USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
VERONICA FALLS, Las dulces caídas

La luz de Veronica Falls.

 
 

ENTREVISTA (2013)

VERONICA FALLS Las dulces caídas

Recientemente, murió Patrick Doyle, batería de Veronica Falls (ver aquí). Lo recordamos recuperando este documento: entrevista con Doyle hecha por David Saavedra cuando se publicó “Waiting For Something To Happen”. Fue el segundo álbum del cuarteto londinense, disco que definía lo que entonces parecía inevitable: que se convirtieran en los nuevos niños mimados de esa rama del indie pop a medio camino entre el hype alentado por la blogosfera y las redes sociales y el espíritu nostálgico de los sesenta tal como fue retomado por la escuela C86. O, dicho de otra manera, la respuesta genuinamente británica a bandas britanizadas de Brooklyn como The Pains Of Being Pure At Heart o Vivian Girls.

 

 


“No hacemos pop gótico, aunque hay gente que nos quiere relacionar con ello. El primer largo intentamos que fuese bastante divertido, pero creo que mucha gente no lo captó. En lo que respecta a las letras del segundo, buscábamos que fuesen honestas, con mucha menos imaginería y menos fantasía”
(Patrick Doyle)

Son dos chicas y dos chicos (Roxanne Clifford y James Hoare se alternan a la voz y la guitarra, Marion Herbain se encarga del bajo y Patrick Doyle de la batería), y, además de tan equilibrada y resultona formación, Veronica Falls tiene un nombre polisémico que queda muy bien (¿hay unas cataratas Veronica o es Veronica quien cae o sufre varias caídas?). Sobre una imagen muy currada en portadas, fotos y vídeos, el grupo afincado en Londres continúa con esa búsqueda incesante –culminada con éxito en casos como los de “Found Love In A Graveyard”, “Beachy Head”, “Bad Feeling”, “Veronica Falls”, “Come On Over”, “Teenage” o “My Heart Beats”– de la canción pop perfecta. Su flamante segundo álbum se titula “Waiting For Something To Happen” (Slumberland-Bella Union-Music As Usual, 2013) y parece ilustrar con cierta modestia lo que ya está a punto de suceder con ellos.

En realidad, Veronica Falls se gestó en Glasgow. Allí, Roxanne y Patrick formaban parte de la banda Sexy Kids, mientras que James tocaba con unos tales Your Twenties. Cuenta la leyenda que, al confluir en un concierto de Comet Gain, los tres decidieron crear un nuevo grupo, al que Marion se uniría posteriormente. Como buena leyenda iniciática, también se dice que ella no sabía tocar el bajo, pero aprendió en un mes. Y fue precisamente en Brooklyn donde se captó la atención en torno a ellos, en concreto el sello Captured Tracks, que editaría sus dos primeros singles: “Found Love In A Graveyard” y “Beachy Head” (ambos en 2010). Slumberland en Estados Unidos y Bella Union en Europa serían los encargados de editar su álbum de debut homónimo un año después, un disco que los convertiría en incipientes estrellas del nuevo indie. “Obviamente no sabíamos cómo iba a ser recibido, si a la gente le gustaría o no, y nos sentimos felices”, comenta Patrick Doyle al otro lado del teléfono al tiempo que rememora momentos míticos, como aquel en que tocaron en el parisino Club Silencio de David Lynch: “Fue genial. Nos sentimos muy honrados de estar allí, una sala muy chula que recomiendo. ¡Era como estar dentro de la película ‘Mulholland Drive’!”.

Clip de “Waiting For Something To Happen”, tercer single del segundo álbum, al que dio título. En 2012, “My Heart Beats” y “Teenage” habían avanzado lo que sería “Waiting For Something To Happen” (2013).

Tras ese arranque, el tradicionalmente difícil segundo álbum ha llegado bastante rápido. “Era difícil no sentir un poco de presión, pero igualmente era necesario que no dejásemos que eso afectase a nuestro trabajo”, explica el batería. “Ha sido un disco divertido de hacer y hemos intentado otras cosas, que no fuese lo mismo ni fuese más pop”. La grabación, reconoce, también ha sido más satisfactoria que la del debut, cuya producción inicial a cargo de Guy Fixsen (Laika) no satisfizo a la banda, que volvió a grabarlo todo con Ash Workman a los mandos. Esta vez ha sido Rory Atttwell (Male Bonding, The Vaccines) quien ha acometido la tarea. “Aprendimos mucho de lo sucedido con el primer álbum, ya sabíamos cómo no queríamos grabar. Creo que tomamos la decisión adecuada, ya que Rory entiende bastante bien lo que queremos”.

“Lo que más me gusta de Teenage Fanclub son esas armonías vocales, que es algo que heredaron de Big Star; también el sonido de las guitarras. Y eso mismo sucede con The Pastels, además de tener unas excelentes letras”
(Patrick Doyle)

Doyle reconoce que Veronica Falls se encuentran en un proceso de formación continua (“en cada disco que pasa se nota. Estamos poniendo mucho más de nosotros en cada instrumento”), y su evolución también se advierte en la consecución de un sonido menos ensuciado y lo-fi, más cercano a los sesenta que a los ochenta y con un especial protagonismo de las armonías vocales. “Definitivamente –asiente–, hemos invertido mucho tiempo en perfeccionar ese aspecto, que es algo que disfrutamos bastante. Probamos muchas cosas, como doblar las voces en las partes que queríamos que sonasen más poderosas, pero es otra característica más de la banda, no la principal”.

Lo que también han atemperado es la vena seudosiniestra que se advertía en el primer álbum y que ahora solo aflora en temas como “Buried Alive”. “De hecho –confirma nuestro interlocutor–, esa es la canción más antigua de este disco. Ya la teníamos en la época del primer álbum, pero se quedó ahí merodeando. No hacemos pop gótico, aunque hay gente que nos quiere relacionar con ello. El primer largo intentamos que fuese bastante divertido, pero creo que mucha gente no lo captó. En lo que respecta a las letras del segundo, buscábamos que fuesen honestas, con mucha menos imaginería y menos fantasía”. La nueva inocencia de “Waiting For Something To Happen” se advierte en temas como “Teenage” o “Everybody’s Changing”, que reflejan un proceso de crecimiento que no deja de ser forzadamente posadolescente, teniendo en cuenta que sus edades oscilan entre los 27 y los 29 años. Eso me lleva a buscar un paralelismo con algunas de las bandas que reconocen como sus favoritas (The Pastels, Teenage Fanclub, Comet Gain) y que, pese a haber sobrepasado la mediana edad, siguen recreando obsesiones juveniles. Él se permite dudarlo. “¿Tú crees? Yo no estoy tan seguro. Lo que sí supongo que es una cosa común en esos grupos es que son bastante románticos, y eso es algo que reconozco que compartimos. Lo que más me gusta de Teenage Fanclub son esas armonías vocales, que es algo que heredaron de Big Star; también el sonido de las guitarras. Y eso mismo sucede con The Pastels, además de tener unas excelentes letras”, concluye.

EINSTÜRZENDE NEUBAUTEN, La voz clama contra la nueva Alemania
Por Jesús Rodríguez Lenin
NOURA MINT SEYMALI, La heredera

ENTREVISTA (2017)

NOURA MINT SEYMALI

La heredera

Por Carlos Fuentes
LUMP, Surrealista aquelarre folk

ENTREVISTA (2018)

LUMP

Surrealista aquelarre folk

Por Beatriz G. Aranda
ASHLEY KAHN, Salvado por el jazz

ENTREVISTA (2006)

ASHLEY KAHN

Salvado por el jazz

Por Roger Roca
KOKOSHCA, Sentimiento de pertenencia
Por David Saavedra
GABINETE CALIGARI, El diseño de la soledad
Por Diego A. Manrique
CHARLES BRADLEY, Si yo fuera “soulman”
Por Nando Cruz
THOMAS KÖNER, Borroso

ENTREVISTA (2012)

THOMAS KÖNER

Borroso

Por Llorenç Roviras
BENJAMIN CLEMENTINE, Buena historia, buen músico
Por Juan Manuel Freire
BOB STANLEY, Saint Etienne

ENTREVISTA (2008)

BOB STANLEY

Saint Etienne

Por Víctor Lenore
BABY DEE, Gran circo

ENTREVISTA (2007)

BABY DEE

Gran circo

Por Víctor Lenore
NACHO CASADO, El cambio tranquilo

ENTREVISTA (2018)

NACHO CASADO

El cambio tranquilo

Por Rubén Izquierdo
GEKO JONES, Fiesta global

ENTREVISTA (2014)

GEKO JONES

Fiesta global

Por Víctor Lenore
MORENTE & LAGARTIJA NICK, El regreso de “Omega”
Por Guillermo Z. del Águila
MAD PROFESSOR, The Spanish Dub Invasion
Por Dr. Decker
SPOON, Sexy madurez

ENTREVISTA (2017)

SPOON

Sexy madurez

Por Víctor Trapero
EL LEBRIJANO, Bajarse al moro

ENTREVISTA (1998)

EL LEBRIJANO

Bajarse al moro

Por Ramon Súrio
FRIDA HYVÖNEN, La ciencia de la artista
Por Ferran Llauradó
LIFT TO EXPERIENCE, Próxima parada, el paraíso
Por Juan Manuel Freire
RICKIE LEE JONES, Y el espíritu se hizo verbo
Por Ramón Fernández Escobar
SUNN O))), El ministerio del drone
Por Ruben Pujol
PSYCHIC TV/PTV3, Tesis, antítesis
Por José Manuel Caturla
PAOLO CONTE, Suspiros mediterráneos
Por Luis Lapuente
Arriba