×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
TRES, El apagón definitivo

Tres en 1983.

 
 

ARTÍCULO (2016)

TRES El apagón definitivo

Música, performance y artes visuales fueron los ejes creativos sobre los que pivotó la carrera de Tres (1956-2016), que también tuvo mucho de vital. El polarizado espectro –de la búsqueda sonora a la profundización en el silencio–, dinamizado por sus inquietudes, hizo de este multidisciplinar pionero una de las más activas fuerzas del experimentalismo barcelonés de los ochenta. Jaime Gonzalo rindió honores a la trayectoria de este francotirador a reivindicar.

“Ha llevado lo del silencio hasta sus últimas consecuencias”, sentenció Juan Crek de Macromassa al conocer el fallecimiento de Tres (Barcelona, 1956) el pasado 5 de octubre a consecuencia de un cáncer de pulmón. Cuando hace tan solo unos meses enfermó súbita e irreversiblemente, no lo comunicó a nadie. Investigador estético y filosófico del silencio, del que a partir de las teorías de John Cage llegó a formular un método de trabajo que conceptualizó durante los últimos años de su vida, Tres se sumía en el mutismo eterno sin hacer el menor ruido, despidiéndose sin decir adiós, por el foro. Se añade su necrológica a otras recientes bajas de la experimentación como las de Joan Saura (1954-2012) y Oriol Perucho (1954-2016), una escena en la que invirtió mucho de su carácter expansivo y optimista, pletórico de contagiosa energía. A pesar de su multifacética y abundante carrera, como en los otros dos casos citados cosechó un parco reconocimiento en vida. Puesta en perspectiva, su valoración no precisa coartada sentimental para considerarse inaudita. Su trayectoria puede consultarse aquí.

Seguidor de Peter Hammill y King Crimson, Tres –que consiguió mantener a hermético recaudo el nombre con el que figuraba inscrito en el registro civil– se estrenó indirectamente en la música, a finales de los setenta, cofundando Pan y Música, una neurálgica tienda de discos especializada en vanguardia, con sede en el barrio que sería núcleo urbano del experimentalismo barcelonés durante los ochenta: Gràcia. En 1982 formó parte de La T, trío que ese mismo año grabó el álbum “Dark Fields”, insólito collage electrónico-progresivo publicado en 1983, con posterioridad a la disolución del proyecto. En el estudio de La T y a nombre de Tres Enestir Of Sounds plasmó en ese mismo período “The Evrugo Tapes”, casete que ponía banda sonora a las fantasías cósmico-mágicas del pintor Zush, y “I Doubt”, la pieza incluida en la antología “Domestic Sampler UMYU” (1982), donde intervino por mediación de su comisario, Víctor Nubla, con quien en esos momentos había formado el dúo UMBN, o Ubicuo Magnificat Beriberi Nos. Colaboró a continuación con la banda de avant rock Klamm, participando como cantante en su único LP, “África roja” (1983), antes de instalarse brevemente en Berlín, donde sería efímero vocalista de Die Haut.

 
TRES, El apagón definitivo

Actuación de UMBN Aleatoria en la sala Metrònom en 1985.

 

De vuelta en Barcelona, se integró permanentemente en Klamm, cuyo sello publicó también el disco de La T. En 1984 se asociaría puntualmente con Eduardo Polonio, registrando luego una serie de temas inspirados en Yukio Mishima con ayuda de Leo Mariño y Miguel Ángel Núñez, respectivos guitarristas de Klamm y Tapiman. Ya en 1985 resucitó UMBN, esta vez como UMBN Aleatoria –su primera incursión en el silencio–, cambiante formación por la que pasarían Gat de New Buildings, Macromassa al completo, Mark Cunningham, Anton Ignorant y Zush, entre otros, dejando en sus diez años de intermitente existencia un único documento, una casete grabada durante sus actuaciones en la barcelonesa sala Metrònom. También retomó sus actividades con Zush y formaron Zush.Tres, a quienes Grabaciones Accidentales publicó en 1989 el álbum “Evrugo Mental State”. Un año antes había avanzado un tema del mismo en el recopilatorio de vanguardia underground “Barcelona Ficción Romance” para el espacio cultural municipal Transformadors.

La de los noventa sería una década de inflexión para Tres, en detrimento de la música activa –ya que, como organizador, se vio estrechamente vinculado al circuito electrónico–, pero redundando en las artes visuales y la performance, dos facetas que venía cultivando desde 1981 y que acumulaban ya acciones varias y un montaje dadaísta dedicado a Francis Picabia. Esas directrices desembocaron en la creación en 1998 del festival Muted y del sello Silence Science, donde lanzó “67´ Of  S.I.L.E.N.C.E.” (1999), así como “The Conceptual High Volume Silence” (1999), recopilación de silencios perpetrados por varios DJs (Surgeon, Ian Pooley, Angel Molina, Hell, Beroshima, Charlie Hall, Mr. C, Funk D’Void y DJ Feelgood).

El nuevo siglo lo inició con una serie de “Conciertos para apagar”, consistentes en desconectar gradualmente las máquinas y luces existentes en un espacio o edificio, a fin de alcanzar el nivel máximo de silencio posible. A renglón seguido, Tres dirigió un concierto silencioso de la Banda Municipal de Barcelona, recogido en “Dodecamut”, CD editado por G3G en 2003. Los montajes alrededor del vacío sonoro tocaron a su fin en 2009, durante la presentación del catálogo de sus acciones silenciosas en el Arts Santa Mònica de la Ciudad Condal, donde repicó campanas y disparó balas de fogueo.

Esa simbólica ruptura con el silencio cobró forma en 2012 a través de The Fake Druids, dúo bajo-batería que articuló con el percusionista D. Blake, un primitivo pero orgánico regreso al rock con dos álbumes en su saldo  –los autoeditados “Everything In This Recording Is Strictly Based On The Available Facts” (2012) y “Schlagwerk” (2013)–, cerrando prematuramente un ciclo que, sin duda, guardaba próximos capítulos en su recámara.

JOHN HIATT, Una esperanza lenta

ARTÍCULO (1989)

JOHN HIATT

Una esperanza lenta

Por David S. Mordoh
MOTÖRHEAD, La máquina malvada

ARTÍCULO (1987)

MOTÖRHEAD

La máquina malvada

Por Diego A. Manrique
MADELEINE PEYROUX, La dama canta blues
Por Peter Doggett
BOMBINO, Alma tuareg

ARTÍCULO (2011)

BOMBINO

Alma tuareg

Por Vicenç Batalla
AMY WINEHOUSE, Killing Me Softly

ARTÍCULO (2008)

AMY WINEHOUSE

Killing Me Softly

Por Paul Elliott
WILL JOHNSON + ANÍMIC, Un texano en Montserrat
Por Nando Cruz
JOHN CAGE, El gran inventor

ARTÍCULO (2008)

JOHN CAGE

El gran inventor

Por Roc Jiménez de Cisneros
DEAD KENNEDYS, Punto final

ARTÍCULO (1987)

DEAD KENNEDYS

Punto final

Por Quim Casas
BUDDY HOLLY, Solo para gafosos

ARTÍCULO (1986)

BUDDY HOLLY

Solo para gafosos

Por Diego A. Manrique
LABORDETA, La voz de tierra adentro
Por Jordi Bianciotto
MALANDRÓMEDA, Fight For Your Right (To Party)
Por Fernando Fernández Rego
DEATH GRIPS, Drapetomanía

ARTÍCULO (2012)

DEATH GRIPS

Drapetomanía

Por Ruben Pujol
LEAD BELLY, Rompiendo el grillete
Por Miguel Martínez
BOB DYLAN, La cicatriz ha cambiado de sitio
Por Miguel Martínez
THE ROOTS, El desierto de lo real
Por Luis Lles
FELA KUTI, La biblia del afrobeat
Por Diego A. Manrique
SKRILLEX, Contra el situacionismo
Por Luis Lles
THE STONE ROSES, Un solo dios, un solo amor... y una sola piedra
Por Jorge Albi, Ramón Noguera y Ximo Bonet
MARIO PACHECO, Enamorado de la vida (aunque a veces duele)
Por Carlos Fuentes
ERYKAH BADU, Más allá del fantasma de Billie H.
Por Miquel Botella
BJÖRK, Violentamente infeliz

ARTÍCULO (2015)

BJÖRK

Violentamente infeliz

Por Javier Blánquez
CAN, Generación espontánea

ARTÍCULO (2017)

CAN

Generación espontánea

Por Ricardo Aldarondo
NINA SIMONE, Espíritu libre

ARTÍCULO (2015)

NINA SIMONE

Espíritu libre

Por Salvador Catalán
Arriba