USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
THE WEDDING PRESENT, Guitarras, fútbol y rencor

“Tocar rápido fue una decisión que tomamos casi desde el principio. Queríamos encontrar un estilo instrumental que contrastara con nuestras letras tristes”, confiesa David Gedge.

 
 

ENTREVISTA (2007)

THE WEDDING PRESENT Guitarras, fútbol y rencor

Por Joan Pons

En 2007, veinte años después de su publicación, el “George Best” (1987) de The Wedding Present recibió un merecido homenaje en directo. Se trataba de revivir aquel vigor primerizo, cuando David Gedge comandaba una banda que surcaba las aguas del indie británico a mil millas por hora. Tocaron en el festival itinerante Rockelux Music Weekend y, a propósito de aquellas actuaciones, Joan Pons entrevistó a David Gedge antes de los conciertos. Hablaron del icónico futbolista George Best, de las letras de Morrissey en los Smiths, de la guitarra de Johnny Marr en los Smiths, de lo buenos que eran My Bloody Valentine y de “Seamonsters” (1991), disco que Gedge prefería a su debut.

Recuerdo 1. La primera vez que oí a The Wedding Present fue gracias al videoclip de “Nobody’s Twisting Your Arm” entrevisto a altas horas de la madrugada en televisión. Pensé: “Pero ¿se puede tocar tan rápido?”.

“Dar la sorpresa ya con el título y la portada era importante. Así que cuando me topé con esa foto de George Best, lo vi claro. Es muy icónica. Además, es ¡George Best! Ya me encantaba en los sesenta, cuando yo era un chaval fan del Manchester United. Era un jugador distinto: fan de The Beatles, con una vida nocturna bastante canalla… Era muy atractivo y fascinante, tanto por motivos futbolísticos como extrafutbolísticos”
(David Gedge)

“Bueno, al menos nosotros en esa época era lo más rápido que podíamos tocar, ja, ja, ja…”, responde el británico David Gedge desde el otro lado del hilo telefónico… y del mundo: ahora vive en Los Ángeles. A propósito del vigésimo aniversario de su primer álbum, “George Best” (Reception, 1987), y de los conciertos conmemorativos donde lo interpretarán íntegro, el líder de los Weddoes recuerda sus días veloces: “Tocar rápido fue una decisión que tomamos casi desde el principio. Queríamos encontrar un estilo instrumental que contrastara con nuestras letras tristes. Y también deseábamos encontrar un sonido que nos distinguiera. Así que optamos por la velocidad en lugar de por el ruido, que era lo habitual en esos años. Pero un par de años después nos dimos cuenta de que tocar tan rápido y encima querer superarnos nos estaba llevando a extremos absurdos”. En 1987, fuera de las cubetas de hardcore y metal, era complicado encontrar discos tan frenéticos como “George Best”. También costaba encontrar referentes pretéritos de grupos con guitarristas con la mano derecha tan tonta. ¿Cómo sonaban The Wedding Present? ¿Como los temas más locos de The Feelies? ¿Como Johnny Marr atiborrado de centraminas? “Definitivamente, Johnny Marr era uno de mis guitarristas preferidos –reconoce Gedge–. Pero supongo que la gran influencia en nuestra manera de rasgar las cuerdas eran The Velvet Underground. Sobre todo me refiero a los discos en directo, cuando alargaban las canciones instrumentalmente”.

Recuerdo 2. La primera vez que supe de George Best fue gracias a este disco de The Wedding Present. Un futbolista ultracool, además de extraordinario, que en la portada de este álbum me recordaba a Camarón cuando se dejaba barba.

“Queríamos una portada que impactase –explica Gedge–. Se estaba hablando mucho del grupo y al menos yo tenía la sensación de que había muchas expectativas depositadas en nosotros. Dar la sorpresa ya con el título y la portada era importante. Así que cuando me topé con esa foto de George Best, lo vi claro. Es muy icónica. Además, es ¡George Best! Ya me encantaba en los sesenta, cuando yo era un chaval fan del Manchester United. Era un jugador distinto: fan de The Beatles, con una vida nocturna bastante canalla… Era muy atractivo y fascinante, tanto por motivos futbolísticos como extrafutbolísticos. Como jugador también me encantaba Bobby Charlton, pero era solo un futbolista. Y al final lo que más me interesaba de Best era su historia trágica tan autodestructiva: sus excesos, su decisión de dejar de jugar muy joven porque ya no se divertía… Es como un gran relato de oportunidad perdida, aunque todo esto también contribuye a su estatus legendario. ¿Sabías que hubo gente que compró el disco pensando que lo había grabado el propio George Best y que ‘The Wedding Present’ era el título?”.

 
THE WEDDING PRESENT, Guitarras, fútbol y rencor

“Quiero escribir exactamente como hablo, como si te estuviera contando algo en un pub”.

 

Recuerdo 3. La primera vez que leí una entrevista a Gedge hablaba de “George Best” y de la buena acogida que estaba teniendo en Inglaterra, pero, medio en broma, medio en serio, decía: “A lo máximo que pueden aspirar The Wedding Present es a convertirse en el segundo grupo favorito de los fans de The Smiths”.

“Yo también creo que ‘Seamonsters’ es mejor disco. Está mejor escrito, es más unitario, tiene mejor sonido… Aunque, si me pongo sentimental, le tengo más estima a ‘George Best’, quizá por ser el primero”
(David Gedge)

“Ja, ja, ja... Esa era la impresión que tenía en la época en la que veía las camisetas que llevaba el público en nuestros conciertos –rememora Gedge–. Pero, obviamente, son públicos distintos. El fan de The Smiths casi era seguidor de un culto: era vegetariano, vestía de una manera concreta, leía poesía… Lo nuestro era más sencillo y simplemente para divertirse. No obstante, reconozco que Morrissey cambió totalmente la manera de escribir letras en el pop, y eso también me afectó a mí. Títulos como ‘What Did Your Last Servant Die Of?’ no sé si se me hubieran ocurrido si no hubieran existido The Smiths. Pero las letras son muy distintas. Yo nunca he tenido ninguna inclinación literaria; al contrario: quiero escribir exactamente como hablo, como si te estuviera contando algo en un pub. Es algo más en la línea de Lou Reed. Ser simple, directo y autobiográfico”.

Recuerdo 4. La primera vez que me dijeron que The Wedding Present iban a venir a tocar “George Best” en el Rockdelux Music Weekend, lamenté: “¿Y por qué no tocan “Seamonsters” (RCA, 91)?

“Yo también creo que ‘Seamonsters’ es mejor disco –dice Gedge–. Está mejor escrito, es más unitario, tiene mejor sonido… pero ‘George Best’ es el que cumple veinte años. Puede que en el 2011 me plantee hacer la gira de homenaje a ‘Seamonsters’, ja, ja, ja. Aunque, si me pongo sentimental, le tengo más estima a ‘George Best’, quizá por ser el primero. Sin embargo, cuando me propusieron tocar este disco, lo primero que pensé fue: ‘¡Ni hablar!’. No soy demasiado dado a la nostalgia y me gusta mirar siempre hacia adelante. Aun así, a medida que lo iba comentando con amigos, fans y músicos, a todos les parecía una idea estupenda. Así que al final dije: ‘¿Por qué no? Si Slint y Sonic Youth han hecho algo parecido, y cuando los vi en directo me gustaron mucho…’. ¿Y a qué otro grupo le gustaría ver recuperando un disco clásico? “¡Qué pregunta más fácil! My Bloody Valentine. Es de los mejores grupos en directo que he visto en mi vida. Aunque me da igual que se junten para hacer ‘Isn’t Anything’ o ‘Loveless’. Cualquiera de estos dos discos merece un homenaje”. 

CIGARETTES AFTER SEX, Al caer la noche
Por Álvaro García Montoliu
ALEX ROSS, La clásica como nunca la has leído
Por Juan Manuel Freire
BATTLES, Huida hacia delante

ENTREVISTA (2011)

BATTLES

Huida hacia delante

Por JuanP Holguera
ÓSCAR ABRIL ASCASO + SEDCONTRA AVEC LES AUTRES, El pop es cuestión de moral
Por Dimas Rodríguez
SAMPHA, A solas consigo mismo

ENTREVISTA (2017)

SAMPHA

A solas consigo mismo

Por Víctor Trapero
RODRIGO AMARANTE, Vida en un país tropical
Por Jaime Casas
ANGELO BADALAMENTI, Terciopelo azul olímpico
Por Quim Casas
SUNN O))), El ministerio del drone
Por Ruben Pujol
BRUCE SPRINGSTEEN, ¿Estás hablando conmigo? (1ª parte)

ENTREVISTA (2006)

BRUCE SPRINGSTEEN

(1ª parte)

Por Phil Sutcliffe
RAMONCÍN, … Bravo por la música!
Por Santi Carrillo
BONNIE PRINCE BILLY, El cantante

ENTREVISTA (2009)

BONNIE PRINCE BILLY

El cantante

Por Juan Monge
HUDSON MOHAWKE, Siguiente pantalla
Por Juan Monge
GABI RUIZ, El ideólogo del Primavera Sound (2ª parte)
Por Santi Carrillo
KAMASI WASHINGTON, Todo por un sueño
Por Roger Roca
JONATHAN WILSON, El espíritu del Cañón
Por Ferran Llauradó
ANDY MOOR, The Ex

ENTREVISTA (2007)

ANDY MOOR

The Ex

Por Víctor Lenore
U.S. GIRLS, Pop perfecto pero particular
Por Juan Manuel Freire
TORTOISE, Las piezas del puzle

ENTREVISTA (2016)

TORTOISE

Las piezas del puzle

Por Eduardo Guillot
LITORAL, Música de pueblo

ENTREVISTA (2011)

LITORAL

Música de pueblo

Por JuanP Holguera
IDLES, Una felicidad violenta

ENTREVISTA (2019)

IDLES

Una felicidad violenta

Por Juan Manuel Freire
ARCTIC MONKEYS, Lo que somos y lo que no somos
Por David S. Mordoh
JULIO BUSTAMANTE, Brisa vespertina
Por Eduardo Guillot
LOS EVANGELISTAS, El último regalo de Morente
Por Gabriel Núñez Hervás
Arriba