SISA El hombre que convirtió la tristeza en humo (3ª parte)

Tercera y útima parte de esta entrevista-conversación entre Santi Carrillo y Sisa, quien nos ofreció su opinión sobre las descargas gratuitas en internet y sobre la opacidad de la SGAE como sociedad de gestión; también nos regaló una divertida anécdota relacionada con el PP al respecto de su canción “Qualsevol nit pot sortir el sol”, tema que interpretó para cerrar esta velada tras haber tocado antes “Aquest any follarem com folls”. En los bises recuperó “L'home dibuixat”, su primera canción publicada.

(Se puede leer la segunda parte aquí)

Jaume, ahora vienen las dos preguntas difíciles. Tú has sido uno de los activistas más polémicos, y por tanto más antipopulares, con el tema de las descargas gratuitas en internet, defendiendo, evidentemente, la labor del artista y su trabajo. ¿Cómo explicarías a este selecto público que está aquí hoy, que seguramente muchos de ellos se descargan canciones de una manera inocente, pensando que no van en contra de nadie, cómo explicarías, de una manera didáctica y educativa, que eso está afectando y debilitando el tejido artístico de los posibles artistas del futuro? Sí. Es una cuestión muy peliaguda, porque me parece que no tiene solución. Se ha inventado una cosa, que es la tecnología digital, y eso permite el acceso a todo tipo de información. Eso antes se tenía que hacer a base de fabricar objetos, copiarlos y venderlos, y ahora todo va directo. Esto empezó por la música, el cine, pero ya también con los libros, la prensa, y seguirá por más cosas, por los objetos. Llegará un momento en que tendremos en casa una máquina de imprimir con la que podremos fabricar objetos. Ya se pueden fabricar... Sí, yo he sido muy militante en este tema, porque pienso que afecta fundamentalmente a todo lo que llamamos un nuevo paradigma, un cambio de situación a todos los niveles de las cosas, de la realidad. Sin embargo, ahora veo que no tiene ninguna solución. Si las cosas pueden funcionar así no funcionarán de otra manera, porque el que sale beneficiado se supone que es el público, ya que tiene acceso a la información y todo eso, esos eslóganes de “la cultura libre”, “el acceso a la información”, los derechos a todo eso… Pero, en realidad, también es interesante ver qué hay detrás de todo eso, porque no es tan inocente como parece. No. En mi opinión, nos encaminamos hacia un mundo donde se establecerá una dictadura perfecta. Perfecta en el sentido de que será perfecta, es decir, que nadie podrá escapar. Todo el mundo, cada individuo, estará perfectamente controlado en todos sus actos porque solamente se podrán hacer a través de esta tecnología, o de otras que se inventen, pero que tendrán igualmente esta base de control. Y, en cambio, todo el mundo será feliz, porque todo el mundo tendrá acceso a todo, y de una manera rápida, fácil y barata. ¿Qué hay detrás de todo eso? Un gran oligopolio mundial formado por las industrias tecnológicas. Por un lado, las que fabrican los cacharros y los ponen en contacto. Por otro lado, están las que procuran los contenidos. Yo, como pertenezco al terreno de los que inventan los contenidos, me rebelaba diciendo: “Hostia, es que no puede ser que hagas un disco y que al día siguiente ese disco esté en internet y todo el mundo se lo pueda bajar gratis”. Si yo, o cualquier otro músico, no puedo cobrar dinero de ese disco, la inversión que he hecho, porque grabar música cuesta dinero, y hacer una película aún más, y escribir un libro también, si todo eso no se puede recuperar, no habrá nadie que lo haga porque no se podrá ganar la vida. Solamente lo harán los amateurs, los aficionados, pero no habrá profesionales. Todo esto está cambiando muy deprisa, y, poco a poco, se irá organizando de manera que al público no le hará falta piratear, porque pagando muy poco lo tendrá todo de una manera muy accesible, y los autores, los creadores, los que hacen estos productos, también cobrarán, pero cobrarán muy poco. Y, sobre todo, eso estará controlado por los lobbys y las oligarquías de las multinacionales, que serán las que al final te impedirán que piratees porque no te saldrá a cuenta, porque te lo ofrecerán de una manera mucho más fácil y rápida y no te tendrás ni que molestar. En este sentido, no sé decirte si soy optimista o pesimista, no sé. El mundo va en esta dirección, y seguramente hay una parte muy buena, y seguramente habrá una parte más complicada en la que los creadores lo tendrán muy muy difícil para ser independientes. Porque sí, teóricamente, tú podrás desde tu casa grabar un disco, o hacer tus filmaciones y colgarlas en la red, como ya se hace ahora, pero a la hora de hacer un producto elaborado, de calidad… Eso cuesta esfuerzo, no es una cosa que se pueda improvisar; tendrás que pasar forzosamente, en un futuro no muy lejano, por los filtros de estas grandes corporaciones, que serán las que controlarán todo. Y no sé, ya te digo, a lo mejor está bien, porque si a todo el mundo le parece bien, y todos son felices, pues estupendo.

“Nos encaminamos hacia un mundo donde se establecerá una dictadura perfecta. Perfecta en el sentido de que será perfecta, es decir, que nadie podrá escapar. Todo el mundo, cada individuo, estará perfectamente controlado en todos sus actos porque solamente se podrán hacer a través de esta tecnología, o de otras que se inventen, pero que tendrán igualmente esta base de control. Y, en cambio, todo el mundo será feliz, porque todo el mundo tendrá acceso a todo, y de una manera rápida, fácil y barata”

La clave es confundir libertad con gratuidad, en todo caso. Pero, bueno, esta solución pactada que apuntas en la que la gente pueda acceder a todos estos contenidos pagando una tarifa razonable finalmente sería la solución ideal, ¿no? Sí, bueno, es la solución ideal porque no hay más cojones. O es así o ya no se hará de ninguna manera.

La segunda pregunta es que tú, como responsable que has sido de la SGAE, nos expliques un poco esta opacidad de una sociedad de gestión difícil de entender para mucha gente. Porque no está claro, realmente, cómo la SGAE capta el dinero y luego lo reparte. No, vamos a ver. La SGAE, sobre el papel, lo hace bien. Si no existiese, alguien la tendría que inventar, porque los autores han de estar recompensados por su trabajo. Otra cosa es que la SGAE funcione bien o no. No ha funcionado bien; y ha sido un desorden absoluto, un caos y un pozo de corrupción. Realmente, se ha ido de las manos de muchos de los que estábamos cerca de este tema y hemos visto como, de pronto, se ha hundido todo sin saber de donde venía el problema, y eso ha sido un golpe muy fuerte. Pero ahora la cosa se está arreglando. Hablo de la SGAE concretamente, porque el público tiene que saber que, aparte de la SGAE, hay ocho entidades más de gestión en España que se ocupan de los derechos de autor; la SGAE es de los músicos y de la gente del cine y el teatro, pero hay otras que son de audiovisuales, de los productores de discos, de los productores de cine… Bueno, hay una serie de entidades que también cobran derechos de autor por mover todos estos productos. Lo que pasa es que la SGAE ha estado en el punto de mira porque es la sociedad más grande, la más importante, la que mueve más dinero. La SGAE existe desde hace 115 años; no es un invento de ahora. ¿Qué ha pasado? Que hasta que no se empezó a principios de 2000 a comentar lo del canon digital no se hablaba de la SGAE. Nadie hablaba, y la gente no sabía ni qué era. Se empezó a hablar porque hubo toda esta problemática del canon digital, que era simplemente la traslación del canon que se pagaba por las cintas de magnetofón y los casetes a los DVDs y CDs. Es lo mismo. A lo mejor mucha gente no lo sabía, pero hace doce años, cuando compraba un casete, estaba pagando el canon; lo que pasa es que la gente no lo sabía. Y, cuando se empezó a hablar, el público reaccionó pensando que le estaban robando. En realidad, si se trataba de robarle, le habían estado robando siempre, pero, como nadie lo sabía, no decían nada. Y otra cosa que el público ha de saber es que, bueno, ahora se ha eliminado el canon, pero es igual, cuando tú comprabas un CD, a lo mejor 10 céntimos eran para el canon, pero si aquel CD costaba, no sé, 60 céntimos, o 30, o lo que fuese, una parte era el canon para los autores, pero el canon industrial, que iba para las marcas y las patentes de los que fabricaban y hacían mucho negocio vendiendo aquellos CDs vírgenes, era mucho más alto que el canon de los autores. O sea, que, puestos a protestar, el público hubiese tenido que protestar también por la excesiva tasa de los cánones industriales, y no solamente por el canon de los autores. Y, en cambio, lo que llegaba al público era que los autores estaban robando a la gente. En realidad, si los autores robaban, robaban poquita cosa, pero lo que robaban las multinacionales, Sony, Nokia y todas estas marcas, era infinitamente superior, y la gente no era consciente de ello, y continúa sin serlo.

Bueno, celebrémoslo, Jaume, con otra canción: “Aquest any follarem com folls”. Sí, porque estos temas de las descargas y la SGAE son muy desagradecidos, y, hostia, yo ahora ya paso de eso, pero durante unos años me comí mucho el coco con estas historias, pero ahora las cosas están de otra manera y supongo que lo que tenemos que hacer ser es ser felices.

“Aquest any follarem com folls”.

Jaume, acabemos ya con la última canción, que es la que está esperando todo el mundo, que es la famosa canción que ha marcado tu vida: “Qualsevol nit pot sortir el sol”. Gerard Quintana decía de ella que “Te hace pasar al otro lado del espejo y tiene una pátina de tristeza trascendente”. Y Roger Mas dijo: “Es una canción que si estás contento te da buen rollo y si estás triste te da fuerzas”. ¿Es lo mejor que pueden decir de esta canción? Hombre, si lo dicen estas dos lumbreras, yo no tengo nada que decir.

Pues convirtamos la tristeza en humo. Es una canción que sirve para todo. Sé que la han utilizado en bodas, en funerales…

¿En funerales? Sí, de todo… En bautizos, en cumpleaños, en fiestas okupas, en manifestaciones, en las escuelas…

De hecho, la tenías que cantar en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, en la ceremonia de inauguración. ¿Qué pasó? No sé qué pasó, al final consideraron que no era…

… ¿No era adecuada? Que no era adecuada, sí. Me llamaron y me dijeron si la quería cantar en la ceremonia de inauguración. Al final pusieron a no sé quién, o hicieron no sé qué, y no, no…

Pero, después, la cantaste en el Fòrum de les Cultures 2004. Sí, en el Fòrum.

¿Te compensó? Bueno, me pagaron bien.

“Bueno, esto es una cosa que había explicado en privado, pero ahora la explico en público: la oferta me la hizo la que después fue ministra de Cultura, Pilar del Castillo, con Luis Alberto de Cuenca, en un restaurante de Madrid. Y me preguntaron: ‘¿Cuánto quieres?’. Y yo contesté: ‘No, es que no… Pero ¿vendrá Aznar a saludar?’. Y dijeron: ‘Sí’. Y respondí: ‘No, pues no’”

¿Hubieses preferido interpretarla en las Olimpiadas? En las Olimpiadas también me dijeron que me pagarían bien, pero no me pagaron nada porque no se hizo. Bueno, digamos que me he topado con situaciones peores, en las que no me he atrevido a cantarla. Como una vez, ya hace años, en el año 96 concretamente, cuando me hicieron una propuesta para cantarla en una campaña electoral de un partido político y dije que no, y allí sí que me pagaban muy bien, pero no quise. Y después, también, algunas veces me la han pedido para hacer anuncios o, por ejemplo, el año pasado, para la campaña de publicidad de la lotería catalana, de la Grossa, y pagaban bastante bien, pero yo consideré que esta canción no… Una cosa es ir a cantarla a un sitio, y otra es cederla para un anuncio en la que ya queda marcada para siempre. No sé, pienso que es una canción que se ha de tratar bien… En fin, a mí me gusta la pasta, como a todo el mundo, pero llega un momento en que solamente por pasta no puedes hacer algo. Hay que tener en cuenta también el sentido y el valor que tienen las cosas. A ver, yo pienso que los artistas somos como las putas, y como los taxistas, y como los camareros, y como los limpiabotas. A nosotros nos pagan por dar felicidad a la gente, y para que sonriamos. Y lo hacemos a gusto. Este es el funcionamiento general, después hay quien se lo toma de una manera muy especial… Cada uno tiene, naturalmente, sus principios, sus escrúpulos y sus límites. Para mí, han sido estos.

¿Y cuál era el partido político, por curiosidad? Era el PP.

¿Lo hubieses hecho para otro partido? Para ningún partido. No. Absolutamente. No, no. Ni cobrando, ni gratis, ni de ninguna manera.

¿Pero te pagaban bien en el PP? Mucho. Mucho. Era el año en que ganaron.

¿Era el año en que ganaron? Igual si llegas a cantar la canción no ganan. ¡Ah!, pues, a lo mejor. Hostias, eso no lo había pensado. Mmmmmm… Bueno, esto es una cosa que había explicado en privado, pero ahora la explico en público: la oferta me la hizo la que después fue ministra de Cultura, Pilar del Castillo, con Luis Alberto de Cuenca, en un restaurante de Madrid. Y me preguntaron: “¿Cuánto quieres?”. Y yo contesté: “No, es que no… Pero ¿vendrá Aznar a saludar?”. Y dijeron: “Sí”. Y respondí: “No, pues no”.

Eres un hombre de principios. Yo les propuse: “Si queréis, hago una música, me pagáis una pasta; yo hago una música y que no se sepa que la hecho yo”. Dijeron: “No, no, lo que queremos es que se sepa”. Entonces me preguntaron: “¿Y quién lo podría hacer?”. Y yo les respondí: “Mira, se me ocurre que a lo mejor Fernando Márquez, El Zurdo, el de La Mode…”.

Era cercano ideológicamente al PP… Había estado haciendo campaña con los falangistas y con el PP. Pero tampoco quiso, y sé que después se lo dijeron a Gurruchaga, se lo dijeron a Miguel Bosé, se lo dijeron a Alaska, y ninguno aceptó. Así que creo que hice bien. Por una vez acerté.

Pues ¿le dedicamos al PP la canción? No, no, no. Mejor dedicársela a Blancanieves y los 7 Enanitos.

“Qualsevol nit pot sortir el sol”.

Ya en los bises, Sisa recuperó “L’home dibuixat”, su primer single, de 1968, y una inesperada (y, lamentablemente, no grabada por las cámaras por problemas técnicos) “Allà on s’amaga el sol”, original de 1967, de las primeras canciones que compuso, pero no publicada hasta 1984 en el doble LP “Transcantautor. Última notícia”, disco que significó su retirada artística como Sisa durante dieciséis años.

Así concluyó este show en la sala Sidecar de Barcelona el pasado 9 de mayo, primer acto del ciclo 2014 “Artista vs. Crític”, espectáculo de canciones con preguntas que intenta ofrecer un formato de directo más didáctico. En el Rockdelux 329 (junio 2014) se puede leer un extracto con los mejores momentos de esta entrevista y visionar completa la velada siguiendo el código QR impreso al final de la página 25.

(Se puede leer la primera parte aquí)

Publicado en la web de Rockdelux el 6/6/2014
JUSTIN TOWNES EARLE, Su vida es suya y solo suya
Por Nando Cruz
GEKO JONES, Fiesta global

ENTREVISTA (2014)

GEKO JONES

Fiesta global

Por Víctor Lenore
JOAN MIQUEL OLIVER, El gran juego

ENTREVISTA (2015)

JOAN MIQUEL OLIVER

El gran juego

Por Donat Putx
MAD PROFESSOR, The Spanish Dub Invasion
Por Dr. Decker
SUNN O))), El ministerio del drone
Por Ruben Pujol
SENIOR I EL COR BRUTAL, De la depresión a la piscina
Por Nando Cruz
DON THE TIGER, Los tigres también mudan la piel
Por Carolina Velasco
IDLES, Una felicidad violenta

ENTREVISTA (2019)

IDLES

Una felicidad violenta

Por Juan Manuel Freire
TWEEDY, Asuntos de familia

ENTREVISTA (2015)

TWEEDY

Asuntos de familia

Por Eduardo Guillot
OMAR SOULEYMAN, Vivan los novios

ENTREVISTA (2014)

OMAR SOULEYMAN

Vivan los novios

Por Manel Peña
PREFAB SPROUT, Escuela de amor

ENTREVISTA (2009)

PREFAB SPROUT

Escuela de amor

Por Juan Manuel Freire
SHABAKA HUTCHINGS, La chispa de Sons Of Kemet
Por Salvador Catalán
RAMONCÍN, … Bravo por la música!
Por Santi Carrillo
ELEANOR FRIEDBERGER, Emancipada

ENTREVISTA (2011)

ELEANOR FRIEDBERGER

Emancipada

Por Ruben Pujol
BOMBA ESTÉREO, Trance de electrocumbé
Por Susana Funes
THE FIELD, Miles de años luz

ENTREVISTA (2010)

THE FIELD

Miles de años luz

Por Juan Monge
FERNANDO ALFARO, Crisis permanente
Por Víctor Lenore
LA ESTRELLA DE DAVID, El Nota

ENTREVISTA (2011)

LA ESTRELLA DE DAVID

El Nota

Por Pablo Gil
KATE TEMPEST, Vidas cruzadas

ENTREVISTA (2017)

KATE TEMPEST

Vidas cruzadas

Por Llorenç Roviras
LITORAL, Música de pueblo

ENTREVISTA (2011)

LITORAL

Música de pueblo

Por JuanP Holguera
MARTIRIO, La timidez es el reino de la carne
Por Víctor Lenore
SIERRA, Nuevas sensaciones

ENTREVISTA (2018)

SIERRA

Nuevas sensaciones

Por David Saavedra
SRASRSRA, Teoría y práctica del mojo
Por Iago Martínez
Arriba