×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
TWEEDY, Asuntos de familia

Jeff y Spencer Tweedy: cosas de familia. Foto: Piper Ferguson

 
 

ENTREVISTA (2015)

TWEEDY Asuntos de familia

De entre la enorme cantidad de canciones de su despensa creativa, Jeff Tweedy escogió una veintena para confeccionar un doble álbum grabado en su propio estudio y en estrecha colaboración con su hijo Spencer. El resultado se tituló “Sukierae” y se perfiló como un emotivo homenaje a Sue Miller Tweedy, la matriarca de la familia, que atravesaba un delicado momento de salud. Eduardo Guillot habló con Jeff Tweedy.

Se nota en los últimos discos de Wilco, así como en el tono jovial de su voz cuando responde al teléfono: Jeff Tweedy ya no es el tipo atormentado de antaño. También ha dejado de afrontar las entrevistas con desgana o a la defensiva. Al contrario: parece un hombre en paz consigo mismo, deseoso de charlar sobre “Sukierae” (dBpm-Anti-[PIAS] Iberia & Latin America, 2014), el disco que ha grabado con su hijo Spencer, de 18 años. “Todo el mundo en Wilco estaba muy ocupado”, recuerda. “En 2013, yo había trabajado en ‘One True Vine’, un disco con Mavis Staples en el que ya participó Spencer, y el proceso de grabación fue muy divertido; básicamente, es lo mismo que hemos hecho ahora: él tocando la batería y yo el resto de instrumentos... Empecé a grabar mis canciones del mismo modo, sin pensar en si serían maquetas para Wilco o irían destinadas a un disco en solitario. Pero formamos un buen equipo y al final decidí que fuera un trabajo compartido”.

“Simplemente, escribo canciones, y soy feliz de que contribuyan a cualquier proyecto que tenga en ese momento. Muchas de este disco podrían ser potencialmente para Wilco”
(Jeff Tweedy)

El carácter íntimo y personal del proyecto adquirió mayor envergadura cuando escogieron el título. “Sukierae es el apodo cariñoso con el que llamamos a mi mujer. Es una manera de rendir homenaje a la madre de Spencer. De alguna manera, ella es el centro de nuestra familia, y este es un disco muy focalizado en la familia, así que nos pareció que era la mejor opción”. Otro motivo subyacente fue el hecho de que durante la grabación conocieran la noticia de que Sue Miller Tweedy padecía un cáncer linfático, circunstancia que influyó directamente en el contenido de canciones como “Summer Noon”, en la que Tweedy rememora cómo conoció a su pareja en el club Lounge Ax (Chicago), donde ella trabajaba. Sin embargo, tardó en tomar una decisión sobre el destino final del material. “Simplemente, escribo canciones, y soy feliz de que contribuyan a cualquier proyecto que tenga en ese momento. Muchas de este disco podrían ser potencialmente para Wilco. Por supuesto, en un tono diferente y con otro tipo de tratamiento y arreglos, pero Spencer y yo simplemente nos hemos limitado a ir escogiendo composiciones del montón que he ido acumulando a lo largo de los años, y ha resultado muy emocionante ir trabajando sobre ese material”.

En “Summer Noon”, Jeff Tweedy rememora cómo conoció a Sue Miller Tweedy, su pareja, en el club Lounge Ax (Chicago), donde ella trabajaba. La canción también está incluida en la banda sonora de “Boyhood”.

Asusta escucharlo hablar de la cantidad de repertorio que guarda en el armario, teniendo en cuenta que “Sukierae” es un disco doble, con veinte canciones, que dura más de setenta minutos. “En realidad, está acortado, porque son dos discos y cada uno dura un poco más de media hora. Pensamos en términos de LP y vinilo, con cinco canciones por cara, y todo encajó muy bien. El plan original era secuenciar el disco como si fuera un álbum de diez canciones, pero, no sé cómo, al final acabamos secuenciando dos. La idea era publicarlos de manera individual, pero no sonarían igual cuando se escucharan por separado, así que decidimos sacarlos juntos como doble LP, porque también sería más divertido para salir de gira, ya que nos proporcionaba más canciones para elegir”.

“Los discos de Wilco son producto de un proceso placentero, lo pasamos muy bien en el estudio. La presión que soporta Wilco es siempre externa. Nunca vamos a poder evitar las comparaciones con nuestros trabajos anteriores”
(Jeff Tweedy)

La decisión es también reflejo del ambiente distendido que ha reinado durante toda la grabación. “Lo hemos pasado estupendamente. Me encanta meterme en el estudio cada día y trabajar en las canciones, es algo con lo que disfruto mucho. Y, obviamente, hay un nivel extra de emoción al tener a Spencer siendo parte de ello, viendo cada día cómo crece como músico y batería”.

Una situación que se antoja bastante diferente a la que implica grabar con Wilco. “Te equivocas”, asegura Tweedy. “Los discos de Wilco son producto de un proceso placentero, lo pasamos muy bien en el estudio. La presión que soporta Wilco es siempre externa. Nunca vamos a poder evitar las comparaciones con nuestros trabajos anteriores. Nunca seremos una banda que la audiencia no haya escuchado antes, así que hay mucha gente esperando cosas muy concretas de nuestros álbumes. Pero todo eso no tiene nada que ver con nosotros. Cuando entramos en el estudio hacemos lo que más nos divierte”.

Sin embargo, ha mantenido a la banda al margen de “Sukierae”. Y, quizá por eso, el disco destila una sencillez que actualmente resulta más dicífil encontrar en un grupo en el que ha ganado protagonismo la presencia del guitarrista Nels Cline, un músico de intachable trayectoria que, sin embargo, ha dividido las opiniones entre los seguidores de Wilco. “Bueno, si estuviera de acuerdo con sus detractores no podría seguir en la banda (risas). ¿Si puedo tolerar y entender a esa gente, que tiene una opinión diferente a la mía? Sí, por supuesto. Y son perfectamente bienvenidos a dejar de escuchar a Wilco si no les causa placer. No era consciente de que hubiera gente a la que no le gustara su aportación a la banda, porque, desde mi perspectiva, lo que Nels hace en directo es fantástico, espectacular, y generalmente muy apreciado por el público”.

 
TWEEDY, Asuntos de familia

“Sukierae es el apodo cariñoso con el que llamamos a mi mujer. Es una manera de rendir homenaje a la madre de Spencer. De alguna manera, ella es el centro de nuestra familia, y este es un disco muy focalizado en la familia”.

 

Quienes sí han participado en el disco han sido Jess Wolfe y Holly Laessig (de los neoyorquinos Lucius), y el ubicuo Scott McCaughey (Young Fresh Fellows, R.E.M.). “Se puede decir que Holly, Jess y Scott son como una extensión de nuestra unidad familiar. Es gente que de buena gana cambiaría su apellido por el de Tweedy para este proyecto, así que tratamos de mantenerlos en el entorno tanto como podemos. Quería unas segundas voces femeninas y, lógicamente, yo no podía hacerlas. También había algunas partes de teclado que probablemente sí hubiera podido tocar, pero me habría costado mucho más tiempo, y era una excusa perfecta para quedar con Scott, que tocó el piano en varias canciones”.

“En Wilco tenemos la filosofía de que cualquier cosa que hagamos por cuenta propia enriquece y tiene una relación con la banda, y eso no es diferente en mi caso; me mantiene enganchado y emocionado y me hace crecer como músico”
(Jeff Tweedy)

Se trata de colaboraciones puntuales que contribuyen a subrayar el aire liviano, casi de celebración, que tiene el álbum. Un pasatiempo con mucho fundamento en el que Tweedy aprovecha para cultivar diferentes estilos. “He usado muchos instrumentos que no toco habitualmente en los discos de Wilco. El estudio del grupo, que es de mi propiedad y es el lugar donde trabajo habitualmente, está lleno de cantidades ridículas de instrumentos, y me parece muy inspirador, así que siempre ando sentado con alguno de ellos entre manos. A veces creo que vivo en el estudio de grabación, pero no soy una rata de estudio, no me veo como tal. No tiendo a trabajar lentamente, sino que me gusta ser rápido; disfruto acumulando ideas y dándoles salida. Cuando pienso en alguien que se pasa la vida en el estudio, siempre me imagino al típico tío que invierte meses en buscar el sonido idóneo de una batería, mezclando obsesivamente efectos de todo tipo”.

Desde su concepción, y pese a las circunstancias personales que rodearon la grabación, “Sukierae” no ha hecho más que dar alegrías a Tweedy. Como la inclusión de la citada “Summer Noon” en la banda sonora de “Boyhood” (Richard Linklater, 2014). “Creo que es una experiencia sensacional a nivel cinematográfico. No diría que sea un filme rompedor en lo que se refiere a la historia, pero creo que no se trata de eso, sino de cómo reflexiona sobre el transcurso del tiempo. Me siento realmente honrado de que les gustara la canción y la incluyeran en la película”. No es la primera vez que su música suena en la gran pantalla: su primer disco solista fue el soundtrack del filme “Chelsea Walls” (Ethan Hawke, 2001). “Sí, es verdad, se publicó a mi nombre, pero fue concebido como una banda sonora, no como un LP en solitario. Desde hace tiempo, en Wilco tenemos la filosofía de que cualquier cosa que hagamos por cuenta propia enriquece y tiene una relación con la banda, y eso no es diferente en mi caso; me mantiene enganchado y emocionado y me hace crecer como músico, lo cual también ayuda a mantener vivo a Wilco, sin caer en la nostalgia y sin miedo a hacer nueva música. Es algo que está en nuestra naturaleza: todo lo que hacemos fuera revierte siempre positivamente cuando volvemos a estar juntos”.

 

Música y negocios

“Sukierae” está publicado por dBpm, el sello creado por Wilco en 2011, lo cual convierte a Tweedy en un músico que, además, es un hombre de negocios. “No diría tanto”, aduce. “Creo que no hay nada malo en tener conocimientos acerca de cómo funciona el negocio y en saber el modo en que gestionas tus operaciones al margen de la parte creativa, pero yo lo dejo en otras manos. Hay gente con la que llevo muchos años trabajando, en la que confío y que sabe de esos temas”. Como su mánager, Tony Mar-gherita, convertido en su mano derecha. “Estamos juntos desde tiempo inmemorial. De hecho, era el encargado de la tienda de discos donde trabajé. Es mi colaborador más longevo, incluyendo a todos los músicos con quienes he tocado. Y fundamos el sello juntos. Imagino que nuestra forma de trabajar no funcionaría con otra gente, pero para nosotros es la mejor, y eso es lo importante”.

Delegando en él los asuntos relacionados con la vertiente económica y empresarial, Tweedy puede dedicarse de manera exclusiva a componer. Y no le falta faena. “Spencer y yo ya estamos trabajando en nuevas canciones. En realidad, para hacer este disco grabamos cuarenta, así que hay mucho material todavía, por lo que diría que en algún momento habrá otro álbum de Tweedy. No paro de escribir canciones. Pero, bueno, no hago daño a nadie, así que no veo razón para dejar de hacerlo. Y también estoy trabajando con Glenn Kotche en un nuevo disco de Wilco. De momento, estamos reuniendo ideas y seguramente empezaremos a grabar a principios de este año. Así que habrá nuevo LP de Wilco en 2015. Además, Spencer y yo hemos terminado un disco de Pops Staples que quedó inacabado a causa de su muerte, en el año 2000. Hemos grabado bajo, batería y algunas guitarras para completarlo y se editará pronto”.

JOANA SERRAT, Sin tu latido

ENTREVISTA (2016)

JOANA SERRAT

Sin tu latido

Por César Luquero
ROBERT FORSTER, Música clásica

ENTREVISTA (2008)

ROBERT FORSTER

Música clásica

Por Kiko Amat
SAM AMIDON, Circa 1840

ENTREVISTA (2011)

SAM AMIDON

Circa 1840

Por Juan Monge
RYUICHI SAKAMOTO, El código del samurái
Por José Manuel Caturla
EZRA FURMAN, Con la nariz ensangrentada
Por Borja Duñó Aixerch
HOLLY HERNDON, Mundo conectado

ENTREVISTA (2015)

HOLLY HERNDON

Mundo conectado

Por Juan Manuel Freire
CHUCHO VALDÉS, Sinfonía afrocubana
Por Barracuda
ELSA DE ALFONSO Y LOS PRESTIGIO, Iconos
Por Marta Salicrú
ALDOUS HARDING, El salto

ENTREVISTA (2017)

ALDOUS HARDING

El salto

Por Víctor Trapero
PATTI SMITH, El compromiso

ENTREVISTA (2004)

PATTI SMITH

El compromiso

Por Ben Edmonds
YUCK, La inconsciencia de la juventud
Por Juan Manuel Freire
VAN DYKE PARKS, ¡Música, maestro!
Por Ferran Llauradó
SUEDE, Reflexiones de duermevela

ENTREVISTA (2016)

SUEDE

Reflexiones de duermevela

Por Marcos Gendre
MARIA DEL MAR BONET, La aventura sin fin
Por Jordi Bianciotto
FERMIN MUGURUZA, A la caza del león asmático
Por Oriol Rodríguez
DJ KRUSH, Beats & scratches

ENTREVISTA (1996)

DJ KRUSH

Beats & scratches

Por Bruno Galindo
BRADIEN, Un idioma propio

ENTREVISTA (2010)

BRADIEN

Un idioma propio

Por Ruben Pujol
BURRUEZO & BOHEMIA CAMERATA, Mística moderna
Por Ramon Súrio
MARIA ARNAL I MARCEL BAGÉS, Compartir la voz
Por Gerard Casau
MAVIS STAPLES, No nos moverán

ENTREVISTA (2008)

MAVIS STAPLES

No nos moverán

Por Miquel Botella
LLOYD COLE, Hombre de familia

ENTREVISTA (2010)

LLOYD COLE

Hombre de familia

Por Jordi Bianciotto
BEACH HOUSE, Tapar el sol con los dedos
Por Juan Monge
BURRITO PANZA, Especialistas secundarios
Por David Morán
Arriba