USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
ZA!, Ponencias australianas

(Dr. Papa Du)Pau Rodríguez y (Dr. Spazzfrica) Edi Pou: primeros minutos en Australia.

Foto: Pau Rodríguez

 
 

EN LA CARRETERA (2015)

ZA! Ponencias australianas

Por Za!

Lean esta joya del catálogo Za!, quienes se pasearon por las antípodas sembrando el pánico entre el 18 y el 26 de enero de 2015. Por primera vez, actuaron en Australia en una gira que pasó por eventos como el MONA FOMA de Tasmania y el Sydney Festival, acompañados por la banda japonesa Shonen Knife. Este fue su descacharrante diario de ruta, que escribieron Dr. Papa DuPau & Dr. Spazzfrica, los mismísimos Za! (on acid), en exclusiva para Rockdelux. Ríanse con ellos (no de ellos).

Serrabinalendi... Serrabinalendi... ¡¡SERRABINALENDI!! Esa palabra retumbaba en las cabezas de Za! como el martillo de Thor (Thor el dios, no el de los Swans). Habíamos sido contratados como ponentes por el Dr. Curtis, del laboratorio Valve Records (léase anexo), para comprobar que la fórmula de Serrabinalendi se cumplía también en el otro lado del mundo: Australyah.

“Llegamos a nuestra primera parada: el MONA FOMA en Hobart, Tasmania. Un simposio comisionado por Brian Ritchie, bajista de los Violent Femmes (y posible miembro de las Pasas de California)”

¿Y qué es Serrabinalendi?, os preguntaréis. Serrabinalendi es la triple medida de todas las cosas, es el nuevo número áureo, una teoría ontológica que ordena el todo en torno a tres categorías: Serrat, Sabina y Melendi. Pensad en un cartabón. Por ejemplo:

– El grunge: Serrat es a Pearl Jam como Sabina es a Nirvana, como Melendi es a Silverchair.

– La Commonwealth: Serrat es a Inglaterra como Sabina es a Estados Unidos, como Melendi es a Australyah... Los ejemplos son infinitos.

Ya en nuestro viaje hacia las antípodas comprobamos que la fórmula se cumple. En el aeropuerto de Singapur hay una tríada social, un cartabón serrabinaléndico clasista: los blancos ricos se bañan en una piscina dentro de la terminal, los ciudadanos de Singapur regentan tiendas de lujo y los inmigrantes venidos de la China rural se dedican a la limpieza de los lavabos.

Tras la odisea aérea, treinta y ocho horas en total, llegamos a nuestra primera parada: el MONA FOMA en Hobart, Tasmania. Un simposio comisionado por Brian Ritchie, bajista de los Violent Femmes (y posible miembro de las Pasas de California). En el simposio hubo ponencias muy interesantes e inspiradoras, como un pinball fabricado por Senyawa con piezas de gamelán, la conferencia-dub de Omar Souleyman o el concierto/research de los Swans (el otro Thor).

 
ZA!, Ponencias australianas

En la furgoneta.

Foto: Pau Rodríguez

 

Nuestra primera ponencia fue en The Odeon, un teatro con ambiente de fin de año/burlesque en el que se celebraba el 38º aniversario de la emisión del “Voyager Golden Record” (disco recopilatorio editado por la NASA Records que se envió al espacio con la Voyager en 1977 para mostrar a los extraterrestres el “The Best Of La Tierra & La Humanidad”). Todos los conciertos/charlas de la noche fueron retransmitidos por vía digital y por radiofrecuencia al espacio exterior desde Cabo Cañaveral (no es broma). Aún estamos esperando que se manifiesten los extraterrestres. Esa noche también fue un placer contrastar reflexiones e hipótesis con Filastine, Justice Yeldham y su esposa. La mañana siguiente hicimos un concierto/smooth session en el jardín del museo de arte contemporáneo MONA, un cruce entre la fábrica de Willy Wonka y el museo de arte contemporáneo que harían Faemino y Cansado si fueran multimillonarios. Queda para revisión la vuelta a casa con el yate mimetizado del museo.

“Lo mejor fue descubrir que los australianos son gente muy abierta y hospitalaria. Lo peor fue constatar las atrocidades que habían cometido sus antepasados. La historia del genocidio aborigen es dramática, y los colonos han tardado casi dos siglos en pedir perdón de forma oficial”

Toda esta convención científica estaba organizada sin ayudas públicas por David Walsh, una suma de Robin Hood + Los Pelayos + Kurt Vonnegut. Este matemático se hizo de oro arruinando casinos con sus fórmulas algebraicas y, a cambio, se le ocurrió hacer un museo de arte contemporáneo en Tasmania. Lo mejor fue descubrir que los australianos son gente muy abierta y hospitalaria. Lo peor fue constatar las atrocidades que habían cometido sus antepasados: en Tasmania, los convictos británicos se unieron a sus vigilantes (también británicos) para formar la Black Line, una fila de hombres armados que avanzaron por la isla eliminando a todo aquel que no fuera británico. La historia del genocidio aborigen es dramática, y los colonos han tardado casi dos siglos en pedir perdón de forma oficial.

En Tasmania conocimos a nuestro equipo de expedición: el Dr. Curtis, research chief manager; Greg “I’m not”, técnico de sonido y teclista ocasional de NOFX; y Shonen Knife, un veterano colectivo femenino de analistas del punk-rock, autoras de la tesis titulada “Apropiacionismo oriental de la teoría de los Ramones” (Osaka, 1981). Con ellos, viajamos a la siguiente parada: Perth, que luce una estatua de homenaje a Bon Scott de AC/DC.

La distancia entre Perth y Tasmania es la misma que entre Terrassa y Moscú, por lo que fuimos en avión sobrevolando tres zonas horarias. Serrabinalendi también se encontraba en el Perth Arena, el Palau Sant Jordi de Perth. Triángulo mágico en el programa de actuaciones: en un mismo cartel Nickelback, Dalai Lama y los Harlem Globetrotters. En cuanto a las ponencias musicales de Perth que nos ocupan, el lugar: Astor Lounge. Primera charla: The Community Chest, colectivo de pop local, nos prestaron su equipo, cigarrillos y buen mojo. Segunda charla: nosotros con la ponencia “Calentismo vs Pansequismo”; y finalmente fue el turno de Shonen Knife, que basaron su gran conferencia en torno a dos tesis: la descontextualización del punk y el choque de civilizaciones.

 
  • Las Shonen Knife zalameras.

  • Taller en Melbourne.

  • The Jive, Adelaide.

Fotos: Edi Pou

 

El plan del Dr. Curtis marcaba el siguiente destino: The Jive, en Adelaide. Dos datos: es la ciudad con más iglesias del país, y también es la ciudad con más apuñalamientos. Ahí se repitió la tríada serrabinaléndica: un grupo local, Glass Skies, nos prestó su instrumental y abrió la noche; luego nosotros; luego Shonen. La sala de actos también se llenó en este congreso. Los Glass Skies resultaron ser PhD en Stoner, Post-Doc en Damo Suzuki y contar entre sus filas con el doble australiano de Chris Cornell. Intercambio de conocimientos y viaje experimental al callejón de al lado de la sala para analizar el estado de la herboristería en Australyah. Con ellos verificamos el Marco Teórico del Mundo Estrella: en todas partes puedes encontrar a gente que está intentando hacer cosas de la misma forma que tú, con los mismos problemas, los mismos principios; y Damo Suzuki ha tocado con todos ellos.

Brisbane era nuestra siguiente parada, y durante nuestras veinticuatro horas allí la lluvia no cesó e incluso inundó gran parte de la casa del Dr. Curtis. Ahí nuestra ponencia tuvo lugar en la mítica The Zoo, compartiendo mesa con Ben Ely (catedrático austral, profesor titular en Regurgitator) y Turnpike, que celebraban sus veinte años tocando juntos. Como dirían en Canarias, empatamos. Hubo debate económico-social y sus premisas fueron que los australianos son perezosos a nivel de activismo, porque hay poco de lo que quejarse (si eres blanco y con permiso de residencia).

“En todas partes puedes encontrar a gente que está intentando hacer cosas de la misma forma que tú, con los mismos problemas, los mismos principios; y Damo Suzuki ha tocado con todos ellos”

La siguiente parada fue el Sydney Festival. Ya el viaje en taxi, empatando con el taxista bengalí y su soundsystem, era un buen presagio. Sídney, la ciudad más bonita hasta el momento. Rápida parada de rigor frente al Sydney Opera House (25.07”) y fuimos a tocar en una pintoresca construcción de madera situada en Hyde Park. La charla de esa tarde trataba de la fusión nuclear: estamos hablando de millones de grados Celsius, estamos hablando de Calentismo elevado a Calentismo. Por ese motivo, el Dr. Papa DuPau padeció una hipoglucemia que se pudo subsanar in situ con un zumo multifrutaico.

A la mañana siguiente, volamos a Melbourne, última parada. El primer concierto/ponencia en la ciudad fue en la sala Ding Dong, en Chinatown. Las entradas para el evento estaban agotadas. Los problemas de horarios con la sala y la falta de sueño provocaron un cambio en nuestra presentación: decidimos ofrecer media hora de lo que se conoce científicamente como cañita brava. Tesis Cero desarrollo=Cero pajareo. Posteriormente, investigadores locales nos enseñaron nuevos diseños de combustión cannábica con compuestos basados en el gluten.

Dormimos bien y a la mañana siguiente realizamos un taller de impro conducida con músicos de Sudamérica, Nueva Zelanda, India y Australyah. Fue una gran experiencia constatar que el lenguaje de improvisación es universal y funciona en cualquier parte de PachaMadreTierra. Comimos con los asistentes y quedamos para el concierto de aquella noche en The Espy, nuestra última actuación. Allí se sumaron los siguientes factores: Día nacional de Australia (o Invasion Day, conmemoración de la llegada del primer barco de convictos británicos a la isla) + PGM (Peleas de Garrulos Musculados) + siete bandas + Entrada Gratuita + Recinto Abarrotado. Resultado: repetir el set cañita brava. Acabamos con las Shonen Knife, Dr. Curtis y Greg “I’m not” haciéndonos unos cuantos serufis (selfies en japanglish). Luego regresamos al hotel para prepararnos para las treinta y ocho horas de regreso. Treinta y ocho horas meditando alrededor de un dato científico de última hora que alteraba todo lo analizado: los koalas tienen los testículos encima del pene, no debajo. Posteriores investigaciones deberían continuar esta línea de trabajo, así que quedamos con Dr. Curtis en que regresaríamos al año siguiente.

 

Hecho, es simple

Nuestra gira por Australia fue posible gracias al Dr. Paul Curtis, titular de Valve Records. El Dr. Curtis lleva treinta años organizando actividades culturales: vive permanentemente de gira; durante el día te lleva, durante la noche escribe mails. Algún día le vimos dormir. Decidió editar nuestro disco en Australyah tras escucharlo por internet. Luego pasó un día por Barcelona y le invitamos a un arròs de peix. Luego ya nos vimos en Tasmania. En el primer concierto, lo único que nos ponía nerviosos era que no le gustásemos al Dr. Curtis, después de todas las molestias que se había tomado.

Ha sido la primera gira larga en que “nos llevan”. Estamos acostumbrados a ir siempre los dos solos, con nuestros pasatiempos (como el Scattergories de categorías inventadas, o nuestro amigo imaginario Jordi, que vive en la funda de la guitarra) y nuestro GoogleMaps.

El Dr. Curtis nos contó que quiso fichar a 7 Notas 7 Colores para su sello australiano, pero Mucho Muchacho le dijo que no, que estaba negociando un contrato con el sello de Madonna (tampoco es broma). Quién sabe, si MuchoMu hubiese dicho que sí, quizá la letra de “Tenemos droga” sería así: “Sudo de Madrid, sudo de Barcelona, estoy en T-A-S-M-A-N-I-A, perdona?”.

FURGUSON / ALIMENT, Una gira para dos

EN LA CARRETERA (2011)

FURGUSON / ALIMENT

Una gira para dos

Por Edu Vila y Pol Huedo
THE SUICIDE OF WESTERN CULTURE, Para protegerte a ti, a tu familia y a tu comunidad
Por The Suicide Of Western Culture
SANJOSEX, En el festival del desierto

EN LA CARRETERA (2011)

SANJOSEX

En el festival del desierto

Por Carles Sanjosé
ARIES, De ruta por Europa con Calvin Johnson
Por Isabel Fernández Reviriego
LITORAL, Perder el norte

EN LA CARRETERA (2011)

LITORAL

Perder el norte

Por Pau Roca
BURRUEZO, El loco errante (de países, de músicas, de estilos...)
Por Pedro Burruezo
REMATE, A 1.250 millas de Omaha

EN LA CARRETERA (2013)

REMATE

A 1.250 millas de Omaha

Por Remate
EXTRAPERLO, Viaje relámpago a Londres

EN LA CARRETERA (2013)

EXTRAPERLO

Viaje relámpago a Londres

Por Borja Rosal
PUMUKY, La “mala buena suerte” en México
Por Jaír Ramírez
EL COLUMPIO ASESINO, Terremoto en México

EN LA CARRETERA (2012)

EL COLUMPIO ASESINO

Terremoto en México

Por Albaro Arizaleta
HIDROGENESSE, De costa a costa

EN LA CARRETERA (2009)

HIDROGENESSE

De costa a costa

Por Hidrogenesse
BETUNIZER, En compañía de Daniel Johnston
Por Marcos Junquera
TACHENKO, Con Micah P. Hinson, un “maldito” que no lo es tanto
Por Sebas Puente
HANS LAGUNA, Un indie en la India

EN LA CARRETERA (2015)

HANS LAGUNA

Un indie en la India

Por Hans Laguna
DUOT, Compartiendo experiencias

EN LA CARRETERA (2013)

DUOT

Compartiendo experiencias

Por Duot
I AM DIVE, Entre los hipsters texanos y los hippies de Chicago
Por Esteban Ruiz
BEACH BEACH, Sobrevivir con ceviche y pisco
Por Tomeu Mulet
ROBERT FORSTER, Lluvia de primavera

EN LA CARRETERA (2013)

ROBERT FORSTER

Lluvia de primavera

Por Adrián de Alfonso
DEPEDRO, Pedacitos de vértigo

EN LA CARRETERA (2011)

DEPEDRO

Pedacitos de vértigo

Por Jairo Zavala
THE BLACK BAGS, Con Daniel Johnston en Nimes
Por Xavi Caparrós
MANEL, Tres conciertos, dos universidades y un quiste sacro
Por Guillem Gisbert
CUCHILLO, Diario de una gira por Estados Unidos
Por Cuchillo
MAZONI, Zumo de canción

EN LA CARRETERA (2015)

MAZONI

Zumo de canción

Por Jaume Pla
Arriba