USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
TALK TALK, Neohippies

Mark Hollis, Lee Harris y Paul Webb: el color de la primavera llegó a Talk Talk.

 
 

ENTREVISTA (1986)

TALK TALK Neohippies

Estamos en 1986. Talk Talk llegaron a España para promocionar su tercer álbum, “The Colour Of Spring”, el primer paso de lo que después acabaría convirtiéndose en su trilogía canónica –junto con “Spirit Of Eden” y “Laughing Stock”, publicados en 1988 y 1991, respectivamente–. Hasta ese momento, eran un grupo de synthpop comercial sin, aparentemente, mayor enjundia artística. Las cosas empezaron a cambiar a partir de ese instante. Tomás Fernández Flores entrevistó a Mark Hollis (fallecido el pasado 25 de febrero; ver aquí) para Rockdelux mientras se comía una merluza, trascendental hecho que ocurría dos semanas después de que su novia lo abandonase por otro. Aquí, las respuestas de un Mark Hollis que anteponía el amor a la ideología, bendecía al caritativo supergrupo Band Aid y apaludía su nueva situación financiera para poder hacer mejores discos, los que llegarían en el futuro.

Tengo que confesar que después de dos semanas de agotamiento digestivo, como se dice vulgarmente, las pintaban calvas. Para cenar, quiero decir. Porque dos semanas era el tiempo justo que hacía que mi querida chica decidió abandonarme y llevarse con ella todas sus cualidades gastronómicas. Yo, pobre de mí, poseo un exiguo repertorio de cocina que incluye únicamente macarrones con tomate y tortillas francesas. Diré, además, para vergüenza mía, que el que fuera gran amor de mi vida está ahora con un brillante ejecutivo de una compañía discográfica de renombre. Ahí es nada. Es lo que llamo, con la visión que dan ya dos semanas al calor, pasarse a la otra acera. Así que, con el trauma amoroso-profesional y la ansiedad alimenticia, comparecí ante estos tres muchachotes ingleses, Talk Talk, con una avidez interrogatoria solo superada por la avidez resolutoria que ellos tuvieron. Me refiero a la hora de tragar vino. Huelga decir que ni ellos ni yo pagábamos. Los chicos pidieron comida vegetariana, principalmente gazpacho, y con contrariados gestos, que incluían la cruz antivampiresca, recibieron los platos que albergaban productos cárnicos. Seis botellitas de vino para ellos. Yo, agua sin gas, como la gente más chic. Mark Hollis, cansado tras una jornada que ha incluido larga estancia en el aeropuerto londinense y promo televisiva en Prado del Rey. Paul Webb y Lee Harris, como Zipi y Zape. En fase de revulsión etílica ascendente durante los aperitivos y el primer plato. El anfitrión, que sabe más de estas cosas, hábil promocionero, me avisa que el segundo plato es el ideal para entrar en serio. Me como deprisa la merluza, la mía era comestible, de las que se pescan en el mar, y conecto mi magnetofón traído de la base americana y que tanto furor causa en las ruedas de prensa. La voz la pone Mark Hollis. Los otros dos, toda suerte de sonidos onomatopéyicos.

“A nosotros nos preocupa la gente, los sentimientos, el amor. Yo comprendo la preocupación por la gente, los sentimientos, el amor, también que todos veamos que la política está en una situación mala. Quizá no sirva para nada. El amor, al final, es lo más importante, con lo que podremos cambiar lo que nos rodea”
(Mark Hollis)

¿Hasta dónde llega el trasfondo ideológico del grupo? Es muy simple. Todo lo que afecta a la humanidad. La ideología interesa hasta donde interesa la realidad. A nosotros nos preocupa la gente, los sentimientos, el amor. Yo comprendo la preocupación por la gente, los sentimientos, el amor, también que todos veamos que la política está en una situación mala. Quizá no sirva para nada. El amor, al final, es lo más importante, con lo que podremos cambiar lo que nos rodea.

Sí, pues ahora mismo hay muchas bandas que introducen como parte fundamental de sus creaciones una evidente preocupación social. Yo creo que es sencillo ver el porqué. La mayor parte de la música nueva no es original. Repiten una y otra vez los mismos esquemas. Es en las letras donde se aprecian cambios con preocupaciones, como tú dices. También hay una intencionalidad de los periodistas por destacar esto en contraste con el conservadurismo que se vive realmente en la calle. Incluso las compañías se preocupan de potenciar lo que pueda tener algo de polémica para vender más, a lo seguro. Es algo que ocurrió muchas veces el año pasado. En cualquier caso, la música no puede olvidar su valor impresionista, recoger testimonios de la realidad.

En esta dirección, ¿cuál es tu opinión sobre Paul Weller o Robert Wyatt, por poner ejemplos conocidos? Oh, sí, yo también estoy de acuerdo en luchar contra el hambre en el mundo. Con todos los peros que se pudieron encontrar al Band Aid. Y también, desde luego, comparto las ideas para luchar contra el apartheid y el racismo. Los músicos debemos reivindicar estas causas porque la música no es solo diversión y moda. Claro que también hay algo de moda en estas posturas. Y algo más que eso, ¿verdad? Pero es muy bueno que la música posea una postura ideológica.

En la música de Talk Talk, ¿hay una preocupación singular por crear determinados ambientes? No entiendo qué quieres decir.

Cuando escribes las canciones, buscas una diferenciación particular… Es lo más importante para mí, trabajar la música de mis canciones, aunque no en el sentido diferenciador que tú dices. Hacemos canciones de la manera que sabemos crearlas, luego es cuando el público las diferencia de las que hacen otras bandas. De hecho, nuestro trabajo musical no es propiamente de labor de estudio. No nos comemos el coco al grabar el disco para luego no poder hacer los temas en directo.

Sin embargo, en vuestro último álbum, “The Colour Of The Spring” (1986), hay determinados avances instrumentales y de arreglos… Hemos tenido más facilidades económicas. Hemos podido grabar el disco en muchísimas mejores condiciones. Pero, en cualquier caso, el tiempo que pasa hasta que haces un trabajo, las gentes que conoces y los lugares en los que estás siempre influyen a la hora de hacer un trabajo, ¿no? Pero sobre todo es que ahora manejamos más dinero, claro.

MARONDA, Artesanía pop

ENTREVISTA (2013)

MARONDA

Artesanía pop

Por Eduardo Guillot
JAMES RHODES, Las teclas de la vida
Por Javier Blánquez
ROSALÍA, Cantar a la muerte en la flor de la vida
Por Luis Troquel
EZRA FURMAN, Con la nariz ensangrentada
Por Borja Duñó Aixerch
ASHLEY KAHN, Salvado por el jazz

ENTREVISTA (2006)

ASHLEY KAHN

Salvado por el jazz

Por Roger Roca
CHRISTINA ROSENVINGE, La novia era él (2ª parte)
Por Pepo Pérez
DESTROYER, La vida adulta

ENTREVISTA (2011)

DESTROYER

La vida adulta

Por Juan Monge
NICK CAVE, Más vale tarde que nunca
Por Jesús Rodríguez Lenin
VIEUX FARKA TOURÉ, Pase de testigo en Bamako
Por Vicenç Batalla
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (1ª parte)
Por Santi Carrillo
KING JAMMY, Un hombre y su corona

ENTREVISTA (2017)

KING JAMMY

Un hombre y su corona

Por Dr. Decker
CHRISTINA ROSENVINGE, La novia era él (y 3ª parte)
Por Pepo Pérez
WIND ATLAS, La otredad permitida

ENTREVISTA (2018)

WIND ATLAS

La otredad permitida

Por Aïda Camprubí
CARLES SANTOS, Disparen al pianista
Por Víctor Lenore
BOB STANLEY, Saint Etienne

ENTREVISTA (2008)

BOB STANLEY

Saint Etienne

Por Víctor Lenore
BRUCE SPRINGSTEEN, ¿Estás hablando conmigo? (1ª parte)

ENTREVISTA (2006)

BRUCE SPRINGSTEEN

(1ª parte)

Por Phil Sutcliffe
WILD BEASTS, Hacia la oscuridad

ENTREVISTA (2016)

WILD BEASTS

Hacia la oscuridad

Por JuanP Holguera
GRANT HART, Contra viento y marea

ENTREVISTA (1996)

GRANT HART

Contra viento y marea

Por Ramon Llubià
CHUCK BERRY, Habló la leyenda

ENTREVISTA (1987)

CHUCK BERRY

Habló la leyenda

Por Joan Ribera
OS RESENTIDOS, Consignas irónicas para una revolución
Por Emilio Alonso
ALEX ROSS, La clásica como nunca la has leído
Por Juan Manuel Freire
THE FALL, Manchester man (no me llames cariño)
Por José Manuel Caturla
CESÁRIA ÉVORA, Episodios de leyenda
Por Luis Troquel
Arriba